«El Bautismo nos libra de los pecados»