Archivo de la etiqueta: prosperidad

El dar poder y recibir mil veces más

«וְהָאֶ֣בֶן הַזֹּ֗את אֲשֶׁר־שַׂ֨מְתִּי֙ מַצֵּבָ֔ה יִֽהְיֶ֖ה בֵּ֣ית אֱלֹהִ֑ים וְכֹל֙ אֲשֶׁ֣ר תִּתֶּן־לִ֔י עַשֵּׂ֖ר אֲעַשְּׂרֶ֥נּוּ לָֽךְ : Esta piedra que he puesto como memorial será una casa de Elohim, y de todo lo que Me des, el diezmo diezmaré para Ti.»(Bereshit/Génesis 28:22) Luego vinieron los Sabios (Midrash Tanjuma, Ree 18:1) y dijeron: עשר בשביל שתתעשר Que significa: “Da […]

Manzana con miel

«כְּתַפּ֨וּחַ֙ בַּֽעֲצֵ֣י הַיַּ֔עַר כֵּ֥ן דּוֹדִ֖י בֵּ֣ין הַבָּנִ֑ים בְּצִלּוֹ֙ חִמַּ֣דְתִּי וְיָשַׁ֔בְתִּי וּפִרְי֖וֹ מָת֥וֹק לְחִכִּֽי: Como un manzano entre los árboles del bosque es mi amado entre los jóvenes. Me agrada sentarme bajo su sombra; su fruto es dulce a mi paladar»(Shir HaSHirim/Cantar de los Cantares 2:3) Es ampliamente conocida la costumbre de la noche de Rosh […]

Tu deseo del Mashiaj

Según dicta la Tradición, los judíos deben esperar con confianza plena la llegada de la Era Mesiánica.
A diario pedir los judíos por el entronamiento del rey de Israel sobre el trono de Israel en la tierra de Israel para el pueblo de Israel.
Muchos lo hacen, con gran pasión y entrega esperan.

La pregunta que podríamos hacer con justicia es: ¿PARA qué esperan la Era Mesiánica?

Veamos:

El Eterno hará que sobreabundes en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tus animales y en el fruto de tu campo, en la tierra que el Eterno juró a tus padres que te daría.
Él te abrirá su buen tesoro, los cielos, para dar lluvia a tu tierra en su tiempo y para bendecir toda la obra de tus manos. Tú darás prestado a muchas naciones, pero tú no pedirás prestado.”

(Devarim / Deuteronomio 28:11-12)

Están los que anhelan la tranquilidad material, el retorno al hogar, la prosperidad, el tranquilo transcurrir de los días, la amplitud, la certeza del desahogo y placer.
En la base profunda del sionismo laico se encuentra este anhelo de redención mesiánica, el retorno del individuo a su tierra original, el arraigo a una patria, el sentirse independientes y fuertes en su propios límites.

Cada uno se sentará debajo de su vid y debajo de su higuera. Y no habrá quien los amedrente
(Mijá / Miqueas 4:4)

Están los que añoran una vida placentera, de comodidad, de seguridad, de fin de las persecuciones antisemitas, de terminar con el vagabundeo por la diáspora. No se prioriza el aspecto territorial, ni de disfrutar de una patria, de un seno materno nacional, sino el simple y sencillo gozo de no seguir en el desamparo, en la perpetua duda de si el día de mañana se estará aquí o nuevamente será exilado o exterminado el judío.

Él juzgará entre las naciones y arbitrará entre muchos pueblos. Y convertirán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.”
(Ieshaiá / Isaías 2:4)

Están los que sueñan con un ideal de independencia política, de renombre nacional en el concierto de las naciones, de liderar como nación el auge de una nueva era de plenitud mundial.
Su patria mesiánica es un paso indispensable para levantar la bandera de la humanidad unida, de encontrar nuevos rumbos a la vanguardia de las naciones verdaderamente unidas.
Sueñan con la paz internacional, con los prodigios de la ciencia y la técnica al alcance de todos, con el final de la hambruna y de los negociados multinacionales. Sueñan con un mundo unido sin imperialismos, ni ideologías que pudran las entrañas de las personas y las sociedades.

