Resp. 627 – Las intenciones también cuentan

More, leyendo la respuesta reciente a una pregunta de Uriel, me surgio una duda… Hablando de las intenciones, yo pensaba que al no concretarse algo, quedaba todo en simplemente intenciones, pero ellas tambien son tomadas en cuenta en el juicio? O es que las intenciones tienen un lado positivo y uno negativo? o es que las negativas intenciones de algo, es lo que se juzga? A modo figurado… puede ser que los actos negativos vale X puntaje, las malas intenciones, valen un poco menos, por no llegar a consumarse en accion?
Andres Cabrera, Bs. As. Argentina

Buen día apreciado amigo y socio en la construcción de Shalom.

Sí, las intenciones por supuesto que son tomadas en cuenta.
Al menos en dos aspectos.

El primero, si uno vive una vida plenamente ética, en concordancia con los mandamientos sociales de los Siete para las Naciones, pero sin admitir que lo realiza como cumplimiento del código de vida espiritual noájico, entonces obtiene los beneficios y bendiciones por sus actos nobles pero no alcanza el mayor grado posible por no ser además acatamiento voluntario de los mandamientos.
Es decir, llega a gozar de sus frutos, pero no de la plenitud de los mismos.
Leer este texto por favor: http://fulvida.com/identidad/el-paraiso-para-el-gentil

Segundo, uno quiere dar dinero como caridad, lo tiene listo, busca y busca a quien dárselo pero no aparece ningún necesitado ni halla algún lugar para depositarlo como solidaridad. Entonces, el Eterno lo considera como si hubiera dado la caridad, ya que no concretó el acto no por su voluntad sino por circunstancias ajenas.
Otro ejemplo, uno quiere que su familia sea leal a Dios, en cumplimiento con el mandamiento noájico de no servir otros dioses ni de blasfemar. La persona hace todo lo que está a su alcance para dirigir con amor y respeto a los allegados, pero éstos optan por seguir esclavos del caos y la confusión. Por supuesto que Dios premiará la buena intención, aunque no se haya alcanzado el resultado.

De manera similar ocurre con las intenciones negativas que por causas ajenas no se concretan, también éstas reciben la recompensa que les corresponde. Así, uno pensó robar, estuvo dispuesto a hacerlo, lo quiso hacer, pero un motivo ajeno a su voluntad lo detuvo, en el Cielo igualmente le han apuntado el registro en la sección de actos perversos.

Como regla general, somos dueños de nuestras intenciones y actos, pero no los responsables de los resultados finales.

Así pues, que su vida esté llena de actos e intenciones nobles para sembrar prosperidad, paz, bendición, dicha, simpatía, etc.

¿Quedan respondidas las dudas?
Estoy a las órdenes por cualquier cuestión.-

Hasta luego, que sepamos construir Shalom.

Un pensamiento en “Resp. 627 – Las intenciones también cuentan”

Deja una respuesta