Archivo de la categoría: bautizar

Resp. 688 – Mi esposa quiere bautizar a mi hija

paul nos consulta:

Como esta mi estimado Maestro que el Eterno le bendiga,llevo mas de 2 años en el noajismo y fuera de la idolatria,tengo 30 años y se me va a cumplir mi sueño de ser padre.tiene 6 meses y va hacer una niña y estoy feliz por esa bendicion de D-os,pero el problema es con mi mujer que ella es \”catolica\”no practicante pero quiere hacerle esos rituales idolátricos como el bautismo y yo como noajida en el fondo de mi corazon no lo deseo,que puedo hacer??
tengo planeado algo pero no se si funcione
Paul Chaffik Jamed-30 años-comerciante,Guayaquil-Ecuador

Seguir leyendo Resp. 688 – Mi esposa quiere bautizar a mi hija

Resp. 649 – Debo bautizarme para ser Noajico?

geandito nos consulta:

Es que hasta ahora ingreso a su página y me interesa su punto de vista. Disculpen mi ignorancia.
Gerardo Flórez, 46 años, pensionado, Cartago, Colombia

Seguir leyendo Resp. 649 – Debo bautizarme para ser Noajico?

Resp. 644 – monjitas aceptan a un no religioso, pero…..

djsm nos consulta:

Buenos días More Yehuda, ojala Dios le siga bendiciendo con su sabiduría y buena salud : Me acaba de pasar algo muy extraño, vinieron a mi lugar de trabajo unas monjas y se enteraron del nacimiento de mi hijo Joaquín, y yo les dije que todavía era un santo(a modo de humor) y ellas me dijeron que no perdiera el tiempo y lo bautizara y que lo llevara por el buen camino, me preguntaron si era católico, evangélico o cualquier otra religión, yo les dije que de ninguna, pero que creía en Dios. Lo que me sorprendió fue que en vez de quedar asombradas por mi creencia en Dios sin profesar ninguna religión, me dijeron que estaba bien y que le enseñara lo que sabia sobre Dios a mi modo, todo bien hasta aquí,
1- pero luego saltaron con que lo bautizara en el nombre de Jesucristo…….y además me dicen que el nombre que le puse a mi hijo(Joaquín) es el nombre del padre de la virgen Maria
2- (jajaja que burrada no? ¿de donde sacaran tanta información errada?)….
3- la verdad estas monjitas son muy buenas personas y muy simpáticas y quieren lo mejor para el prójimo, pero lamentablemente viven engañadas y enamoradas de su dios llamado Jesucristo
4- y por ningún motivo van a cambiar de parecer, y menos a su tardada vejez, creo que ya no tienen vuelta atrás o quizás si.
5- Me hubiera gustado haber hablado con ellas con respecto a su rumbo equivocado, pero no había tiempo, ni era el lugar indicado.
Que este muy bien, bendiciones en el nombre de Hazme. Shalom. Esteban Vargas, 32 años, Santiago, Chile

Seguir leyendo Resp. 644 – monjitas aceptan a un no religioso, pero…..

La Paz Cristiana y su Genocidio

“No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no
he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para enfrentar al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra;” (Mateo 10:34)

Matanzas bajo dominio cristiano, datan ya de los primeros siglos. En Antioquía (ciudad que asumió en el Este la importancia de Alejandría) facciones enfrentadas (los azules y los verdes) terminaron por masacrar judíos e incendiar la sinagoga de Daphne junto con los huesos de las víctimas (circa 480). El emperador Zenón se limitó a comentar entonces que hubiera sido preferible quemar a los judíos vivos.

A modo de resumen, digamos que los principales genocidios de judíos en la primera mitad del milenio tuvieron lugar en el transcurso de cada una de las tres primeras Cruzadas, y de cuatro campanas judeofóbicas que las sucedieron. Anadiré a su enumeración, el ano y el nombre de los cabecillas, a saber: la Primera Cruzada (Godofredo de Bouillon, 1096); la Segunda Cruzada (el monje Radulph, 1144); la Tercera Cruzada (Ricardo Corazón de León, 1190); los Judenschachters (Rindfleisch, 1298); los Pastoureaux (el fray Pedro Olligen, 1320); los Armleder (John Zimberlin, 1337); y la Muerte Negra (Federico de Meissen, 1348).

