Lo bueno vs. lo malo

Desde la perspectiva Divina la grandeza del carácter no se mide por no sentirse atraído hacia lo malo, sino por nuestra capacidad de controlar dicha atracción. Alguien que posee grandes capacidades en determinados asuntos será «probado» con una serie de situaciones ilícitas que demandarán de él mayor auto control. Por ejemplo, aquél que ha levantado su economía desde cero deberá manejarse con mayor honestidad en sus asuntos que alguien que toda su vida ha dependido de un empleo. Otro ejemplo seria aquél que la vida lo dotó de atracción física, tiene mayores oportunidades  para actuar de manera promiscua, que aquel que nació exento de belleza física.

Es importante estar siempre conscientes que tenemos una inclinación hacia lo malo y que podemos canalizarla hacia lo bueno. Por ejemplo, si sabemos que tenemos necesidad de ser admirados, podríamos dedicarnos a hacer buenas acciones. Esto seria una manera de accionar la inclinación a lo bueno y canalizar la inclinación a lo malo.

Recordemos: Ser noájida no se trata de no ser malo. Se trata de actuar con bondad o ser bueno.

Algunos consejos:

1. Hacer cosas buenas. Nadie es bueno por pensar en lo bueno. Se trata de accionarnos en positivo una  y otra vez.

2. Tener buenas amistades. No sólo alejarse de las malas influencias, sino acercarse a las buenas y sabias influencias.

3. Saber evitar. Evitar gente con mal carácter y mala disposición. Es bueno no pretender cambiar a este tipo de gente. No seamos más buenos que Dios.

4. Ten buena reputación. A veces cedemos en muchas cosas para no causar molestias a otros o para evitar el qué dirán. De vez en cuando es bueno que nos conozcan por nuestra integridad.

5. Aprecia lo que hagas. Mira cada acto de manera significativa. ¿Sabias que en los barrios donde los vidrios de las ventanas permanecen rotos, la violencia aumenta? No rompas los vidrios de tu vida.

6. Como ha enseñado el Moré: En tus rezos pide por otros antes de pedir por ti.

7. Finalmente, cuando estés en una situación en que no estás seguro que es correcto tu proceder, preguntate: ¿Qué me motiva? ¿Mi inclinación a lo bueno o mi inclinación a lo malo?


13 pensamientos en “Lo bueno vs. lo malo”

  1. Estimado Profesor Ortiz lo ieal seria en lvida poder elegir entre lo bueno y lo mejor.
    Muy bueno el consejo N°6 pensar en los rezos en los demas
    Por supuesto esta ese refran de dime con quien andas y tedire quien eres fijarse quien uno elige como amigos.Acon quien unos easocia en un proyecto
    Saludos
     Pablo 

  2. Como dijo mi Maestro: «lo ideal para el gentil, tanto como para el judío, es hacer lo que el Eterno pide de cada cual. Esto se traduce para el gentil como el acatar y cumplir cabalmente los Siete Preceptos Universales, y sus derivados apropiados.»  AQUI

  3. A mi me encanto, cada consejo es absolutamente necesario para el que quiere llevar una vida significativa, integra y saludable tanto para el cuerpo como para el alma. Con ello se logra crecimiento, desarrollo y muchas cosas más. Gracias!

  4. Profe, exelente … grandes concejos viniendo de personas grandes, grandes constructores de shalom ,grandes y verdaderos noajidas, grandes cuado hacemos lo que nos corresponde, grandes aun cuando somos menos que el polvo, pero en verdad grandes cando sabemos qien es el Jefe, nuestro Padre a quien servimos. 

    ¿sabes? aprendo tanto de fulvida, pero sobre todo aprendes a conocer a las personas a través de sus palabras…

    Y bueno, que los actos de bondad prevalezcan sobre nuestras inclinaciones a lo malo,  las pruebas son constantes, pero asi mismo contamos con las herramientas para ser mejores no en vano somos creación a imagen de nuestro Hacedor. 

  5. me gusto mucho el consejo # 3 , la mayor parte de nuestra vida no la pasamos rodeados de personas y que bueno que lo apliquemos , aunque en realidad todos estos consejos son muy utiles. mil gracias.

  6. Así es Eli, somos grandes cuando hacemos lo que nos corresponde por voluntad Divina, aunque seamos pocos en número, nuestras acciones son grandes en realidad. Es de grandes someter el ego al mandato del Creador.
     
    Que bueno Uri, estoy seguro que todos aqui tenemos algun consejo para dar.

  7. Un texto buenisimo, estoy de acuerdo con Uriel el consejo numero 3 esta perfecto para los que aveces intentamos hacer de los demas alguien diferente, por lo menos me pasa a mi, aveces pretendo que las personas que me rodean sean mejores cada dia, y aveces ese intento resulta fallido y suele pasar que la mala energia y el mal comportamiento de los demas nos invade, hay que hacer un alto y seguir este consejo. es mejor evitar

    Shalom¡

  8. Hola Andrea,
    gracias por tu comentario.
    Una alternativa a eso es enseñar con el ejemplo, pero buenos ejemplos claro.
     
    Por otro lado, con aquello de mala energía quieres decir que terminamos sintiéndonos mal (por decisión propia)? Por aquel dicho de «nadie hace sentir mal a otro, cada quien decide cómo sentirse».
     

  9. A mi me gustó el consejo cinco: apreciar lo que hago y mirar de manera significativa cada acto. A veces pensamos (mayoritariamente las mujeres) que las cosa pequeñas de la vida cotidiana no son significativas: hornear pan, limpiar la casa, ver jugar a los niños… Creo que eso es lo que más me cuesta. Debo poner más atención en eso, y también preguntarme porque limpio la casa: si es por mi obsecion compulsiva o por un compromiso con mi familia y matrimonio.
    A veces sabemos cosas que de repente olvidamos…Gracias por recordármelo Jonathan.

Deja una respuesta