Archivo de la categoría: angustia

El Rey escoge que vivas… ¿y tú qué haces con tu tiempo de vida?

Hoy temprano enseñaba a unos jóvenes la primer plegaria que se debe decir al despertar, el “modé aní”, que dice:

“Agradezco ante ti, Rey vivo y eterno, que me devolviste mi espíritu, con compasión amable lo hiciste, pues mucha es tu confianza (en mí).”

Tal el sencillo y profundo rezo con el cual todos (judíos y gentiles) debíeramos comenzar nuestra jornada.
Muchas son las enseñanzas que íbamos compartiendo con los casi cien jovencitos. Palabra tras palabra, profundizando y elevándonos, dando ejemplos y analizando, hallando caminos para conocer, comprender y cumplir.

Entonces, surgió una pregunta: ¿por qué se denomina aquí a Dios como “Rey”, y no con cualquiera de Sus nombres o roles con respecto a Su creación?
Entre las varias respuestas que íbamos elaborando con los muchachitos, se mencionó el poder absoluto que disponía el rey (el de carne y hueso) en la época que el rezo fue fijado en sus palabras.

Entonces, nos dimos cuenta de que el Rey de reyes, Dios, nos estaba dejando despertar nuevamente con graciosa y compasiva majestad.
En Sus manos está el poder de cancelarnos la vida en este mundo, cuando Él disponga, sin tener nosotros el mínimo derecho a protestar o negociar Su autoridad y elección.
Por eso, cuando nos despertamos a diario, es de gran persona reconocer Su bondad, Su confianza en mí, pues pudiendo matarme Él escogió dejarme con vida.
Y si Él me deja vivir, por algo es; ya que Dios no hace cosas porque sí o por un antojo del momento. Dios no es hombre para dejarse llevar por pasiones o gustos.
Si despierto y vivo es por elección de Dios, que con Su real autoridad decreta que tenga un tiempo más de vida, para hacer algo positivo con la misma.

Ya con esto, nuevamente tenemos una profunda e intensa enseñanza. Podríamos darnos por más que satisfechos con esto.
Pero, del grupo de despiertos alumnos se alzó una voz: ¿si es Dios quien decide cuando dejamos de vivir, cómo se explican los asesinatos?
Realmente, una pregunta brillante para un niño-joven pre-Bar Mitzvá.

La respuesta que brindamos fue simple.
Dios no quiere que el asesino asesine, y eso lo sabemos todo.
No se puede argumentar que el asesino es un instrumento de Dios, un títere que cumple con la voluntad de quitar la vida a aquel que le llegó su hora.
Pero, ¿cómo es que lo sabemos todos?
Pues, porque tanto para judíos como gentiles existe el mandamiento sagrado de no asesinar al inocente.
Algunos no lo reconocen como mandamiento sagrado, sino como ley de la sociedad, o mandato ético, o pauta de vida, o el motivo que fuera.
Pero, para los que anhelamos a Dios y serLe leales, es sabido y comprendido que es un imperativo ético pero al mismo tiempo legislado como mandamiento de origen divino.
Por tanto, Dios ha decretado que la persona viva, por eso le ha dado vida; Dios ha decretado que la persona no muera a manos de un asesino; por tanto, cuando alguien comete un crimen, no es Dios el que determinó el final de una vida inocente, sino que una perrsona rompió el equilibrio cósmico, interrumpió una vida que debía proseguir.
Así pues, quien asesina no solamente está actuando de manera abominable en contra del prójimo, por lo cual es merecedor de los peores castigos de parte del Juez, sino que además deberá ser ajusticiado por quebrar doblemente y voluntariamente la decisión de Dios de que la víctima viva.

Con el mandamiento de no asesinar como ejemplo, se puede extrapolar para el resto de todos los otros mandamientos.

¿Lo entiendes?
Dios dio la ley, marcó el camino, determinó los límites, para que el mundo anduviera de acuerdo al Plan de Dios.
Si las personas acatan los mandamientos (los Siete Universales para los gentiles, los 613 de la Torá para los judíos), entonces el Plan de Dios se cumple a la perfección y podríamos vivir en un verdadero paraíso terrenal.
Pero, cuando la persona quiebra alguno de los mandamientos, está rompiendo el equilibrio del cosmos, está corrompiendo la armonía universal, está sometiendo al Plan a una alternativa que no estaba determinada por Dios.
Esto genera conflictos, dolores, angustias, malestares, alteraciones, y muchos etcéteras más que son pesados y terribles.
Es por ello que existen las justas retribuciones divinas (castigos, como se les suele llamar), que son modos de compensar el desequilibrio.
Existe también la “teshuvá”, el arrepentimiento sincero, que procura reencaminar por la senda adecuada los asuntos.

Así pues, para conseguir un mundo de Shalom, cada cual debe conocer sus mandamientos que le corresponde y cumplirlos cabalmente. Sin excusas, sin dejarse llevar por el EGO, sin aditamentos fatales.

Unas últimas aclaraciones.
Por supuesto que Dios es todopoderoso, pero Él limitó Su poder para darnos oportunidad de vivir realmente con libre albedrío. Por tanto, quien quiebra un mandamiento no lo hace llevado por el destino, ni es por obra de Dios, sino que es su propia responsabilidad.

Por supuesto que los “pecados” de las personas y sociedades a simple vista parecen entorpecer el Plan de Dios, llevarlo por otros carriles, en apariencia someter al mundo a un estancamiento o alejamiento de “la” meta a la cual Dios quiere que lleguemos. Es así, pero el Plan de Dios se cumplirá finalmente.

