Vaierá 5773 – Ilusión de control

Te recomiendo que tomes un tiempo para leer un interesante artículo publicado por la revista online “Science” (de octubre 2008, puedes hacer clic aquí para abrirlo y leerlo, previamente deberás registrarte gratuitamente allí).
Los autores (Jennifer A. Whitson y Adam D. Galinsky) exponen una serie de experimentos que confirman que cuando la persona se encuentra en una situación de pérdida de control (impotencia, indefensión, desesperación) crea patrones ilusorios para tratar de dar algún patrón de coherencia a los estímulos que percibe y no puede dominar.
De cierta forma, se quiere controlar ilusoriamente aquello que está (o se siente) fuera de control.
Entonces, se reconocen imágenes en donde no las hay (paraeidolia), se enlazan asuntos que en verdad están desconectados entre sí, se anclan en supersticiones o se elaboran teorías conspiratorias, con la intención de afrontar la pérdida de control y en cierta forma retomarlo de manera “mágica” (pensamiento mágico), por medio de una aparente comprensión de los hechos.

Como lo hemos enseñado en muchas ocasiones, una de las herramientas del EGO (la pasiva) es la desconexión de la realidad. Ésta se consigue por medio del dormir, del fantasear, del mentir, del engaño, de la adicción, de la distracción, de las excusas, de los olvidos, de las fabulaciones, de las supersticiones, de las religiones, en fin, de las múltiples y variadas maneras que las personas nos inventamos para no asumir nuestra impotencia y presentar alternativas creativas o prácticas a nuestra situación.

Al ser impotente se aparente poder; al carecer de fuerza, se recurre a la violencia; al estar en situación desventajosa, se hace trampa; al crecer dentro de la mentira, se niega la verdad por medio de reforzar la ceguera del fanatismo. Como venimos diciendo desde hace tiempo, es el EGO que ha tomado el timón de la vida y lleva a la persona por aguas peligrosas, hacia la muerte en vida. Pero, con astucia, no dando la impresión de derrota, no admitiendo la falta de control, no asumiendo la propia debilidad, con ardides para mantener sometida a la persona a la esclavitud.
Así, se mantiene en las sombras al prisionero, encerrado en su celdita mental, pero con la presunción de creerse el amo del universo. Porque bien sabemos, el esclavo del EGO a menudo pretende controlar todo, incluso lo incontrolable, incluso a Dios, aunque ni siquiera puede controlar los cuatro palmos de su existencia.

Cuanto más impotente te sientes, eres más susceptible a que el EGO tome el control sobre tu vida y a través de sus herramientas tu pretendas controlar lo que no controlas. Procurarás usar la violencia física, o la verbal o la manipulación emocional, si no funciona, caerás en estado de desconexión de la realidad. Probablemente interpretes los eventos bajo la sombra del EGO, y veas conspiraciones donde todo es honesto; te sientas burlado, cuando nadie te presta atención; supongas que podrás ejercer influencias mágicas por medio de rituales o procedimientos místicos. Todo esto no te acerca a la solución de los conflictos, ni te dota de poder, sino que te hunde más en la oscuridad, en la falta de confianza, en la celdita mental.

Esto es bien sabido, conscientemente o no, por los que te dominan y manipulan. Te harán sentir indefenso, falto de poder, a su merced, culpable, en falta, pecador, sin esperanza, con esperanza pero solamente a través de cumplir con lo que él te demande. Lo importante para el manipulador es que te hundas en el temor de la impotencia, que el espanto del terror de la impotencia inicial te lleve a la inacción. Procurarán desactivar tus mecanismos activos del EGO (violencia física, verbal o manifestaciones de dolor), para que no reacciones ante sus trampas. A menudo harán que redirijas tus mecanismos activos hacia otros, hacia lo que ellos te proponen como “enemigos”, a los cuales culpará de tus males, reales o fantaseados; te inducirá a que direcciones hacia esos “enemigos” tus fuerzas, para preservar ellos su poder sobre ti. Es por ello que las sectas y otros grupos liderados por manipuladores emocionales tienen tan a menudo presente a los “enemigos” contra los cuales descargar sus injurias, amenazas, golpes, persecuciones, etc. No es que el “enemigo” solamente les sirva para unirse en su contra, sino especialmente para que los que son manipulados no se liberen de las garras del líder manipulador, sino que sigan adoctrinados, fanatizados, haciendo de cuenta que tienen cierto poder y que lo están aprovechando para algo positivo, cuando en realidad todos esos actos violentos y de fanatismo simplemente aprietan más fuerte el lazo de esclavitud en torno a sus vidas.