Pues no saldréis con apresuramiento, ni iréis huyendo; porque el Eterno irá delante de vosotros, y el Elokim de Israel irá a vuestra retaguardia.”
(Ieshaiá / Isaías 52:12)

Están los que calculan los beneficios personales o colectivos de la Era Mesiánica. No se detienen en una patria o tierra como hogar, ni en el descanso del exilio, ni en un mundo de belleza y plenitud pacífica; sino que analizan y especulan sobre la temática.
Abundan en datos, estudian posibilidades, se esfuerzan por comprender y por penetrar el manto de secreto del futuro tiempo, pero como si fueran desprovistos de emociones.
Es un tema de estudio y no mucho más; aunque, entre los más prácticos, es también una propuesta para realizar humanamente.
Idear mundos utópicos para ser construidos por el ser humano y no por estar asociados con Dios en la redención de la Era Mesiánica.
Podrían pretender fabricar la Era Mesiánica por caminos netamente humanos, tales como los grandes soñadores filantrópicos de todas las épocas.
Llenos de ideas e ideales, pero ausentes de la realidad espiritual.
Los que confían en el hombre, y solamente en él, pueden tener buenas intenciones morales, ser muy humanistas, pero cuando dejan fuera de la fórmula al componente principal, a Dios, entonces no están construyendo con buenos fundamentos.
Apresuran una venida del Mashiaj de un modo alternativo y no consagrado.

Porque éste será el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Eterno: Pondré Mi Torá en su interior y la escribiré en su corazón. Yo seré su Elokim, y ellos serán Mi pueblo.
Ya nadie enseñará a su prójimo, ni nadie a su hermano, diciendo: ‘Conoce al Eterno.’ Pues todos ellos Me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice el Eterno. Porque Yo perdonaré su iniquidad y no Me acordaré más de su pecado.’

(Irmiá / Jeremías 31:32-33)

Están los que trabajan ahora por construir shalom, por ser socios del Eterno para el advenimiento de la Era Mesiánica.
No buscan ventajas personales, no desean premios, no demandan beneficios, sino simplemente se reconocen como siervos del Eterno y buscan la Era Mesiánica para que los bienes materiales faciliten el conocimiento del Eterno, el desarrollo de una vida de servicio al Eterno por medio del cumplimiento de Sus mandamientos.
Trabajan por vivir en una Era de plenitud en todos los planos, pero no para regodeo del EGO, sino para servicio del Eterno.

Tales cinco tipos de personas que a su modo se vinculan con el ideal mesiánico.
También entre los gentiles existe el deseo del Mesías, en parte como copia de la creencia judía; pero en parte por el “recuerdo del futuro” marcado en los espíritus de todas las personas que impulsan al anhelo de un mundo mejor.
¿Con cual de los tipos que mencionamos puedes identificarte?
¿Con el que espera para su provecho material;
con el que espera para su beneficio emocional;
con el que espera para el beneficio social;
con el que espera para el beneficio mundial;
con el que espera para servir a Dios, tal como le corresponde como noájida fiel en un mundo de fidelidad?

Perlas noájidas

Nosotros, los gentiles justos, debemos entender con claridad que el Eterno nos ha ordenado siete leyes que son el fundamento sobre el cual debemos levantar una sociedad justa y plena en cuanto a desarrollo, progreso y prosperidad integral se refiere. Por lo tanto, no nos está permitido implantar o reinventar un sistema de adoración o culto que resulten extraños al estilo de vida noájido (estilo de vida que Él mismo Creador le entregó a nuestro padre Noaj y a sus descendientes). Por lo tanto, ligarnos a una forma extraña de adoración, o inventarnos una, es una violación de ese Pacto. ¿Cómo saber que el Pacto que el Eterno formalizó con Noaj y sus descendientes sigue vigente? ¿No vemos, acaso, el Arco Iris cómo se despliega y brilla en medio de la naturaleza? Esta es una de las más fehacientes pruebas que demuestra que el Pacto noájido sigue vigente y presente y que es nuestra responsabilidad mantenerlo vivo, encendido e inviolable.

Fuente

Venezuela: bienvenida a Sucre, Barinas y Tachira

Con gran regocijo damos la calurosa bienvenida a las filas de referentes de FULVIDA a la licenciada Giuseppina Lopardo  al licenciado Jonathan Ortiz.
Ellos trabajarán, junto a nosotros, como lo han venido haciendo, para engrandecer la obra del Eterno a través de la senda sagrada del noajismo, el único y verdadero modo de agradar a Dios como gentil justo.

Estamos seguros de que pondrán de sí para hacer avanzar el noajismo en sus respectivas zonas de influencia, para proveer así de bendición, bienestar, eternidad y Shalom a todos.