Por supuesto que nada de lo que hagamos o dejemos de hacer afecta a Dios o Lo cambia o Lo anula o Lo imposibilita, Él está absolutamente más allá de toda interferencia o accidente. No vive en nuestra realidad, no es afectado por tiempo, espacio o accidentes. Lo que hacemos de acuerdo a nuestro libre albedrío es nuestra obra, pero nada sorprende a Dios, nada lo hace cambiar, nada lo mueve a nada… aunque a veces lo digamos así o lo pensemos.

Finalizando, cuántas cosas tan profundas y elevadas es posible estudiar cuando la persona es humilde, receptiva, sincera, respetuosa, anhelante del saber.

El “Nuevo testamento” Catalogo de crueldad. Tratados cristianos.


De seguro has recibido en la calle o en algún negocio de manos de un cristiano un folleto de una o dos páginas con historietas aludiendo a como el pecado, específicamente el no creer en dios o su hijo Jesús te llevará al infierno.  En mi cuidad de Caguas están por todas partes.  Todas las mañanas, en las esquinas más transitadas por peatones, allí están, hombres y mujeres de amable sonrisa, elegantemente vestidos.  Los hombres con sus corbatas y nítidamente peinados y las mujeres con sus simples y elegantes faldas (nunca con pantalones).  Detrás de esta fachada, esconden una estrategia bajuna para sembrar el miedo…el folleto es conocido como un tratado, un folleto cuyo propósito es evangelizar a la persona que pasa frente a ellos, (es un negocio muy lucrativo vender los mismos como vieron). Esto evita la confrontación y la discusión de ideas para aquellos creyentes  que quieren evangelizar, pero que son muy tímidos para debatir con alguien que les cuestione.  Usualmente la persona que pasa frente a ellos, agarra el mismo y continua su camino, esperándose que cuando tenga una oportunidad el mismo sea leído. Eso me pasó a mi hoy en camino a mi oficina y esto fue lo que recibí. (Necesitaba material para el blog…jeje)

De esta manera la persona se enfrenta a la técnica más brutal y despiadada que ha utilizado la iglesia cristiana que es el inducir el miedo y el terror. Antes, esto se hacía mediante la fuerza física y usando el poder desmesurado que adquirieron. Ahora,  lo hacen mediante el uso de amenazas,  mediante el uso de la televisión, la radio, la predicación de “fuego divino” desde el púlpito y mediante tratados, usando historietas, citas bíblicas e interpretaciones específicamente escogidas para promover la duda y la angustia.  Estas son técnicas utilizadas a través de la historia por todos los seres humanos, los imperios, en las cruzadas, las inquisiciones, el nazismo, el fascismo y otros regimes inhumanos como el de Pol Pot, y Stalin, o sea métodos de gobierno totalitarios.  Sin embargo el miedo producido y generado por el cristianismo va más allá de un mero terror aquí en este mundo natural, el único que existe.  Va a la médula de algo que es mucho más importante para muchas personas, una cuestión de existencialismo que nos han  seguido a travez de nuestro desarrollo evolutivo, pero que es promulgado por los “listos de la especie”, los chamanes,  los curas, reverendos, pastores  y otros hombres santos, inspirados y ungidos….  en otras palabras los que inventaron y perpetuan las religiones. Y la gran pregunta existencial es….¿Ocurrirá algo luego de la muerte?


El concepto cristiano más aterrador, especialmente para los pobres sin educación o aquellos que han sido como_es_el_infiernoadoctrinados de niños en los mismos, es el del infierno.  Un lugar terrible donde se sufre por la eternidad por haber hecho “cosas malas”   no creer en las religiones, creer en la igualdad del hombre y la mujer. Pero lo peor entre las cosas “malas” que uno puede dejar de hacer,  el más contundente para mi es el concepto de que si no se acepta a Jesucristo como el salvador de la humanidad, estaremos destinados a ir al infierno y punto.  Aunque es otro concepto inventado,  al igual que el limbo (el cual la iglesia católica recientemente eliminó cosa que angustió por miles de años a muchos padres), el infierno eterno no deja de causar grandes angustias al creyente.

Más aun, en todas las religiones protestantes,  el concepto de aceptar a Jesús, el llamado Cristo como prerrequisito para ser salvado de ese infierno,  es el más importante y el más efectivo por el miedo que genera en el ser ingenuo, en el que no lee, en el que no cuestiona los dogmas aprendidos.  Según la doctrina cristiana, podremos alegar que siendo buenas personas, haciendo obras caritativas, ayudando al desvalido, ayudando a fomentar la paz mundial, luchando por eliminar las injusticias, nos escaparíamos de este fuego y azufre, pero, nooooo…….si no aceptas que Jesús es el verdadero salvador…… vas directo al infierno donde te espera el crujir de dientes por la eternidad.  Es un concepto sin lógica, ni justicia, tan así que puedes ser la persona más buena, justa y noble pero irás al infierno si no crees en jesus.  Puedes ser un criminal, sádico, asesino, pederasta, pero si te arrepientes y aceptas a Jesús….. aun en tu lecho de muerte, serás salvado.  ¡Qué conveniente y que doctrina más inmoral!  El cura pederasta se salva y el médico honesto, bueno, y piadoso se freirá en ese infierno el día del juicio final, (que de paso…según muchos ocurrirá este otoño del 2009 y cuando ocurrirá el Rapto de la iglesia.……vean el video….así que arrepientanse!)……En serio amigos……. Que sarta de mentiras y demagogia religiosa!!.  Amigo cristiano que lees esto, debes estudiar bien las mentiras y ridiculeces que te enseñan los que te lavaron el cerebro!!!!


