Archivo de la etiqueta: normativa

Resp. 691 – ¿Con quien casarse?

Angelica nos consulta:

Siendo parte de una comunidad no muy grande en México, como lo es la noajida, ¿cuales son las opciones para casarse para un noajida?
Angélica Jiménez 43 años Lic. en la Enseñanza de Inglés Veracruz Mex

Seguir leyendo Resp. 691 – ¿Con quien casarse?

No somos una rama del judaísmo ni una secta moderna

El noajísmo y el judaísmo son dos caminos entrelazados con puntos de contacto, esos puntos en común son los siete mandamientos noájicos dados originalmente a Adam/Adán y a Noaj/Noé (a la especie humana en extensión), adicionalmente los judíos observan 606 mandamientos más los que fueron fundidos a los 7 en Sinaí con el concebimiento del pacto mosaico. Los judíos son también “bnei noaj” en el sentido de que descienden de Noaj/Noé, pero en el sentido técnico contemporáneo los judíos no son “noájidas” porque tienen un pacto de santidad particular con el Eterno Noajísmo (denominación moderna de un estilo de vida antiguo, seguido por los patriarcas hebreos) son los deberes monoteístas (monoteísmo en su forma prístina absoluta y en nada similar al islam mono-idólatra ni mucho menos al cristianismo trinitario) que en su forma básica implica observar los siete mandamientos noájicos devotamente bajo la normativa explicada y desarrollada por los sabios judíos. Existe un principio simbiótico entre el judío y el noájida, en dónde el primero (*el que vive su judaísmo a pleno), bajo su denominación tanájica/bíblica de “Luz de las naciones” es la guía, el maestro oportuno y pertinente para que el noájida enrumbe su camino espiritual, pero eso no implica que el noájida sea como un niño espiritual de pecho, sino que su proceso evolutivo espiritual, es un trabajo que requiere esfuerzos conscientes e inconscientes de si mismo. Noajísmo con su implicancia moderna no es sólo cumplir esos deberes básicos sino también regirse bajo el principio de la construcción de shalom (plenitud, estabilidad, armonía, paz verdadera y no falaz hueca), en cierto sentido esto amerita seguir el sentido positivo de los mandamientos que son esencialmente negativos (6 negativos y uno positivo). Negativo se refiere a no hacer o restringirse de algo, positivo implica hacer, movilizar esfuerzos conscientes e inconscientes por una tarea. Bajo la explicación anterior, se puede hablar del noajísmo en un sentido de movimiento por ser el modo de vida (desconocida por la mayoría de la humanidad) al que adhieren cierto grupo de gente contemporánea. Pero cabe deslindar que el 99% son noájidas, porque la identidad trasciende la limitación del desconocimiento y el ser noájida es primariamente biológico (aunque también espiritual/integral)-la misma palabra noájida indica universalidad: “descendiente de Noaj/Noé” es decir se remonta al ancestro común de la humanidad (noájida = a humano, aunque esta lectura suene controversial), pero apenas quizás un 0.001% de la humanidad son noájidas viviendo su noajísmo. Hasta aquí la explicación de que no somos una rama de los judíos y su judaísmo, ni una secta moderna, sino un movimiento, pero lo último a explicar al respecto es que este movimiento no es religioso, la palabra religión es inexistente en el glosario del noajísmo, es más la esencia religiosa en la antítesis de la esencia del noajísmo, y uno de los dictamines de los sabios, es que al noájida le esta prohibido implicarse, crear, innovar o promover una religión (aunque este basado en los siete mandamientos).

César Oncoy Bustamante

Para que haya Shalom

En la Torá, el Eterno establece para los hijos de Aarón (el sacrdote del Eterno) lo siguiente:

Así bendeciréis a los Hijos de Israel.
Decidles:
‘El Eterno te bendiga y te guarde.
El Eterno haga resplandecer Su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia.
El Eterno levante hacia ti Su rostro, y ponga en ti shalom.’
‘Así invocarán Mi nombre sobre los Hijos de Israel, y Yo los bendeciré.’

(Bemidbar / Números 6:23-27)

Siglos más adelante, el salmista declaró al ser inspirado por Dios:

El Eterno dará fortaleza a Su pueblo;
 el Eterno bendecirá a Su pueblo con shalom.

(Tehilim / Salmos 29:11)

Por su parte, en la Tradición de Israel, emanada directamente de Dios y trasmitida fielmente a través de las generaciones de Sabios judíos, se nos enseña que:

Ninguna bendición tiene valor, a no ser
que haya shalom

(Bemidbar Raba 11:7)

Veamos rápidamente algunos pequeños puntos, de un tema que es complejo y extenso.

