El consejo diario 258

Hay muchos tipos de preguntas y hay afirmaciones enmarcadas en signos de interrogación.

Están aquellos que preguntan por curiosidad y no para aprender.
Si preguntas por curiosidad sacias tu intelecto,
o te aprovisiones de pretextos para fabricar excusas para no actuar correctamente.

Pero las preguntas que haces sinceramente para aprender sacian tu alma,
o la inquietan para perseverar en la santa búsqueda del camino del Bien.

5 pensamientos en “El consejo diario 258”

  1. Que sean de crecimiento y constructivas, con sano aprecio a los comentaristas y a nuestro moré. Y con atenta mirada, para frenar a los misioneros y idólatras ofensivos e irrespetuosos.

    Influyamos positivamente, siendo leales a Dios y a su pueblo elegido, y siendo cumplidores de nuestras Siete Leyes Universales. Es importante, que nuestras conductas, pongan en práctica lo que aprendemos, todos los días en fulvida.

    Paz y bendiciones, amigos noájidas y moré.

Deja una respuesta