Soledad: miedo, religión, solución

Hemos escrito en otras ocasiones sobre el tremendo impacto que el trauma del nacimiento representa para la vida de la persona.
Hablamos de la impotencia, de la sensación de terror invasivo, del miedo primordial del cual derivan todos los otros miedos que nos petrifican durante nuestra existencia.
Entre éstos encontramos el miedo al abandono, a la soledad, al desamparo, a la pérdida.
¿Quién no lo ha sentido?
¿Quién está libre de él?
En ocasiones podemos hacernos los distraídos, mentirnos, engañarnos, fantasear con la intención de desprendernos de la realidad: estamos solos, aunque estemos rodeados de gente.
¿Nunca lo sentiste?
¿Nunca pensaste al respecto?
Te aseguro que en más de una ocasión el frío cosquilleo de la soledad, del abandono, del desamparo te ha recorrido; más de una vez has hecho hasta lo improbable para no estar aterrado en soledad.
¿Me equivoco?

Cosas que se han hecho para no sentir el abrazo de la soledad:

  • quedarse en una relación matrimonial violenta, infiel, enfermiza,
  • soportar el maltrato de un progenitor, tutor, “amigo”, etc.,
  • admitir tener relaciones sexuales prematrimoniales con el novio/a cuando no se quería hacerlo,
  • sonreír cuando los “amigos” se burlan de ti,
  • congregarte con los de tu “secta” –la cual aborreces- con tal de tener un grupo,
  • admitir y aplaudir cada disparate de tu pastor, “rabino” mesiánico, gurú de turno, para sentirte amado, tenido en cuenta, cobijado por su “poder”,
  • rezar, negociar, pactar con alguna deidad con tal de asegurarte de que ella esté a tu lado,
  • salir con una mujer/hombre diferente a cada rato, para no tener que sufrir el fin de alguna relación seria y significativa,
  • no divorciarte por miedo a no tener a nadie después,
  • querer terminar alguna relación más o menos estable –sentimental, laboral, terapéutica, comercial, amistad, etc.- pero no saber cómo hacerlo,
  • pagar por sexo,
  • dar obsequios a hijos, nietos, amigos, etc. con la finalidad de tenerlos “cerca”,
  • hacer sentir culpa al hijo, nieto, etc. por no estar pendiente de uno,
  • recluirte y aislarte, porque inconscientemente supones que es “menos mala” la soledad provocada que la que te sobreviene,
  • pasar por constantes abandonos, abandonando y siendo abandonado,
  • no comprometerte seriamente, formalmente, con nadie, porque así “mágicamente” no habrá posibilidad de que te dejen,
  • amenazar al otro para que no se vaya,
  • hacerte la víctima para que le otro se quede contigo por culpa,

Podrías tú regalarnos otros ejemplos que conozcas, que hayas vivido, que te hayan contado, que te surgen a la mente. Gracias.

¿Puedes visualizar lo que quiero compartir contigo?
Quizás es a ti a quien le está ocurriendo, o a alguno de tus allegados, o a alguien que conozcas.
Pero, no mires para fuera, mira en ti.
¿Reconoces que tienes un tremendo miedo a la soledad?
¿Te das cuenta de lo que hiciste y haces para manipular a los demás para no estar solo/a?

Ah, más de uno negará que está en este trance… pero la vocecita de la conciencia está gritando para que la atiendas.
Si meditas y eres sincero, encontrarás que tú también estuviste y probablemente estés enlazado por el miedo a la soledad, al abandono, al desamparo.
Mirar para otro lado, acusarme de estar delirando, auto engañarte, puede dejarte tranquilo por un rato… ¿pero te dará la paz y el bienestar que no tienes?

Es un hecho que la soledad es parte intrínseca de nuestra existencia terrena.
En tanto somos cuerpo, somos separación.
Ni siquiera en los instantes de mayor compenetración física de dos seres humanos (en la gestación y en la relación sexual genital), se acorta la distancia que los separa y aísla.
No es el cuerpo el lugar para dejar de sentir la soledad como dolorosa… aunque los abrazos calmen, las caricias contenten, los besos endulcen el ánimo, el cuerpo del amado a un lado se sienta como el embrujo que quiebra el mal hechizo de la soledad.
Pero es el cuerpo el canal que podemos emplear para que nuestra unidad espiritual se ponga de manifiesto.
Espiritualmente no hay espacio ni distancia, en tanto la acción sea armoniosa entre los seres.
Cuando dos o más personas están en la misma sintonía de acciones, de pensamientos, de sensaciones, están alcanzando la unificación.