Dios da como bendición a los judíos, a Su pueblo, misericordia y fortaleza,
¿por qué?

Porque la misericordia que no es limitada por la fortaleza, termina siendo injusticia y extravío; porque la fortaleza que no está basada en la misericordia, no es más que un ejercicio sadista de la agresividad.

Cuando la persona logra armonizar ambas  cualidades fundamentales: el apego a las normas, la saludable rigidez de los marcos establecidos, con la efusiva bondad desinteresada, la acción solidaria para con el prójimo, el resultado es que emane shalom, que no solamente significa paz, sino también integridad, plenitud.

En nuestro actual mundo, tan falto de orientación como de bases y trascendencia, suelen radicalizarse las personas en dos grupos,y ambos suelen embanderarse como los únicos adalides de la paz:

  1. El de los agresivos compulsivos, buscadores insaciables del éxito, hambrientos de aplauso, sedientos de dominar, rígidos en su fanática necesidad de avasallar al prójimo para no sentir su propia angustia existencial.
    Un ejemplo es: “así ha dicho el rey de Asiria:
    ‘Haced la paz conmigo y rendíos a mí. Y comerá cada uno de su vid y de su higuera, y beberá cada uno de las aguas de su pozo hasta que yo venga y os lleve
    [como esclavos]…”
    (2 Melajim / II Reyes 18:31,32) y

  2. El de los seudo-pacifistas, que parecieran dormitar sus vidas en un continuo anodino plagado de indiferencia, pleno de ausencias, carente de compromisos, portavoces de causas perdidas, rígidos en su fanática necesidad de anestesiar sus desdichas para no contemplar su angustia existencial.
    En palabras del profeta: “curan con superficialidad el quebranto de mi pueblo, diciendo: ‘Paz, paz.’ ¡Pero no hay paz!
    (Irmiá / Jeremías 6:14).

Ni el uno ni el otro son los grupos que se apoyan en la Torá, ni son los que fomentan el shalom.
El primero realmente produce el silencio mortuorio del totalitarismo, o del
terror que atenaza los corazones y ciega las mentes, por lo cual pareciera
como si hubiera paz… una paz tan tensa que se teme que se quiebre de un
momento a otro.
El segundo, al aletargar la conciencia, e intentar borrar las diferencias
con falsas identidades y promesas, produce algo que parece paz… que en
verdad es el silencio de los espacios huecos, insípidos y mortalmente
dormidos.

Los que desean estar bajo las alas de la divinidad,saben que el camino no es la violencia, ni lo es el falso pacifismo, el camino al shalom se encuentra solamente en la misericordia restringida por la fortaleza, que dicho en otras palabras es guemilut jasadim -obras de caridad genuina-
limitadas por la halajá -normativa legal del judaísmo y noajismo-.

Así se llega al shalom, y así es como se hacen realidad todas las bendiciones.
¿Tú, que puedes y debes ser un constructor de Shalom, que has aprendido de esta lección?

Me presento 2

De esta forma, cuando en la iglesia comenzaron a ver mi alejamiento de sus actividades (pues antes era propositivo y dispuesto), comenzaron a manejar que el estudio de Física, me había afectado, y comenzaban a narrar de supuestos casos en que algunos estudiantes de física se trastornaban, todo ello a mis familiares, pero a mí jamás se atrevieron a decirme nada. El pastor que es muy listo (en su intento por atraerme),  me envió una fotografía al propósito en blanco y negro, de mis épocas de actividad misionera (supongo que con lo bien que me conocía quiso atraerme por mi profundo aprecio por lo antiguo y esa añoranza al pasado que siempre me caracteriza), Pero el jamás se atrevió a hablarme, en esa época no les había comunicado a mis padres que yo ya no creía en Ieshu.  

 

Caí en una crisis de agnosticismo,  esa crisis fue muy fuerte, mi mundo entero era un satélite de la fe en Ieshu, todo cuanto planeaba y hacía era en torno a él, cuando este desapareció quede sin futuro, todas mis metas estaban sustentadas en mi fe, todo se desmorono para mí junto con él (al menos esto era lo que apreciaba). Ya no quería creer en nada y nada me satisfacía, ni aún la ciencia, pues parte de creer en un orden pre existente, alcanzable o por lo menos imaginable, yo ya no quería creer, para mí esa palabra era causa de espanto. Pero me encontraba ante mi, y ante mi se manifestaba una realidad incuestionable que me rodeaba, esta crisis aunada a unos cambios en la forma de trabajo en la facultad me llevaron a reprobar el penúltimo semestre de la carrera por faltas, pues me había ido a trabajar con mis hermanos de albañil, pues los cimientos de mis metas se habían hundido.