Para encontrar en la historia de los judíos un ano más fatídico que 1096, habría que remontarse a mil anos antes hasta la caida de Jerusalem, o a casi nueve siglos después hasta el Holocausto. Todo comenzó el 27 de noviembre del 1095 en la ya mencionada ciudad de Clermont-Ferrand, cuando durante la clausura de un concilio, el Papa Urbano II convocó una campana “para liberar Tierra Santa del infiel musulmán”. Hordas de caballeros, monjes, nobles y campesinos, se lanzaron sin organización a la aventura, pero eventualmente optaron por comenzar la purga de los “infieles locales”, y acometieron ferozmente contra los judíos de Lorena y Alsacia, exterminando a todos los que se negaban a bautizarse. Corrió el rumor de que el líder Godofredo había jurado no poner en marcha la cruzada hasta tanto no se vengara la crucifixión con sangre judía, y que no toleraría más la existencia de judíos.

En efecto, un común denominador de las matanzas enumeradas fue el intento de barrer a la población judía íntegra, ninos incluidos. Los judíos franceses advirtieron del peligro a sus correligionarios alemanes, pero infructuosamente. A lo largo del valle del Rhin, las tropas, incentivadas por predicadores como Pedro el Hermitano, ofrecieron a cada una de las comunidades judías la opción de la muerte o el bautismo. En Speyer, mientras los crusados rodeaban la sinagoga, en donde se había refugiado la comunidad presa del pánico, una mujer reinició la tradición de Kidush Hashem, la aceptación voluntaria del martirio para gloria de Dios. Cientos de judíos se suicidaron y algunos aun sacrificaban primero a sus propios hijos. En Ratisbon, los cruzados sumergieron a la comunidad judía entera en el río Danubio a modo de bautismo colectivo. Las matanzas se sucedían en Treves y Neuss, en las aldeas a lo largo del Rhin y el Danubio, Worms, Mainz, Bohemia y Praga.

El fin del viaje era Jerusalem, en donde los crusados hallaron a los judíos agolpados en sus sinagogas y procedieron a incendiarlas (1099). Los pocos sobrevivientes fueron vendidos como esclavos, algunos de los cuales fueron eventualmente redimidos por comunidades judías de Italia. Pero la comunidad judía de Jerusalem quedó destruida por un siglo. En los primeros seis meses de la Primera Cruzada aproximadamente diez mil judíos fueron asesinados, que constituían en esa época un tercio de las poblaciones judías de Alemania y el norte de Francia.

En el ano 1144, los cruzados perdieron Edessa, y se temió por la suerte del Reino Latino de Jerusalem. El Papa Eugenio III convocó la Segunda Cruzada, y sus sucesores “judaizaron” la marcha. Se estipuló que no debía pagarse interés sobre el dinero que se tomara de de judíos para financiar la cruzada (nótese que desde el siglo XIII el término cruzada se aplicó a toda campana de la que la Iglesia se veía políticamente beneficiada).

En el 1146 el monje Radulph exhortó a los cruzados a vengarse en “los que crucificaron a Jesús”. Centenares de judíos del Rhineland cayeron ante las hordas incitadas que los aplastaban al grito de Hep, Hep! (esta consigna, que probablemente era la abreviatura del latín Jerusalem se ha perdido, fue un lema judeofóbico muy popular en Alemania, y así se denominaron los tumultos contra judíos alemanes en 1819).

Brutalidades se perpetraron en Colonia y Wuezburg en Alemania, y en Carenton y Sully en Francia. El famoso maestro Rabenu Jacob Tam fue acuchillado cinco veces en recuerdo de las heridas sufridas por Jesús. Pedro de Cluny (llamado el Venerable) solicitó que el rey de Francia castigara a los judíos por “macular el cristianismo. No debería matárselos, sino hacerlos sufrir tormentos espantosos y prepararlos para una existencia peor que la muerte”. Puede verse que el pretendido celo religioso de estos judeófobos no era sino una máscara para poder descargar sus instintos más sádicos, ideológicamente justificados.

La tregua que se dio a los judíos europeos después de de las dos primeras cruzadas, fue balanceada por las persecuciones a las que los sometieron los almohades en Espana y Noráfrica. Pero cuando Saladino puso fin al reino crusado en Jerusalem, una Tercera Cruzada fue lanzada, a la que se sumaron con entusiasmo el emperador de Alemania y el rey Felipe Augusto de Francia, quien ya había hecho quemar a cien judíos en Bray, como castigo por el ahorcamiento de uno de sus oficiales que había asesinado a un judío.

La novedad de la Tercera Cruzada fue que repercutió más en Inglaterra, que en las dos primeras había tenido un rol menor. Las comunidades judías de Lynn, Norwich y Stamford, fueron íntegramente destruidas. En York, los judíos se refugiaron en el castillo, al que se le puso sitio, y en el que se autoinmolaron a comienzo de la Pascua hebrea.

