Las casas de estudio de Shem

Como sabemos nosotros somos descendientes de Noaj, y después de el de uno de sus hijos Jafet. Después de que Noaj nuestro antepasado y su familia sobrevivieran al diluvio una situación deshonrosa sucedió a Noaj, y debido al comportamiento de dos de sus hijos frente a ella, cada uno de ellos se hizo merecedor de una Bendición de parte de su padre, veamos lo que dice la Tora respecto de la Bendición de Jafet.

Así dice la sagrada y perfecta Tora:

Engrandezca Elokim a Jafet y habite en las tiendas de Shem [Sem]…….

(Bereshit/Genesis 9:27)

Creo que esta bendición es también una visión de lo que sucedería en los postreros tiempos, es decir, de Iefet descenderían la mayoría de las Naciones de la tierra, de Shem una minoría que es el Pueblo de Israel, pero también que en un futuro los descendientes de Shem serian nuestros Maestros, de ahí que dice “habite en las tiendas de Shem”, primero dice engrandezca Elokim a Jafet, como diciendo que se extienda que se amplié pero que habite las tiendas de Shem, o sea que se extienda Iefet que se amplie pero que estudie con su hermano mayor, que no haga lo que él quiera.

 Probablemente era una visión futura, claro que ahí no dice “veo que Jafet habitara las tiendas de Shem” pero es claro que el Padre(Noaj) veía la actitud de sus hijos y tal vez supuso que el mayor de ellos(Shem) sería el más apegado a los Mandamientos y que el menor(Iefet) no tardaría en extraviarse y olvidar sus obligaciones, tal como sucedió pues honestamente nosotros venimos a conocer nuestras obligaciones recientemente y no por nuestros familiares si no por el trabajo que ha hecho el More a favor de la difusión de los 7, así que nuestra herencia fue olvidada hace mucho.

Claro que la cadena fue rota hace miles de años, pero sucedió, pues más temprano que tarde nuestros antepasados olvidaron sus deberes y comenzaron a guiarse por lo que ellos catalogaban como bueno y como malo, la prueba está en que no pasaron muchos años después del diluvio y los antepasados comenzaron a construir la torre de Babel para retar a Di-s mismo.

Sin en cambio entre los descendientes de Shem el hijo mayor de nuestro ancestro Noaj, hubo grandes hombres cumplidores y apegados al legado Noajico, Shem fue un hombre apegado después de él siguió Ever que difundían y enseñaban los 7 en una casa de estudio, posteriormente los Patriarcas de Israel comenzando por el enorme Avraham y hasta los hijos de Iaakov por ejemplo Yosef, todos ellos fieles a los 7 Mandamientos. 

Pero una Bendición que da un Tzadik no es una bendición cualquiera, sino que una Bendición de un Justo no es solo para darte prosperidad y abundancia, si no que en la Bendición también está el consejo lo que más bien te hace para mejorar tu existencia, ¿o alguien no está de acuerdo que cuando estudiamos en las casas de estudio de nuestros Maestros Judíos estamos en posibilidades de vivir mejor cada día?, o sea que cuando “habitamos las tiendas de Shem” las casa de estudios de los 7 guiadas por Maestros Judíos estamos en condiciones de recibir la verdadera Bendición del cielo.

La Bendición de nuestro Padre Noaj, fue acertada no solo como Bendición si no también como un consejo, y está en cada uno de nosotros poder recibir esa Bendición.

Recuerda que esta casa de estudios es dirigida por un gran hombre nuestro querido Maestro Yehuda Ribco, y el estudio que se da aquí es apto para Noajidas.

Estudiar por estudiar siempre es peligroso, pues solito te puedes enfilar hacia el error, solo con la guía de un buen Maestro Judío estamos en posibilidades de aprender correctamente.

Si ya participas en Fulvida ¡felicitaciones! y si aun no lo haces ¿Qué esperas?, estás perdiendo la oportunidad de aprender muchas cosas para mejorar tu vida sustancialmente.

Les deseo un excelente día y que la Luz del Eterno ilumine su camino.

