Vivir noájida

Hay dos formas de vivir el noajismo: Una, cuando lo hacemos motivados por una fuerte certeza, un anhelo constante de responsabilidad, y conciencia que por hacerlo tendremos porción en el Mundo Venidero. Un ejemplo seria aquél noájida que estudia a fondo su identidad espiritual. La segunda forma es cuando nos acostumbramos al noajismo, damos por sentado que somos noájidas y que cumplimos los mandamientos que nos competen de manera rutinaria. Ejemplo, aquel que sabe del noajismo y se conforma con no formar parte de ninguna religión.

Es sencilla la diferencia entre las dos formas: el que se abstiene de formar parte de alguna religión vive el noajismo pasivamente. Y aquel que se esfuerza en conocer a pleno su noajismo, disfruta cada instante al aprender lo que le compete.

Ninguno de nosotros está a salvo de cumplir los mandamientos de manera rutinaria, de caer en la costumbre, en el pasividad. Si pensaramos en el gran honor que implica cumplir un mandato Divino, nos renovariamos diariamente en nuestro compromiso, y nuestra identidad adquiriria un sentido de trascendencia único.

¿Cómo saber si estamos disfrutando el noajismo?

Sencillo. Luego que, por ejemplo, rechazes una invitación de un grupo en el cual se adora al sujeto del madero, date cuenta si en ese mismo instante te dan ganas de ahondar en el estudio del mandamiento de no adorar falsos dioses. De ser así, quiere decir que estás viviendo y disfrutando tu identidad noájida.

Otra manera fiel de saber si estamos viviendo el noajismo a plenitud es nuestra descendencia. Nuestros hijos recibirán lo que les transmitamos, y ellos verán si lo que hacemos es de manera natural o artificial, y en ellos se verán nuestros resultados.

Si cada noájida en su localidad, tiene presente este mensaje, podrá disfrutar de su noajismo al máximo en cada uno de los planos de su vida. Esto lo acercará a la meta, su porción en el Mundo Venidero, ya que cada vez que cumpla con un mandamiento y sus extensiones se acercará más y más a su razón de ser.

12 pensamientos en “Vivir noájida”

  1. Jonatahno muy buen explicacion de lo que debe ser un nojida compremetido.
    Te comento que algunas veces cuando en plazas me cruzo con simpatizantes del muchacho de la carpinteria y me ofrecen un panfleto o lo que ellos llaman tratados yo le respondo no gracias y los invito a  que visiten fulvida y si puedo en un papel les anoto la pagina algunos me miran mal y otros se asutan. y si pasan algunos dias y me vuelvo a cruzar algunos me ven y escapan.Tanto miedo a la verdad.Este tipos de encuentros me ha hecho visitar mas la pagina.

  2. Si quisiera profundizar mas acerca de llevar una vida noajida , ¿que me recomiendan leer, o a donde puedo asistir para tener un guia para que me pueda orientar en los momentos dificiles, existe algun centro de reunion noajida en Mexico, donde pueda conocer gente con las mismas creencias, quiero que mi hija conozca su pareja y algun dia se pueda casar llevando un conociemiento verdadero??

  3. reyaldorey,

    1. Busca información para llevar una vida noájida? Aqui tiene miles de posts al respecto.

    2. Busca a un guia? aqui tiene al moré Yehuda, un maestro con autoridad y competencia, además de asiduos colaboradores que llevamos años comprometidos de manera activa y seria con nuestra identidad. 

    3. Respecto a su hija. Un centro noájida no es garantia de que ella consiga lo que usted quiere. Por qué no la educa desde ahora y luego, cuando sea el momento, deja que ella elija?

    Como ve, tiene prácticamente todo a mano. Precisa algo más? Seguro ya lo tiene aqui. Pero, haga su parte.

    Abrazos!

  4. Muy bueno Jonathan, sabes creo que tenems un hermosisimo legado,
    Yo se que disfruto ser noájida, por muchas razones
    Disfruto encontrar respuestas reales a preguntas concretas de quien soy, porque existo y cuál es la razón de mi existencia.
    Disfruto sentirme libre de engaños y mentiras que cohíben mi verdadera esencia para servir con amor a mi Hacedor.
    Disfruto saber que Dios es más que una religión, un libro mal copiado, mal traducido que dice tener la verdad intentando dar por cierto que la grandeza del Único y Verdadero pueda estar en un simple hombre, que al parecer quiso aparentar o creerse más de lo que era, un simple mortal.
    Disfruto actuar acorde a lo que Dios establece y no a lo que los hombres traficantes de almas, a las religiones y falsas creencias intentan imponer para servir no a Dios sino a sus propios intereses.
    Disfruto ser yo misma, sin disfraces o títulos errados enmarcado bajo ideologías  que pretenden copiar y usurpar lo que no les corresponde.
    La lista es muy larga, ser noájida se disfruta cuando se vive, se aprende y se entiende su hermosa esencia.
    Un abrazo,

  5. Moré, gracias, lo haré…

    La verdad es que son mis compañeros noajidas de este hermoso hogar los que me hacen plasmar lo que pienso y sineto, pues sus post son realmente herramientas para crecer y aprender, ellos proponen temas que a mi no se me ocurrirían, y creáme de cada uno aprendo muchisimo.

Deja un comentario