Para los judíos, las Cruzadas pasaron a simbolizar la inveterada hostilidad del cristianismo. Trescientos rabinos emigraron en el 1211 a Eretz Israel, en la certeza de que si permanecían en Europa Occidental pocas serían sus posibilidades de sobrevivir. Y como lo rubrica Flannery “los que decidieron quedarse terminaron lamentando su decisión”. Al mismo tiempo, el recuerdo de los mártires fue para los judíos una fuente de inspiración para las generaciones posteriores: Dios los había puesto a prueba y demostraron ser héroes. Su martirio fue percibido como una victoria, símbolo del pueblo entero. La mayoría de los que se convirtieron por la fuerza pudieron ulteriormente regresar al judaísmo… y terminaron siendo víctimas de las matanzas que estallaron después. En la percepción del cristiano, el judío se había transformado en el implacable enemigo de su fe.

Las Cruzadas revelaron en toda su dimensión el peligro físico en el que se hallaban los judíos, lo que resultó en dos efectos. En principio, los judíos se mudaron mudarse a ciudades fortificadas en las que serían menos vulnerables (esto puede ser una explicación parcial del carácter urbano de los judíos que fue mencionado en la segunda lección). Segundamente, se instituyó el status de “siervos de la cámara real”. Los judíos compraron la protección de emperadores y reyes a un elevado precio. Se consideraba que tendrían un privilegio si se los protegía del fanatismo de las masas y de la rapacidad de los barones. Pero en poco tiempo la supuesta protección se transformó en un artificio para enriquecer la Corona.

La teología ayudaba. El Papa Inocencio III proclamó la “servidumbre perpetua de los judíos” y el jurista Enrique de Bracton (m.1268) definió que “el judío no puede tener nada de su propiedad. Todo lo que adquiere lo adquiere para el rey”. Para el siglo XIII era un buen negocio poseer algunos judíos, antes de que fueran eventualmente masacrados. Y las matanzas que sucedieron a las Cruzadas probaron ser las más sombrías.

En Rottingen en 1298 un noble llamado Rindfleisch incitó a las masas, que quemaron en la hoguera a la comunidad íntegra. Luego sus Judenschachters (asesinos de judíos) atravesaron Austria y Alemania saqueando, incendiando y asesinando judíos a su paso. Ciento cuarenta comunidades fueron diezmadas; cien mil judíos asesinados.

En el 1306 el rey de Francia hizo arrestar a todos los judíos en un mismo día y les ordenó abandonar el país en el plazo de un mes. Cien mil lo hicieron y se asentaron en comarcas vecinas; nueve anos después fueron readmitidos… para ser nuevamente masacrados.

Un monje benedictino lideró a los Pastoureaux (pastorcitos) en una especie de cruzada que destruyó ciento viente comunidades. En reacción a la matanza de los Pastoureaux en Castelsarrasin y otras localidades entre el 10 y el 12 de junio del 1320, el vizconde de Tolosa comandó una tropa para detener a los revoltosos, y cargó veinticuatro carros de Pastoureaux, a fin de encarcelarlos en el castillo de la ciudad. Sin embargo, el populacho vino en socorro de los saqueadores y los liberó. En efecto, otra característica común de los genocidios es el grado pasmoso de apoyo campesino con el que contaban. Y como es habitual en la judeofobia, lo peor estaba por venir.

En el 1336 John Zimberlin, un iluminado que había “recibido un llamado para vengar la muerte de Cristo matando judíos” lideró a cinco mil enardecidos armados, que usaban bandas de cuero en los brazos (los Armleder) y se lanzaron al asesinato de los judíos alsacianos. En Ribeauville fueron masacrados mil quinientos. Finalmente, el 28 de agosto del 1339 se concluyó un acuerdo entre el obispo de Estrasburgo y Zimberlin, que puso fin a los desmanes.

El séptimo genocidio mencionado en la lista fue el de la Muerte Negra. Una plaga mató a alrededor de un tercio de la población de Europa entre 1348 y 1350 (casi cien millones de personas). Las comunidades judías de Europa fueron exterminadas por el populacho enloquecido por tanta muerte. ?Quién podía ser culpable de la plaga sino el archiconspirador y envenenador, el judío?

Fuente: La Naturaleza de la Judeofobia- Gustavo D. Perednik.

“El Bautismo nos libra de los pecados”

El tema del bautismo cristiano –tengo toda la seguridad que ya ha sido estudiado en este sitio-, pero hace unas dos semanas este título me llamó mucho la atención; y al profundizar un poco en este artículo (publicado en la versión digital del Diario El Tiempo –www.eltiempo.com.ec- de la ciudad de Cuenca, Ecuador el 14 del presente mes a las 10:00) me hallé con algo muy irritante, en lo personal.