Nos vemos pronto si Di-s quiere. 

referencias

http://fulvida.com/identidad/un-texto-fundamental

http://fulvida.com/identidad/mandamientos-de-raiz-espiritual

http://fulvida.com/respuestas-a-preguntas/maldicion-de-noaj

http://fulvida.com/respuestas-a-preguntas/resp-194-construir-con-la-palabra

3 pensamientos en “Las casas de estudio de Shem”

  1. Habiten en las tiendas, creo que se refiere que sea casas de Estudio, estudio de las mitzvot y de la Torá (la cual los judíos pueden estudiar solos y nosotros los noájidas, hemso de hacer asistidos por judíos piadosos que quieran ofecerse voluntariamente a enseñarnos).

    HaShem siempre ha apreciado a los varones tranquilos y humildes y deseosos de servirlos. Y siempre ha valorado a la gente que estudia y enseña los mandamientos divinos, y que aplica las mitzvot en ellas contenidas en sus vidas (así Hevel, Abel, y también Abraam, Ytzak, Jacob). Que se transmitían oralmente las enseñanzas.

    De Ytzak y Jacob, se dice que eran varones tranquilos, pastores y moradores de tiendas (tenian tiempo para ser estudiosos de las mitzvot, adoradores de HaShem), lo que contrasta con los carácteres de sus hermanos Ismael, y Esau… que eran más mundanos, cazadores y guerreros (además de ser mas descuidados con los mandamientos, pues se casaron con mujeres idólatras, que los llevaron a las idolatrías, poe eso es importante escoger una buena esposa y un buen marido en su caso).

    Y como dices talmidim, es bueno ir a casas de estudio con los judíos ortodoxos, que tras pedírselo, por su voluntad y libremente quieran enseñarnos más de nuestras mitzvot universales y reglamentos y de la adoración al Eterno. Hemo de aclarar que los noájidas no podemos exigirle nada, absolutamente nada a los judíos, que solo algunos judíos ortodoxos van a estar capacitados y a la vez se prestan generosamente a instruirnos. Por eso HEMOS DE SER AGRADECIDOS CON ELLOS, como con nuestro moré Yehuda Ribco (Di-s lo ayude, y bendiga en todos sus pasos y caminos).

    Ahora bien, hay que tener carácter e insistir, para hacer lo apropiado y luego aprovechar las buenas enseñanzas que recibimos. Cumpliendo tanto como podamos. Cuando menos en lo obligatorio y el que quiera cumplir más, en lo permitido cumpla más cabal y extensamente.

    Por otro lado, nuestros ancestros tal vez han fallado, pero muchos de nuestros padres ya se encontraron faltos de las verdaderas enseñanzas (o todos nuestros padres y abuelos, y así hasta bastante atrás, es decir hasta tal vez el hace más de 3321 años).

    Pero y nosotros, por nosotros mismos hemos de cumplir y dar nuestras opiniones en nuestros lugares de residencias, en el trabajo y en la vida ordinaria. Y los que tengan familia, enseñar a sus parejas e hijos e hijas, incluso a los nietos…, primero dando una cumplida vida de fidelidad a haShem y luego instruyéndolos. Pues, no vale quejarse de los ancestros, hay que construir shalom informando a las personas que muestren disposición, segun nuestras capacidades, según las posibilidades y segun la receptividad de las personas con que nos relacionamos.

    Pues sería triste, que nuevamente, tengan que volver a ser los judíos, los que en el futuro nuevamente deban de informar a la sociedad gentil. Y, eso hasta que venga el MaShiaj ben David, que puede ser pronto o no tan pronto. Ésto, en parte depende de nuestras conductas, que se acelere o retrase; y que sea más pacífica o turbulentamente. Cumplamos nuestras mitzvot, y los que quieran y tengan oportunidad aprendan del moré Yehuda y tal vez tambien de algún rabino o judío piadoso ortodoxo (si tienen la oportunidad, como en la Yeshiva del Salvador, para noájidas).

    HaShem los bendiga, a todos Uds.

Deja un comentario