Quiera el Eterno darles Luz y Bendición a su mente y corazón, para que sus acciones sean siempre positivas, eficientes, plenas.

Que la prosperidad y el bien siga llenando sus vidas, para que de esa forma trabajen con mayor intensidad en la obra del Eterno.

Bienvenida Giuseppina, bienvenido -nuevamente- Jonathan, bienvenidos todos los gentiles justos que saben que la más poderosa herramienta para servir al Eterno como noájida se llama FULVIDA.

Los datos de contacto de ambos y de los otros referentes en Venezuela los encuentras en: http://fulvida.com/nosotros/venezuela

Lemas de FULVIDA

Estos son algunos de los lemas que hemos elaborado y han servido como fuente de inspiración en nuestra joven Fundación:

  1. Sé feliz, eres noájida.
  2. Sus preguntas son bienvenidas, cuente con nosotros para comenzar a vivir como un gentil fiel y piadoso lleno de éxito y prosperidad verdaderas.
  3. En nada seremos avergonzados.
  4. Cuídate y goza de lo permitido.
  5. Goza de lo permitido y apártate de lo prohibido.
  6. Por el pronto retorno de los fieles entre las naciones.
  7. Constructores de Shalom.
  8. A FULVIDA la hacemos entre todos o no la hace nadie.
  9. Actúa para ser receptor de la bedición que está lloviendo sobre ti desde lo Alto.
  10. Qué sepamos construir Shalom.

¿Qué es lo que te dicen a ti?
¿Qué puedes añadir?

Ciudad Noajida

Platicábamos con un buen amigo hace poco, un buen amigo y gran compañero, hemos sostenido charlas muy agradables, y platicando hizo un comentario que me llamo la atención, menciono que algún día le gustaría ver una ciudad Noajida, en el sentido de ver una ciudad sin contaminación con suficientes áreas verdes sin corrupción en los gobiernos con igualdad en la sociedad sin delincuencia un lugar donde reine el Shalom, todo esto producto de la concientización del individuo para ejecutar la misión para la cual está en este Mundo, cuando el ego no sea más para esclavizar a la persona sino para darle empuje a su fuerza constructiva, el mundo sufrirá cambios muy benéficos para todos.

El equilibrio que da ejecutar los 7 Mandamientos es un soporte para sostener una conducta generadora de bienestar, cuando cumples con los Mandamientos el ego no es más el amo de la existencia sino un útil sirviente para el desarrollo integral del individuo, cuando esto sucede el equilibrio interno en el individuo extrapola sus beneficios hacia el exterior primeramente en la familia y posteriormente aunque no al unisonó hacia la sociedad en general.

Cuando el ego no es más un parasito que absorbe y drena las energías del individuo, todas esas energías son canalizadas hacia fines constructivos lejos de emplearlas en situaciones ociosas y carentes de verdadero sentido de vida como cuando el ego se convierte en el amo de la existencia y solo vamos por el mundo haciendo que hacemos pero sin hacer nada.

Cuando el equilibrio interno ha sido desplegado como resultado de la utilización del ego para fines superiores, la existencia se torna clara las dudas existenciales se desvanecen como un efímero sueño y por fin el individuo puede ser libre para ejecutar con soltura la misión para la cual fue traído a este mundo, siendo así los potenciales internos y externos se detonan como resultado la incorporación del individuo a la finalidad primordial de la creación.

Cuando el “enemigo interno(ego)” ha sido derrotado es tiempo que el verdadero potencial del individuo salga a relucir esto puede ser mediante el desempeño de ciertas disciplinas pero también se deja ver en lo cotidiano en el hogar con los amigos pues recordemos que el Noajida debe ser integral  o sea en todos los ámbitos de la existencia, y en todos los ámbitos se deja ver esa canalización positiva de la energía creativa que todos poseemos que es detonadora de importantes y benéficos cambios para todos.

Cuando el individuo por fin ha reconocido a su Creador es tiempo de prosperidad de armonía de verdadero placer pero sobre todo de verdadera realización, pues reconocer a Dios es reconocer nuestro origen mismo y por consiguiente nuestro destino final.

Cuando cada persona entienda que hay un modo de avanzar para crecer como seres humanos y que este modo es el cumplimiento de los Mandamientos, las naciones en verdad podrán progresar y crecer bajo la Luz que permean los 7 Mandamientos para las Naciones.