Una entrevista a un servidor del falso y que entre otras cosas dijo lo siguiente:

“Objetivo

El principal objetivo del bautismo es borrar el pecado de la desobediencia de la palabra de Dios más conocido como “pecado original” que se transmite de generación en generación y lo tienen todas las personas desde el nacimiento, este pecado se originó en Adán y Eva al momento que desobedecieron la palabra de Dios y cayeron en la tentación.”

Me permito preguntar –en mi opaco raciocinio-: ¿se nace desobediente a la palabra de D-s, o es que acaso; nos hacen pasar por desobedientes luego –para ensartarnos todo el “paquete” del cristianismo? La respuesta te la dejo a ti.

Pero esto no termina aquí. Muchos de nosotros pasamos por esta “obligación” cuando éramos niños, y aquí tienes el por qué – que a lo mejor siempre te preguntaste- dado por un “experto”:
¿Por qué debemos bautizarnos?

“En la antigüedad, se creía que los niños que no eran bautizados y morían iban al limbo, pero esta idea fue derogada hace algunos años por el Vaticano, ahora no se cree en la existencia del limbo, pero cuando un niño muere sin ser bautizado se reza para que Dios lo salve de los pecados y en el caso de un adulto sin bautismo cuando muere, queda en duda si recibirá el perdón de Dios y tendrá la salvación de su alma.”

Otra vez me permito preguntar: ¿si un niño nacía y al par de días fallecía, no tuvo tiempo de “pecar” –ante los ojos de ese “D-s”- y a pesar de eso tenía ya juicio y condenación –y una condenación inventada-?, ¿En qué cabeza cabe la idea de que un niño, en esas condiciones; pecó y que hay que orar para que “D-s” lo salve de los mismos? Sabemos en qué cabezas! No en la tuya ni en la mía de seguro!

En el caso del adulto: ¿no sería mejor que hicieran un recuento de lo bueno que hizo  cuando estuvo vivo y el legado de bondad -que todos dejamos, sin excepción- para la humanidad, y que de seguro; fue mucho más de lo que los pecados pesaran en su balanza? Y en un caso que en efecto pecó, de seguro sería por quebrar una de las 7 leyes del Eterno; en vez de las establecidas por su falsa creencia y NO por no haberse bautizado. Es mi humilde opinión, pero si piensas que esto termina ahí; aférrate a tu asiento porque esto remata:

“Para el sacerdote –cuyo nombre puedes encontrar en el artículo completo-, el bautismo a más de borrar el “pecado original”, también nos hace hijos de Dios de una manera “oficial” y podremos llamarlo “padre”, nos incorpora a la comunidad cristiana y nos compromete vivir y predicar el evangelio como cristianos.”

Bueno, de que pasamos a formar parte de esa falsedad, con ese acto criminal, pasamos; pero, ¿Qué nos haga hijos de D-s? ¿Qué después de eso podamos llamarlo “oficialmente” padre? ¿Qué tengamos que predicar cerca de 250.000 contradicciones e inventos?; dudo mucho.

No creo que sea un ataque a esa cosa que llaman cristianismo; pero si algo he aprendido es que nunca tuve que pedirle permiso a NADIE para poder hablar con D-s y menos para saber que Él es mi PADRE. Las conclusiones te las dejo a ti.

De la idolatría a la paz!

He pasado por tantas! Me estoy segura que valió la pena, para hoy sentirme en complenta paz , independientemente de la circunstancias que me rodean. Son duras. Pero el camino encontrado me ayuda cada día a poner otra cara frente a la vida. He comprendido que la vida es hacer con alegría. Que cambiando yo, cambia mi mirar de las circustancia.

He comprendido también que según como mi intelecto mire mi alrededor, será la emoción que me maneje.

Tengo que dar gracias a Moré Yehuda, que ha tenido tanta paciencia para sobrellevar mis bajones y permanentemente alentarme y también ponerme en mi lugar. Qué paciencia! Día tras día, llendo y viniendo mails, que jamás dejó de contestar. Jamás me precionó en nada, sólo me aconsejó con todo respeto y cariño. Qué gran hombre.

No puedo dejar pasar a Jaime, a Seba que han sido y son, personas maravillosas con las que compartimos mucho, cada día.

Hoy me siento noájida con todas sus letras. Hoy estoy hablando de esto con mi familia, sin ningún temor. Ayer, tuve un diálogo con mi hija de diez años que quiere bautizarse  por la iglesia católica y le dije claramente, que era una iglesia totalmente idolátrica, que no estaba de acuerdo y que le iré enseñando otra mirada. Se enojó, pero le tendré paciencia como la han tenido conmigo. La entiendo.

Hoy le escribí a un pastor evangélico que ayer me mandó un mail y le hablé de mi postura. Estoy verdaderamente sorprendida de mí misma y como el tiempo te afirma, y te muestra la verdad a través de las personas que me han tenido paciencia

Hoy tengo paz interior. Sigueré construyendo shalom en mis acciones.

