Como actuar…

Buen día amigo mío.

Como ya es habitual te convido con buen pan para que nutras tu espíritu.
Es un breve pero intenso estudio basado en la parashá (sección de lectura de Torá) que le corresponde leer públicamente esta semana a los hijos del pueblo judío.
Está elaborado tomando en cuenta lo que corresponde a tu identidad espiritual noájica, para que sea para bien y bendición y no se constituya en una piedra en tu camino.
Espero que te agrade y quieras retribuirme con algún comentario positivo. 
Hasta luego.

Comienza el sagrado texto para los hijos del pueblo judío con las siguientes palabras dichas por el Eterno:

"Pinjás, hijo de Eleazar, hijo de Aarón el sacerdote, ha hecho tornar mi furor de los hijos de Israel, llevado de celo entre ellos: por lo cual yo no he consumido en mi celo a los hijos de Israel." (Bemidbar 25:11)

Según la tradición, el espíritu combativo de Pinjás fue heredado por el famoso y nunca olvidado profeta Eliahu (Elías).

Como podemos leer acerca de éste en el libro Melajim I (Reyes I), tenía un fuerte temperamento, una postura firme, y a pesar de ser mensajero de el Eterno, y de intentar promover el Bien y la Paz, en numerosas oportunidades su celo, su pasión, su ahínco lo llevaron a acciones desmedidas, hasta quizás, injustificadas.

Y tal como cientos de años antes Pinjás fuera bendecido por el Eterno con el Shalom, la Paz, para que armonizara su conducta con sus objetivos, Eliahu el haNabí fue educado por el Eterno, a través de la siguiente profecía:

"Y Él le dijo: Sal fuera, y párate en el monte delante de el Eterno. Y he aquí el Eterno que pasaba, y un gran y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de el Eterno; pero, el Eterno no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero, el Eterno no estaba en el terremoto.

Y tras el terremoto un fuego; pero, el Eterno no estaba en el fuego. Y tras el fuego un susurro tenue y apacible." (I Melajim 19:11-12)

Entonces comprendió Eliahu: el Eterno no precisa estruendos, estremecimientos, ruidos, gritos, grandes manifestaciones, populachos enardecidos, pues el Eterno se encuentra en el susurro, en la voz calmada, en las palabras suaves…

El Eterno es Sabiduría, Justicia, Verdad, Generosidad, Bien…

Por lo tanto, si buscamos a el Eterno, y queremos encontrarlo, ¿en dónde lo buscaremos?

¿En el griterío, en las palabras altisonantes, en la muchedumbre, en el quebrantamiento de montañas y de rocas, en el fuego de la discordia y la pelea?

¿La Verdad se encubre en disfraces de poderío desmedido, injusticia descarada, prepotencia?

¿Precisa Dios de gritos en congregaciones, manos derechas alzadas, repetir como loros frases huecas, gesticular como poseídos por extrañas enfermedades, estar enceguecidos por pasiones religiosas?

¿Eso es lo que a Dios agrada?

¿Él estará en medio de comunidades contenciosas que se reúnen en garajes para manifestar absurdos aparentemente bíblicos en tanto se reniega de actuar con la lealtad que corresponde a un verdadero noájida?

¿Él querrá que el gentil se entrometa en asuntos judíos, pretenda estudiar Torá, se focalice en cuestiones que tienen que ver con Cabalá, siendo que Dios explícitamente entregó la Torá y sus cosas al pueblo judío y NO a las naciones gentiles?

¿Quiere Dios el orden armonioso del constructor del Shalom o la parodia desmedida del religioso?

La respuesta es: el Eterno está en el susurro apacible, en la melodía armoniosa, en las palabras apenas audibles. En las caricias, más que en los golpes. En la mansa respuesta, más que en la acción violenta y fanática. El Eterno ama a quien vive con rectitud, con verdad, con bondad y justicia. Por tanto ama y bendice al gentil que vive su noajismo a pleno y NO a aquel que aborrece su identidad y corre como maniático detrás de falsas conversiones al judaísmo, sectas místicas jasideas o cabalisteras o se engorda en las letrinas de la idolatría en todas sus denominaciones.

Es casi un axioma de la psicología que las personas realmente débiles, y que sienten su extrema fragilidad como una amenaza para su preservación, en muchos de los casos utilizan el recurso de presentarse como sumamente poderosos, indestructibles, Terminators y Rambos juntos, para ahuyentar sus temores, y que los otros no puedan reconocer su verdadero estado lastimoso.

Estas mismas personas psíquicamente flojas, también gustan de burlarse del otro, de la humillación, de rodearse de amigos bravucones que ofenden y violentan la vida ajena, usurpan, presionan, maldicen, amenazan, niegan lo permitido en nombre de sus propias ideas resentidas… porque, en el fondo son tan, pero tan débiles, que solamente a través de la degradación ajena pueden sentirse un poco seguros de sí mismos.

Por eso, la sabiduría, la paz, la justicia nunca van a estar entre los que hablan como ladridos de perros, ni entre los que usan el único argumento de deshonrar al otro buscando prevalecer ellos mismos.

Ejemplos notorios y desgraciados abundan en nuestro siglo, y en anteriores también… por eso, debemos aprender a reconocer esta importante lección:

La pasión desmedida, aun la que tiene finalidades superiores (como la que tuviera Pinjás al final de la parashá anterior) son buenas en tanto sean temporarias, breves, seguidas de la reflexión inteligente, de la suavidad de la armonía… porque, de lo contrario, la persona en lugar de ser más humana, se transforma en tempestad, terremoto, incendio, desolación y desierto estéril…

El fin está preparado para el que se consume en su propio fuego terrible, en ese calor infernal que se denomina EGO.