Por momentos me imagino ciudades cuidadas florecientes respetuosas del medio ambiente consientes de que en nuestras manos fue entregada la creación y que por lo tanto debemos de cuidarla, desarrolladas tecnológicamente pero sin olvidar la importancia de lo simple, con grandes avances pero respetando la importancia de lo antiguo, gente con una gran calidad de vida, una civilización que vive una era dorada sin guerras sin enfermedad sin dolor, y claro que las molestias de los errores estarán presentes pero solo como peldaños para seguir avanzado en la escalada para alcanzar el cenit de la evolución  humana.

Y recordemos algo simple pero importante para que haya una civilización de ese tamaño, primero tiene que haber individuos de esa categoría, cuando depuramos nuestro interior mediante la canalización positiva del ego el equilibrio que logramos se expande hacia fuera dando armonía a nuestros hogares y cuando existan hogares donde reina el Shalom esos miembros de la familia sin duda que harán su parte para contribuir a construir un mundo mejor para todos.

EL TRABAJO DE ARMONIZACION Y LA CONSTRUCCION DE UNA ERA DORADA COMIENZA DENTRO DE NOSOTROS MISMOS.

¡A ACCIONAR APRECIADOS!

El escalón de la vida

20070419155704-escalera

Entendemos que el dinero no es todo, pero que ayuda para casi todo. Solemos encontrarnos frente a la incertidumbre y el dolor por la falta de dinero en nuestros hogares, por la falta de comodidad más específicamente.

Hay muchas historias y anécdotas de individuos que dieron un vuelco en su vida. La última que se me viene al pensamiento es la de los hermanos indigentes húngaros que recibieron millones de euros de herencia por su tío el millonario fallecido. (Consulte las noticias y diarios para más noticias)

En todas las circunstancias Hakadosh Baruj Hu nos prueba. Al rico en caridad, al pobre en sumidad, etc. La mayoría de los siervos de Dios no poseen mucho dinero. Hubo algunos, recuerdo a Rabenu Hakadosh el cual era muy rico, Rabí Akiba que después de estar sumido en la indigencia total pasó a tener muchísimo dinero. Pero la mayoría son de bajos recursos.

La diferencia entre los que se dedican a servir a Dios y los que no, es que nosotros recibimos la recompensa en el Mundo venidero, en tanto los que no sirven a Dios pero que hacen obras de beneficencia o buenas acciones reciben su recompensa en este mundo. Hashem les da su pago en este mundo y la prosperidad.

“En un granero cierta vez el escalón más alto de una escalera se vanagloriaba de su postura y su altivez frente a los demás escalones que estaban debajo de el. El decía: “miren que alto que estoy, nadie puede hacer nada, soy mucho más que ustedes. Pues, soy el más alto.” En tanto pasó el campesino por ahí y se le ocurrió dar vuelta la escalera, por lo tanto el escalón que estaba por encima de todos quedó último y abajo de los demás. El escalón que ahora estaba más alto dijo: “yo no me voy a reír de los demás, ni me voy a vanagloriar de mi postura, no voy a actuar tal como lo hizo el otro, no sea cosa que vuelva el campesino y quede último de todos nuevamente”.

Hoy, mañana, en unas horas podemos dar un vuelco, pero ello depende  de nuestro accionar. La única manera de amaestrar a nuestro ego hacia la humildad es actuando con bondad, con justicia, siendo caritativos, actuando como Dios manda, siendo grandes constructores de Shalom. Sin por ello vanagloriarnos de nuestra postura, de nuestra altivez en inteligencia, sabiduría o posición social frente a los demás.

El ego nos insta a ser orgullosos y egoístas, esto no quiere decir que sea malo, sino que se lo debe utilizar positivamente. Tal como el deseo sexual para los solteros: El deseo sexual no es malo, pero debe ser utilizado para encontrar un cónyuge. Es decir, utilizarlo para el beneficio de la vida positivamente. De la misma manera con nuestro ego, el mismo debe ser utilizado positivamente.

El rico si es orgulloso como el escalón de arriba puede llegar a ser el más bajo de todos los hombres, se convierte en un pobre orgulloso, aún teniendo dinero. En tanto el pobre que procede con humildad puede llegar a convertirse en el más alto de todos los hombres y no necesariamente con dinero, sino con su accionar bondadoso en aras de Dios. La acción es lo que define y Dios esta esperando. Uno puede ser rico, pero en un vuelco pobre. Uno puede ser orgulloso pero dar un vuelco y ser humilde. Uno puede ser pobre, pero en un vuelco rico. Uno puede ser humilde pero en un vuelco egoísta.