Me presento

Recién empiezo a participar activamente en Fulvida, y pues quizá he sido algo descortés pues ni me presenté ni nada. Así que les voy a contar un poquito de mi y cómo fue que llegué aquí.

Mi nombre es Blanca, vivo en México, tengo 27 años y soy casada. Mamá de dos pequeños: Marco, próximo a cumplir 7 años en un par de semanas; y David de 4 años.

Realmente yo nunca fui muy religiosa, un poco por la educación que me dió mi papá. Él decía que no creia en las religiones porque la gente adepta siempre espera que D-s resuelva todos sus problemas sin que ellos hagan nada por mejorar su situación.

Así que cuando me preguntaban ¿de qué religión eres?, yo simplemente decía: de ninguna. “¡Ah! eres atea”, esa era la respuesta que recibía con mayor frecuencia. A la gente le cuesta asimilar que uno puede creer en un ser superior sin la necesidad de ser adepto a alguna religión.

Sin embargo, yo vivía bastante tranquila con esa situación… Hasta que me casé y tuve a mi primer hijo.

La familia de mi marido es católica practicante y ferviente devota, cuando nos casamos presionaron mucho para que lo hicieramos por “la Iglesia”.

Yo sé que para muchas chicas la boda de blanco es una ilusión muy esperada y que es una tradición que las parejas se casen de esa forma, aunque muchas de ellas ni siquiera sean tan devotas; pero para mi eso resultaba innecesario debido a que heredé algunas ideas de papá sobre la religión.

En fin, después de varias platicas aceptaron nuestra decisión de sólo hacer una boda civil sencilla, sin mucho gasto, con los familiares y amigos más cercanos. Pero cuando nació Marco, los pleitos volvieron. Podían aceptar que “no estuvieramos casados ante los ojos de D-s”; pero no querían dejar a mis hijos sin bautizo y “sin la entrada al cielo”.

Prácticamente era tema en todas las conversaciones: ¿cuándo los vas a bautizar? Discusión que se acabó apenas hace un mes cuándo dije que esperaría a que ellos decidieran cuando fueran más grandes. Obviamente todas las preguntas llovían sobre mi, porque mi esposo no quería tener pleito con sus papás, siempre se mantuvo al margen (lógico, nadie quiere tener problemas con su familia).

Como verán las discusiones religiosas con mis suegros y cuñados están a la orden del día, en general la relación es buena; pero cuando se toca se tema todo el mundo tiene algo que decir. Y quizá a mi no me hubiera preocupado mucho, si no fuera porque con el tiempo mis hijos empezaron a hacer preguntas sobre D-s y Jesús. Imagino que debido a toda esta tensión, ellos tenían muchas dudas con respecto al tema.

Solemos pasar una temporada de vacaciones cada año en casa de mis suegros (viven ellos en Cancún). Obviamente el lugar está llena de íconos, cruces e imágenes religiosas. En una de esas ocasiones, mi hijo menor preguntó por una figura de Jesús en la que aparecía sangrando: ¿Quién es? antes de yo pudiera responder mi suegra ya le había dicho que él era dios.

Tuve entonces que soportar preguntas cómo ¿porqué se murió? ¿quién lo mató?, en realidad cosas bastante horribles para un niño de entonces 3 años. Hasta ese momento, yo siempre había creído que a pesar de nuestra diferencias religiosas todos creíamos en el mismo dios; y fue ahí que me di cuenta que realmente no es así, pues aunque no tuviera certeza de la inmensidad del creador, sabía que no podía reducirlo a la pintura de un hombre torturado.

Así que empecé por explicarle a mis hijos que D-s no puede morir porque es eterno, no tiene principio ni fin (al menos eso sí lo sabía). -Entonces mamá- me dijo Marco, el mayor -si no tiene principio ¿significa que tampoco pudo nacer? Por alguna razón su pregunta me tranquilizó mucho, me hizo sentir que iba por buen camino. Pero aún quedaba una pregunta por resolver, si el sujeto de la pintura no es dios, entonces ¿quién es?

Siempre había creído como muchos otros, que el “Mesías cristiano” debía tener su origen al menos histórico, quizá una persona de carne y hueso que llamó mucho la atencíón en su tiempo. Así que antes de explicarles a mis hijos quién fue Jesús realmente, tenía que saberlo yo primero porque no quería decirles una mentira.

Así que comencé a investigar para quitar los mitos a su alrededor. Yo sabía por ejemplo que no había nacido el 25 de diciembre, que esa fecha la habían adoptado (o eso creía) para ganar más adeptos dentro de los adoradores del dios Sol. Después estaba el asunto de haber nacido de una virgen, y descubrí que se trata de un error de traducción. Y entonces empecé visitar varias páginas, entre ellas la de los judíos mesiánicos.

