Resp. 911 – Creer a la manera judía?

nathanael nos consulta:

Alguien me hizo esta pregunta;
1- ¿porque cree en/a Dios a la manera judía?
2- ¿Porque no a la manera de lo que dicen otros pueblos (chinos e hindúes por ejemplo) acerca de Dios?
Lo que le pude contestar es que es por confianza, con lo cual al final de la discusión sinceramente ni el ni yo quedamos satisfechos. Entonces, si me respuesta no fue correcta o fue insatisfactoria
3- ¿porque se debería confiar en el testimonio del judaismo?
Muchas gracias,

Ing Natanael Reyes, 32 años, El Salvador

Buen día, le damos una calurosa bienvenida y agradecemos que participe activamente en la construcción de Shalom.

Sobre esta temática hemos trabajado, no recuerdo si directamente, pero sin dudas de forma abundante y reiterada.
Ahora le brindaré algunas respuestas breves, pero espero que claras y que despierten su sed de profundizar, y en la persona que conversó con usted se alumbre un poco el alma para anhelar la Verdad y no la vanidad.

1- Los noájidas NO creen a la manera “judía”, o al menos no debiera ser así.
Como sabemos, el noajismo es en varios siglos anterior al judaísmo.
Dios se manifestó a Noaj y sus hijos y les entregó “su Torá” propia, con sus respectivos mandamientos sin que hubiera judíos en el mundo, y ni siquiera perspectivas de que existiera alguna vez algo parecido al judaísmo.
El noajismo es perfecto en sí mismo.
No precisa de lo judío ni del judío, al menos no en su origen y esencia.
Es el pacto directo y perpetuo que existe entra Dios y toda la humanidad.
Había contacto con Dios, legado de Dios, pacto con Dios, conocimiento de Dios, senda marcada para el hombre por Dios, “creencias” espirituales, mucho antes de que existiera el judaísmo o se establecieran las creencias hebraicas.
Por tanto, el noájida que cree en Dios, que cumple con su Torá noájica, que vive de acuerdo a sus propios mandamientos, que es monoteísta y leal al Uno y Único, para nada está creyendo a la manera de los judíos, sino que está actuando y creyendo tal y como le corresponde y tal como Dios mismo pautó con sus antepasados.

Resulta “simpático” que el detractor quiera atribuir a la propia herencia noájica un cariz de judaico, pues lo único que evidencia la persona que así hace es la ignorancia de la propia herencia y espiritualidad. Opinan sobre lo que les pertenece, pero desconocen, ignoran, rechazan, demonizan, o simplemente temen; y lo emparentan con otro centro de atención y temor: el judío.
Es “simpático” e interesante, sin dudas.
Habría que tenerle mucha paciencia a su conocido, respetarle sus tiempos, brindarle oportunidades para que aprenda, dejarle preguntar con respeto y sin que quiera “misionerizar”, pues actuando con bondad con esta persona, quizás y solo quizás se pueda descorrer el velo que cubre sus ojos y niebla su entendimiento.
Las personas tienen que despertar, luego desaprender un montón importante de cuestiones, descargar la mochila de prejuicios, limpiar el corazón de miedos, encarar la vida de otra manera, aprender desde cero acerca de Dios, del hombre, del mundo, de nuestra trascendencia, de la vida, de la muerte… en fin, aprender de cero sobre todo lo que implica la espiritualidad.
No es un trabajo sencillo, por eso cuesta tanto el despegue veloz y poderoso del noajismo y de FULVIDA…

Por otra parte, por respeto a la identidad noájica, por valorar su origen y destino, por apreciar su sagrada misión, es que en lo personal impulsamos un “noajismo puro”, es decir, que se entinte lo menos posible con hebraísmos, conceptos netamente judaicos, tradiciones judías, rituales judíos, etc..
Ya que tenemos un mismo origen, un similar destino, pero caminos que no se entremezclan, sino que paralelos marchan con rectitud.
Es lamentable que muchos no lo comprendan, y saturen (lo que honrada y voluntariosamente promueven como noajismo) con cosas judaicas lo que debiera ser netamente noájico, o al  menos sustancialmente noájico.

