PARA TRAER LA VIDA AL MUNDO


INTRODUCCION

Hablando por ejemplo de la reproducción humana y comentada desde la Torá por nuestros maestros de Israel leemos que se muestra entre otras cosas, como una orden. Tanto para noajidas como para judíos. Es una de muchas formas de traer redención y de asociarse con El Eterno, con la vida. Así contribuir a la construcción de un mejor entorno, de un mejor planeta.

A continuación se menciona como OPINION “cuatro puntos” relacionados al milagro de concebir un nuevo ser. Al milagro de dar a luz. Ya sea a una idea, ya sea a un hijo. Y de esta forma hacer referencia a la Asociación con El Eterno. La asociación con El Eterno a través de la identidad espiritual, en este caso, noájica. Misma que permite cumplir las instrucciones precisas para que la vida surja en un nuevo ser creado, sea una idea o un hijo(a), sea en nosotros ó en nuestro entorno.


(varios extractos Tomados desde http://serjudio.com, ver links de referencia)


1. LO ORDENO EL ETERNO

Tal como nuestros maestros Sabios de Israel, enseñan: “Tres son los socios en el verdadero milagro que es la concepción de una nueva criatura humana: madre, padre y Dios”

Analicemos una palabra de esta frase: Socios

¿Qué tiene que ver la palabra “socios” con el hecho de que un noajida sea fértil en todos sentidos incluyendo tener hijos? Si existe una respuesta simple para esta pregunta sería: Porque eso es lo que el Eterno ha ordenado. Que sea socio del Eterno poblando la tierra.

«Entonces Elokim bendijo a Noaj [Noé] y a sus hijos, y les dijo: ‘Sed fecundos, multiplicaos y llenad la tierra. El temor y el miedo de vosotros estará en todos los animales de la tierra, en todas las aves del cielo, en todo lo que se desplaza en la tierra y en todos los peces del mar. En vuestras manos son entregados.
Todo lo que se desplaza y vive os servirá de alimento. Del mismo modo que las plantas, os lo doy todo. Pero no comeréis carne con su vida, es decir, su sangre.
Porque ciertamente por vuestra propia sangre pediré cuentas. Pediré cuentas a todo animal y al hombre. Yo pediré cuentas a cada uno por la vida del hombre.
El que derrame sangre de hombre, su sangre será derramada por hombre; porque a imagen de Elokim Él hizo al hombre. Sed vosotros fecundos y multiplicaos. Reproducíos en la tierra y multiplicaos en ella.’ Entonces Elokim habló a Noaj [Noé] y a sus hijos con él, diciendo: ‘He aquí que Yo establezco Mi pacto con vosotros, con vuestros descendientes después de vosotros» (Bereshit / Génesis 9:1-9)


2. CUANDO NO SE ESTA CUMPLIENDO CON LO ORDENADO

En relación a los hijos. Y si aun así una persona fértil no quiere o no puede tener hijos, ¿habría que recordar algunas otras enseñanzas adicionales?

Explica nuestro Moré Yehuda Ribco en una de sus respuestas:

… En el Tanaj (el mal llamado Antiguo Testamento) muchas personas tuvieron dificultades de concebir y parir hijos. Y vemos a varios de ellos rezándole a Dios, para que Él se apiadara y lo permitiera. Quizás el caso más emblemático, incluso el que nos da más detalles, sea el de Janá, esposa de Elcaná, y a la postre madre de Shemuel / Samuel, quien fuera uno de los principales líderes y maestros de Israel. Veamos qué es lo que hizo Janá:


«…ella oró al Eterno con amargura de alma y lloró mucho. E hizo un voto diciendo: –Oh el Eterno de los Ejércitos, si te dignas mirar la aflicción de tu sierva, te acuerdas de mí y no te olvidas de tu sierva, sino que le das un hijo varón, entonces yo lo dedicaré al Eterno por todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza. Sucedió que mientras ella oraba largamente delante del Eterno, Elí observaba la boca de ella. Ana hablaba en su corazón; sólo se movían sus labios, pero no se oía su voz. Elí creyó que ella estaba ebria.» (1 Shemuel / I Samuel 1:10-13)

El texto de su plegaria no lo tenemos, pero contamos con algo que quizás es más importante: “el modo apropiado para rezar”.