 Poco a poco acepté el creer en la exigencia del Eterno. Lo que hice consecutivamente, fue querer convertirme al judaísmo y practicarlo, así que por medio de Internet me enteré de una comunidad judía en México DF, la que tiene en la red su página, pero al enviarles un email al rabino de dicha comunidad no recibí contestación. Después me encontré con la página de serjudio.com y comencé a leer y me encontré con que existía un camino para el no judío, pero aunque lo acepté como tal, en mi interior mantenía la ilusión de una conversión formal al judaísmo, pues consideré en un principio, que es de menor valor ser noájida que judío. Poco tiempo después conocí a un judío reformista quien era presentado como rabino el me expresaba que, o se era cristiano o se era judío, que no habian puntos medios, incitándome a la conversión, pero de forma diplomática le exprese que si me convertía al judaísmo lo haría según la normativa ortodoxa.

 

Por esas fechas retomé el semestre inconcluso, con la meta de terminar la carrera.

Al terminar los estudios, encontré inmediatamente un modesto empleo, dando clases de Física y Matemáticas en una escuela de secundaria y bachiller privadas. Pero al terminar el semestre, mi padre se enfermó de súbito, fue internado, y le diagnosticaron cáncer de estomago con un avance de entre  tres y cuatro años. Siendo el único de los hijos de mis padres, que aún vive en la casa paterna, tome la responsabilidad de estar con él en el tratamiento. Inmediatamente en la iglesia donde se reúne mi familia vaticinaron la eminente muerte de mi padre, según ellos no se debía permitir el tratamiento de quimioterapias, por que moriría, en breve.

 

Esto provocó que entre la familia hubiese discusiones, mi hermana Martha quien es Lic. En Contaduría (había dejado de asistir a dicha iglesia para casarse con un joven católico según ese rito, por lo que es mal vista dentro de la congregación evangélica) ella y un servidor apoyamos el tratamiento, pero un bloque de la familia (Juana, Raquel, Eva, Pedro) no lo aceptaban, ante la indiferencia de (David y Alvino) y la neutralidad de Ascensión, este último apoyaba la decisión que tomara mi padre.

 

 Se le expuso moderadamente el asunto a mi padre con la intención de que su animo no decayera, el con optimismo dijo que si estaba dispuesto a recibir el tratamiento. Pero el otro bando basados en los vaticinios de sus seudo profetas, se acercaban continuamente insistiéndole en que no tomara el tratamiento y que mejor se pusiera a cuantas con Ieshu, encabezados por Juana, quien discutiendo con Martha nos hizo responsables de la vida de mi papá. Fue por esas fechas que se le detectó un pólipo en la vesícula biliar a Juana (previamente un tumor que se desvaneció en uno de sus senos, ellos afirmaban que era un milagro de Ieshu).

 La primera cita en el Puerto de Veracruz fue para finales de Octubre, Raquel según afirmaba sentía de parte de dios que mi padre moriría en ese viaje, literalmente decía que sentía que: “jamás lo volvería a ver”, y el resto suponía un deterioro grave de la salud de mi padre, pero los médicos, no aprobaron dar diagnostico y tratamiento asta realizar nuevos estudios. Al ratificar el diagnostico de Xalapa, de cáncer gástrico con metástasis al hígado, asta  el mes de diciembre comenzó la primer quimioterapia.

 

Precisamente en noviembre, el día 27 mi hermana Juana fue sometida ala operación de vías biliares, de ella los seguidores de Ieshu habían vaticinado que la operación sería un éxito y que incluso si no se la hacían ella sanaría de forma milagrosa.

 

La operación fue un desastre, el medico, decidió someterla a otras dos, en el mes de diciembre y debido a una sepsis, en cuando el primer medico se jubilo de súbito, otro la intervino para hacerle un lavado dejando la cirugía abierta, desde la boca del estomago asta cerca de 5 cm por debajo y a un lado de la cicatriz umbilical (unos 20cm en total). Consultamos a otro medico el que nos urgió a exigir se le trasladara a el Puerto de Veracruz o al DF para un mejor tratamiento (alimentación parenteral), de lo contrario moriría irremisiblemente.