Quizás el error de esta tintura judaica se deba, entre otras cosas, a que la tradición noájica perduró gracias a la memoria colectiva del pueblo judío, al esfuerzo de los hijos de Israel por guardar su propia herencia y resguardar del olvido y la desaparición a la herencia de los hermanos de las naciones.
Ya que es gracias a que los judíos se mantuvieron leales a su propia identidad, y con ello preservaron el recuerdo de la identidad noájica, quizás por esto (entre otros motivos que no vendremos a enumerar hoy), quizás por esto es que algunos se confunden y creen que el noajismo es parte de lo judío, escala hacia el judaísmo, sucursal pobre del judaísmo, secta judaica, mezcolanza gentil-judaica.
Gracias al pueblo judío, y a un puñado de judíos impulsores del renovado despertar del noajismo, es que la identidad sagrada de las naciones está volviendo a vivir en el alma de sus destinatarios. Tal vez por ello, también, algunos crean que es algo de los judíos, o judaísmo para gentiles, o algo así; porque no llegan a comprender cómo está operando este renuevo, este redescubrimiento de la más antigua tradición “religiosa” de la humanidad.

2- Básicamente porque los que se mantuvieron leales a Dios y Sus caminos fueron los judíos.
Ellos preservaron el caudal del noajismo, protegieron del olvido el pacto sagrado entre Dios y las naciones.
Muy pronto, poco tiempo después de salvarse del Diluvio y de repoblar la tierra, el hombre se sometió nuevamente al EGO para apartarse de Dios.
Tan solo Shem/Sem continuó la tradición noájica.
No los padres de las naciones asiáticas, ni de las europeas, ni de las americanas, ni de las africanas; sino el padre de “los semitas”.
Pero de ellos, tan solo Ever siguió el camino de Noaj y su ancestro Shem, el resto también se perdió detrás de la adoración del EGO con sus religiones y creencias inventadas.
Y de Ever solamente Avraham tomó la posta de la fidelidad noájica.
Y de él solamente Itzjac.
Y de él solamente Iaacov.
Y de él los padres de lo que fueron las doce tribus de Israel.
Y así el noajismo perduró dentro de los hijos de Israel, quienes como mejor pudieron vivieron el noajismo a pleno, hasta que pactaron el pacto ampliado, el que hizo de Israel la nación consagrada como “pueblo de sacerdotes y nación santa”.
Se despegaron de sus hermanos gentiles, no para dominar, no para oprimir, no para someter, no por ser “raza superior”, sino por haber sido fieles al pacto noájico.
Entonces, celebraron un nuevo pacto, eterno y que no admite modificación, el pacto que se mantiene perenne entre Dios y los judíos, y nada ni nadie puede invalidar.
El pacto noájico perdura, inalterado, firme, hermoso, sagrado como al principio, es legado y herencia de todas las personas.
No lo supieron guardar ni vivir los chinos, ni los indios, ni los jamaiquinos, ni los españoles, ni los árabes, ni… sino tan solamente pequeños grupos, que una y otra vez aparecieron en la historia, antigua y moderna, y que ahora están llamados a un nuevo y más poderoso despertar, el que corresponde al comienzo de la Era Mesiánica.

3- Le daré dos respuestas, tal vez podría darle más, pero creo que es suficiente con éstas:

a- Porque la única nación que admite y afirma sin pausa que recibió una revelación nacional directamente del Dios, es la judía.
No hay otra familia, nación, pueblo, religión que diga o afirme algo así.
Mis antepasados estuvieron allí cuando Dios los rescató de Egipto, los llevó por el desierto, los alimentó, los vistió, los reprendió por sus errores, los protegió, los castigó, los llevó a la tierra de Israel y les permitió asentarse en ella, y muy especialmente les entregó directamente a ellos, a los padres de mis padres, les entregó la Torá. No con mensajeros, no por fe, no porque quiero creerlo, no porque sería un hereje si dijera o pensara otra cosa, sino porque allí estuvieron y ellos lo testimoniaron una y otra vez a lo largo de las generaciones.
¿Qué otro pueblo o religión puede afirmar y sostener algo por el estilo?
Seguramente que no los cristianos, ni los musulmanes, ni los budistas, ni los sintoístas, ni… nadie… solamente los judíos.

b- Porque puede indagar, preguntar, criticar, analizar, volver a preguntar y si lo hace con honestidad, de buena fe para buscar la verdad, encontrará que el mensaje es consistente, que no se cambia por gusto del consumidor o para favorecer a tal o cual, sino que se mantiene con fidelidad. Tanto en los textos antiguos que se han encontrado y estudiado, como en las enseñanzas de los sabios, como en la vida del pueblo que está comprometido con su tradición.