Con esta enseñanza quizás puedas comprender un poco más lo que has visto o vivido en sectas o relaciones en las cuales eras dominado y manipulado por lobos expertos en pastorear ovejitas. Tú estabas en el rol de la ovejita indefensa, atacando falsos lobos cuando en los hechos estabas siendo pastoreada por el lobo feroz. Tus agresiones iban hacia un ilusorio Satanás, los traidores, los de otras sectas, estos o aquellos, y de esa forma te mantenías bajo las garras de tu pastor, que era el que ciertamente te estaba drenando tus energías, tu dinero, tu existencia.
Recuerda como siempre te presentaban a quien odiar, a quien insultar, a quien temer, a quien violentar, para de esa forma dirigir tu atención hacia falsos enemigos y no reconocer que el que te manipula es el verdadero enemigo. Ese que se queda con tu poder, con tu dinero, con tu honor, con tu alma. Que se enriquece a tu costa. Que se deleita cuando tú sufres. Que posee lo que tú le das, lo que le robas a tus hijos de la boca. Ese que te esclaviza es el débil, pero con habilidad para aparentar fortaleza y hacerse tu señor.

Probablemente al principio te alientan, te esperanzan, te dan ánimos, te elogian. Se van convirtiendo en aquellos que atizan tu fuego casi apagado, el de la baja autoestima. Ellos están ahí para hacerte sentir importante y querido, pero es solo una trampa. Es la carnada en su anzuelo. Luego, como sin darte cuenta, comienzan las agresiones, las exigencias, las demandas, los golpes, las amenazas, el dolor. Te esfuerzas por obtener el cariño que perdiste, haces lo que está por fuera de los límites para recibir cariño y aprobación, pero hay solamente hielo, o culpas, o más agresiones. Ya estás atrapado, entre las amenazas, los sentimientos de culpa, las falsas promesas de bienestar, todo se conjuga para mantenerte esclavo de esos EGOs externos, de esos líderes religiosos, cabezas de sectas, malos padres, pésimos amigos. Y sí, también está el miedo. Siempre el miedo. El miedo, cuya base principal es el terror inicial, aquel que no se quiere volver a vivir. El de la impotencia más terrible, el de la soledad extrema, el de la carencia de todo recurso y explicación.

Si surge algún rayo de esperanza, de libertad, te impondrá el que te manipula interpretaciones o enseñanzas que te corten tus alas y te impidan el alejarte hacia una vida de mayor plenitud. Harán conexiones entre cuestiones desconectadas, te presentarán falsas evidencias, darán sermones por medio de los cuales te harán creer en cualquier cosa absurda, pero que te mantendrá en la esclavitud.
Si lo vieras desde fuera, “objetivamente”, percibirías todo el truco, el teatro, la falsedad, la terrible manipulación a la que estás siendo sometido. Pero desde dentro, angustiado, atormentado, amenazado, presionado, vapulado, puesto en estado de indefensión, tu EGO se encargará de sincronizar con las falacias del pastor-lobo y mantenerte desconectado de la realidad. Indefenso, a merced del que te está devorando en vida. Pelearás contra fantasmas, falsos enemigos. Harás de tu vida un vacío, lo que confirmará tu impotencia, lo que dará más poder al que te manipula para seguir haciéndolo.
Es una visión horrible, dramática, pero muy real.