1. Completamente compenetrados con el rezo.
2. Abriéndole el corazón a Dios (y a sí mismo) sin reticencias.
3. Con intensidad.
4. Con emoción.
5. Con pasión razonada.
6. Carente de odio.
7. Carente de venganza.
8. Carente de egoísmo.
9. Reconocer que Dios es el Amo, y no el esclavo que debe satisfacer los deseos del orante.
10. Orar largamente, sin perder la paciencia. Si un rezo no sirve, rezar nuevamente, y nuevamente.
11. Orar en voz baja, sin gritos ni aspavientos.
12. Parecer fuera de este mundo, por la introspección con la que se reza.
13. Orar sin inmutarse por lo que sucede entorno.
14. Orar a Dios, y no a nada ni nadie ajeno a Él.
15. No perder la esperanza, aunque todo parezca en contra.
16. Aceptar que si no se obtiene lo que se pide, es por amor justo de Dios y no por causa de alguna maldad.

Así, no se ha propuesto ningún texto para el rezo, sino que eso sale del corazón si las 16 pautas previas se siguen con precisión. Pero, además, se debe hacer todo lo que está al alcance para conseguir la meta, y no descansarse en la espera de un milagro. Estas acciones comprenden entre otras:

1. Buscar asesoría de técnicos médicos competentes.
2. Dar caridad.
3. Ser generoso.
4. Mantener el buen humor.
5. Crecer, a pesar de las contrariedades.
6. No esperar el milagro, sino asociarse a la producción del mismo.

Así volvemos a retomar la palabra socio y con esto el rezo correcto ayuda a iniciar algo importante: ASOCIARSE.

3. HAY QUE RECORDAR SER SOCIO DEL ETERNO

¿Que quiere decir esto? Quiere decir que hay que dar espacio para D-s y ser socios del Eterno preservando la vida en el planeta. Tal como nos lo recuerda nuestro Moré Yehuda Ribco en una de sus respuestas:

…»Mujer, querida mujer. A pesar de las molestias, sufrimientos y temores, tú engendrarás hijos y los parirás. Dentro tuyo, en tu corazón, hallarás las fuerzas y la entereza como para comprender que el bendito fruto de tu vientre es más precioso que evitar un lapso de intenso dolor. Sí, hija Mía, con dolor parirás… ¡a pesar del dolor, parirás! Y así serás mi asociada en la santa obra de traer vida, bien, al mundo».

Explicando de esta forma lo que en (Bereshit / Génesis 3:16) existe:

«Muchísimo sufrirás en el embarazo; con dolor parirás hijos» (Bereshit / Génesis 3:16)

El Eterno cuando sentencia la frase arriba citada, estaría dirigiéndose a Java, y a través de ella a todas las madres del mundo.

¿Para que? Para recordar que ASOCIARSE con D-s trae vida y bien al mundo.

¿Y como se asocia la mujer noajida con D-s cuando quiere traer vida a través de concebir hijos?

Pues poniendo como finalidad de tener hijos, la preservación de la creación del Eterno a través de la correcta identidad espiritual(Los siete), En vez de poner una finalidad personal de concebir hijos por “otros” motivos “personales” y a través de una identidad errónea.

En otras palabras, si se impone un ídolo ó motivo ajeno a D-s y este se convierte en el amo, en el motor de lo elegido, por ejemplo tener un hijo para “algo” que no tiene que ver con asociarse con D-s en el proyecto de traer vida, pues no queda espacio para D-s en la vida de la persona. Ni D-s, ni amor, ni alegría, ni vida…

Así podría surgir una infertilidad en varias facetas de la persona, que podría encontrar su origen en el interior de sus planos de existencia (plano físico, emocional, mental) de la persona y su ASOCIACIÓN con D-s. (Plano espiritual)


4. PARA TRAER LA VIDA AL MUNDO

VIDA también es la creación y re-creación continua de la obra del Eterno. Si con nuestra acción diaria es importante asociarnos para ser fértiles en lo ordinario, muchísimo más aún cuando se trata del mandato de Traer nuevos seres humanos, nueva vida.