Hasta aquí mis respuestas breves, amigo mío.
Espero que les sirva a usted y todos los lectores, y a todos los que se iluminan por la generosidad de este sitio.
Si le quedan dudas, si no le queda claro algún punto, si no me exprese con corrección, si desea saber más, por favor hágamelo saber.

Que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribcoalt

 

 

Para enviarnos sus consultas.

17 pensamientos en “Resp. 911 – Creer a la manera judía?”

  1. Si el gentil creyere a la manera “judia” estuviera despreciando su propia , inequivoca e invaluable identidad , la cual fue dada para el crecimiento del mismo. y por supuesto para su debido cumplimiento. Todo esta exactamente calculado para el mundo venidero.  , cada uno haciendo lo que le corresponda.

    Hacerlo a la otra manera (otros pueblos) es hacerlo a la manera execrable como es la idolatria.

    Europa , Asia , Africa , America , Oceania plagada de seres humanos adoradores de las “tinieblas”: Seguidores en su mayoria de mahoma , jesus , buda , indra , lideres comunistas etc…..

    Una nacion tan pequeña , sin riqueza material alguna como petroleo , oro , carbon…… con el 80 % de la humanidad que los quiere exterminar , UNA NACION TAN PODEROSA , PROSPERA con un ejercito fuerte  , una moneda fuerte , judios en el rincon que estuvieren reconocidos mundialmente , es solo la respuesta de UNA PROMESA! Millones de libros , escritos , pruebas arqueologias testigas de donde fueron sacados y a donde fueron puestos hablan por si solo de que solo fue DIOS.

  2. solo fu Dios, si Sr., pero no olvidemos a esos judios nobles y sufridos, q apesar de los pesares, de tanto enemigo encontra, del EGO, de humillaciones, etc. siguio siendo fiel y lo continua siendo.

    hoy en dia hay multitud de enemigos tbn, gente q nos quiere exterminar, negar, avergonzar, asimilar, hacer desaparecer de una u otra forma, sea fisica o espiritual o ambas.

    son los noajidas, leales a Dios y por tanto a su propia identidad, los mejores amigos y socios del pueblo judio. no por ser “judaizantes”, sino por comprender el lugar sagrado de cada uno en la obra santa de construcion de shalom!

  3. No soy de la idea que unicamente el judaismo preservó todos los elementos del legado del noajismo. Si bien es cierto que dichos elementos se encuentran presentes por completo e integros en el pueblo hebreo, tambien es cierto que algunos elementos tambien están presentes en otras religiones civilizaciones o pueblos. Dos ejemplos:

    – Uno de los principios del Hinduismo es el respeto a todo lo viviente, lo cual se relaciona con el mandamiento noájida de no comer parte de un animal con vida y no asesinar.

    – Los cinco principios basicos del Budismo son: 1. no matar, 2. no robar, 3. no tener una conducta sexual impropia, 4. no mentir y 5. no consumir bebidas alcohólicas. Notese que los principios 1,2 y 3 son similares a algunos mandamientos dados a Noaj.

    Pero, qué quiero decir con todo esto? Que da igual si nos hacemos parte de una de esas religiones milenarias ya que los elementos noájidas están presentes? En modo alguno.

    Si bien es cierto que hay similitudes tambien es cierto que hay grandes diferencias, ejemplo: las religiones arriba mencionadas afirman que el hombre es Dios. Sabemos que en el judaismo tal idea es inconcebible y es una de las diferencias fundamentales entre el judaismo y las grandes religiones del mundo.

    Debemos entender tambien que el noajismo NO es una consecuencia ni un efecto secundario del judaismo. PERO si por causa de la gran falta de interés que las naciones gentiles le dieron al legado noajida hoy en dia tenemos que recurrir a un pueblo para que nos asesore en cuanto a qué, en quién y cómo creer, se hace necesario pensar en lo siguiente:

    ¿Debo creer en la sabiduria de una religión que ha hecho que sus seguidores se encuentren sumidos en gran pobreza, ignorancia, escandalos sexuales, y/o total desapego de la vida material ya que son requisitos obligatorios para agradar a sus dioses (budismo, hinduismo, cristianismo, etc) o debo creer en la sabiduria de un pueblo que desde hace milenios se ha mantenido generación tras generación demostrandole al mundo que su proceder, sus creencias, sus principios, su Dios, son los que le han garantizado el éxito y la permanencia al mismo tiempo de tener que ver la caida de grandes imperios y civilizaciones que si bien guardaban similitudes, tambien se cambiaron garrafalmente la deidad que les dio su origen?