La riqueza y la pobreza, el ego y la humildad solo están a escalones de nosotros. Ahora que ya lo sabes:

¿Subirás o bajaras?

Pero por favor recuerda, el dinero no define quién o que eres, sino tus acciones.

Saludos!

 

 

 

Idolatrías absurdas e historias personales

Quiero contarles una anécdota personal que me ocurrió hace tiempo, pero que en estos días me vino a la mente por estas fechas tan plagadas de idolatría, tenía entre 17 y 18 años cuando me ocurrió pero el recuerdo es tan vivo que lo recuerdo como si hubiese sido ayer porque fue un tiempo en que los efectos del cristianismo se hacían presentes en  mi vida con mucha intensidad.

Nosotros o la mayoría de nosotros crecemos en distintos ambientes pero la mayoría contaminados fuertemente por la idolatría, donde creencias de todo tipo te son instruidas consciente o inconscientemente, esto que me sucedió ahora me asombra y se me hace increíble que lo haya podido creer en esos días pero fue cierto, hasta me puede dar risa de verme en la idolatría pero la verdad era cruel porque también como muchos yo sufrí a causa de esto.

En varias ocasiones escuche en platicas que había una planta que “atraía” el dinero esta planta era la llamada “sabila” que es como una especie de maguey pequeño, decían que si te comprabas una y no se te secaba y se ponía bonita ibas a tener abundancia material y otros beneficios, y efectivamente en algunos negocios prósperos o casas de gente rica yo divisaba este tipo de plantas la mayoría de buen tamaño muy verdes y con mucha vida, y decía entre mi “con razón les va tan bien si sus sabilas están tan grandes” había creído tal cuento con tanta firmeza que al poco tiempo me hice de una para asegurar mi futuro, era una sabila pequeña no tan grande como las de los ricos pero estaba decidido a cuidarla para que no se secara y viviera mucho tiempo e incluso pensé “tal vez crece” y me va aun mejor, y me aplique en mi planta, a diario la regaba, al amanecer era lo primero que hacía, la regaba y luego la sacaba unos instantes al sol, y me quedaba mirándola observando a ver si estaba más grande y más verde, toda mi confianza estaba depositada en aquella sabila y debía de ser cuidadoso porque yo complemente la idea de la prosperidad con la de la miseria pues pensé que si crecía y se ponía rebosante de vida me iría bien pero si se secaba me iría muy mal y caería aun mas en la carencia, entonces mi suerte dependía de esa planta y no estaba dispuesto a sufrir, en ocasiones que algún dinero llegaba a mis manos me parecía ver más verde la planta claro que el dinero que llegaba era producto de mi trabajo pero yo se lo atribuía a la planta, desde los 11 años me enseñaron a trabajar por lo tanto el trabajo no me era desconocido pero no creía que de mí mismo dependía una parte sustancial de la prosperidad o la carencia, para mí en ese entonces la prosperidad dependía de la planta y no del algo mas, al paso del tiempo la planta deba sus decaídas y sus levantadas, con el pasar de meses y pocos años sin resultados notables vi que la planta no me haría rico ni me arreglaría la vida por lo que la olvide en algún rincón de la casa, hace años la vi estaba moribunda y descuidada, por atención le puse un poco de agua y la volví a dejar en ese lugar.

Hoy en día se que la prosperidad depende también de nosotros, que el Todopoderoso determina el efecto final de nuestros actos, pero en nuestras manos radica parte sustancial de nuestro destino, son nuestros actos lo que determina lo que seremos o lo que estamos siendo, en el Mundo material las acciones son las que cuentan y a este mundo venimos a accionar, ahora ya no le dejo a una planta mi destino y aunque me cueste un poco de trabajo me esfuerzo por ser mejor cada día y así atraer más bendición a mi existencia y por tanto a la de los que me rodean.

Uno de los efectos de la idolatría, es que te hace creer que eres menos de lo que realmente eres, te menoscaba las fuerzas pues estas siendo como unos de esos ídolos que no pueden hacer nada por sí mismos.

Espero que este pequeño espacio que te he dejado entrar a mi vida te sirva para reflexionar que en tus acciones radica parte importante de tu destino y que ni siquiera al Creador del mundo con su omnipotencia le podemos dejar lo que a nosotros nos toca hacer y que aprendas que entre más conoces quien eres más probabilidad tendrás de triunfar en la vida, pues también es una cuestión de identidad.

¡Hasta pronto!