Los 7 Orígenes de la Maldad (Parte 4)

Continuaremos con esta serie de textos donde estamos comentando los males que origina el incumplimiento de los 7 Mandamientos.

Ahora nos toca hablar de un Mandamiento importante, hablaremos del Mandamiento:

“No relaciones sexuales ilícitas”

Este mandamiento escencialmente se refiere a la prohibición de determinadas relaciones sexuales a las cuales se les denomina ilícitas porque están fuera del marco legal divino, al traspasar los límites de la sexualidad licita solo te hundes en mares de angustias e “insatisfacciones”.

Dentro de lo ilícito esta el incesto, el adulterio, la homosexualidad masculina y el bestialismo.

Ahora no voy a extenderme explicando estos puntos, pero les recomiendo ampliamente el libro “Luz para la Vida” cuyo autor es el More Yehuda ahí trata con más detalle estos puntos.

Pero quiero comentar algo acerca del mal que origina este incumplimiento.

Una característica que tienen las relaciones sexuales ilícitas es que se hacen a “escondidas” de la sociedad y de Dios por supuesto, bueno al menos eso puede creer aquel que escondiéndose toma parte en una relación sexual ilícita, claro esto está muy alejado de la realidad, pero la persona puede llegar a creerlo.

Como lo expusimos anteriormente, de la idolatría deriva que se le tema de forma incorrecta al Eterno, pues aquel que sirve a un ídolo de “carne” o de piedra sabe que este es limitado, el idolatra que comete relaciones sexuales ilícitas sabe que su dios está ahí en su altar y no lo puede ver, entonces al “esconderse” sabe que esta fuera de la vista de su dios y que eso pasara desapercibido.

Pero el fiel al Eterno sabe que El está en todos lados, así sea que te vayas al fin del Mundo ahí estará también el Eterno, entonces sabiendo esto, sabiendo que el Creador siempre está a nuestro lado ¿seremos capaces de participar en una relación sexual ilícita? Al momento de estar dando rienda suelta a los instintos más primarios actuando como animales con el fin de obtener más placer ahí estará el Eterno observando esa reproblable conducta ¿aun así lo harías?

Creo que con el hecho de saber que el Eterno te observa en todo momento debe de existir un poco de pudor y de recato al saber que no estamos solos.

Pero no solo el incumplimiento de este Mandamiento deriva en la idolatría sino también en la blasfemia, pues rebajas a la otra persona para usarla como un mero objeto de placer, dicha persona que también está hecha a imagen y semejanza del Eterno, entonces al usarla como un mero objeto de placer rebajas su categoría e insultas al Creador pues estas utilizando Su Creación con el fin de obtener placer, un  placer ilícito, tal vez no lo hagas con palabras pero en tu corazón estas blasfemando e insultando Su imagen que todos tenemos dentro.

De las relaciones sexuales ilícitas puede derivar en idolatría y blasfemia entre otras cosas y viceversa de la idolatría puede derivar en las relaciones sexuales ilícitas y más.

De la blasfemia de igual forma, pues al enunciarLe mal le temerás de forma incorrecta y así transgrederas cualquier Mandamiento.

De una relación sexual ilícita puede derivar en idolatría pues le restaras omnipotencia pensando que tus actos pasaran desapercibidos.

Ahora revisemos un poco la historia.

jesus fue producto de una relación sexual ilícita, maría su madre tuvo relaciones con un romano mientras jose no estaba y quedo embarazada.

Imagínate que te vas de viaje y que cuando llegas te dice tu esposa “fíjate que estoy embarazada fue el espíritu santo el que me lo hizo”, ¿Qué vas a decir? Que ese hijo es un dios o un bastardo.

Lógico verdad nadie se embaraza por arte de magia o por espíritus santos, el embarazo es la consecuencia lógica de las relaciones sexuales, ese hijo que esperaba maría era producto de una relación sexual ilícita, por lo tanto bastardo.

Después el pobre diablo de Jesús tuvo problemas psicológicos pues saberse hijo de una relación sexual ilícita me imagino que no será agradable, después sabemos cómo terminaron las cosas, jesus hizo cosas abominables brujerías que aprendió en Egipto y otras tantas cosas negativas mas y mereció ser colgado “no crucificado” como dice el cristianismo.

Hoy en día este personaje es adorado como un dios por miles de millones de personas alrededor del Mundo, esa relación sexual ilícita termino en idolatría ¿curioso no?

El problema fue producto de una relación sexual ilícita.

En el cumplimiento cabal de los Mandamientos descansa toda la integridad personal, al transgredir uno o varios de nuestros Mandamientos solo originas una reacción en cadena negativa que solo te hará sufrir.

Los Mandamientos no son  aislados, si no que constituyen un perfecto sistema mediante el cual el ser humano transita solo por los senderos donde hay vida, amor, paz y bienestar.

Las relaciones sexuales se hicieron para disfrutarse en pareja son como dice el More “un fugaz instante de santidad” su finalidad es crear vida, pero claro también son para el disfrute de la pareja, cuando fortaleces los vínculos que te unen con tu pareja cuando te comunicas mas auténticamente con ella mediante el ejercicio de la sexualidad licita, sublimas el ego haciéndolo un poderoso aliado en la construcción del Shalom, no lo olvides.

Tu legado tu herencia amigo mío es invaluable y preciosa, tienes un tesoro inmenso que apreciar y estudiar dentro de los 7 Mandamientos recuérdalo.

¡Hasta pronto!    

6 pensamientos en “Los 7 Orígenes de la Maldad (Parte 4)”

  1. Las relaciones sexuales prohidas, no siempre se hacen a escondidas, a veces se hacen publicamente, y tienen respaldo legal. Esto trae el caos al munto, por impulsar la rebeldía a Dios y por ir contra la familia honesta.

    También dan el paso al aborto y a la maldad. Y además, muchas veces degradan a nuestras parejas y a nosotros mismos. Nos manifiestan que hay oposición a lo establecido y mandado por H’, PARA LOS MIEMBROS DE LOS 70 GOIM ó NACIONES.

    Seamos leales a Dios y comportémonos como el nos manda y como deberíamos hacerlo todos.

    Paz y bendiciones.

  2. El transgredir, conscientemente, un precepto de los Siete, facilita que te alejes de Dios y que estés a las puertas de incumplir, luego, a otros preceptos más.

    Las leyes civiles, muchas veces aceptan y consienten o incluso animan a otros incumplimientos y así traemos «más y más horror y error» al mundo, a nuestras sociedades y a nuestras familias, y a nuestras propias personas.

    Paz y bendiciones, amigos.

Deja una respuesta