Puedes tú arder en él, hacer según te place.
O puedes ser libre, al vivir de acuerdo a tu identidad sagrada, como noájida, en la espiritualidad plena de los Siete Mandamientos Fundamentales, sin máscaras, sin parodias, sin burlas, sin presumir de lo que no eres ni tienes que ser.

Preguntas:

  1. ¿Por qué a menudo la persona con poca autoestima tiende a rebajar a los otros?
  2. ¿Cómo superar la baja autoestima?

    13 pensamientos en “Como actuar…”

    1. Dios esta en nuestro corazón, en cada acto de bondad, respeto y amor que brindamos a nuestro prójimo, esta en nuestros hogares, nuestra familia, nuestros amigos, en la nauraleza y todo lo que nos rodea, solo que el EGO aveces nos ciega y no nos deja percibirlo.

    2. Los que no tiene autoestima piensan que con gritos e insultos o con responder como animales y a golpes van a ser mas grandes de lo que se creen cuando en el fondo y ellos lo saben son pobres e infelices creaturas que tienen sus almas condenadas por su EGO y solo quieren llamar la atención de la manera mas burda e insolente por que así es que sobresale algo en este mundo o lo bueno o lo incorrecto y ellos optan por la ultima opción.

    3. Sabroso desayuno para mí.

      1.- Algunas veces puede ser un miedo desmedido a perder el control de las cosas, a descubrir que no eres el centro del universo.

      2.- Aceptando quien realmente eres, saber que se es un ser único y especial, irrepetible. Buscar dentro de uno mismo en lugar de andar urgando en casa ajena para ver que tiene otro que tú no.

    4. 1. porque asi puede aparentar para si mismo, tener una sana autoestima, o bien al compararse con otros se sienten «descompensados» y lastiman para que los demas esten a su «altura»… no se si me explique…
      2. ni idea, para ser sincero aun estoy en proceso… pienso que mirando a los demas de manera correcta, sin comparar ni nada x el estilo; tambien tener presente y comprender claramente mi posicion y funcion en este mundo, y vivir como un constructor de shalom

    5. Tambien habria que recordar que el Creador no precisa de tu dinero para enriquecer a traficantes , embaucadores , culebreros , traidores…… , como lo son todos aquellos que se hacen llamar lideres religiosos!

      Aporta en lugares que no promuevan la IDOLATRIA!

      Gracias more por el Buen alimento!

    6. Excelente Estudio. Desintoxicarse de lo que, egoistamente, se ha creido, no es sencillo, pues el miedo y la inseguridad juegan un papel muy grande en la psiquis de nosotros los gentiles. Esos miedos e inseguridades no son nuestro patriminio, los eclesiasticos se encargaron de sembrarlo en las mentes de nuestros padres, de los cuales los heredamos. Esto esta debidamente respaldado por la Historia. Antes de que ocurriera la forzosa imposición idolatrica, nuestros pueblos eran mas libres y puros. Por eso para poder tener la luz de la verdad hay que esforzarse, ser estudioso, para ir poco a poco desenmascarando las falsedades que nos han hecho creer; y llegar a disfrutar la delicia de estas palabras : «…el Eterno está en el susurro apacible, en la melodía armoniosa, en las palabras apenas audibles. En las caricias, más que en los golpes. En la mansa respuesta, más que en la acción violenta y fanática. El Eterno ama a quien vive con rectitud, con verdad, con bondad y justicia. Por tanto ama y bendice al gentil que vive su noajismo a pleno y NO a aquel que aborrece su identidad y corre como maniático detrás de falsas conversiones al judaísmo, sectas místicas jasideas o cabalisteras o se engorda en las letrinas de la idolatría en todas sus denominaciones…»

    7. 1 La persona que tiene poca estima, que no se valora mucho, es generalmente una persona que no acepta sus limitaciones, está presa de su propio ego. Se cree más de lo que es o simplemente se siente frustrada por no haber podido lograr ciertos objetivos impuestos quizas por no haber podido cumplir con lo que esperan de ella.
      Da para mucho analisis la pregunta. Mucho. Y como mecanismo de defensa o de engaño recurre a rebajar a los demás para que los demás
      lo adulen o esten bajo su dominio. Siempre están esas personas que se hacen grandes con los errores ajenos.
      Cuando esto se da en forma inconsciente, se puede entender. Hay hombres que para
      ejercer su poder sobre mujeres las menosprecian para evitar el abandono. Se crea un vínculo bastante feo de dependencia mutua.
      Una persona con poca estima es una persona que no se atreve a crecer y no deja
      crecer a los demás.
      Ya cuando esta conducta pasa a un plano consciente de manipulación a los demás,
      ahí creo que estamos en presencia de un psicópata, un perverso.
      Pero bueno no me quiero extender mucho porque me voy derecho al blog de psicología =)

      2 ¿Cómo superarla?

      Valorandote por lo que sos. Siendo conscientes que Dios está ahí para ayudarnos siempre. Que nos quiere, nos valora y conoce nuestra condición de humanos. Fomentando la generosidad, la bondad, a veces en las acciones simples y de corazón más nos sentimos bien con nosotros mismos
      Muy linda la lección. Gracias.

    Deja una respuesta