Regresando a los tratados, podrán notar que el tratado que recibí hoy es uno sencillo y de poca calidad, lo que me lleva a presentarle al personaje que mejor ha utilizado este medio y que mejor captura este concepto de evangelización por medio de tratados, Jack Chick.  Chick es un fundamentalista protestante bautista que ha vendido y producido por más de 38 años millones de tratados que han sido traducidos a 100 idiomas y donde utiliza el miedo para tratar de convertir y evangelizar.  El Sr. Chick nunca ha sido retratado, nadie sabe si vive o no pero su compañía produce tratados de gran calidad pero de un humor negro, morboso, sin piedad y frecuentemente cruel.  Según Wikipedia,  Chick  escribe en contra del aborto, Harry Potter, la música rock, el catolicismo, el islamismo, el judaísmo, la homosexualidad, el mormonismo, los Testigos de Jehová, la evolución, y la masonería.  A cada uno de estos grupos los envía frecuentemente al infierno en sus tratados.

Este tratado,  Vuelo 144 resume cruelmente, la idea morbosa central del cristianismo,  que aun todos los millones de seres humanos que actúan bien, que viven vidas morales, ejemplares sin hacerle mal a nadie  y han hecho el bien la mayoría de toda su vida,  serán arrojados al infierno a menos que acepten a Jesucristo. (Hacer click en la imagen para poder leer el tratado espeluznante de Jack Chick……..Vuelo 144…..) http://www.chick.com/es/reading/tracts/0576/0576_01.asp


Tomado del blog sin dioses.

Por el pronto retorno de los fieles entre las naciones.


Resp. 718 – ¿DIOS PERDONA EL HABERLO INSULTADO? (segunda parte)

arrepentido nos consulta:

1- ME TENGO QUE CONFESRA CON UN PADRE,O NO
2- Y UNA DUDA NO TENDRE HALGO MALIGNO EN MI ALMA
3- PORQUE ME PROPONGO NO PENSAR EN INSULTAR A DIOS, PERO MI MENTE INSISTE EN HACER LO CONTRARIO.
4- AUXILIO AYUDENME
BRAULIO,VALERIO, 15 AÑOS, ESTUDIANTE, COAHUILA, MÉXICO

Seguir leyendo Resp. 718 – ¿DIOS PERDONA EL HABERLO INSULTADO? (segunda parte)

Resp. 712 – Actitud ante la vida e influencias del entorno

Buen día estimado amigo, Gracias por su pronta respuesta y apoyo.
Dejeme decirle que no es nada fácil lidiar con mi familia que sigue en el cristianismo, y peor cuando a uno no le está yendo del todo bien en los negocios. a más integra.
Ellos insisten para que me congregue para que vuelva a rebaño y no paran de insistir.
Pido a Dios que me ayude, que me de sabiduría de lo alto para lidiar con esta situación. Saludos,
Oscar, Guatemala

Seguir leyendo Resp. 712 – Actitud ante la vida e influencias del entorno

Resp. 706 – que piensa de lo dicho por el Rav Kaduri?

miriam nos consulta:

hola buen dia con todo respeto quisiera saber que piensa como judio de lo dicho por el Rabino Ytzak Kaduri, el cual afirmaba haber hablado con el mesias y decubrio el nombre, lo que el dejo escrito fue YEHOSHUA, ademas en los escritos dejo varias cruces las cuales dijo que eran marcas del angel ademas en su sitio oficial lo afirmo antes de su muerte.
Miriam Rodriguez Falcon 28 años cirujano dentista vivo en celaya Gto.

Seguir leyendo Resp. 706 – que piensa de lo dicho por el Rav Kaduri?

Buenas intenciones pero…

Cuantas veces escuchamos a compañeros, amigos, familiares, cercanos y muy queridos , que dicen la vida esto, la vida lo otro, yo la vivi, yo la hice.
Crean una amalgama de reglas y variados consejos, basados en sus propias experiencias, que con buena intención (en su mayoría), tratan de transmitir a las demás personas.
Van a aconsejar acerca de que no robes o no mates y hasta cierto punto, el no a las relaciones sexuales ilícitas, ya que en su mente aparece la imagen de la consecuencia obtenida por haber realizado una acción de este calibre.
Lamentablemente estos consejos cuando tienen que ver con la idolatría no son muy claros o se toman a la ligera pensando que son infensivos.
Con la idolatría, no pasa lo mismo ya que no ven físicamente las secuelas de las mismas o las consecuencias son mas bien a un mediano o largo plazo, entonces la condena de la actividad idolátrica es nula e inexistente.
Escribo esto ya que 24 y 25 hay festejos de la fiesta idolátrica llamada Navidad, y observe muchas veces como todos se juntan y existe “paz” y “amor” y hay un copetín de por medio, entonces esta todo “bien”. Pienso como los Egos determinan que es lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer. Prohibido no festejar, hay que estar alegre, hay que salir, saludar, desearse felicidades.
El que no festeja, es raro, amargo, reprimido, vive en un frasco de mayonesa, hermitaño, etc , etc. (que feo hablar asi de otros en un ambiente de “paz”, no? Pueden ser mas comprensivos, si? Gracias).
Muchachos, asi no es la cosa, no festejamos, no idolatramos porque Dios asi lo ordeno, pero ya que seguramente su bienintencionado pero Gran Ego no va a entender esta suficiente razón, inevitablemente hay que explicar que la idolatría es desde absurda hasta nefasta según desde el punto de vista con que se lo vea.

Idolatria Absurda, el nacimiento….

Vemos en El camino del gentil Justo: Está escrito en la Tora y en los Profetas que el Único Santo, Bendito Sea, no tiene cuerpo: “Porque el Señor El es Dios arriba en los Cielos y abajo en la tierra” (Deut.4:39); pues, un ente corpóreo no puede estar en dos lugares al mismo tiempo.
Asimismo está escrito, “Porque no vieron forma” (Deut.15) y (también está escrito) “¿Y quién es comparable o igual a Mi?”(Isa.40:25). Si El tuviera un cuerpo, seria comparable a otros cuerpos.
Puesto que, como ha sido explicado, Dios es incorpóreo, El no está sujeto a limitaciones (o accidentes) corporales como uniones o separaciones; nada
De posición o medida, ni de referencias espaciales (arriba – abajo, izquierda – derecha, frontal – posterior, etc.); y, así como no tiene un principio, tampoco tiene fin.
El no tiene ni vida ni muerte como los seres corpóreos, no tiene talento ni sabiduría a la manera humana, no duerme ni despierta, ni risa ni enojo, ni regocijo ni tristeza, no tiene habla (a la manera humana).

