Lo que es bueno y lo que creemos que es bueno: Escuchando a tus dos corazones

Este texto se basa en las enseñanzas del Rabino Noaj Weinberg y del Moré Yehuda Ribco, la mayoría del material proviene de su autoría y el autor de este post se limita a sintetizar lo enseñado.

Hablemos acerca del tema del bien y del mal, el mal es aquello que nos aleja de la vida, pero surge la pregunta, qué es vida? La vida es aquello que es contrario a la muerte, entonces viene una tercera pregunta que tiene que ver con qué es la muerte. La muerte se da cuando el cuerpo y el alma ya no están juntos. Lo ves? Eso quiere decir que la muerte es algo físico, pero entonces surge otra interrogante que tiene que ver con el hecho que, muchas veces hay impulsos materiales que propenden a mantener la vida, por ejemplo, el comer, el dormir o el tener relaciones sexuales.

Ahora bien, esto no responde a la interrogante, pero comienza a darnos un punto para analizar qué es esto de la vida y de la muerte. La sociedad occidental de hoy en día se enfoca en el hedonismo cirenaico que se puede resumir bajo el refrán “bebed, comed y estaos felices pues mañana moriremos”. Entonces el enfoque es en la satisfacción de la parte física, de las necesidades instintivas, pero por otro lado está el espíritu que clama que nosotros como individuos realicemos acciones espirituales, como estudiar, dar caridad, ser buenos, etc. Es un tema bastante complicado, porque por un lado no sabemos qué es realmente la vida pero tampoco sabemos qué es realmente la muerte. Con este sesgo en nuestro razonamiento, construimos nuevas premisas, planteamos hipótesis y esbozamos teorías que por venir viciadas siempre tendrán un resultado negativo.

Por eso es que desde la antiguedad se hablaba de conocernos a nosotros mismos, si no te conoces a ti mismo, cómo puedes conducirte por la vida? Decía el rabino Noaj Weinberg que la mayoría de las personas se consideran buenas, y que no obstante las cosas que hagan, la mayoría del tiempo hacen lo que piensan que es bueno; se saltan una señal de alto para llegar temprano al trabajo, a pesar que la obligación de respetar la señal de alto es lo objetivamente bueno, nosotros irrespetamos la señal de alto, porque eso es lo que creímos que era lo bueno. Ves la diferencia?

Es por ello que hay que tener mucho cuidado y debemos de escuchar los dos corazones a la vez. En al tradición judía se habla de los dos corazones, ello no quiere decir que en realidad tengamos dos corazones per se, sino que lo que tenemos es dos impulsos, uno hacia lo negativo o material, y otro hacia lo positivo o espiritual. El impulso hacia lo negativo no significa que sea algo malo, sino que satisface necesidades materiales, en el tanto que el impulso hacia lo positivo satisface necesidades espirituales.

El valor más importante que se puede tener es el agradecimiento, porque el agradecimiento nos lleva a la humildad, a reconocer que no somos todopoderosos sino que dependemos de Dios; no dependemos de El de forma enfermiza o codependiente sino que entendemos que lo que tenemos es porque El nos lo da, claro está, que nosotros debemos poner de nuestra parte para lograr las cosas.

Existe un pasaje en la Torá, propiedad y heredad exclusiva del pueblo judío, donde se menciona en Devarim/Deuteronomio 9:5 que “No es por tu justicia, ni por la rectitud de tu corazón, que entras a tomar posesión de la tierra”. Ya sé lo que estás pensando, “cómo es eso posible, no es precisamente por la justicia y por la rectitud del corazón que se obtiene la bendición?”

Y si te dijera que la cita de recién mención no se refiere a la justicia objetiva o la rectitud de corazón objetiva sino que se refiere a algo subjetivo, qué pensarías? Veamos nuevamente la cita pero con cierto resaltado: “No es por TU justicia, no por la rectitud de TU corazón, que entras a tomar posesión dela tierra”; es decir, lo que El Eterno le está indicando al Pueblo de Israel y que aplica también para nosotros los noájidas, es que la bendición no se obtiene en base a lo que YO crea que es lo correcto sino en hacer lo que ES correcto.

Por eso iniciaba este post con el tema de hacer lo que es bueno versus hacer lo que creemos que es bueno, hay una gran diferencia. Hay muy buenas intenciones que terminaran con resultados inicuos, cómo puede ser este posible? En el libro de George Orwell, 1984, el personaje principal, Winston Smith, está levantándose contra el Sistema de Ingsoc, que era un gobierno totalitario de la ficcional república de Oceanía, cuando se encuentra en el “Ministerio del Amor” donde está siendo torturado. Su torturador, el Sr. O’brien, le dice a Winston que el problema es que la realidad se encuentra dentro de nosotros, que conforme a lo que nosotros pensemos que es la realidad, así será lo que veamos, pero que eso no es necesariamente cierto y que los hechos pueden ser alterados.