Algo así intuyen, o les instruyen, a los pastores, a los traficantes de la fe, a todos los que usan la manipulación en todo su espectro para conseguir someter a los demás a sus malvados deseos.
Por ello es tan común que ordenen cantar al grupo himnos repetidos, una y otra vez la misma frase, el mismo lema. Por eso ordenan levantar al unísono la mano derecha. Ponerse de pie todos juntos. Gritar incoherencias bien alto, todos a la par. Por ello es tan importante para estos pastores que todos concurran a todas las “celebraciones” y reuniones, y hacen hasta lo imposible para tener a todos actuando como marionetas acompasadas al mismo ritmo todo el tiempo.
Es una forma de quebrar voluntades, anular el pensamiento crítico, estimular las sensaciones primitivas, potenciar el EGO, infantilizar, todo esto es cierto. Pero también está el truco de hacer vibrar en una misma frecuencia a la masa de enceguecidos seguidores. Ellos intuyen, o han sido instruidos por sus maestros del mal, que la comunidad, el rebaño de “ovejitas”, tiene que actuar como tal, como rebaño, como una mente, como un cuerpo, como un ser, gobernados por el “pastor”. Eso les da la sensación de unidad, de ser parte de algo más grande, de narcotizar su sentimiento de soledad… que sigue vivo y cada vez más angustioso, pero ellos esconden detrás de los harapos hábilmente confeccionados por el pastor, falso rabino, gurú, cabalistero, jasideo, etc.
Cuando algo o alguien puede quebrar la frecuencia de dominación, rápidamente se ponen en juego otros instrumentos de dominación, para erradicar la fuente de distorsión, para que el sentimiento angustiante de soledad no salga a la luz.
Para los pastores es esencial mantener al rebaño unido, haciendo idioteces una y otra vez, con tal de que sigan pagando el diezmo, dando a sus hijas para su disfrute sexual, compartiendo a sus esposas para lo mismo, etc.

Hasta aquí hemos esbozado el problema de la soledad, del miedo a la soledad.
Hemos apenas rozado cómo hacer frente a esto.
Y hemos visto cómo los sanguinarios traficantes de la fe, entre otros especuladores (como políticos, por ejemplo) se aprovechan del miedo y de lo que parece una solución al mismo para acentuar el daño y sacar grandes réditos personales.

Me encantaría que pudieras compartir tus ideas aquí, en la zona de comentarios.
También que compartieras este texto, como el resto del buen pan espiritual, que tenemos gratis para todo el que desee. Puedes difundirlo por tus redes sociales, copiarlo y enviarlo como email, hacer presentaciones, imprimirlo, como tu prefieras, pero no olvides mencionar el link y autor, para hacer correctamente las cosas.
De paso, puedes apoyarnos económicamente también, porque aunque no lo creas también tenemos que comer, vestirnos, pagar la luz, entre otras pequeñas cosas que a personas religiosas parece que no las atormentan.

Así pues, aquí estamos, para seguir estudiando y compartiendo.
Si Dios permite, iremos ampliando sobre esta temática muy importante e interesante, pero depende en buena medida de cómo respondas tú.

Todo mi cariño y respeto para ti.

26 pensamientos en “Soledad: miedo, religión, solución”

  1. Es ese miedo a la soledad lo que nos lleva a hacer ciertas cosas no para diferenciarnos sino para ser parte del montón. Pienso en aquellas mujeres que dependen de un sueldo mínimo pero hacen grandes prestamos de dinero para aumentarse los senos y los gluteos con tal de sentirse parte del montón de mujeres voluptuosas so pena de que los hombres no las tomen en cuenta.

    En la medida en que leia el texto pensaba en los políticos y en sus seguidores, pero casi al final usted lo menciona. Aqui en mi pais se valen de manipulaciones directas para conseguir sus cometidos, ejemplo, te dan empleo pero si no asistes a las concentraciones donde se le expresa lealtad al presidente entonces te amenazan con quitarte dicho empleo. Otro ejemplo seria el uso de la ropa color rojo, muchos venezolanos hacen sus protestas vestidos de ese color para demostrarle al presidente que a pesar que están reclamando aun asi ellos le son fieles. Todos aqui sabemos que lo hacen porque tienen miedo a que no los consideren parte del montón que le rinde pleitecia.

