¿Noájida o Noaj-maniático?

Buen día querida familia, hace bastante tiempo no escribía algo y es que por un largo rato sentí que no me venía la inspiración y bueno, así como un día vino un pequeño bloqueo mental hoy nuevamente me llegaron las ganas de escribir.

Antes que nada, refiriéndome al título del texto hay que definir el sufijo –manía que según la RAE (tomado de: http://drae2.es/man%C3%ADa) :

manía.

(Del lat. manĭa, y este del gr. μανία).
1. f. Especie de locura, caracterizada por delirio general, agitación y tendencia al furor.
2. f. Extravagancia, preocupación caprichosa por un tema o cosa determinada.
3. f. Afecto o deseo desordenado. Tiene manía por las modas.

Me guío por la segunda definición y me puse a pensar sobre aquellas personas que son “Noaj-maníacas”, sé que la palabra es extraña ya que yo misma le acuñé el término (ojalá la Real Acade2mia de la Lengua no se moleste) a aquellos personajes que vuelcan su vida al noajismo casi que 100%, se aprenden de memoria el Camino del Gentil Justo, repiten en orden las 7 leyes , no salen nunca de Fulvida.com… pero, que así como pasa la Justinmania (la locura por aquel ídolo adolescente Justin Bieber), la Joliemanía, la Facebookmanía, la MySpacemanía, la Yogamanía, y etc etc… les pasa tambien la Noaj-manía.

Y es que existe una gran diferencia entre ser Noaj-maníaco y ser un verdadero Noajida, pues esto último se refiere a nuestra identidad mientras que la primera inevitablemente se refiere a cuestiones gobernadas por el ego. No es una cosa de moda que en su momento suena como la salvación a todas nuestras plegarias pero que al pasar el tiempo queda en el olvido, no es una cosa de aprenderse las 7 leyes de memoria o el Camino del Gentil Justo de la A a la Z y repetirlos como un loro a todo aquel que pregunte, NO! es saberlo, entenderlo, comprenderlo y sobretodo VIVIRLO, no es tampoco ir por el mundo como un misionero con el afán de evangelizar y convertir a todas las personas… DEFINITIVAMENTE NO!, porque ni siquiera es nuestro deber actuar como tal, es con nuestras acciones, nuestro estilo de vida, con el trato que le damos al prójimo y como cuidamos cada día lo que el Eterno nos da es como llevamos esa luz que tantas personas necesitan.

Porque no falta aquel, que llega acá y nos llena de palabras bonitas y nos envía bendiciones diarias, que nos desea un feliz séptimo todos los Viernes pero que cuando apaga su PC no le agradece a Dios estar vivo cada día sino que reniega de los problemas cotidianos, que no ayuda al necesitado, que no se para de la silla para que se siente la anciana o la embarazada, que continua dudando sobre si estará actuando bien o mal al decirle no a la idolatría y a la Iglesia y teme sentirse juzgado, que no cuida el medio ambiente ni respeta a otros seres que viven en este mismo planeta, que no se conmueve ante las situaciones catastróficas que se están viviendo actualmente en el mundo y simplemente piensa… nah! Eso no es conmigo!, y luego como si nada, llega acá y dice “yo soy un constructor de Shalom”

Amigos, no solo se construye Shalom en nuestra cabeza, repitiéndonos a nosotros mismos como borregos todo lo que encontramos en este sitio; hay que transmitirlo a nuestros hijos, padres, hermanos, amigos y conocidos, hay que vivirlo diariamente porque eso es lo que Dios quiere de nosotros y que de esta manera las personas se den cuenta lo bonito que es tener esta identidad!… No se puede tomar tan a la ligera como una moda, que cuando nos aburrimos simplemente nos pasamos a otra, hay que entender que uno es noájida desde que se nace hasta que se muere, no es que hoy me aburra y mañana me vuelva Budista o Testigo de Jehová y para aclarar: Tampoco es un camino hacia el Judaismo!!! Tal vez eso suene repetitivo pero para algunos es difícil de entender.

Para aquellos que tienen miedo de vivir como Noajidas, que aun piensan en el que dirán les digo: No están construyendo Shalom. Vivanlo, transmítanlo, eduquen al que abre su corazón y está necesitado de luz porque si tenemos al Eterno de nuestro lado no debemos sentirnos nunca con miedo, todo lo contrario… El es nuestro mejor aliado en la tarea de ser justos entre todas las naciones. Saludos
 

19 pensamientos en “¿Noájida o Noaj-maniático?”

  1. Gracias Manu muy interesante, para reflexionar, me gusto la parte que dice que no es suficiente con estar «habilitado» solo mientras estoy frente a la pc, hay que ser noajidas sobre todo y justamente cuando no estamos conectados a fulvida. Llevar fulvida a nuestra vida, a la de otros, FULVIDA UNPLUGGED!

  2. Manu quiero pensar que tu texto apunta a no solo cambiarse de camiseta sino un cambio más radical. Esto conlleva un proceso lento, de asumir la identidad después de estar sumergido en abismos; peor que todo a nuestro derredor nos habla de idolatría, hasta nuestro calendario. La cultura noajida se debe de apoco reestablecer y cubrir todos los espacios, comenzando con la música, enseñanzas, proyectos, seguir con colegios, universidades, hospitales, hasta llegar a la política. Quizas nuestros hijos gocen su identidad, nosotros somos las herramientas para construir la base.

  3. excelente texto!!
    al final diria yo que un Noaj-maníaco es aquel q convirtio el noajismo en religion!
    gravisimo error!!!
    es de meditar y poner en practica para no caer en ese sucio error!!

  4. es q parece a la gente busca religion, mistica, palabreria, cosas misteriosas, someterse a palabreros, no hacerse responsables, dejar de pensar, sumergirse en sensaciones extrañas… en resumen, el EGO al comando de la vida.
    cambian droga por religion
    y tristemente quieren muhos hacer del noajismo y del judaismo «religiones», es decir, drogas para manipular y someter…
    triste,lamentable.
    remedio: FULVIDA!

Deja una respuesta