    Obviamente no se trata de abrazar el legado judio por perfecto que parezca. Se trata de entender que el judaismo tiene sus raices en el noajismo, ya que como se ha enseñado infinidad de veces aqui, el pueblo judio (SIENDO UNA GRAN MINORIA EN AQUEL ENTONCES) se hizo merecedor de su legado gracias a que cumplió su parte del pacto.

    Y da para pensar: ¿Por qué a pesar que tanta gente ha conocido el noajismo (pensemos en los miles que han desfilado por fulvida.com en estos 5 años) tan solo un puñado se ha mantenido fiel a su identidad?

    No es un muy distinto a lo sucedió siglos atrás cuando las civilizaciones dejaron de lado su identidad espiritual noajida PERO el pueblo hebreo supo, pudo y quiso mantenerla.

    Pareciera que generación tras generación, los fieles a Dios son minoria, pero al mismo tiempo son esa luz pura que los malos pretender acallar para dar continuidad a sus métodos para religarse con el Creador, o como lo conocemos hoy, a su religión.

    Gracias Moré. Si no aprecio bien algo, agradezco su corrección.

  4. Gracias Yehuda y gracias Jonathan por tu comentario esclarecedor como dijo el Moré.

    La persona con la que hablé no es misionero ni nada por el estilo. Me dice que el estudia las religiones orientales sin simpatizar con alguna de ellas, de judaísmo sabe poco o nada. Tiene la idea de un Poder Supremo que prefiere no llamarlo dios, me dijo.

    Entonces cuando le hablé del noajismo y que lo había conocido através del juadísmo (tengo claro que no existe noajismo a la manera judía) me preguntó porqué creía en el testimonio judaico de que la revelación de este Poder Supremo fuera de ésta manera (noajismo y judaismo), y porqué no podía ser tal como lo predican otras religiones milenarias.

    Ante éste cuestionamiento me quedé en silencio unos instantes y me dije “muy buena pregunta”. Uno, porque ciertamente decidí confiar en el testimonio judío (porque es lo que conocí desde que tengo uso de razón, un dios de Israel aunque tergiversado, ahora que conozco el noajismo, la idea del Dios de Israel ya estaba preconcebida) y dos porque desconozco lo que las religiones orientales tengan para decirme.  

    Al final de la discusión concluimos que como individuos al decidirnos por éste u otro camino “espiritual” cada quien lo hace, en resumidas cuentas, como un “acto de fe (confianza)”, y cada quien defiende dicho camino fundamentado en ésa fe, junto con lo aprendido en dicha creencia, confiando en que ésa es la senda correcta para estar en paz con el Ser Supremo.

    Espero sus opiniones y/o correciones,

    Saludos,

    NaTh 

  5. interesante…

    amigo mio, ud comento q luego de la conversacion no se quedo conforme con lo q habia planteado, luego de leer mis respuesta, podria quedarse mas calmo y satisfecho su corazon?

    en cuanto a “confiar en los dioses”, en cual de los millones de dioses orientales confiaria, cuando de hecho uno contradice a otro y hasta el infinito en el politeismo oriental?

    o confiar en el uno y unico, q ha demostrado Su Presencia no en un milagrito, no en un cuentito q nadie pudo comprobar, sino durante generaciones y generaciones para TODO un pueblo?

    da para pensar en q uno puede confiar, si en lo q le parece y quiere, o en lo q es testimonio directo de todo un pueblo.

    cariños

  6. Moré, si no mal entiendo, no se trata solo de confiar en algo per se, porque me parece comodo, porque se ajusta a mis caprichos intelectuales, porque incluso sin conocer la evidencia creo en ella, porque me siento bien creyendo en eso, porque grandes personajes tambien creyeron y creen eso, porque da resultado creer en eso… SINO confiar en evidencias concretas, por ejemplo, el testimonio de un pueblo completo que un dia estuvo de pie en Sinai ante Su presencia, y que hoy dia aun permanece muy a pesar de sus detractores.

    Y creo que si vamos más allá en este asunto no se trata de: “soy noajida porque desde que lo soy me ha ido mejor que cuando pertenecí a alguna religión”, tambien se trata de “soy noajida porque hay evidencias de que eso es lo que soy, y que me vaya bien o mal no es evidencia para creer o dejar de creer que lo soy”. 