Así, asociado al Eterno, el propósito de nuestras manos se ve parir, se ve nacer, es decir, se vuelve realidad. Cuando el ser humano esta alineado con la finalidad de contribuir al proceso de la vida VERDADERA en el planeta, inicia una asociación con El Eterno. Y la asociación VERDADERA que el Eterno ha indicado claramente para los noajidas es el cumplir SIETE principios universales. Ya que, nuestros hijos no sólo son aquellos que salen de nuestras entrañas, sino que también son nuestras acciones con las que a diario nos vinculamos con el mundo y nos relacionamos con El Eterno.

CONCLUSION

EL MILAGRO DE CONCEBIR UN NUEVO SER, LO ORDENO EL ETERNO, CUANDO NO SE ESTA CUMPLIENDO CON LO ORDENADO HAY QUE RECORDAR SER SOCIO DEL ETERNO PARA TRAER LA VIDA AL MUNDO.

¿Que hijos estas pariendo?

LINKS:
http://serjudio.com/rap3151a3200/rap3165.htm
http://serjudio.com/rap1051_1100/rap1053.htm
http://serjudio.com/rap1751_1800/rap1757.htm
http://serjudio.com/rap951_1000/rap979.htm
http://serjudio.com/personas/re060115.htm

5 pensamientos en “PARA TRAER LA VIDA AL MUNDO”

  1. luego de leer el texto viene a mi mente aquellas parejas que, teniendo problemas entre ellos, deciden tener un hijo pensando que la llegada de este solucionará los problemas.
    Por qué pensar que se encontrará solución con la llegada de un tercero?
    sucede que, en la mayoria de los casos, la situación empeora con la llegada de un hijo. Salen a flote expresiones como:
    «a  mi no me amarra un hijo» queriendo expresar que aunque se tengan hijos no por eso se está impedido de acabar con la relación.

    Ahora, llevando esto al plano de las acciones, podria pensarse en aquellas decisiones que tomamos para resolver problemas muchas veces terminan acrecentándolo por no ser las correctas.
    De ahi la importancia de un maestro consejero, de alguien que sea capaz de ver desde afuera, más allá de lo obvio.

    Qué hace que muchos opten por tener hijos cuando no corresponde?
    Será lo mismo que hace que muchos tomen decisiones sin consultarlas con alguien más sabio que ellos?

    Ramon, amigo, gracias por tu texto que es más que una opinión, es un estudio serio y comprometido con la vida.

  2. que buen texto Ramón.. no me edifico solamente a mi sino a mi hermana tambien..! otra cosa que pensamos las dos es cuando no se sabe ser socio de Dios.. ejemplo: quieren niño y piden niño y si Dios queire mandar una niña?, entonces cuando enfrentan esta situacion se sienten defraudados, que Dios no los escucha y muchas cosas mas… saber Orar como dices es imortante, saber pedir.. y solo esperar con paciencia lo que el Eterno quiera enviar de Bendición a un hogar en este caso a una pareja…

    Gracias!!

  3. Muy buen análisis Ramón. Curiosamente hay quien no puede tener hijos y pide un milagro; pero sin reflexionar en que somos socios en la creación y que debemos estar comprometidos. Estas parejas caen entonces en el «exigir» más que en el pedir, pues esperan recibir sin otorgar nada al mundo.
    También nos recuerda a quienes ya tenemos hijos, que tenemos el deber de educarlos dentro de los siete, para que a su vez ellos entiendan que deben asociarse en la cotidianidad para tener acciones fructíferas y mejorar su entorno.

  4. Es muy cierto lo que comentan en relación a que muchas personas tienen problemas a la hora de concebir, aun cuando los médicos les establecen que son fértiles. Es importante recordar que pueden haber cambios físicos nocivos cuando hay ausencia de acciones que procuran la vida en la persona. Misma ausencia de vida viene derivada de un andar por fuera del balance físico,social, emocional, mental y espiritual. Y eso es precisamente lo corrige el ser socios del Eterno en la creación. Otorga balance y fertilidad. Pero implica un cambio en la persona. En relación al noajida implica un cambio en los poderes emocionales del alma. Y así seguramente la fertilidad y la vida volverán a surgir.

Deja un comentario