    Cuántas veces hemos cedido nuestro honor, integridad y dignidad con tal de no quedarnos solos? Es increible ahora que lo pienso.

    Gracias Moré.

  2. Hay mucho de cierto Moré. Lo que me parece increible es acordarme de las tonterias que hice para no quedarme solo cuando transité por el camino del error. Pero bueno, a mirar hacia adelante, a buscar la verdadera compañia a través del cumplimiento de los mandamientos que me corresponden.

  3. dejarte maltratar por el pastor, ese q sigue maltratando a tantos hoy en dia, q temen perder el amor del paZtor…
    es terrible, no?
    cuanto mas y mejor podemos hacer al ser libres de ese temor y de los q manipulan para alcanzar sus deseos espantosos!!!

  4. La soledad tiende a asociarce con fracaso , el fondo que muy pocos desean tocar.

    Aquel con problemas de pareja , laborales , medicos…. tiende a sentirse solo.

    Aqui es cuando el ave de rapiña vuela sobre su presa , sedienta de hambre y despues de darle algunas vueltas se aproxima a sostenerlo con sus garras , lo alejan de su relidad momentaneamente , subiendolos hasta lo mas «alto» y donde ellos no desean nunca caer!

    Gracias more.

  5. Y pensar que en muchos grupos todo lo enunciado, esos miedos o actitudes negativas, se etiquetan bajo el accionar de los «demonios» que necesitan ser exorcizados.

  6. No se equivoca moré, hemos sentido la soledad, y actuamos muchas veces sólo para apaciguar su presencia.

    Y digo «apaciguar» porque cuando el ego esta al mando de la vida de las personas, el miedo prevalece y la soledad se incrementa, pese a que engañosamente se crea lo contrario; lo cierto es que como resultado nos alejamos de nuestro «yo esencial» para volvernos esclavos de «cualquier cosa» que el ego ofrezca.

    Moré, son destellos de luz sus palabras, verdades que todo aquel que las aprecia descubrirá como herramientas para crecer y alcanzar la verdadera felicidad que nos une a nuestra esencia.

    Muchas Gracias. abrazos!!!

  7. eli, a trabajar mas y mas, a comaprtir FULVIDA incluso con los q creen en colgados y otras falsedades.
    no importa las creencias, no queremos obligar a nadie a cambiar su creencia.
    pero si a q podamos construir shalom juntos.
    eventualmente, tal vez, el q idoaltra se quite de encima su mochila, pero en este tiempo no hagamos «guerra» contra las creencias en esos dioses muertos, sino q hagamos un grupo unido de constructores de shalom, sin importar las creencias.
    le parece buena idea?

  8. Me parece excelente, (Entiendo la idea, y me encanta…)

    Hacemos nuestra parte, no cabe la menor duda… No peleamos, ni salimos a la guerra, sino que construimos, compartimos, trasmitimos, vivimos “y quizás y con seguridad” ya le llegará el tiempo a cada persona de derrocar a su Ego para dejar de lado la mochila idolátrica que oculta al mundo la verdad que tanto esclaviza.

    (Creo que definitivamente, hay sincronía en este proceso al cual usted ha aportado tanto, “tantísimo” y de aquellos que queremos hacer parte de ella… Estamos usando esta “estrategia” con la nueva filial , y con paciencia, pero con constancia llegaremos incluso a los que no han querido escucharnos…)

    De corazón quisiera dedicar aún más tiempo, hacer más, … pero el tiempo es limitado así que procuro que el poco tiempo sea de provecho, y trato de hacer cuanto me es posible

    Un Gran Abrazo.,

  9. todo el tiempo q dedica es sagrado.
    en cuanto a esta «nueva linea» de apertura, no ha sido esa la idea desde el comienzo?
    pq de no haberlo sino, estaria solo por ahi, como un loco en el desierto hablando de noajismo en español, como desde bhace mas de una decada estoy haciendo.
    ahora son miles, algunos leales q siguen bajo el amparo del hogar fulvida, otros q se han abierto pero siguen siendo noajidas mas o menos centrados, otros q han disfrutado del aire de libertad pero retornaron al vicio… pero eso ha sido posible, todo ello, gracias a no discriminar al q piensa diferente, al q cree otra cosa, sino a ser abiertos, recibir a «casi» todos, no compartiendo ideas malignas, pero abriendo el hogar para q tbn los viciosos, los desamparados, los sufridos, los ignorantes, los difernetes, todos tuvieran una posada q podian convertir en su hogar o tan solo como parada en su camino.
    a trabajar, cada segundo es de oro!