 

Después de solicitar e incluso exigir, el director asustado (pues sabía del caso de negligencia cometido) gestiono el traslado a Veracruz, pocos tuvieron la disposición de acompañar a Juanita asta allá, mi hermana Martha apoyo solventando los gastos (debo aclarar que estos eventos ocurrieron en una Institución de Seguridad Social pública, pero ello no evitó grandes costos) y Ascensión y un servidor estuvimos con ella cuidándola uno de día y otro de noche, apoyados en el día por algún miembro mujer de la familia.  El desenlace fue el día 9 de febrero del presente murió de un choque hipovolemico (esto fue muy doloroso pues a pesar de las diferencias, teníamos buenas relaciones familiares, ver morir a aguien es algo muy fuerte). Y los vaticinios positivos dados sobre ella no se manifestaron.

 

Por otra parte mi padre a quien acompañaba también al tratamiento, subió 6 kg su peso, y no mostraba ninguna reacción adversa al tratamiento, asta después del deceso de mi hermana (su favorita) y los nuevos estudios revelaron un incremento del cáncer, manifestándolo como reflectivo al tratamiento. Pero después de un año esta vivo.  Las conclusiones que se sacan de estos desastrosos eventos son directas.

 

En mi familia, siguen considerándose cristianos pese a que han visto, la falsedad evidente de sus “profecías” buscan excusas para justifica los vaticinios incumplidos, con astucia férrea y se los creen (por ejemplo habian afirmado que: “dios la levantaría sana que esa situación era un engaño del diablo”, hoy dicen que “levantar” se refería a que moriría, entre otros disparates) yo en esto tengo una herramienta excelente para confrontarlos, ¿Pero no es este el estilo de los misioneros?, debe de ser con nuestro diario vivir, con lo que uno muestre equilibrio en su vida, con esto se debe hablar.

 

Hace poco se me acercó mi sobrina (hija de Juana y próxima a bautizarse con 27 años de edad) mientras leía un artículo de fulvida.com y al notar lo que leía me dijo: “todavía sigues con eso”, yo le dije: esto no es una moda, es mi vida, después de un rato afirmo, “ese se va a ir al infierno” refiriéndose al autor del texto, yo le sonreí diciéndole que yo también (ella sabe que yo no creo en los infiernos de los evangelios).

 

Hoy día estoy retomando mis trabajos de la tesis para la obtención del grado de licenciado en Física.

 

Esencia y mandamientos

Como muchas veces anteriores, un noájida pretendía bucear en Torá, apropiarse de los mandamientos que el Eterno ordenó a Israel, con la sempiterna excusa de tener la sensación de que siete mandamientos son poca cosa. Como si el noájida se quedara en el jardín de infantes mientras que los que cumplen los mandamientos de la Torá están a nivel universitario.
Y, por supuesto, a esta queja amarga se sumaba el ya conocido estribillo de “los malos judíos que no permiten que la Torá sea para todos por igual”.

La respuesta a este planteo repetido también fue reiterativa.
No son los judíos los que determinaron que fueran siete los mandamientos fundamentales y que estos fueran patrimonio espiritual de los gentiles.
Como tampoco fueron los judíos los que vetaron el estudio irrestricto de Torá para los gentiles.
Fue el Eterno.
Él y nadie más.
Por tanto, no es una cuestión de discriminación, sino de adecuación al patrimonio y legado espiritual que el Eterno dispuso para cada cual.

No hay que dejarse llevar por fatuos sentimientos de minusvalía, sino que la persona debe adherirse fuertemente al Padre Celestial por medio de la conducta de lealtad hacia Él. Y esto se logra cumpliendo con los mandamientos que Él ha dado para cada cual, de acuerdo a su propia esencia espiritual.

Ya que tanto quiere profundizar en Torá, ya que tanto demanda mayor carga en mandamientos… al menos podría empezar siendo humilde y prudente y no criticar al Creador por Sus pautas que con Amor y Sabiduría ha dispuesto.