    Lo digo pensando en aquellos que dicen pertenecer a tal o cual religion, dicen creer en tal o cual dios, basados en que lo hacen porque les va bien o se sienten bien creyendo tal cosa.

    Y me baso en aquellas ocasiones en que el pueblo hebreo siguió creyendo de manera firme en Dios, a pesar de tener una espada a punto de romperles el cuello. Óbviamente hubo sus excepciones y seguirán habiéndolas, pero de manera general, generación tras otra, permanecieron fieles a su identidad y su legado.

    Bueno… tanta tela para cortar, pero dejemos que otros corten tambien.

    Gracias Natanael por plantear el tema (aprendo mucho con tus preguntas) y gracias Moré por tomarse el tiempo para enseñarnos.

  7. Al final mi pregunta era que si era correcta mi respuesta que era por confianza (con base en todo lo que el judaísmo representa) que yo me apega al pensamiento judío, o sí había algo más que agregar.
    Y digo algo más que agregar porque sentí que me quedé corto al tratar de hacerle ver a ésta persona que era por confianza, a lo que él lo entendió como sinonimo de fé al igual que en las diferentes religiones, puesto que al fin cada uno nace, crece y es instruido en determinada religión dependiendo en la familia y cultura que se nace, y aprende a confiar, creer, tener fe, en esa religión.
    Así, cada uno desde niño aprende lo que le enseñan los adultos aprovechandose que el infante no tiene opción de analizar y decidir por sí mismo. Y solo cuando las personas, una vez adultas, son críticas y analíticas de lo que creen es que pueden desprenderse o seguir en la religión aprendida si así les parece.

    Con el anterior argumento fue que sentí que mi respuesta se había quedado corta, talvez no para mí, pero sí para él.

    Pero me hizo reflexionar que en tanto hablemos con cristianos (de la secta que fueran), y los desmintamos con seguridad y respaldo en nuestros argumentos, dicha labor es un tanto, relativamente fácil, pues están de algún modo familiarizados con el el concepto del Dios de Israel y que teóricamente según ellos es el mismo en el que ellos han puesto su mirada.
    Pero cuando hablas con una persona, como la que yo hablé, que creen en una revelación de un Ser Supremo un tanto diferente, que no tienen (que yo sepa) mandamientos de no idolatría, no otros dioses, o algo por el estilo, la cosa se vuelve más complicada.

    Saludos,

    Nath 

  8. a difundirlo todos este tesoro q hacemos entre todos…

    a difundir la existencia de FULVIDA y la necesidad de contarlo entre las lecturas diarias….

    cuanto tiempo PIERDE cada uno en feisbuc, blogs de cosas vanas, husmeando en “cabalisterias”, jugando a “ser judio”, chateando cosas huecas? cuanto tiempo?!!!!

    pq no aprovehcar, al menos media horita diaria en dar buen pan al alma, y luego compartirlo con los demas?

    pq no?

    sera por esclavitud al EGO?

  9. Saludos desde Costa Rica!  creo necesario el compartirles algo humildemente, con todo el respeto,hay que tener mucho cuidado con esas “coincidencias” que descubrimos por ahi, creer (o pensar) en cualquier otra cosa que no sea el Eterno y asumir que la idea pueda ser real o parezca acercarse a la verdad nos puede llevar a cometer idolatria, no creo que debamos pensar o tener en cuenta conceptos que a travez de los siglos han sido contaminados o basados en practicas idolatras,cuanto no se ha escrito de todas formas!,material para estudiar religiones abunda, pero no creo que sea conveniente para nosotros indagar en  ese tipo de datos cayendo en diletantismo, conviertiendose en un entrevero espiritual y motivo de confusiones de cualquier indole no adecuada, mejor evitarlo.
    Es muy natural que existan todas las coincidencias, somos hijos de las naciones, unos que viven bajo el manto oscuro de la idolatria , otros no, pero los que somos libres demosle aplicacion al conocimiento con humildad y respeto ante el Eterno. Por favor me disculpan no es mi intencion contradecir a ninguno de ustedes que son un gran apoyo para mi, se los comparto pues antes no consideraba eso  tan importante pero  gracias al Eterno que por un medio  muy especial para mi lo pude comprender y salir de un”estanque filosofal” desgastante.
    Sintamonos afortunados de conocer nuestra sagrada herencia  nuestro lugar y mision en este mundo :-) y que HaShem bendiga a Israel
    Saludos respetuosos, con carino.
     
     

Deja un comentario