Idolatria intolerante y violenta, en el propio NT

Mateo 10:34 37
34 No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada.
35 Sí, he venido a enfrentar al hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra;
36 y enemigos de cada cual serán los que conviven con él.
37 El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.

Lucas 12:49 al 53
49 He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ¡cuánto desearía que ya estuviera encendido!
50 Con un bautismo tengo que ser bautizado y ¡qué angustiado estoy hasta que se cumpla!
51 ¿Creéis que estoy aquí para dar paz a la tierra? No, os lo aseguro, sino división.
52 Porque desde ahora habrá cinco en una casa y estarán divididos; tres contra dos, y dos contra tres;
53 estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre; la
madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra.

Y esto son solo dos ejemplos de la “Inocente Idolatria”

Que contraste con lo que nos enseña el Eterno!

Quizas con esta información, y mucha mas de la que tenemos aquí en Fulvida, las buenas intenciones puedan convertirse en acertados consejos.

Saludos!

¿El rezo como bálsamo mágico?

Hay gente que tiene la idea que con rezos, solamente con ellos o quizás también con un poco de buena voluntad, se encuentra la solución a las situaciones de la vida.
Entonces, se reza para pedir por salud, oraciones para prosperar, más plegarias para tener hijos y encaminarlos, liturgia para encontrar salvación espiritual y muchos etcéteras más.
Ahora, ¿qué enseñanza nos puede brindar la Torá (en porción admisible para noájidas) al respecto?

Veamos el ejemplo del tercero de los patriarcas de los judíos, quien era un notable noájida.
Nos referimos a Iaacov, patriarca de los judíos.
Prestemos atención a estos párrafos:

“Allí levantó un altar y llamó su nombre kEl-Elohei-Israel.
Entonces Dina, la hija que Lea había dado a luz a Iaacov [Jacob], salió para ver a las jóvenes del lugar.
Y la vio Siquem, el hijo de Hamor el heveo, príncipe de aquella tierra. Él la tomó, se acostó con ella y la violó.”
(Bereshit / Génesis 33:20-2)

A estos también:

“Iaacov [Jacob] y toda la gente que le acompañaba llegaron a Luz, es decir, a Betel, en la tierra de Canaán, y allí edificó un altar. Llamó al lugar kEl-betel, porque allí se le había revelado Elokim cuando huía de su hermano.
Entonces murió Débora, nodriza de Rebeca, y fue sepultada al pie de Betel, debajo de una encina, la cual fue llamada Alón-bacut.”
(Bereshit / Génesis 35:6-8)

Y a estos:

“Entonces Iaacov [Jacob] erigió una piedra en el lugar donde Elokim había hablado con él, una piedra memorial. Sobre ella derramó una libación, y echó sobre ella aceite.
Iaacov [Jacob] llamó Betel al lugar donde Elokim había hablado con él.
Partieron de Betel, y faltando aún cierta distancia para llegar a Efrata, Raquel [Rajel] dio a luz tras un parto muy difícil.
Y aconteció que como había dificultad en su parto, le dijo la partera: -No temas, porque también tendrás este hijo.
Y sucedió que al salírsele el alma, porque murió…”
(Bereshit / Génesis 35:14-18)

¿Has encontrado algo en común en estos tres breves relatos de momentos en la vida del patriarca?

El sabio hombre, el noájida que luchaba contra sus tendencias naturales y contra el medio que lo rodeaba para ser constructor de shalom, erigía monumentos en honor al Eterno, hacía rituales de consagración, que eran algunas de las maneras primitivas de la oración, ¿y qué sucedía a continuación?
Violaron a su hija, murió una mujer sumamente valiosa para su familia, falleció su amada esposa al dar a la luz…
Tragedias, dolores, terribles sucesos que afectaban al patriarca y a los suyos, a pesar de haber orado con intensidad y devoción ratos antes.

¿Qué podemos aprender de esto?

Pues, que el rezo no es la llave exclusiva para una vida de felicidad, o dicho en otras palabras, que Dios no quitará el trago amargo solamente porque devotamente elevemos nuestras voces y ruegos a Él.
Por supuesto que el rezo es poderoso, que es una vía dorada para comunicarnos con Él, que nos permite reencontrarnos con nuestra esencia, que en ocasiones tiene resultados estupendos.
Pero, aquel que deposita su fe en el exclusivo poder de la oración, está poniendo su vida en un estado que no es el recomendado por los sabios, pues ellos han afirmado con claridad: “No debes vivir dependiendo de milagros” (TB Pesajim 64b; Nidá 31a).
Esto es, cada uno tiene su parte que hacer como socio de Dios en la creación, en la construcción de shalom, en perfeccionar al mundo bajo la égida del Padre Celestial. Por supuesto que habremos de confiar al 100% en Él, pero eso no nos quita nuestra parte de deber, de responsabilidad, de labor.
Aquel que se cree que por orar, y solamente esto, ya tiene realizada su tarea, está en un gran error.
Ejemplo, si alguno está enfermo, que oré, claro está, pero que vaya al médico y siga la prescripción.
Si alguien está sin trabajo, que pida ayuda desde lo Alto, pero que no deje de procurar conseguir su digno ingreso.
Si uno está afanado en alguna tarea, que alce su pedido a los Cielos, pero que no deje caer en desánimo su actividad.
Si alguno está solo, que ruegue por su media naranja en tanto hace lo que le toca para hallarla y reconocerla.
Y así con cada aspecto de la vida.

