Pesaj, tu elemento

En breve el pueblo hebreo celebrará su independencia, la Salida de Egipto, su paso de la esclavitud a la libertad. Transmitirán a las nuevas generaciones el mensaje de redención implicito en lo que ellos llaman Seder de Pesaj, una ceremonia que pertenece únicamente a ellos por disposición Divina.

Dentro de esta ceremonia recordatoria harán memoria, a través de ciertos elementos, de aquel momento en que todo un pueblo pasó de ser esclavo a libre, con el fin de resguardar sus orígenes, sabiendo que en otrora su voluntad estaba sujeta al capricho del Faraón, pero que un dia esto cambió y el Creador los rescató para entregarles Su Torá, Su voluntad expresa, lo que debian hacer ahora que eran libres.

Cuenta una historia que una vez un rey tenia un primer ministro al que habia confiado la administración de su reino. Este primer ministro tenia por costumbre entrar todos los dias a una habitación por unos minutos y luego salia. La gente ignoraba qué habia alli, pero la curiosidad los llevó a preguntarle al primer ministro qué ocultaba.

El primer ministro los llevó a la habitación y les mostró qué habia alli. Quedaron sorprendidos al ver una chaqueta de cuero y una flauta. El dijo: Antes de ser primer ministro, yo era un pastor de ovejas, y cuando las apacentaba acostumbraba a tocar la flauta. Todos los dias entro a esta habitación para acordarme de mis origenes, para saber de dónde vengo, dónde estuve, dónde comencé».

Ahora que viene la fiesta de Pesaj nosotros los noajidas no tenemos participación directa sobre algun ritual en el que algun elemento nos recuerde que hayamos sido sacados del Egipto físico, pero sí existe ciertos recuerdos de que un dia estuvimos esclavos en algun Egipto, la más común quizás sea alguna religión, quizás para otros sea una situación crítica, o algun otro momento que marcó cambio en nuestras vidas al sabernos noajidas y comenzar a vivir de manera consciente nuestra identidad espiritual.

Aprovechemos este tiempo de Pesaj para acordarnos de aquello que un dia nos esclavizó, no hay nada de malo en hacerlo, todo lo contrario, siempre es bueno recordar de dónde venimos, de dónde Su mano nos sacó. Pero tambien tomemos consciencia de lo que implica ser libres y al mismo tiempo vivir bajo los Siete Mandamientos que definen nuestra espiritualidad, nuestra vida.

Recordemos que al EGO le gusta que olvidemos nuestro pasado. Pero acordarnos de cómo estabamos antes y cómo estamos ahora es una buen ejercicio para crecer espiritualmente.

Feliz Pesaj para todos y todas.

12 pensamientos en “Pesaj, tu elemento”

  1. gracias profe, a recordar de dónde venimos y reforzar nuestra identidad. Gracias a D´s que no estoy tomando lo que no me pertenece en estas fechas. Recuerdo cuando quise usurpar lo que no conocía creyéndome lo que no era, gracias a D`s que logré salir de aquella celda y conocer mi identidad como noájida, ahora me toca tomar lo que me corresponde siendo quien realmente soy, día a día creciendo.

  2. Y si aun soy esclavo de mis sentimientos y emociones ?, yo la enmascaro
    no las muestro, primero fui catolico, luego ateo, ahora agnostico
    es claro que por si solos, sin un creador no estariamos aqui
    este sitio me da dado respuestas que por si solo nunca las hubiera encontrado
    Señor Yehuda Ribco como entro usted al camino del Nohajida ? ( es curiosidad, na mas )

  3. Memoria para no olvidar, no olvidar que fuimos esclavos de la oscuridad y que ahora somos libres, libres de ritos también (se acuerdan cuando tenían que ir a la iclessia dos o tres veces a la semana??)
    Feliz pesaj a todos también!
    Buen post amigo!

  4. Muy lindo mensaje Jona,muchas gracias. Librarnos del miedo, del ego, de viejas ataduras que hemos adquirido, es un gran paso que debemos dar para ser libres y estar en tranquilidad y por sobre todo, confiar que lo que nos toca o nos tocará vivir será para mejor. Feliz pesaj a todos los judíos, felicidades a todos nosotros que hemos llegado a este sitio de verdad, crecimiento y mucho amor!

  5. Curiosamente esta mañana venían tantos recuerdos a mi mente… y por un tiempo vi una película que no pretendo olvidar, porque esa es mi historia, aquella que no culmina aun, pero que a cada paso, y a cada nueva escena me alienta a ser quien soy… mientras me descubro!!!

    Gracias por esa invitación, es un ejercicio para buscar el equilibrio de nuestro «yo vivido» con nuestro «yo esencial»… siempre, sin la menor duda en pro de la verdadera libertad!

    Un abrazo!

  6. El Pesaj no es mi elemento, que yo sepa ninguno de mis antepasados tiene nada que ver con Egipto, ni en época de Ramses II ni posterior -aunque siempre cabe la posibilidad de alguna cruzada, poco probable porque aquí se hicieron en la Península-. Eso sí, felicito a los judíos que celebren el Pesaj, es su fiesta.

    Saludos

  7. Sí, es curioso, el comentario anterior se parece a lo que escribí en el texto, cito «Ahora que viene la fiesta de Pesaj nosotros los noajidas no tenemos participación directa sobre algun ritual en el que algun elemento nos recuerde que hayamos sido sacados del Egipto físico…»

    Gracias a aquellos que comentan habiendo leido el texto completo y no solo el titulo.

    Saludos

  8. Leerlo lo he leído pero la analogia de la liberación las dependencias o ataduras se puede hacer con el Pesaj o con cualquier otra cosa que celebre una liberación, conste que no digo que no quepa usarse el Pesaj pero también se podría utilizar, por ejemplo, ciertos conceptos budistas -estoy pensando en algunos elementos de los sermones medios del Canon Pali-.

    Saludos

Deja una respuesta