¿Quién es tu Dios?

Si un científico que no cree en Dios te lo pregunta, qué responderias? Él diria que creer es irracional y anticientífico.

¿Y si un intelectual ateo te hiciera la misma pregunta?

Respuesta:

Todos tienen un dios. No existe una sola persona cuerda sobre la tierra que no crea en uno. La pregunta es: ¿en cual dios?

Tu dios es aquello que tu crees es infalible, tu confias en su poder a pesar que alguna evidencia demuestre lo contrario, tu crees que siempre estará allí, que no puede ser derrotado, que es todopoderoso y omnipresente. La cosa que tu crees que nunca caerá no importa qué suceda, el fundamento de tu vida – lo que sea – eso es tu dios.

Si tu crees que la ciencia tiene todas las respuestas, y que algo solo es cierto si es cientificamente comprobable, entonces la ciencia es tu dios. Y creer en la ciencia puede ser tan racional como cualquier convicción religiosa. Sus adherentes aceptan ciegamente la teoria más descabellada siempre y cuando sea presentada por un experto en la materia.

La ciencia es tan solo un dios más. Otro dios es el amor. Los creyentes en el amor fabrican llamativas frases acerca de sus cualidades divinas: «El amor conquista todo», «El amor es eterno», «Todo lo que necesitas es amor», «El amor es la única cosa por la que vale la pena morir». Incluso si la experiencia ha demostrado que amor no es todo lo que necesitas, y ciertamente no conquista todo, la fe en el amor no flaquea.

Otros adoran al dinero como un dios. «Todo tiene un precio» es su credo. Y no importa cuán miserablemente millonarios se vuelvan, su dios permanece infalibre, y ellos continuan teniendo fe en el dinero como la fuente de toda bondad y felicidad.

Un dios muy moderno y popular es el EGO. «Cree en ti mismo. Eres capaz de todo. Si lo tienes en tu mente no hay nada de lo que no seas capaz». ¿Nada que no seas capaz? Suena bastante divino. Es una pena que no sea cierto. Todos tenemos limitaciones. Hay cosas que están simplemente más alla de nuestra capacidad. Pero para los creyentes, ninguna evidencia hará que su fe en su EGO tambalee.

Es un alivio dejar que Dios sea Dios. Si Dios es Dios, yo puedo ser humano. Yo no soy Dios. Nada acerca de mi es infalibre – ni mis sentimientos, ni mi inteligencia y ciertamente ni mi balance bancario. No tengo por qué ser perfecto. Dios se encarga de ser perfecto perfectamente.

Ciencia, amor, dinero y ego son muy importantes. Pero ellos son variables, siempre cambiantes e impredecibles. El Dios de Israel no ha cambiado. Si alguien o algo debe ser dios, ese es Dios.

Bastante racional para mi.

11 pensamientos en “¿Quién es tu Dios?”

  1. Excelente!… me he encontrado muchas veces ante esa situación con mis compañeros de Universidad, quienes creen ke la ciencia es la respuesta a todo. Este texto me llena de muchos mas argumentos para decir ke la ciencia no siempre tiene las repuestas. Gracias!

  2. recien estoy leyendo este texto.

    veo una frase que recien utilize en un texto «Dios es Dios»

    me ha pasado varias veces que al escribir veo cosas similares en otros textos.

    como si estuvieramos sincronizados en un punto.

    saludos!!!!! 

  3. HaShem el Di-s de >Israel es Uno y Unico Di-os.Los noajidas solo debemos respetar y cumplir los 7 mandamientos que ese Di-os ordeno a nuestro Patriarca Noaj.Nada mas,parece complejo pero es tan simple.

Deja una respuesta