Es posible otra vida.
Es posible dejar de lado este masoquismo.
Es posible dejar de sufrir, de ser esclavo, de vivir engañado.
Sí, es posible, aunque no fácil.

El comprender estos mecanismos, el tener claro cómo funcionamos, el profundizar en la ciencia de la conducta humana, es meritorio para toda persona leal al Eterno (judío o noájida), pues nos permite llevar una vida de mayor verdad, actuar con real bondad, servir al Eterno desde la lealtad, ayudar al prójimo con misericordia, establecer justicia con derecho, no ser más una marioneta del EGO y sus manifestaciones externas. Por ello nos parece necesario continuar con estas enseñanzas y es imperioso dedicar tiempo a ellas y luego aplicar el conocimiento a nuestra existencia.

Veamos un notable ejemplo de la parashá de esta semana, Vaierá.
Está escrito al principio mismo:

"El Eterno se apareció a Avraham [Abraham] en el encinar de Mamre, cuando él estaba sentado en la entrada de la tienda, en el pleno calor del día. Alzó sus ojos y miró, y he aquí tres hombres que estaban de pie frente a él… "
(Bereshit / Génesis 18:1-2)

¿Qué vio Abraham?
A tres hombres comunes, gente típica del medio oriente, adoradores de ídolos, hombres de paso.
No se podía imaginar, no había nada en ellos que señalara que en realidad eran tres enviados (ángeles) del Eterno.
Para Abraham hubiera sido sencillo permanecer en su casa, a la sombra pues afuera hacía un calor ardiente. De hecho, allí debería estar, puesto que había tres días se había circuncidado y el también ardía por la fiebre y padecía fuertemente por el dolor. Y allí estaban esos tres hombres que vagaban por el desierto, tres hombres y nada más. Otro, quizás, hubiera dado excusas, hubiera puesto su sufrimiento por delante, hubiera rebajado la condición humana del idólatra pobre y “sin valor”, hubiera interpretado la realidad en base a su EGO. No hizo así el patriarca judío Abraham.
Él salió de su casa y corrió al encuentro de estos extraños, les ofreció hospitalidad, sombra, agua, alimentos, compañía, instrucción noájida. Porque él vio hombres comunes, que ya por ello ameritaban ser tratados con respeto y dignidad, pues eran hijos de Dios, criaturas del Padre celestial. No les interrogó acerca de sus creencias, no los discriminó negativamente en base a lo que él escogía, no los hizo sus enemigos por ser diferentes. Muy por el contrario, desplegó su cualidad de jesed, bondad desinteresada, por un hermano noájida. No hizo cálculos para ver cómo podría obtener ventajas de esto, no evaluó si llegarían a pagar por su entrega, no consideró que él era viejo y estaba adolorido y enfermo. Solamente quiso hacer lo que sabía era bueno hacer: recibir con cordialidad y respeto al prójimo, aunque fuera diferente, aunque fuera idólatra, aunque luego del encuentro no creyera solamente en el Eterno, aunque fueran vagabundos del desierto.
Abraham no pretendía controlar al prójimo, porque sabía que nadie controla a otro. A lo sumo se lo manipula, se lo domina por medio del uso de la violencia, se lo obliga a hacer o decir cosas para no sufrir castigos, se lo engaña, pero nunca se tiene real poder sobre el otro. Se lo acepta como es, o se sufre por querer cambiarlo según el propio criterio. Abraham los aceptaba tal como eran. Por supuesto que instruía acerca de noajismo, de la fidelidad al Eterno, de los mandamientos que Él había encomendado a las naciones; pero no era un misionero aberrante, no hacía la guerra para “convertir” al otro, no andaba violentando al otro para manipularlo. Hacía mucho tiempo, muchas décadas, que Abraham había aprendido que no tiene valor el convertir a la gente a la fuerza, usar métodos extorsivos, emplear la violencia, engañar, nada de eso sirve realmente. Se consiguen éxitos superficiales, el falso éxito del EGO. Para llegar a los cambios radicales se debe partir y llegar del AMOR. Enseñar, pero no imponer. Predicar con el ejemplo, no solo con la palabra. Aceptar al otro con sus ritmos, tiempos, diferencias, contradicciones, dudas, zonas oscuras, y no pretender hacer de todos “santitos” al imagen y semejanza del dios que uno inventa.
Es por ello que el Eterno se apareció a Abraham en aquella oportunidad. NO ERA uno de los visitantes, ellos eran enviados de Dios y no Dios mismo. Pero Dios apareció a visitar al patriarca porque él con su conducta hacía de Dios una presencia real, palpable, constante. Por medio de su acción cotidiana, de su respeto a la vida, de su arreglo a las leyes, de su control real sobre el EGO, de su AMOR, así era como Abraham estaba siempre en presencia del Padre.
Por ello también la parashá anterior dice algo muy bonito acerca del primer patriarca de los judíos, en otra ocasión en que el Eterno se apareció a él:

"Avram [Abram] tenía 99 años cuando el Eterno se le apareció y le dijo: -Yo soy el Elokim Todopoderoso; camina delante de Mí y sé íntegro."
(Bereshit / Génesis 17:1)

Abraham caminaba delante del Eterno, estaba unido a Él. Lo hacía porque había conquistado su EGO y estaba en comunión con el Padre, sin máscaras ni cáscaras que ocultaran su Yo Esencial.
El EGO había sido puesto en su mínima expresión, por lo cual Abraham era libre, era un hombre auténtico. Estaba en control real, no en la ilusión que padecemos nosotros.
Es bueno recordar que Abraham era un hombre común, no era un súper héroe, no un ángel, no un enviado celestial, no un ser milagroso, era un hombre, como tú y yo. Aprendió a salir hacia sí mismo, desprenderse del EGO natural, del que se activa al momento de nacer, del que viene en las enseñanzas que se reciben en el contacto con los otros. Ese es parte del secreto de la orden divino que le dijo:

"Vete de tu tierra, de tu patria y de la casa de tu padre"
(Bereshit / Génesis 12:1)

Tú puedes hacer algo parecido.
¿Quieres hacerlo?
Yo te puedo ayudar, pero, ¿quieres hacerlo?

27 pensamientos en “Vaierá 5773 – Ilusión de control”

  1. No se necesita tener dinero o no tenerlo , ser reconocido o no , saber o no saber , para tener un comportamiento tan ejemplar como el de Avraham. El resto son solo excusas!
    Gracias More.

  2. es cierto uriel, pero es bueno tener dinero, bueno saber, bueno usar todo lo q tenemos para ser benditos y de bendicion.
    actuar a cada rato construyendo shalom.
    gracias por el comentario q nos da oportunidad de seguir aprendiendo

  3. Increíble, que genio Abraham, que dificil es este temita del Ego. Debo admitir que me cuesta mucho en ciertas ocasiones, pero de a poco uno se va librando del Ego. Aprender a ser tolerante para poder llegar a ser mas a imagen y semejanza de Dios. Es increible como una personas hace miles de años atrás pudo con esto, realmente un pionero. Excelente texto. Y muy cierto lo de la revista, el ego distorciona la realidad, para convertirnos en victimas y nos encerramos en ese estadío de indefención. Veo mucho eso en las personas como cambian la realidad para hacerla parecer un paraíso, esa forma de mentirse, es increíble como se ve en las personas. Gracias!!

  4. Interesante post, e interesante la investigación del enlace, podría tratarse de otro mecanismo de sobrevivencia de los múltiples que tenemos, en este caso cuando el propio control contextual es limitado, lo complejo del asunto es que la construcción mental se escapa de la realidad y fabrica la suya. Otro asunto fuerte es que esa condición explicaría muchas de las alucinaciones religiosas y las experiencias místicas, y quizás todas aquellas experiencias que asociamos como trascendentes, es decir más allá de lo puramente físico y natural y nos acerca a una condición de robot, de existencia sin más. No sé si la propia cuestión espiritual podría caer en ese entramado, es decir al final se trataría de un autoengaño que no lo construyen agentes externos, sino que responde más a una autoconstrucción. Finalmente podría ser que todo esto esté relacionado con el miedo profundo, quizás de cada molécula a la destrucción del ser. Gracias por compartir.