  10. Que linda temática ha tocado Moré: La soledad. Solo puedo acotar por ahora, que conozco personas que se encierran en relaciones enfermizas con parejas donde hay poca armonía, confianza y fidelidad a causa de no sentirse solos. Deben dar gracias los leales a Dios, pues a través de Sus preceptos y leyes sagradas podemos subir del pozo de la depresión y la soledad, para vivir una vida sana saludablemente y evitar errores en la vida que llevan a la infelicidad tanto en esta vida como en la otra. Gracias!!!

  11. Aveces el miedo a la Soledad nos lleva a refugiarnos en el alcohol, a mi me estaba pasando se los confieso en este momento, por miedo a estar solo y a no sentirme parte de algun grupo terminaba enredado con «amigos» en los cuales según mi EGO encontraba un apoyo, cuando en verdad me estaban undiendo en el peor de los fangos, rodeado de mujeres que mienten al besar, vulgares y vendedoras de amor y de falsas amistades que decían ser mis hermanos del alma y que me abrazaban cuando pagaba la cuenta y que a la hora de una necesidad o de una enfermedad ni un mensaje de texto recibía, me sentia tan lleno con ellos pero al llegar a casa totalmente embriagado y sin dinero me sentia tan miserable y vacío que hasta en ocasiones lloraba hasta quedarme dormido, gracias le doy a Dios por haberme dado tanta fortaleza y por guiarme a este hermoso hogar donde encontré en cada texto leído una lección de vida y una luz de esperanza para mi alma, a sido difícil pero tengo una dupla de honor que me impulsa a ser mejor hombre ( Dios y fulvida), ahora puedo decir con fundamento que no necesito nada de lo anterior comentado para sentirme lleno, ya que mi alma se alimenta a diario de amor, de respeto, de sabiduría, de Dios, atravez de este santo hogar, ahora puedo decir que soy un Noajida constructor de shalom, Gracias,Bendiciones.   

  12. Gracias por el apoyo, se que sus palabras son verdaderamente sinceras,y Jonathan yo soy colombiano pero estoy radicado en Valencia y tu estas en san Cristóbal?

  13. Pues como dice el refrán : «Mejor solo q mal acompañado» La soledad hay q saberla manejar Si estamos con Dios no estamos solos, es más fácil soportar la soledad.

  14. gracias por alimentar nuestra existencia con este texto, y en lo personal por terror a la soledad muchas veces me he visto rodeado de malas amistades haciendo lo q no debo, también le huía a un compromiso serio con otra persona, hasta llegue a caer en un consumo absurdo de alcohol brincando de fiesta en fiesta, entre infinidad de evasiones a la realidad, que pueden parecer pequeñas, pero todas sumadas, opacan la luz de nuestra existencia, pero gracias a Dios existe la oportunidad de hacer todo lo contrario, y mas aun cuando se cuenta con el gran apoyo de una familia como fulvida, recuerden no hay excusas para no hacerlo, el cambiar hacia lo positivo, lo constructivo, lo trascendental esta en cada uno de nosotros.

  15. Pero es el cuerpo el canal que podemos emplear para que nuestra unidad espiritual se ponga de manifiesto. Espiritualmente no hay espacio ni distancia, en tanto la acción sea armoniosa entre los seres. Cuando dos o más personas están en la misma sintonía de acciones, de pensamientos, de sensaciones, están alcanzando la unificación.

    Gran mensaje, para dotar de vida a la existencia!

    Muchas gracias querido amigo!

  16. En el grupo de mi hija ahora que hubo clausura, vi llorar un par de madres incluso a la maestra misma, durante los dos años que estuvieron juntos alumnos y maestro, hubo sincronia, ahora que se «despidieron» aunque todos somos de este rumbo, las lagrimas no faltaron, incluso mi hija ha manifestado su miedo a estar sin sus amigos, ese miedo social esta muy presente en cada uno de nosotros y tratamos de huir de el cada vez que lo sentimos cerca.

Deja una respuesta