El Señor Jones y el Rebbe de Lubavitch

Esta anécdota es acerca del señor Jones, un ministro Bautista, quien eventualmente renunció al Cristianismo.

En 1990, en una reunión en el Coliseo Forth Worth, anunció la creación formal de un movimiento noájida.

El señor Jones visitó Brooklyn ese mismo año en búsqueda de la bendición del Rabbi Schneerson. “El Rebbe me agarró y colocó sus brazos sobre mí y me dijo: “Vendyl Jones, estás haciendo el trabajo más importante del mundo”.

El dijo que había considerado la idea de convertirse al judaísmo, pero su esposa se opuso.

“No es un requisito”, dijo él. “Dios me hizo gentil por una razón muy específica”.

“Agradezco a Dios por lo que él (El Rabi) hizo”.

Tomado de The Dallas Morning News, 2004.

—-

Para pensar:

El mencionado Rabino, uno de los máximos exponentes y líderes del movimiento judío Jabad.

Considerado uno de los colaboradores más fehacientes de la educación noájida.

Admirado por muchos, incluso idolatrado por algunos de sus seguidores.


Llama la atención las palabras del Rabino: «Estás haciendo el trabajo más importante del Mundo»

¿Cual trabajo?

¿Acaso estudiar Torá, hebreo y cabalá?

¿Acaso procurar la conversión al judaísmo?

¿Acaso usar el tiempo de Este Mundo, para ocuparse de lo judío?

¡No!

Segun el Rabino, educar a los gentiles en las Siete Leyes de Noaj, es el trabajo más importante del mundo, nada más y nada menos.

Por otro lado,

Llama la atención la actitud del Sr. Jones.

¿Cuál actitud?

¿Acaso el procurar hacerse judío?

¿Acaso el insistir tercamente en dejar de lado su identidad noájida?

¿Acaso el dar razones que justificaran ocuparse de lo que no le compete?

¿Acaso el correr (luego de haber conocido al Rabino en persona) a hacer la conversión al judaísmo?

¡No!

Según el Sr. Jones, Dios lo hizo gentil «por una razón específica»

Finalmente,

¿Conocemos nosotros esa razón específica por la cual Dios no hizo gentiles?

¿Vivimos por y para ella?

Saludos, respetos y cariños.

7 pensamientos en “El Señor Jones y el Rebbe de Lubavitch”

  1. impresionante anécdota, inspiradora para nosotros los noájidas, admirable de parte de nuestros hermanos judíos, que siempre nos apoyan en nuestro camino.

  2. Existe una falsa concepción que hace ver a Jabad como «el siguiente paso» o el «proximo escenario» al que todo noájida que pretenda crecer más en su identidad deberia tomar o mudarse.
    Nada más falso.
    Aunque dicha organización procura el crecimiento para gentiles, no es ni la primera ni la mejor opción que existe actualmente.
    No he conocido al primer gentil que se acerque a dicha organización y el «gusanito» de la conversión no le pique. Lo cual habria preguntar qué tan benefico es al corto y al largo plazo.
    Si entendieramos que el hecho de ver la puerta de Jabad «abierta» no es ni una directa ni indirecta invitación a entrar, el noajismo causaria mayor impacto en el mundo.
    Sigo impactado con la frase del Rabino «el trabajo más importante».
    ¿Entendemos lo que eso quiere decir?
    Estoy seguro que sí.
     

  3. ya el simple hecho de dejar la idolatria es un logro loable.

    el Noajida que retorna y enseña los 7 es de valor inmenso pues es una Luz entre la obscuridad.

    muy bueno el post.

    gracias amigo saludos!!!!

  4. Dejar la idolatría, es primordial y cumplir las Siete Leyes Universales, incumbe a todos. Reconociendo como Dios Uno y Único a Hashem -Exaltado Sea-.

    Y debemos atender, las enseñanzas e indicaciones, de nuestros hermanos mayores, los judíos piadosos -benditos sean- y benditos sean también los noájidas «fieles al Eterno» y constructores de shalom, que cumplen los 7 Mandamientos y son ejemplos con sus conductas y opiniones claras. Paz.

Deja una respuesta