  5. como siempre sus comentarios son muy inteligentes, querido curioso.
    pero cambiaria de su frase » No sé si la propia cuestión espiritual podría caer en ese entramado, es decir al final se trataría de un autoengaño que no lo construyen agentes externos,» lo q dice «espiritual» y pondria «religioso»,. pq lo espiritual no es construccion humana ni depende de lo humano, es herencia divina. al menos esa es la creencia de la Tradicion.

  6. Estimado Morè Yehuda:
    Muchas gracias por el alimento espiritual que brinda a travès de este hogar, como Usted bien ha llamado a esta pàgina web, llego a este lugar àvido por conocer la verdad y ser libre de las ataduras del EGO y toda la corrupciòn que la religiòn ha llenado mi vida por muchos años, he leìdo ya, muchas de las enseñanzas que se han publicado de en este hogar, que desde que descubrì mi identidad Noàjida he hecho mio, porque siento que he regresado a casa; debo agradecerle de todo corazòn el tiempo que se toma para compartir con nosotros sus conocimientos, cada vez que entro, leo, en muchas ocasiones vuelvoa releer, medito, desaprendo (excelente consejo dado por Usted) y pongo en pràctica. En otra oportunidad le contarè de mi, de còmo es exactamente que lleguè a este lugar, aunque creo que mi historia no es diferente a las historias de quienes en un tiempo fuimos rebeldes al Eterno y anduvimos en pos del EGO, encarcelados en los pensamientos finitos de nuestra mente, tratando de justificar nuestros hechos con una religiòn e imponer èsta a aquellos que no «compartìan nuestra fe». ¿Què me deja y me llevo de esta enseñanza? El compromiso de seguir desaprendiendo, la convicciòn de que estoy en el camino correcto, que la decisiòn de quitarle al EGO el control de mi vida ha sido la adecuada, que necesito ayuda y que acepto la ayuda que muy amablemente Usted ofrece. Quiera el Eterno bendecirle grandemente, y siga siendo de mucha bendiciòn. Shalòm!

  7. Primero : la mente es increible , como escribio el More mas arriba,
    cuando se sufre un trauma o algo que quieres olvidar la mente lo borra
    tiene sus mecanismos de proteccion , todo esto puede ser obra solamente de evolucion o obra de dios con una inteligencia inmensa solo puede crear.
    Si te saben trabajar la mente, las culpas te ofrecen perdon, salvacion tu mente acomodara o creara los patrones para acomodar estas «enseñanzas» y listo ya estas adentro.
    Abraham es un ejemplo a seguir esto es dificil de presenciar hoy en dia

  8. Que gran enseñanza, que gran material gracias Moreh. Dia con dia tenemos que luchar en contra de el Ego de como dominarlo la verdad no es nada facil se necesita de mucho conocimiento, pero gracias al Eterno por medio de Fulvida y el Moreh aqui tenemos material suficiente para lograr dominar al Ego, aunque aveces pareciera que es casi imposible hacerlo.

  9. La ilusion del control…… una expresion mas del ego.

    Creer que estamos en control cuando no somos ni siquiera amos de nuestra propia vida.

    Una ilusion….. o desconexion de la realidad, pero es bueno tener estos temas a la mano para tratar de despertar.

    Gracias por el post!!! Abrazos!!!

  10. «…Cuanto más impotente te sientes, eres más susceptible a que el EGO tome el control sobre tu vida y a través de sus herramientas tu pretendas controlar lo que no controlas..»

    Les comento que releyendo el articulo, y luego de algun tiempo, poco a poco he entendido que en el tanto no se presente esa sensación de impotencia, pudiera suponer que el EGO se mantiene en su condición normal; o «acomodado» en el lugar que le corresponde en el ser.