Así pues, el rezo acompañado por la actividad necesaria es lo correcto.
Sin olvidar una poderosa herramienta, sumamente poderosa, que es la bondad y misericordia hacia el prójimo.
Esto es, dar caridad al necesitado, confortar al sufrido, ser solidario con quien lo precisa, asociarse a causas sagradas como FULVIDA, y así por el estilo.
Pues, cuando se domina al EGO, se aprende el verdadero valor de las cosas y de las personas, lo que posibilita una manera trascendente y mejorada de vivir.

Todo esto no lo suponemos nosotros, sino que el propio texto sagrado, versos adelante o atrás de los párrafos ya citados, lo enseña con meridiana claridad.
Atiende:

“Luego dijo Iaacov [Jacob]: -Elokim de mi padre Avraham [Abraham], Elokim de mi padre Itzjac [Isaac], oh Eterno, que me dijiste: ‘Vuelve a tu tierra y a tu parentela, y Yo te prosperaré’, yo no soy digno de todas las misericordias y de toda la fidelidad con que has actuado para con Tu siervo… Rescátame, Te lo ruego, de la mano de mi hermano, de la mano de Esav [Esaú], porque le temo
… Iaacov [Jacob] pasó allí aquella noche, y tomó de lo que tenía a mano un presente para su hermano Esav [Esaú]:
200 cabras y 20 machos cabríos, 200 ovejas y 20 carneros, 30 camellas que estaban dando de mamar y sus crías, 40 vacas y 10 toros, 20 asnas y 10 borriquillos.
Entregó cada rebaño a sus siervos por separado, y les dijo: -Id delante de mí guardando cierta distancia entre rebaño y rebaño.
Mandó al primero diciendo: -Cuando Esav [Esaú] mi hermano te encuentre y te pregunte diciendo: ‘¿De quién eres tú? ¿Y adónde vas? ¿De quién es eso que llevas delante de ti?’, le dirás: ‘De tu siervo Iaacov [Jacob]; es un presente que envía a mi señor Esav [Esaú]. Y he aquí que él también viene detrás de nosotros.’
Mandó también al segundo, al tercero, y a todos los que iban detrás de los rebaños, diciendo: -Así hablaréis a Esav [Esaú] cuando lo encontréis.
También le diréis: ‘He aquí que tu siervo Iaacov [Jacob] viene detrás de nosotros.’ Pues pensó: ‘Apaciguaré su ira con el presente que va delante de mí, para que después pueda yo verle; quizás él me acepte.'”
(Bereshit / Génesis 32:10-21)

En este ejemplo, a diferencia de los anteriores, vemos un rezo profundo y sincero, que proviene de las mismas entrañas del hombre y se eleva directamente a “oídos” de Dios, ni nada más fórmulas rituales.
En este caso, además, el rezo va asociado a una tarea metódica en el plano de la diplomacia.
Esto es, Iaacov no se conformó con solamente rezar, sino que además envió presentes y elogios a su hermano.
El resultado de ambas acciones (y algunas más que no detallamos para no irnos de tema), fue que ambos hermanos se reencontraron, luego de décadas de rencor y deseos de muerte, y se fundieron en un abrazo de reconciliación.
El rezo surtió efecto positivo… ¿pero solamente el rezo?

Así como este caso, hay muchisimos más, en los cuales reconocemos que el rezo es de valor inmenso, pero que pierde su sentido cuando se transforma en un aliciente para la pereza, o peor aún, para creerse el amo de Dios, en donde uno ordena o mandata y Dios cumple como si fuera esclavo y no el Rey de reyes.

Es habitual entre los idólatras tener a los rezos, o plegarias, en un sitial supremo, más allá de cualquier otra acción.
Es común que demanden de Dios y le ordenen tal o cual cosa y esperan el milagro (y a veces efectivamente pasan cosas que pudieran parecer maravillosas, algunas pocas veces).

Pero, el noájida debe apartarse de tales modos de existencia.
El noájida tiene un rol definido como constructor de Shalom, y como tal no se siente a esperar, no haraganea esperando que le llueva la misericordia divina o la caridad humana. No vive de los diezmos o de las estafas espirituales o de la carroña, tal como acostumbran hacer los clérigos de la mentira (por supuesto que falsos rabinos mesiánicos a la cabeza de tales).
El noájida trabaja, se ocupa más que se preocupa de las cosas, comparte, es solidario, se esfuerza, es responsable, reconoce sus faltas pero no por ello se angustia, y sí… también reza… porque es importante rezar, es vital estar conectado a la Fuente de vidas y obtener dones celestiales (merecidos o no).

En resumen, lo que aprendimos hoy es…

Kislev: Rayos de Luz

Época tenebrosa
Ubiquémonos en el Hemisferio Norte.
La época es ésta, el mes de Kislev
Cuando ocurre anualmente el solsticio de invierno, cuando los dí­­as son cortos y las noches extensas.
Época de oscuridad, de sombras, de penumbras, de frí­­os, de soledad.
Época tenebrosa, de recogimiento, de apatí­­a.
Época de desolación, de encierro.
Época en la cual parece que el sol desaparece de a poco para no volver, engullido por un manto de noche.
Época de silencio, de monotoní­­a, de quietud, de muerte.

Pero, lo noájidas y los judí­­os tenemos nuestras armas para traer Luz al mundo, para evaporar las sombras de terror, para quitar el miedo y la desesperanza.
Los fieles al Eterno, noájidas y judí­­os, hemos sido provistos de instrumentos para alumbrar, corregir y edificar.
Para convertir el desierto en un tupido vergel, para dar agua al sediento, calma al angustiado, vida al exánime.