En líneas generales, el noájida que siente sabor a poco con los siete mandamientos universales, es aquel que no se ha tomado con responsabilidad y rigor su conocimiento cabal y su cumplimiento cotidiano.
Habitualmente es el que está en huida de su identidad, o la rechaza por ignorar el enorme valor que ésta tiene.
Pretende descubrir en “ismos” (incluido el judaísmo) aquello que el Eterno le ha conferido, pero teme reconocer en su interior.
Así, por ejemplo, se sumerge en cualquier religión, doctrina o superstición, y la encuentra estupenda, siendo que similar, pero limpio de idolatría, tiene en el noajísmo.
Así, por ejemplo, se erige en férreo avasallador del legado de la Torá que es exclusivo de los judíos, con la excusa de no sentirse excluido, cuando en los hechos el Eterno le ha provisto de su propio “maná” espiritual, que le da vida y eternidad, sin necesidad de arrebatar lo que es peculiar de los judíos.

Numerosísimos son los reglamentos derivados de estos siete mandamientos fundamentales.
Éstos son idénticos a mandamientos que están establecidos como imperativo en la Torá para los judíos.
La única diferencia es que para los judíos tienen carácter de obligatoriedad, en tanto que para los noájidas son opcionales, aunque sumamente recomendables.
Así por ejemplo, “no mentir” no es uno de los siete mandamientos universales, pero es un reglamento que se deriva de uno de ellos, en total paralelismo con el mandamiento para los judíos al respecto.
Que no haya sido dictado como mandamiento para los noájidas no quiere decir que éstos puedan licenciosamente mentir, sino que han de procurar que sus sociedades lo establezcan como parte de su cultura y normativa.

De hecho, para el estudioso no es novedad, que cientos de mandamientos de la Torá tienen precedentes en épocas anteriores.
La famosa “Ieshivá de Shem y Ever”, no era otra cosa que una Facultad de Derecho, fundada y fundamentada en los mandamientos noájicos.
En esta Facultad se desarrolló el código legal noájico, en estricta consonancia con el mandamiento fundamental de establecer cortes de justicia.
Este código en buena medida posteriormente sería refrendado en la Torá por el Eterno, como mandamientos para los judíos.
Por ejemplo, la ley del levirato ya era conocida y aplicada por los patriarcas (Bereshit/Génesis 39), pero no constituía un mandamiento para los noájidas, aunque siglos más tarde quedará fijada como mandamiento para los judíos.
Algo similar podemos decir del diezmo, costumbre extendida por Shem (también conocido por su título monárquico como Melkitzedek), pero que sería mandamiento más tarde, para los judíos.
Similar con el respeto a los padres, con el entierro de los difuntos, amparar a los necesitados, dar cobijo a los extranjeros, etc.

En parte por esta razón es que los noájidas tienen a su disposición decenas de los mandamientos de la Torá (para cumplirlos sin carácter de obligatoriedad), ya que eran practicados por los noájidas previamente a la entrega de la Torá a Israel.

En parte por esto mismo, hay ciertos mandamientos absolutamente vedados para los noájidas, que son privativos de los judíos, ya que no tienen un origen en los sabios noájidas (de la Ieshivá de Shem y Ever), sino que fueron entregados explícitamente por el Eterno a Israel en exclusividad.
Mandamientos tales como Shabbat, tefilín, circuncisión, talit, mezuzá, entre otros.

Resumiendo, el noájida tiene un capital inmenso para invertir en su perfeccionamiento, sin necesidad de indagar en tradiciones ajenas. Aprender y aplicar lo que corresponde a su propia esencia espiritual es lo que habilita al noájida a crecer y ser socio en la construcción del Shalom.

