Tradición Noájida, esa bendición de Dios, que podemos ayudar a llegar a ser

La mayoria de los casos de noájidas, adultos o jóvenes son primera generación de noájidas, lo importante es la tradición familiar noájica. Y también la tradición y enseñanza a nuestras parejas, y difundir el noajismo entre nuestras amistades y sociedades.

En ello estoy en España, más concretamente en Cataluña y más concretamente en Barcelona ciudad. Es una labor de aprender y cumplir, de todos los días y a lo largo de 7  meses. Algunos de los fulvidianos llevan 3 años o más, pero tampoco mucho más. Tengo mis fallos, pero me esfuerzo en tanto que se y puedo. Y creo que todos los fulvidianos estamos en la misma labor pionera, difundiendo la Adoración a Dios, apropiadamente.

Difundimos la adoración a al Dios Uno y Único, y antes hay que descontaminar las mentes y los corazones de las idolatrías, que han hecho una labor de por siblos y a mucha humanidad.

También está la laicidad o irreligiosididad, entendida esta como vivir de espaldas a Dios, y a los Siete Mandamientos, hay mucho que hacer. Cada uno en su ciudad.  Y afortunados los que tienen su familia noájida cabal, los que tienen hijos a los que educar y enseñar desde la infancia. Y visto a padres judíos, enseñar a su bebe a decir el Shemá; ésto es algo grande, que los padres y madres con hijos pueden hacer. Y es algo que algunos noájidas, pueden enseñar a sus niños, que están en la mejor situación, cuan nosotros no hemos tenido.

Hace falta tradición continuada y perseverancia, ahora que sabemos y conocemos y podemos. En ello estamos… los noajidas de fulvida, desde hace unos meses o unos años, estamos iniciando un camino… El cual se ha interrumpido por varias veces, por inconstancia de nuestros ancestros. Nuestros padres y abuelos, no han tenido ni constancia de lo que es la Adoración al Eterno, como se debe, como ha de ser conforme a halajá.

Ahora estamos reiniciando, casi como de nuevo el camino del NOAJISMO MUNDIAL. Y en este sentido somos afortunados y bendecidos: gracias al AMOR Y LA BONDAD DE DIOS y también gracias a algunos sabios y maestros de Israel, que ven lo importante que es esta labor (que para ellos es opcional, voluntaria y libre, no una mitzvá).

Entre los pocos noájidas, hacemos algo, siempre guiados por los maestros de Israel; como nuestro moré Yehuda (sea bendecido de Dios, juntamente con su familia y comunidad y pueblo).

Los noájidas, tampoco somos un pueblo ni una tribu siquiera, somos unos pocos de aquí y ahí y allí. Estamos ahora como en los comienzos, en un NUEVO AMANECER, UNA NUEVA OPORTUNIDAD QUE NOS DA DIOS -Exaltado Sea-.  Aprovechemos y construyamos, puede parecer que hacemos poco, pero hagamos lo que podamos; Hashem nos ayuda y nos es testigo, tanto individual como colectivamente.

Paz y bendiciones. El noajismo es una bendición para la humanidad, que entre todos podemos ayudar a llegar a ser, es cosa de todos.

8 pensamientos en “Tradición Noájida, esa bendición de Dios, que podemos ayudar a llegar a ser”

  1. Hay otro hecho, falta tracidición noájica y a la vez falta tradición de maestros, que por siglos y continuadamente nos enseñen nuestros Sencillos Siete Mandamientos.  No tienen que ser siempre judíos, pero en el presente, casi todos los maestros son judíos piadosos y esforzados, sean bendecidos de Dios.

    Con el tiempo, habran más maestros, que nos enseñen de lo apropiado. Espero que crecientemente vayan apareciendo maestros noájidas, y sigan habiendo maestros judíos, que nos enseñen.

    Sea todo para servir mejor a Dios, y para cumplir a cabalidad, en los dos caminos de los fieles del Eterno: unos como noájidas y otros como judíos. Tal vez algún futuro, vea que llegamos ser unos centenares de noájidas en cada ciudad, luego unos millares y tal vez más. Depende de nosotros, de la labor en cada familia, en cada barrio, todos los días.

  2. Es una muy linda opinion Jhulio. Somos los pioneros de esta era donde renace el Noajismo, debemos y tenemos la obligación de hacer seguir nuestra tradición. Quizas el día de mañana seamos nosotros algunos maestros Noajidas, así sea. Saludos!.