Su discurso al menos parecía más coherente, con todo eso de que “Yeshua” no había venido a abrogar la ley sino a cumplirla, etc, etc, etc. Entonces yo no conocía sobre las leyes noájidas, así que parecía muy aceptable que pensaran así. E investigando un poco más acerca de este grupo encontré la página de serjudío.com

Fue entonces cuando aprendí sobre el pacto con Noé y sus preceptos, y comprendí que no había ninguna ley que abrogar o cumplir porque los gentiles no estábamos bajo la Torá ni los 10 mandamientos. Que todo el discurso del sermón de la montaña y otras cosas se encontraban ya en Deuteronomio, Proverbios y en el Talmud. Entonces ¿qué quedaba? si no había dicho nada nuevo, ¿por qué tanto alboroto?

Y seguí buscando, leyendo un poco más encontré los famosos rollos del mar muerto, las coincidencias de algunos de sus ritos (como la purificación para entrar a la hermandad) y su parecido estructural con la iglesia católica. Pensé entonces que la iglesia quizá había tenido su origen en la hermandad del Qumram en cuánto a su modus operandi; pero en el mito de Jesús no había ninguna creencia que se acercara a lo que pensaban los integrantes de la secta, quienes aguardaban como todo judío la llegada del Mesías y eran estrictos observantes de la Torá (exceptuando por los sacrificios, según entendí).

Seguí adelante, y entonces encontré sitios donde se relataban las coincidencias que había entre el culto y el mito de Jesús y otros dioses: Buda, Horus, Krisna, Mitra, etc, etc, etc.

Me di cuenta, de que no se trataba de una idea judía paganizada, sino al revés: Un mito pagano popular en Grecia y otras naciones conquistadas por los romanos, que de alguna forma se asoció con la estructura e ideas de la secta del Qumram (probablemente algunos de los dispersados intentaron reconstruirla entre los gentiles después de la invasión romana).

Bueno, después de todo este lío, decidí dar el siguiente paso y profundizar en las leyes universales. Y aquí estoy, tratando de aprender sobre mi verdadera identidad espiritual que va más allá de ritos y mitos astrológicos y que puedo compartir con mis hijos sin demasiadas explicaciones.

Ahora mis hijos saben, que Jesús es sólo la mezcla de varios mitos; cómo cuando se unen varios cuentos, y no hay necesidad de asustarlos con horribles torturas y asesinatos. Pueden ahora llevar una vida menos violenta y ya no preguntan más sobre imágenes religiosas, lo cual me tiene más tranquila.

Pienso que no hubiera tenido necesidad de hacer toda esa travesía, si las personas no tuvieran la urgencia de imponer a otros sus creencias religiosas; pero al mismo tiempo les agradezo mucho, porque sin ello probablemente no habría encontrado el verdadero camino.

Mi familia

Me presento 2

De esta forma, cuando en la iglesia comenzaron a ver mi alejamiento de sus actividades (pues antes era propositivo y dispuesto), comenzaron a manejar que el estudio de Física, me había afectado, y comenzaban a narrar de supuestos casos en que algunos estudiantes de física se trastornaban, todo ello a mis familiares, pero a mí jamás se atrevieron a decirme nada. El pastor que es muy listo (en su intento por atraerme),  me envió una fotografía al propósito en blanco y negro, de mis épocas de actividad misionera (supongo que con lo bien que me conocía quiso atraerme por mi profundo aprecio por lo antiguo y esa añoranza al pasado que siempre me caracteriza), Pero el jamás se atrevió a hablarme, en esa época no les había comunicado a mis padres que yo ya no creía en Ieshu.  

 

Caí en una crisis de agnosticismo,  esa crisis fue muy fuerte, mi mundo entero era un satélite de la fe en Ieshu, todo cuanto planeaba y hacía era en torno a él, cuando este desapareció quede sin futuro, todas mis metas estaban sustentadas en mi fe, todo se desmorono para mí junto con él (al menos esto era lo que apreciaba). Ya no quería creer en nada y nada me satisfacía, ni aún la ciencia, pues parte de creer en un orden pre existente, alcanzable o por lo menos imaginable, yo ya no quería creer, para mí esa palabra era causa de espanto. Pero me encontraba ante mi, y ante mi se manifestaba una realidad incuestionable que me rodeaba, esta crisis aunada a unos cambios en la forma de trabajo en la facultad me llevaron a reprobar el penúltimo semestre de la carrera por faltas, pues me había ido a trabajar con mis hermanos de albañil, pues los cimientos de mis metas se habían hundido.