Imagínate la maldad que encierra este hecho ficticio pero que ha sido aplicado durante siglos por todos los tiranos de turno; por eso es que se quemó la Biblioteca de Alejandría y se dio la Inquisición Católica, porque había que eliminar el pasado, suena maquiavélico pero es cierto, el slogan de Insoc, el partido socialista ficticio de la novela de 1984, decía “quien controle el pasado, controla el presente, quien controla el presente, controla el futuro”.

Toda la tortura que Winston Smith sufre en el «Ministerio del Amor» o «Mini-Amor» a manos de sus captores, obedece a que el trabajaba en el Departamento de Registros, donde debía de modificar todos los registros históricos para adecuarlos a las metas del Partido y del Hermano Mayor. Como Winston no estaba completamente enajenado por las doctrinas del Partido y decidió salirse del molde, entonces fue apresado y torturado, siendo que lo primero que debían hacer para lavarle el cerebro era distorsionarle su vision de la realidad.

Algo así nos sucede a nosotros cuando tenemos el EGO descontrolado; nos torturamos a nosotros mismos con sentimientos de impotencia, de culpa, de superioridad, de delirios de grandeza, etc., que no solo nos enajenan sino que nos desconectan de la realidad. Entonces he aquí cómo se calibra y equipara la ecuación para que no nos desconectemos de la realidad; nuevamente, existen partes muy precisas de la Torá que nosotros los noájidas podemos utilizar, para llevar a cabo nuestras vidas como noájidas que somos y aunque existen ciertas directrices que son de acatamiento exclusivo para el pueblo judío, hay otras que, pese a no ser obligatorias, pueden ser seguidas por los noájidas para que tengamos una mejor calidad de vida.

Una de ellas es la de escuchar a ambos corazones, esto es importante porque la vida se trata de mensura; es bueno y delicioso comer helado de vez en cuando y con medida, pero es prejudicial si lo haces todos los días en cantidades exageradas; es bueno que vayas al gimnasio y hagas deporte, pero lo malo es que te obsesiones con ello y te vuelvas un narcisista, entonces, la persona consciente y con un EGO a raya, sabe conducirse por la vida sin entrar en excesos, conoce y sabe que todo en este mundo es bueno, si se sabe utilizar, y por ello que no existe algo que sea realmente malo, cuando se analiza de manera objetiva.

Volvamos al tema de las percepciones subjetivas de las que nos habla la Torá judía; cuando se dice que no es por TU justicia nip or la rectitud de tu corazón, ello quiere decir que no es lo que té creas que es lo justo o lo recto, que obtendrás la bendición, pues para empezar, deberíamos de hacer las cosas por amor, sin esperar nada a cambio, pero en vista que este nivel es muy difícil de alcanzar, al menos deberíamos hacer las cosas objetivamente para conducirnos por la senda del bien.

El secreto de la felicidad, dicen los sabios talmúdicos, radica en estar contentos con nuestra porción; alguien por ahí me dijo una vez que eso sonaba conformista, sin embargo, su apreciación no es la correcta, pues también dicen los mismos sabios que lo que no se mueve comienza a decaer, que dicho sea de paso, es una de las leyes de la física, por tanto, una cosa es estar contento con lo que uno tiene, y otra es achantarse y quedarse rezagado.

He ahí el tema de escuchar a ambos corazones, si solamente escuchas a un corazón, te pasará las de Winston y el Ingsoc, la sed de poder del partido socialista de Ingsoc en la novela de George Orwell era tal, que estaban dispuestos a torturar, mutiliar y hasta asesinar a aquellos que cometieran el “crimen de pensar” ; evidentemente se habían inclinado por el impulse material, habían dejado de lado la parte espiritual y sistemáticamente eliminaron el Yo Vivido de las personas. El Yo Vivido no es algo malo si está en consonancia con nosotros, el problema es cuando hay disonancia y se recurre al Yo Vivido para vivir en el presente, pero que debido a esa disonancia terminamos desconectándonos de la realidad.

Pero hay otros que se dejan llevar por su otro corazón y entonces todo lo dan; son “demasiado buenos” por no decir más bien que son “buenazos”; son esos felpudos a los que la gente pisotea y ellos más bien dan las gracias; son los que todo lo dan y a pedir se quedan, y que esperan algo de quienes ayudaron, esos buenazos son los que los comunistas y los fascistas llaman los “tontos útiles”, hacen el trabajo sucio y luego son asesinados, como pasó con muchos blocheviques durante la Revolución Roja en Rusia.