    Entonces, el problema NUNCA va ha ser el EGO; ya que es el arma natural que tiene el humano para sobrevivir. Si al menos al minuto de nacidos pudieramos razonar, hablar y comunicarnos con fluidez, entonces ¿para que el EGO?

    Lo que hace que el EGO se desborde de su «nivel» o posición natual ES EL VERDADERO PROBLEMA; y no el EGO per se. Se cree (o al menos yo creía) que se debía contrarrestar al EGO. Que equivocacion ¡¡

    Contra el EGO no se puede pelar, ni contrarrestar, ni siquiera controlar. ¿¿o acaso el moribundo por inanición lucha por no comer en su lecho de muerte??

    El gran,unico y verdadero problema es la SENSACION DE IMPOTENCIA; esa que activa el activo natural, la que hace que el mecanismo de defensa natural extralimite sus funciones a niveles irracionales. Esa sensación que se siente en el cuerpo, pero que la razón y el sano juicio perfectamente puede ponderar. ¿¿O acaso que uno busca defenderse de un gato cuando se le acerca para que se le acaricie??

    Ojo: puse PONDERAR y NO CONTROLAR la sensación de impotencia, porque la persona perfectamente puede «medir» la situacion de un peligro real a travez de sus sentidos y de su razonamiento; pero la impotencia que se siente tampoco la puede aumentar o disminuir a su antojo. Se presenta y listo.

    Por otro lado, hemos aprendido el actuar mas beneficioso cuando se presenta la sensación de impotencia (ante un aparente peligro) es dejarla fluir; ya que si se concentra mucho la persona en la circunstancia que le tiene falto de control, o le presta mucha atención de tiempo y recursos, su EGO justificará cualquier estupidez en su actuar.

    Parece leerse muy sencillo: «Dejar fluir esa sensación»

    Pero, ¿Exactamente como se deja fluir una sensación de impotencia? ¿Como se materializa ese actuar?

    Parece ser que con la «simple» concentración en otro tipo de actividad. Vean lo que resalto de este artículo (y lean la historia del patriarca judio completa en el mismo):

    «…Aprendió a salir hacia sí mismo, desprenderse del EGO natural, del que se activa al momento de nacer…»

    1. luis, si el EGO no operara quizas la sensacion de impotencia seria manejada desde el intelecto, desde la comunicacion, desde la negociacion, desde el AMOR.
      se `puede hacer algo diferente con la sensacion de impotencia.
      obviamente q no el bebe, pero luego si.
      a esa alternativa es a la q apunto en mis enseñanzas.
      no a erradicar al EGO, eso es imposible, pero si a emplear otros recursos y no el mismo martillo viejo y feo una y otra vez.
      igualmente, muy interesante comentario. mil gracias.

      alex, arriba de esta pagina encuentra un buscador y al lado un menu con los temas del sitio, uno de ellos precisamente dice «EGO», le invito a usar ambas alternativas. gracias por interesarse en los temas y consultar. es un placer poder ayudarle.

      1. Muchas gracias More por la aclaración. Me cuesta un poco acomodar las ideas. Y haciendo eco de sus ideas: Que la sensación de falta de poder NO sea una «necesidad» satisfecha por el EGO; sino por la razon, el intelecto, y nuestros recuros internos, que al igual que el EGO, son Activos Naturales que nos ayudan a vivir.

  11. Saludos Alex.. mis cordiales bienvenidas.
    Lo escribo con mayuscula por su especial importancia. ¿O acaso el Instinto de Sobrevivencia parecería menos importante si lo escribo con minuscula?

    Es un activo natural del ser que le auxilia o ayuda a sobrevivir, o a mantener la vida.

  12. Saludos Alex. Utiliza el buscador de la pagina.. hay articulos que te pueden ayudar mejor la comprensión amigo..¡¡ saludos de tu amigo ¡¡

Deja una respuesta