  3. Nahuel, maestros seguro, si constituimos familias. La labor importante, de un padre y una madre, de ambos es enseñar a sus hijos en el noajismo. Es importante formarlos, para que tengan caracter y personalidad, para que tengan sus necesidades cubiertas, de todo tipo; entre estas, para tener formación para no ser esponjas del edonismo y de los falsos valores sociales: sexo, drogas, violencia, irrespetuosidad ante Dios y ante el projimo.

    Algunos pocos noájidas, pueden ser maestros de otros noájidas, ésto pasará si seguimos continuadamente CUMPLIENDO y APRENDIENDO, FORMANDO FAMILIAS NOÁJIDAS Y HACIENDO QUE LA SOCIEDAD SE INTERESE.

    Somos pioneros, constructores, avanzados, que no estamos en el Oeste (de los pistoleros), ni en la Antártica. Pero estamos en sociedades apáticas, que nos rodean y ante las cuales hemos de reaccionar, como personas y familias y quiera Dios que como comunidades noájidas esforzadas, que crecen cumpliendo y difundiendo los Siete Mandamientos Universales.

    Dios los bendiga a todos, especialmente a los que están en ciudades y villas y pueblos en solitario; la ciudad es grande y hay gente, pero tal vez son los únicos noájidas, hasta que formen sus parejas y creen sus familias noájicas. O hasta que transmita el noajismo y este sea aceptado, por mas miembros de sus familais actuales.

    Paz y bendiciones.

  4. Saben la bendición que es tener una pareja e hijos, y tenerlos sanos y poder verlos crecer y desarrollarse, a la par que Uds. Den gracias a Dios por ello, que es algo muy importante que todos no tienen y que algunos descuidan.

    Es importante, estar atentos a la educación de los hijos y a sus inquietudes, desde el mismo momento que ellos vienen al mundo y ésto es responsabilidad nuestras (de sus padres, yo aun no soy padre).

    Todos los días doy gracias a Dios, por haberme dado mis padres humanos, y por mantener y cuidar a mi madre y a mí mismo. También le doy gracias, por lo que diariamente el Eterno, nos da a toda la humanidad y a todas las criaturas animales, por sostener a las plantas y a la creación universal.

    Todos los días, doy gracias a Dios por vivir en una sociedad en paz y por tener un trabajo, por tener un hogar, por tener las necesidades familiares . Es muy importante tener una sociedad con unas libertades básicas y unos derechos garantizados; bien que también hay leyes y organismos legales y ejecutivos y judiciales muy falibles y compuestos por personas «no temerosas de Dios». 

    Hemos de pedir por que el noajismo crezca, y de entre el surjan personas honestas y responsables que se integren en la vida social y que compongan los organismos legales y ejecutivos y judiciales. Esto si Dios lo permite, pasará despues de 3 ó 4 generaciones, de tradición noájica, si no antes.

    Paz y bendiciones, aprovechando de lo apropiado de fulvida, nuestra Casa y Arca de Noajismo mundial.

  5. Soy hijo,  agradecido de serlo; y deseo serlo, atendiendo a mi madre por bastantes años. Tambien deseo ser padre y esposo en el futuro; formando una familia noájida y fiel al Eterno. A veces lo que se es, se compatibiliza con lo que se desea. Esto será así, si Hashem, cree que es lo mejor para mí. Tengo esa seguridad y confianza en Nuestro Padre Celestial, atento y bondadoso, amoroso y perdonador de mis faltas.

    Paz y bendiciones.

  6. Tradición familiar, en la fidelidad a Nuestro Dios. Eso es lo que con el tiempo va a contar en nuestras sociedad y en la comunidad mundial. Llevamos un tiempo corto, en el noajismo; pero en el camino esforzado de la fidelidad; siendo Noájidas que nos vamos rectificando, pues desde el primer día que vinimos al mando.

    Y aquí estamos ahora, en Arca Noájica Fulvida. También ayuda la Casa Judía Serjudío. Curioso que en ambos lugares está nuestro moré y sabio, Yehuda… es un pluriempleado de los días laborables.  Y un esforzado cumplidor, en laborables y Shabat y demás festividades.

    Bendito sea Hashem, que nos pone buenas personas y nos da buenos ojos y oídos, excelente corazón y mente. Que bueno será si todo eso lo empleamos apropiadamente, para aprender y difundir; cumpliendo entre nuestra familia y en nuestras sociedades.

    Bendiciones a todos los fulvidianos y fulvidianas. Paz.

Deja una respuesta