¿Cuáles son estas herramientas de liberación?

Siete Luces de Una Luz
El Diluvio asoló la tierra.
El pecado de la humanidad habí­­a provocado la mayor devastación de la Historia.
Un gentl justo con su familia fue salvado por la Misericordia divina, y sirvió como salvador de la vida en la tierra: Noaj / Noé era su nombre.
El 27 de Jeshvan, un par de dí­­as antes del comienzo del mes de Kislev, abrió las puertas del arca de la salvación.
Y su mirada vagó por un mundo destruí­­do, por la desolación, por el desierto, por el dolor que le hizo brotar lagrimones de sus ojos.
Hací­­a un año aquel mundo era prolí­­fico, gastado por la contaminación, herido por el pecado, manchado por la corrupción, pero lleno de vidas, de diversidad, de colores, de fauna y flora.
Ahora el vací­­o, la nada, la desesperación, la soledad.
La noche del Diluvio habí­­a terminado, pero se extendí­­an aún sus efectos destructivos.
Noaj, en medio de su angustia existencial, de su desesperación, ofrendó animales como sacrificio al Eterno.
Era su precaria manera de simbolizar su quebrantamiento interno, su angustia, su dolor de muerte emocional.
Pero también, como pudo, como supo, quiso demostrar al Creador que él, Noaj, estaba dispuesto a trabajar para construir el Shalom, que estaba listo para sacrificarse si era necesario con tal de que el mundo no conociera nuevamente la destrucción total.
Así­­ pues, al comenzar el mes de Kislev el Eterno selló un Pacto eterno con los noájidas.
Él les instruyó los siete mandamientos unviersales, que son fundamento de la vida de edificación.
Y como señal de ese pacto eterno tomó al Arcoiris.
Hasta ese momento el arcoiris no tení­­a ningún simbolismo particular, era un efecto óptico de la refracción y dispersión de luz solar y gotas de agua en suspensión.
Pero, a partir de se momento ya no serí­­a solamente un efecto óptico, sino que serí­­a también un sí­­mbolo, y una señal perenne del pacto entre Dios y la humanidad.
Ese arco que consiste en siete colores diferentes, pero que todos proceden del mismo haz de luz.
Es una clara simbologí­­a de la Luz de la Verdad que proviene de lo Alto, que luego es dispersada entre las personas, para que cada cual la manifiesta de acuerdo a su carácter y forma de ser.
Están los menos refractarios, los más próximos a la Luz original, que son los “rojos”. Y en el otro extremo de esa gama están los violetas, que son los más lejanos, los más refractarios. Sin embargo, todos ellos forman parte del mismo sistema, de la misma realidad. Todos ellos son hijos, derivados, criaturas del mismo haz de Luz original.
Lo lejanos, los medios y los cercanos, todos hijos; aunque algunos no quieran reconocerse como tales, aunque opten por servir y adorar a la oscuridad, su alma impoluta sigue estando vinculada a la pura Luz que le da vida.
Así­­ pues, el mundo estaba en oscuridad, destruí­­do, pero el Eterno enví­­o Su rayo de Luz, Su hálito de vida que se dividió en siete ramales, en los siete mandamientos universales y sus derivados.
Para enseñarnos que solamente la Luz de la Verdad, la Luz de la Vida, es la que tiene el poder de extirpar la soledad, la muerte, la miseria, la injusticia, la podredumbre, la idolatrí­­a.
Tú, hermano noájida, levanta con orgullo tu estandarte noájico, ese que lleva los siete colores del Arcoiris, pues es manifestación de la unidad dentro de la diversidad, de la fidelidad al Uno y Único a través del variado repertorio de acciones edificantes que puedes y debes hacer.
Tenlo presente.

Siete Luces para Ocho Dí­­as
Y en la Historia, encontramos otro fogonazo esplendoroso de Luz en mitad de la tétrica oscuridad.
La cultura helenista se habí­­a instalado en el mundo.
Amenazaba la integridad espiritual, y luego la fí­­sica de los judí­­os.
La destrucción del judaí­­smo era un hecho casi consumado, pues muchos eran los que se asimilaban a esa cultura tan atractiva pero tan falta de espiritualidad.
Muchos eran los tormentos y privaciones que debí­­an sufrir los nobles y fieles del Eterno a manos de los esbirros de la oscuridad disfrazada de luminaria.
Como sí­­mbolo, el imperio habí­­a quitado la Menorá del Santo Templo de Jerusalén, habí­­a hecho desaparacer la llama que debiera ser perenne en el Templo, que representa la divina Presencia en nuestras vidas.
No habí­­a luz en el Templo, para simbolizar que no habí­­a Luz en el Mundo.
Pero los pocos y débiles vencieron a los muchos y poderosos.
Un puñado de fieles del Eterno combatió en contra de la tiraní­­a, en contra de la idoaltrí­­a, en contra de la falsedad, en contra de la muerte, en contra de la oscuridad, hasta que finalmente vencieron.
Un triunfo impensable se proclamó.
Y ocurrió otro milagro cuando los judí­­os gloriosamente vencedores encendieron nuevamente las siete luces puras en el Templo. El aceite que usaron como combustible serví­­a para mantener encendida las lámparas por un dí­­a, pero milagrosamente perduraron por ocho dí­­as, hasta que llegó nuevo aceite, nuevas energí­­as para expandir el mensaje de salvación por el mundo.
Nuevamente, en Kislev, en el perí­­odo de opresión, de lóbrego pesimismo, de aniquilación, es cuando la Luz resplandece con mayor potencia.
No en vano la Menorá se constituyó en el sí­­mbolo nacional judí­­o.
Esa lámpara bruñida en un solo bloque de oro macizo, que se divide en siete brazos para sostener las llamas de la luz que representan la Luz de la Torá y los mandamientos, la Luz del Eterno, que vivifica y salva.
No en vano es en Kislev que celebramos Januca, la festividad de las luces.
Lo hacemos como sí­­mbolo de que en la vida tendremos que afrontar momentos oscuros, que la noche es parte integrante de la existencia, pero que incluso allí­­ la Luz del Eterno es lo que prevalece.
Esa Luz que se simboliza en el Arcoiris noájico o en la Menorá de los judí­­os.
Esa Luz que toma distintas tonalidades y se manifiesta de diversas maneras, pero que siempre se vincula a la unidad, al Uno y Único que es Dios.