Resp. 157 – Januca y Diciembre

FELICIDADES MORE Y ESPERO QUE HAYA TENIDO UN
EXCELENTE SHABBAT !!!
Le escribo antetodo para darle mis sinceros agradecimientos por las enseñanzas que me ha brindado y que han repercutido de manera favorable en mi casa. Quiero contarle que hasta ahora hemos tenido mucho exito con nuestro hijo en cuanto a las nuevas cosas que le hemos inculcado, ya le enseñamos a orarle al Eterno sin gestos ni nada que se le parezca, asi como tambien ha comprendido el porque NO a las novenas, a los villancicos y en general a la navidad, y todo esto en gran parte se lo debo a ud. a sus palabras, a sus respuestas tan apropiadas y tan a tiempo: MIL GRACIAS MORE y MIL GRACIAS AL ETERNO porque permitio que Alvaro se cruzara con ud., porq insistentemente y con mucha paciencia el me comenzo a indicar el camino, porque aqui estoy cada vez mas contenta y creamelo, es indescriptible la emocion que siento, es como cuando uno se enamora por primera vez (como cuando me enamore de Alvaro) se siente una fuerte emocion viva y radiante a cada instante y cada vez se hace mas fuerte … No tengo mas palabras, se que ud comprende lo que con palabras trata de decir mi corazon, en todo caso MIL GRACIAS MORE… DIOS LO BENDIGA.
Por otro lado estoy confundida acerca del januca, antes de preguntarle he leido algunos articulos que estan en fulvida, pero quisiera saber con precision que esta permitido y que no. Ya le he dicho en mis anteriores correos, esta vez quiero hacer las cosas correctamente, no por la tradicion ni por el consumismo de la epoca, sino porque con mis actos y mi nuevo proceder agrado a Dios y voy dando poco a poco testimonio de vida.
Entonces cuenteme si adornar con luces esta bien o no, el arbol, que restricciones o que cosas deben y no deben ser … Por supuesto tengo completamente claro que el pesebre NO, pero de lo demas que si y que no. Deme una guia por favor.
Ya sabe More, sus palabras y enseñanzas son muy valiosas para mi.
Con respeto y mucho cariño
PD1. su respuesta es muy importante para mi. A modo de anecdota le cuento que es la primera vez que no hago nada en diciembre (de lo tradicional alusivo a la navidad y a la temporada) pues por ahora ud es la unica fuente que tengo para ir lo mejor posible por el camino de la rectitud en mi espiritualidad.
PD2. le cuento que mi esposo se puso en contacto con Hernan Juri, un noajida de aca de Cali para que celebremos juntos a la manera que debe ser el januca, parece ser que este se va a poner el contacto con otros noajidas y por primera vez vamos a pasar una excelente temporada …
Bendito sea el eterno y alabado por ello.
Felíz día :)
Diana Hurtado
Colombia

Seguir leyendo Resp. 157 – Januca y Diciembre

Noajismo y valores familiares

Pregunta. Apreciado Juan quisiera compartir esta duda con usted: ayer hablando con mi madre (quien es católica) ella me decia que por qué el noajismo no hablaba de la familia ni del amor familiar ni cosas por el estilo porque ella solo veía documentos que hablaban sobre el individuo. Obviamente yo le discrepe su comentario pero se hizo dificil explicarle ya que carecia de un documento que hablara al respecto…. me gustaría en la medida de lo posible que me guiara hacia un texto o video que hable del tema. De antemano le agradezco su atención Atte. Luis Zarate, Cartagena – Colombia Seguir leyendo Noajismo y valores familiares

La Falacia del Yugo Desigual

Pregunta. Necesito me resuelva una duda, mi pareja es noajida y yo no y desde hace un tiempo tenemos muchos problemas. Evitamos hablar de lo que él es actualmente y lo que yo siento y pienso pues soy católica. Mi pregunta en sí es si él tiene que tener una pareja que sea noajida igual que él o no, si puede seguir a mi lado o nos debemos de separar, la verdad mi vida se ha vuelto un infierno pues ahora ya ni siquiera quiere tocarme y me evita a toda costa, me siento como un mueble en su casa, un objeto más digame que hacer pues yo lo único que quiero es que él sea realmente feliz. LM Seguir leyendo La Falacia del Yugo Desigual

Resp. 92 – No colaborar con la expansión de lo ajeno

Saludo cordial, estimado profesor Ribco.
Acompañando de corazón a su pueblo en esta semana de Pésaj. Me asalta una duda:
Soy Benei Noaj, pero tarde o temprano quisiera cumplir los 613 mitzvot, sin afán. Sin embargo, tengo muchos deseos de hacer labor social con los indigentes en mi ciudad, pero lo único que encuentro son grupos católicos y cristianos, y como ud sabe, abundan en idolatrí­­a.
1- ¿Cree ud que podrí­­a coooperar con ellos o es preferible mantenerse alejado?
2- ¿De qué otra manera podrí­­a vestir al desnudo y dar de mi pan al hambriento sin tener que hacerlo con “ellos”?

Como ud sabe, no hay grupos noájicos en Bogotá, pero me gustarí­­a, por qué no, formar uno bajo su tutorí­­a.
Agradezco su respuesta.

Shalom,

Germán Correa
Bogotá, Colombia

Seguir leyendo Resp. 92 – No colaborar con la expansión de lo ajeno

CARTA RECIBIDA

 
hola
 soy Eduardo, de lima, quisiera saber que tengo que hacer para hacer una conversión al judaísmo, en realidad siempre me ha interesado y deseo gozar de la paz espiritual que brinda. no tengo religión, y tengo antecedentes judíos en mi familia, peo no es comprobable, muchas gracias espero su respuesta.