Poco a poco

(este texto me lo dieron para publicarlo aquí y compartirlo con todos ustedes)

 llevo 2 o 3 años que empecé a leer por primera vez textos de Fulvida y siempre me resistía a tratar de aplicarlos, pues pensaba que nada podría cambiar mi pasado y es así, nada puede cambiar mi pasado ni las malas experiencias que tuve, pero ahora entiendo que es mejor mejorar mi presente que vivir pensando en lo que pudo haber sido, aun cuesta trabajo pero ya es menos complicado hacerlo, pude comprender que no soy lo que me hicieron creer, que puedo hacer mucho y que soy tan importante en este mundo como cualquiera, solo que todo estaba en mi y lo mejor de todo que mis hijas tienen la oportunidad de vivir mejor, pues su forma de vida es distinta ellas están aprendiendo buenas cosas que les dan seguridad y las hacen sentirse útiles y capaces, pues los niños aprenden todo lo que ven ahora somos más cuidadosos en lo que les enseñamos y de verdad que la vida puede ser distinta si tu quieres, nadie te obliga a sentirte lo que no eres, eres tu mismo el que no quiere ver que hay mil posibilidades de encontrar plenitud en tu existencia, pues la vida es un regalo hermoso y vivirla solo por vivirla es un desperdicio, fuimos creados para construir cosas positivas para preservar para ayudar para dar, no es algo sencillo pues todos tenemos egoísmo en nuestro corazón, pero si dejas a un lado los malos sentimientos por un momento podrás darte cuenta cuán grande es lo que puedes hacer si tienes temor al creador y te guías bajo los 7 preceptos, puedes hacer cosas muy grandes aunque parezcan pequeñas como por ejemplo:

Ayudar sin esperar nada a cambio, ayudar por el simple hecho de ayudar te da satisfacción pues no todas las personas ayudan de corazón, la mayoría lo hacemos por recibir algo a cambio o tal vez así nos han educado, con nuestra dosis de egoísmo pensando tal vez te doy pero tú que me vas a dar,  al menos eso pensaba antes, hoy disfruto poder ayudar a las personas pues cuando tu das algo sin esperar nada a cambio la satisfacción más grande la recibes tu, pues tal vez para ti no sea mucho pero para la persona que recibe el favor habrá sido de gran ayuda  lo que hiciste por ella.

Cuando se te presente la oportunidad de poder brindar ayuda no dudes en ofrecerla, si puedes ayudar a una persona hazlo de corazón y sin duda que la satisfacción más grande la sentirás tu. 

Hay muchas cosas buenas que podemos hacer por los  demás pero por pena o tal vez por falta de voluntad no lo hacemos pero experimentar actuar con buena voluntad puede ser muy gratificante

5 pensamientos en “Poco a poco”

  1. Talmidim gracias por  el favor de compartir estos textos que se nota salen del corazón, el favor no lo haces solo a quien escribe sino a quien los lee.  Saludos al autor/a.

  2. Que grandes palabras contiene este pequeño y apreciado texto… Destaco: «todos tenemos egoísmo en nuestro corazón, pero si dejas a un lado los malos sentimientos por un momento podrás darte cuenta cuán grande es lo que puedes hacer si tienes temor al creador y te guías bajo los 7 preceptos, puedes hacer cosas muy grandes…»temor que induce al amor y devocion que induce a la cabalidad. Abrazos socio, muchos abrazos!

Deja un comentario