Tenemos ante nosotros un mundo con mucha oscuridad.
El dolor, la idolatrí­­a, la corrupción, la miseria, la injustiia, el mal, la mentira abundan.
Pareciera como si la noche fuera a imperar.
Los imperios del mal se muestran orgullosos con todas sus posesiones.
Pero, nosotros podemos estar confiados de que tenemos una Luz que nos alumbra en toda ocasión, que tenemos un Padre que no nos desampara, que tenemos una misión para llevar a cabo y nadie nos podrá detener.

Festejemos Januca los judí­­os, celebremos junto a nuestros hermanos noájidas la resurrección del mundo en estos dí­­as.
Trabajemos juntos para construir Shalom, por medio de los mandamientos que nos iluminan.
Todos unidos en nuestra diversidad, todos unidos a la raí­­z común, en unidad para conseguir que la Luz brille sin manchas.

Feliz Januca, feliz compromiso a traer más Luz a este mundo.

(Publicado originalmente 2/12/06)

Cuán diferente

A todos nos gustan las historias personales. Es bueno cuando alguien “abre” la puerta de su casa y nos deja pasar y ver un poco lo que hace en su vida. Para aquellos que gustan aprender de las experiencias de otros, este texto servirá de mucho. Para quienes prefieren leer todo, apoyado de versículos del Tanaj y dichos de los Sabios, quizás sirva para ir dejando esa conducta de lado y comenzar a abrirse más a la idea que la vida noájica no depende única y exclusivamente de la palabra de Dios.

Hace poco publiqué un texto acerca de la prohibición de robar, pueden leerlo haciendo click AQUI. Lo hice basado en una desagradable experiencia que vivi hace unas semanas.

Al sol de hoy, estoy en proceso de recuperar lo robado (y no me refiero a lo material), me refiero a la confianza, a la tranquilidad, a la paz, al buen dormir, a la des-preocupación.

Tan mal estuve que pedí, como favor, al Moré si podia aconsejarme en lo qué hacer para recuperarme de esa mala experiencia. Le escribí lo siguiente:

Jonathan Ortiz escribió:
> sensei,
>
> aqui entre nos…
>
> necesito un  consejo…
>
> no acostumbro a j****rlo con p******s,
>
> pero esta vez creo que lo necesito.
>
> no sé si lo ha notado, yo si…
>
> he estado muy a la defensiva con mis comentarios en fulvida,
>
> incluso he estado por hacer criticas a textos que usted ha considerado
> buenos.
>
> No sé si mi mala actitud se deba a cómo me estoy sintiendo ahora,
>
> pareciera que el sentido de la protección está a flor de piel y me da
> por defenderme de todo…
>
> incluso de lo que no representa una real amenaza…
>
> y pues ya ha pasado de la casa a fulvida… y no lo veo bien.
>
> en la casa reviso candados, puertas y ventanas a cada rato, aun a
> sabiendas que ya lo hice,
>
> y me la paso detallando la casa para ver qué otra cosa puedo asegurar
> para evitar que los ladrones la aprovechen…
>
> y así…
>
> creo que no voy a estar bien hasta que me vaya de esa casa, eso creo.
>
> pero mientras tanto… qué puedo hacer para no afectarme, y no afectar
> a los que quiero (entre esos los amigos de fulvida)?
>
> de usted,
>
> yo.
El consejo del Moré no pudo ser más acertado, él me respondió:

hola jonathan
es una actitud normal ante un hecho anormal…
se breve al comentar, y se positivo.
no pongas los peros, sino los abrazos

te parece?
y di cinco veces al dia, compenetrandote del sentido de las palabras,
los salmos 91 y 5 y 23
en español por favor
ok?
mi cariño y bendicion
Luego de seguir las indicaciones del Moré, le escribí:

> Buen dia querido sensei,
>
> espero que esté muy bien.
>
> Yo estoy mejor gracias a la lectura que ud me recomendó.
>
> Sabe que tenia meses, si no años, que no leia nada del Tanaj. Y cuando
> segui su recomendación de leer 5 veces al dia esos tres salmos… fue
> DIFERENTE.
> En el sentido en que la comprensión de lo que leia tenia un nuevo
> significado, sin que en mi mente rondara alguna idea de indole
> idolátrico.
>
> Todavia me despierto en las noches, pero hay una gran diferencia, ya
> no lo hago asustado, angustiado, sino tranquilo. Así que gracias
> nuevamente.
>
> ¿Cuánto le debo? jejeje…
>
> No en serio, espero algún dia poder retribuirle, y ese dia está más
> cerca que antes.
En fin,
¡ cuán diferente es acercarnos al mensaje Divino cuando una autoridad lo autoriza!
¡ cuán diferente es leer Sus palabras cuando una autoridad nos dice el cómo!
¡ cuán diferente es alimentar el alma con Su mensaje cuando ésta lo requiere!
¡ cuán diferente es leer para sanar el alma en lugar de leer para saciar el insaciable EGO!
¡ cuán diferente es leer parte del legado de Israel sin ningún sentido de culpa!
¡ cuán diferente es leer la heredad del pueblo hebreo sabiendo que no se hace para adueñarse de lo ajeno!
¡ cuán diferente es echar mano de lo ajeno cuando los dueños te invitan a hacerlo porque están seguros que no vas a robarte nada!
¡ cuán diferente!
Como siempre, gracias moré!
Todo mi cariño y respeto para usted.
Y a los amigos, les invito a pedir permiso, recordemos que se trata de la herencia de un pueblo que por voluntad Divina fue elegido para ser el depositario de Su palabra.
Saludos