Pero no nos vayamos a esos extremos, cuántas veces escuchamos a nuestro corazón espiritual cuando más bien debimos haber escuchado a nuestro corazón material? Tú sabes a lo que me refiero, sí, exactamente, a la madre que sigue dejando que su hijo el drogadicto le pegue y le robe las cosas de la casa para venderlas por bicocas y así comprar la droga; el cónyuge que se queda con una pareja abusiva y deja que la matrate o lo maltrate; el feligrez que va a la iglesia de turno y vacía sus bolsillos para llenar los del pastor. Todos ellos tienen buenas intenciones, pero por no pensar con su otro corazón, terminan en la calle, arruinados y rebelados contra el mundo, entonces se vuelven ácidos, amargados, patanes y ven al mundo con malos ojos y prejuzgan sin conocer.
Two hearts
Te he dado varias pautas acerca de lo que es bueno y de lo que la gente cree que es bueno así como de escuchar a tus corazones. Ahora me gustaría que compartieras con nosotros en la sección de comentarios, tus experiencias al respecto y que enriquecieras con tus acotaciones este post. De antemano te agradezco por tomarte tu tiempo y comentar. Un abrazo y que tengas un excelente día.

7 pensamientos en “Lo que es bueno y lo que creemos que es bueno: Escuchando a tus dos corazones”

  1. Saludos amigo Felipe

    El equilibrio multidimensional es complicado para aquellos que no han empezado aun a reconocer su problema, por exceso (abandono al deseo del EGO) o por defecto (abandono total y sumision al EGO de otros)

    Para vivir en equilibrio hay que ser justo consigo mismo y con el mundo que nos rodea e influye.

    Es bueno agradecer lo que El nos da y trabajar por condeguir ir mss alla con nuestro esfuerzo, pero es malo el conformismo por defecto y la envidia por exceso. Como decia, agradece lo que tienes por haberlo logrado de forma honrrada y saca todo tu potencial para ir a mas sin pisotear a nadie, y asi recibiras mas.

    En cuanto a las relaciones con los demas, nunca hay equidad, pues cuando uno tira el otro debe aflojar un poco. Como tratamos ayer, el problema esta en cuando uno no deja de tirar y el otro no deja de aflojar, eso es insano a la par que injusto y la injusticia lleva a la «rabia» por el otro.

    La solucion en ese aspecto es la comunocacion autentica, aunque a veces pueda ser incomoda y hasta dolorosa, pero que es justa, llevando al abusador a ver que esta abusando y asi ceder un poco, o bien a la ruptura por ver que el abusado le ha pillado y que las cosas deben y van a cambiar.

    Por amor, por respeto a nuestros jefes o mayores hacemos cosas que creemos buenas aunque no lo son en realidad. Lo que debemos hacer es nuestra parte sin por ello desobedecer las ordenes de nuestros jefes o mayores o traicionar o dejar que nos traicione el amor que sentimos por nuestra esposa, hijos, hermanos……

    Cuando se consigue esto, esvcuando vives en equilibrio, es complicado pero posible.

    Un abrazo

    1. Jorge, me encantó tu acotación, es verdad, quizás, y si me permitís resumir lo que has dicho, utilizaré aquella frase que dice que una fuerza imparable no podrá cambiar de lugar a un objeto innamovible ni viceversa. El equilibrio multidimensional es sumamente importante, ahora me surge otra pregunta, no obstante que muchas personas saben esto de manera intelectual, por qué es que a la hora de llegada no lo aplican y hacen más bien hacen lo contrario?

      1. Yo no lo habria expresado mejor.

        Hayyy…. amigo Felipe, como bien sabes la psique humana se comporta de forma absurda el 90% del tiempo.

        No lo ponen en practica porque asi hacen lo que creen bueno y asi solo retrasan la solucion al problema. Es como cuando uno fabrica algo, midedos veces y corta una vez. Lo habitual es que la gente haga lo contrario y hacer mal las cosas es tener que repetir el trabajo hasta que esta bien, con lo cual acaba siendo mas caro y de menor calidad.

        Hay que hacer lo que es bueno y justo aunque no sea agradable

  2. Iba a decir FACIL….. realmente no lo es, primero es reconocer el problema, saber que lo correcto y lo que creemos correcto no es lo mismo y no estamos obrando bien. Eso es muy duro pero factible, yo mismo lo hice apenas unos meses atras.

    Hay que dejarse de mascaras, de celditas de reclusion voluntaria y demas herramientas del EGO atras y hacer lo que es correcto y justo. No va a ser un camino de rosas, pero el beneficio de este ejercicio de sinceridad con uno mismo es casi inmediato.

Deja un comentario