 Poco a poco acepté el creer en la exigencia del Eterno. Lo que hice consecutivamente, fue querer convertirme al judaísmo y practicarlo, así que por medio de Internet me enteré de una comunidad judía en México DF, la que tiene en la red su página, pero al enviarles un email al rabino de dicha comunidad no recibí contestación. Después me encontré con la página de serjudio.com y comencé a leer y me encontré con que existía un camino para el no judío, pero aunque lo acepté como tal, en mi interior mantenía la ilusión de una conversión formal al judaísmo, pues consideré en un principio, que es de menor valor ser noájida que judío. Poco tiempo después conocí a un judío reformista quien era presentado como rabino el me expresaba que, o se era cristiano o se era judío, que no habian puntos medios, incitándome a la conversión, pero de forma diplomática le exprese que si me convertía al judaísmo lo haría según la normativa ortodoxa.

 

Por esas fechas retomé el semestre inconcluso, con la meta de terminar la carrera.

Al terminar los estudios, encontré inmediatamente un modesto empleo, dando clases de Física y Matemáticas en una escuela de secundaria y bachiller privadas. Pero al terminar el semestre, mi padre se enfermó de súbito, fue internado, y le diagnosticaron cáncer de estomago con un avance de entre  tres y cuatro años. Siendo el único de los hijos de mis padres, que aún vive en la casa paterna, tome la responsabilidad de estar con él en el tratamiento. Inmediatamente en la iglesia donde se reúne mi familia vaticinaron la eminente muerte de mi padre, según ellos no se debía permitir el tratamiento de quimioterapias, por que moriría, en breve.

 

Esto provocó que entre la familia hubiese discusiones, mi hermana Martha quien es Lic. En Contaduría (había dejado de asistir a dicha iglesia para casarse con un joven católico según ese rito, por lo que es mal vista dentro de la congregación evangélica) ella y un servidor apoyamos el tratamiento, pero un bloque de la familia (Juana, Raquel, Eva, Pedro) no lo aceptaban, ante la indiferencia de (David y Alvino) y la neutralidad de Ascensión, este último apoyaba la decisión que tomara mi padre.

 

 Se le expuso moderadamente el asunto a mi padre con la intención de que su animo no decayera, el con optimismo dijo que si estaba dispuesto a recibir el tratamiento. Pero el otro bando basados en los vaticinios de sus seudo profetas, se acercaban continuamente insistiéndole en que no tomara el tratamiento y que mejor se pusiera a cuantas con Ieshu, encabezados por Juana, quien discutiendo con Martha nos hizo responsables de la vida de mi papá. Fue por esas fechas que se le detectó un pólipo en la vesícula biliar a Juana (previamente un tumor que se desvaneció en uno de sus senos, ellos afirmaban que era un milagro de Ieshu).

 La primera cita en el Puerto de Veracruz fue para finales de Octubre, Raquel según afirmaba sentía de parte de dios que mi padre moriría en ese viaje, literalmente decía que sentía que: “jamás lo volvería a ver”, y el resto suponía un deterioro grave de la salud de mi padre, pero los médicos, no aprobaron dar diagnostico y tratamiento asta realizar nuevos estudios. Al ratificar el diagnostico de Xalapa, de cáncer gástrico con metástasis al hígado, asta  el mes de diciembre comenzó la primer quimioterapia.

 

Precisamente en noviembre, el día 27 mi hermana Juana fue sometida ala operación de vías biliares, de ella los seguidores de Ieshu habían vaticinado que la operación sería un éxito y que incluso si no se la hacían ella sanaría de forma milagrosa.

 

La operación fue un desastre, el medico, decidió someterla a otras dos, en el mes de diciembre y debido a una sepsis, en cuando el primer medico se jubilo de súbito, otro la intervino para hacerle un lavado dejando la cirugía abierta, desde la boca del estomago asta cerca de 5 cm por debajo y a un lado de la cicatriz umbilical (unos 20cm en total). Consultamos a otro medico el que nos urgió a exigir se le trasladara a el Puerto de Veracruz o al DF para un mejor tratamiento (alimentación parenteral), de lo contrario moriría irremisiblemente.

 

Después de solicitar e incluso exigir, el director asustado (pues sabía del caso de negligencia cometido) gestiono el traslado a Veracruz, pocos tuvieron la disposición de acompañar a Juanita asta allá, mi hermana Martha apoyo solventando los gastos (debo aclarar que estos eventos ocurrieron en una Institución de Seguridad Social pública, pero ello no evitó grandes costos) y Ascensión y un servidor estuvimos con ella cuidándola uno de día y otro de noche, apoyados en el día por algún miembro mujer de la familia.  El desenlace fue el día 9 de febrero del presente murió de un choque hipovolemico (esto fue muy doloroso pues a pesar de las diferencias, teníamos buenas relaciones familiares, ver morir a aguien es algo muy fuerte). Y los vaticinios positivos dados sobre ella no se manifestaron.