¿Quieres Torá?

tora

Este Post no va dirigido a los que ya se sienten a pleno con su identidad y la viven como Dios quiere, sino hacia aquellos que no ven o no desean hacer lo que Dios quiere. Lamentablemente aún sigue habiendo personas que discuten ser propietarios de la Torá (siempre las habrá), ellos se sienten bien con la Torá y la anhelan. Pero ha de saberse que no es algo que El Eterno eligió para ti, es buena, es divina, es la Sabiduria de Hashem…entonces ¿Comó te atreves a utilizarla conforme tus propios pensamientos?.

No es malo que leas aquellas partes permitidas y que tienen relación con nuestra identidad, sí es malo que sientas que es tuya, que a tí te fue entregada para que la leas, para que la estudies, para que te perfecciones atraves de ella, para que te sientas espiritual con ella, para que te sientas mejor o para que te sientas nutrido de fe. No es así.

Es verdad, estas palabras duelen al que va detrás de un deseo equivocado y de seguro ya no quiere seguir leyendo estas lineas pues las mismas estan azotando a su inclinacion al mal, a su afán de desear y querer lo que no es suyo, pero debes ser firme y acatar lo que El Amo desea, ¿Acaso es tuya la Torá?; ¿Eres más sabio que Dios?; ¿Crees que por que  lees Torá o los profetas o libros netamente judíos serás dichoso y mejor visto a Sus Ojos?; ¿Crees que El esta pendiente de cuanto te interesa la Torá hoy o mañana o pasado mañana, si la estudiaste, si la miraste, si pensaste en ella todo el día, si  hablaste de ella?. Eso puede pasar con un judío, pero no contigo. No te sientas mal, sientete bien porque es lo que El quiso para ti, ¿Profundizas en tu identidad Noajica?; ¿Te interesa, te preocupa, te esfuerzas, la anhelas, la aceptas, la llevas a la práctica?; ¿Cuantas obras de bien adquiriste hoy?; ¿Cuanto te preocupa el hacer la Voluntad de Dios?; ¿Cuanto te inporta aceptar lo que El quiere y entiende que es lo mejor para ti?; ¿Cuando dejaras de mirar del otro lado del muro y te preocuparas en arar tu campo, en sembrar y sacar fruto de lo que te es permitido, de lo que te pertenece, de lo que se te dio como herencia?. Porque tu lector tienes el potencial para cuidar tu identidad y llevarla al hombro, subyugado a cumplir lo que El Dios quiere. Por más que tus pensamientos te digan lo contrario, por más que llores, que sufras, Su deseo debe ser tu objetivo y no asimilar el error de muchos que se sentian espirituales y tan solo erán un canal para lograr el mal. Hoy es el día para que elijas, para que entiendas, para que decidas, para que aceptes, de una vez por todas, que tienes una identidad.

Si has elegido la vida Noajica, has elegido el oceano de Bondad, de bienestar, de alegría. Y verás a muchos que van detras del error, de la mentira, de la falsedad y de la idolatria. Hasta que no llegue el Mesías estarán aquellos que querran convertirte en pagano y hacerte perder todo el bien que tienes frente a tus ojos. ¿Ejemplos? Muchisimos…

Siempre habrá personas que creerán saber las cosas mejor que tu….

“Un jasidim fue decayendo mucho en el camino de la Torá, cayó hasta sumergirse por completo en la mas densas de las impurezas. Cuando le contarón lo sucedido al Rabí de Kotzk, respondió meneando la cabeza:

– Al comienzo de la sección de Noaj, dice el versiculo: “Noaj tuvo tres hijos: Shem, Jam y Iafet” (Gen. 6:10). Dado que Jam era el menor de los hermanos, lo correcto habría sido que fuese nombrado en último lugar. Más bien, pareciera como que Shem y Iafet, los hermanos virtuosos, querían ejercer una buena influencia sobre su hermano perverso, y lo ubicaron en el medio, en la esperanza de que lograrian revertir su decadencia moral.

– Pero para angustia del corazón – Concluyó el Rabí de Kotzk -, todos los esfuerzos de Shem y Iafet fuerón en vano. Pues Jam continuó siendo el mismo Jam, en toda su incorreción, a pesar de haber estado ubicado entre grandes y virtuosos.”

Esta es una historia jasidica, pero de muy buen provecho para aquellos que quieran entender de que lado quieren estar. Tienes la oportunidad de refinarte y crecer en tu identidad porque es tuya. O de creer que lo mejor es estudiar la Torá o ir detrás de cosas que no llenan tu espiritu, ni lo enriquecen, ni lo perfeccionan, ni lo acercan más a Dios. ¿Porqué? porque tu alma no es judía, tu no eres judío.

Aqui en Fulvida hay muchas personas buenas y virtuosas, tu decides ser una de ellas o decides ser una persona como Jam, que con decadencia moral pasa por aqui y entre los virtuosos nada encuentra, nada ve de provecho y va en busca de lo que no le atañe.

No te confundas, afirma tus pensamientos, ora al Padre, pide aceptar tu identidad, enriquecerte con ella, se fuerte, se valiente, se ágil, se inteligente y sabio, se Noajida. Pues piensa en esto…¿Estas haciendo lo correcto delante de tus ojos o delante de los Ojos de Él?…¿Quieres Torá?, Él no quiere que quieras Torá. Él quiere que quieras tu identidad.!

Saludos!.