El consejo diario 287

Por cada ladrillo que cimentes en la sagrada obra de la construcción de Shalom,
tendrás diez piqueteros dispuestos a derribarlo.

Son tanto tus opositores internos (emociones, creencias, ideas, costumbres, deseos, especialmente el EGO),
como de los externos (cónyuge, padres, familia, amigos, colegas, conocidos, ex-amigos, enamorados, iglesia, TV, etc.).

Depende de ti si continúas siendo socio de Dios en la tarea sagrada que te compete,
o si te dejas llevar por la corriente contraria.

7 pensamientos en “El consejo diario 287”

  1. Si, maestro… Siempre ha habido piqueteros y premios materiales y de más tipo para bastantes de la los piqueteros.


    Por suerte tambien hay obreros constructores de salom y maestros como vos y algunos otros (y también tzadiquim y profetas). Es mí deber construir, tanto como pueda y se me ocurra y alcance a hacer


    Cuando menos, se que Hashem valora a cada construtor de la casa de Jacob y de las naciones (como Noé, nuestro ancestro gentil y algonus otros millares). Y se que por un solo justo, Hashem -Exaltado Sea y Santo- preservo futuro a la humanidad. Me esfuerzo, en mis limitaciones y condiciones por construir shalom… Empezando por mi madre y lo cercano, en mi ciudad, en mi trabajo y con la gente que trato… Pero, tengo bien presente, que vos y otros morés y tzadiquim haceis mucho. Benditos y ayudados de Dios, sean todas las acciones y servicios justos… entre ellos el ejemplo y el informar a los demás humnos de los goim. Que la obra de construir shalom crezca y perdure por siempre más, con ayuda de Hashem… que obra siempre para bien. Amén
    .

Deja un comentario