Oración traducida para Rosh Hashana

En el discurso de  Rosh Hashana (año nuevo)

En este día, Tú creaste a Adán el primer hombre. También es el cumpleaños del mundo.

Te agradecemos, SEÑOR Dios nuestro, por ser  privilegiados de conocerTe y servirte por medio de las Siete Leyes que ordenaste para nosotros.

Que  seas reconocido como Rey y Creador del hombre por toda la humanidad rápida y prontamente.

En este día, Abriste  las Puertas del Arrepentimiento y la Justicia. Por medio del ejemplo de Tu pueblo Israel, aunque nuestras buenas obras sean pequeñas, que nuestros pequeños actos de misericordia, esfuerzos por la justicia, ayunos, penitencias y oraciones, sean gratos ante Ti. Que  seamos meritorios de  la vida en el Mundo por Venir, y en el Libro de la Vida, bendición, paz, buena vida, salvación, consuelo, y buenas sentencias, que seamos recordados e inscritos ante Ti; nosotros, y  todo Tu pueblo Israel, para una buena vida y paz.

Paz

Concede paz, bondad y bendición, vida, gracia y favor, y compasión sobre nosotros y todo Israel, Tu nación.

Bendícenos a todos como uno, Padre nuestro, con la luz de Tu rostro. Tú, SEÑOR, Dios nuestro, nos diste la Torá de las Siete y Leyes y vida, bondad, justicia y compasión, bendición y paz.

Que siempre Te agradezcan los seres vivientes, y alaben Tu nombre en verdad, Oh DIOS, porque siempre has sido nuestra salvación y ayuda.

Bendito seas Tú (algunos flexionan las rodillas, inclinan hacia adelante la cintura) (inclinan la cabeza  y luego la levantan), SEÑOR, Cuyo nombre es el Benéfico, y a  Quien es  adecuado agradecer.

Bendito seas Tú, que bendices a la humanidad con paz.


Traducido por Fabián Sepúlveda Morales de “Communal Prayers” de la Sociedad Noájida de Oklahoma


10 pensamientos en “Oración traducida para Rosh Hashana”

  1. Gracias por compartir, esta oración y por seguir el camino de los gentiles o noájidas fieles a Dios.

    Quiera Dios -Exaltado Sea-, protejer a todos sus fieles gentiles y judíos, y protejer a su pueblo Israel, de los ataques idólatras de sus vecinos.

    Seamos agradecidos a Dios y a su santo pueblo, y en nuestro caso -como fulvidianos- agradezcamos sus enseñanzas y correcta dirección a nuestro moré Yehuda -D’ lo cuide y bendiga-.

    Paz y bendicioens, y construyamos shalom, entre todos los judíos y noájidas esforzados, obedientes a Dios.

Deja un comentario