 

Por otra parte mi padre a quien acompañaba también al tratamiento, subió 6 kg su peso, y no mostraba ninguna reacción adversa al tratamiento, asta después del deceso de mi hermana (su favorita) y los nuevos estudios revelaron un incremento del cáncer, manifestándolo como reflectivo al tratamiento. Pero después de un año esta vivo.  Las conclusiones que se sacan de estos desastrosos eventos son directas.

 

En mi familia, siguen considerándose cristianos pese a que han visto, la falsedad evidente de sus “profecías” buscan excusas para justifica los vaticinios incumplidos, con astucia férrea y se los creen (por ejemplo habian afirmado que: “dios la levantaría sana que esa situación era un engaño del diablo”, hoy dicen que “levantar” se refería a que moriría, entre otros disparates) yo en esto tengo una herramienta excelente para confrontarlos, ¿Pero no es este el estilo de los misioneros?, debe de ser con nuestro diario vivir, con lo que uno muestre equilibrio en su vida, con esto se debe hablar.

 

Hace poco se me acercó mi sobrina (hija de Juana y próxima a bautizarse con 27 años de edad) mientras leía un artículo de fulvida.com y al notar lo que leía me dijo: “todavía sigues con eso”, yo le dije: esto no es una moda, es mi vida, después de un rato afirmo, “ese se va a ir al infierno” refiriéndose al autor del texto, yo le sonreí diciéndole que yo también (ella sabe que yo no creo en los infiernos de los evangelios).

 

Hoy día estoy retomando mis trabajos de la tesis para la obtención del grado de licenciado en Física.

 

Resp. 291 – ¿Bautismo noájida?

azul0305 nos consulta:

En la ilgesia católica se bautizan los chicos al nacer, esto es sabido, mi familia por supuesto toda está bautizada en esa falsa creencia. La evangelista tiene el bautizmo cuando ya tienen conciencia de lo que van a realizar, nosotros allí también nos bautizamos, mi marido y yo. Mi pregunta es,
1- existe un bautizmo acá?
2- o una presenteación o no hace falta nada? Gracias, por responder siempre.
azul0305

Seguir leyendo Resp. 291 – ¿Bautismo noájida?

Semillas milenarias que dan nueva vida

Esta noticia ha recorrido diversos medios informativos:

Washington. (EFE).- Científicos israelíes confirmaron que semillas halladas en Masada (Israel), y que lograron germinar en 2005, tienen 2.000 años, reveló hoy un estudio publicado en la revista Science.

Como corresponde, la palmera nacida de una de esas semillas recibió el nombre de “Matusalén”, la persona más vieja mencionada en la Biblia.

La semilla fue encontrada hace unos 40 años en Masada, una fortaleza donde un grupo de judíos se suicidó para no ser capturado por los invasores romanos.

Bajo la vigilancia y el tratamiento de Elaine Solowey, de la Organización Médica Hadassh, en Jerusalén, la semilla comenzó a germinar en 2005 dando vida a una “palmera de dátiles judíos” que 26 meses después había crecido y llegado a una altura de 1,50 metros.

Según Sarah Sallon, directora del proyecto, la palmera de dátiles se encuentra sana, aunque sólo tiene manchas blancas en algunas de sus hojas.

Los científicos sospechaban que la palmera había germinado de la semilla más antigua que se tenga conocimiento, superando a una de loto de 1.300 años de antigüedad.

Esas sospechas se confirmaron cuando Markus Egli, coautor del informe, analizó otras dos semillas descubiertas en el mismo lugar así como fragmentos de la original todavía adheridos a las raíces de “Matusalén”.

Su objetivo fueron los niveles de una forma de carbono que se encuentra en todos los seres vivientes y que sufre una decadencia a un ritmo predecible lo que permite determinar su edad.

El análisis demostró que, en efecto, la semilla tiene alrededor de 2.000 años, indicó Solowey.

Y, por cuanto Masada fue construida hace 2.044 años como palacio del rey Herodes y destruida un siglo después, es probable que los dátiles de los “antepasados” de Matusalén hayan proporcionado alimento a los judíos que se encontraban en la fortaleza, agregó.

El problema para los científicos ahora es determinar el género de la planta y eso se sabrá cuando haya llegado a una edad madura, más o menos en 2010.

Si produce frutos, se le rebautizará con el nombre de “señora Matusalén”, indicó Sallon.

Hasta aquí la noticia.
¿Cuál es la moraleja para el noajismo?