Emor, ser salvos

Ni arriba ni abajo, en tu lugar
Al EGO no le sirve que crezcamos.
Le conviene hacernos sentir impotentes y que nos creamos todopoderosos o absolutamente incapaces, para que de esa forma soportemos constantes tropiezos, contrariedades, sufrimientos.
Es que, si la persona se siente capaz, libre, responsable, apta, con el sano orgullo de poder lo que puede, bien pronto se quita de encima la bota tiránica del EGO.
Entonces, el EGO lo somete a la tortura de sentirse ignorando, poca cosa, fracasado, imposibilitado, destinado al dolor y sin mecanismos para sobresalir. O le hace fantasear con tener poderes que realmente no tiene, dominios que le son ajenos, y por consiguiente chocará tarde o temprano con la realidad que le dice: “no, tú no puedes”. En esa circunstancia ya no es solamente un sentimiento de impotencia, sino la impotencia concreta, materializada, el límite de nuestras capacidades reales.
Entonces, se suma el sentimiento, la creencia fantástica y la realidad, se hace un combo amargo que degustar.
La soberbia, el creerse más de lo que uno realmente es y puede llegar a ser; tal como la falsa modestia, el rebajar el propio estatus a un nivel inaceptable, incongruente con la real capacidad y potencial; son caras de la misma terrible moneda del EGO.
Imaginar y hasta delirar con estar a un nivel que no se está, ni se puede llegar, sea alto o bajo, son formas del EGO para mantenerte en impotencia, sometido, esclavizado, ajeno a tu verdadera identidad, aferrado a máscaras del Yo Vivido en lugar de abrazado y en paz a tu Yo Auténtico.
Es triste, pero es la regla casi general de la humanidad. Pocos son los que saben y pueden zafar de la esclavitud del EGO y potenciar su vida al máximo.
Al conocimiento de su real valor y lugar, a la autoestima adecuada, en la Tradición se le suele nombrar como “humildad”.

El origen de la religión
Nuestras primeras reacciones ante la impotencia inicial, en el traumático momento del nacimiento, son instintivas.
Son las herramientas básicas del EGO: grito, llanto, pataleo y desconexión de la realidad.
Con ellas procura mantenernos con vida, sortear el amargo trago de la impotencia y sobrevivir.
Desde ese instante nos vamos  programando, a partir de estas herramientas, a través de las relaciones con el medio y las otras personas.
Vamos usando ciertos instrumentos, los vamos conociendo, perfeccionando, cambiando, desechando, mejorando. Pero la raíz permanece la misma: llanto, grito, golpe, inconsciencia.
Vamos sumando los mandatos de la sociedad, a reaccionar de acuerdo a lo que nuestros padres nos entrenan.
Vamos formando creencias, decodificando al mundo de acuerdo a lo que estamos conocimiento y entendiendo, se tejen redes neuronales, nos vamos haciendo como personas.
Allí en el fondo está nuestro primer salvador, el EGO, con sus demandas, con sus exigencias, sus manipulaciones. Es un “dios” que se interpone a nuestra conciencia de Dios, son las múltiples cáscaras que recubren nuestra neshamá (esencia espiritual), para que no tomemos contacto, para que no nos conectemos, para que no seamos uno y unificados.
Allí fuera están los primeros “dioses” que vamos adorando, por lo general la madre (o más bien debiera decirse la o las personas que cumplen la función materna de proteger, alimentar, higienizar, etc.).
El dios interno, el EGO, se presenta como el dios externo, las personas de nuestro entorno en nuestras edades más tiernas.
En esos momentos aprendemos a manejarnos con los dioses, a manipularlos, a ser manipulados. A conseguir las cosas que deseamos con rabietas, con enojos, con estafas emocionales. Esos dioses están a nuestro servicio, pero dependemos por completo de ellos. Es como una relación bastante enfermiza, sin ellos morimos, ellos sin nosotros es como que no tienen sentido de ser.
Así es como, en general, vamos fabricando el sentimiento religioso en nuestro ser.
Por ello decimos que la religión, la fe ciega, es derivado del EGO. Porque no se asienta en la espiritualidad, en la conexión, en la unidad, en el ser en plenitud, sino en el toma y daca, en el negociado, en las necesidades de ambas partes, en jueguitos de poder y dominio. Eso es la religión, nada sagrada, nada trascendente, puro EGO.
Así comprendemos cómo en el nombre de las religiones se hacen las peores barbaridades, se excusan la peores miserias humanas. En este siglo y en todos los anteriores.
Porque, si la religión fuera del reino espiritual, nunca estarían a la defensa de la corrupción, de los “poderosos”, de la amenaza como mecanismo, etc.

El eterno volver
Si pudieras ver tu vida desde fuera, desapasionadamente, con frialdad, con desapego, encontrarías que una y otra vez repites conductas.
Como si estuvieras programado a volver a repetir lo que ya viviste con apenas variaciones.
Pueden ser las mismas u otras caras, pero en el fondo las situaciones se repiten, apenas si con cambios.
La tonada es la misma, aunque sean otros los instrumentos que la ejecutan.
Y vuelven, o quizás nunca se van, los mismos sentimientos de desamor, de impotencia, de limitación, de desamparo, de apego, de desconexión de no poder ni valer, de fracaso.
Parece que decides, pero no.
Haces de cuenta que eres libre, pero estás esclavizado al EGO, y sigues mandatos externos, creencias infantiles, programas que te hacen ejecutar automáticamente las cosas.
En las pequeñas y en las grandes cosas, allí saltan los programas a los que nos hemos acostumbrado, que son nuestra “segunda naturaleza”.
Observa, pero con desapego, desde fuera, sin reaccionar, sin responder, sin querer tener el control, observa… ¿qué ves?

Observa y registra
Observa cómo actúas, como un personaje de obra teatral, como siguiendo un libreto escrito por ajenos.
Obsérvate en tu multidimensionalidad:

  • qué sientes en tu cuerpo, en qué parte precisamente;
  • cómo te sientes emocionalmente; cómo te valoras; cuáles personas, cosas, situaciones, ideas te hacen sentir esas cosas;
  • de quién te ocultas o a quién quieres vencer; qué posesión quieres obtener para sentirte apreciado; qué trofeo quieres demostrar;
  • cuáles son tus pensamientos; qué afirmas acerca de ti mismo y de las cosas; qué recuerdas, qué esperas; qué inventaste para excusarte;
  • cómo actúas, qué dices, qué callas, con qué lo asocias.

Observa con calma, sin pasiones, sin justificar, sin excusas, sin negar, sin rechazar.
Observa y admite lo qué estás viendo. Regístralo, no confíes en tu memoria, te hará trampas el EGO.
Por el mero hecho de hacer esto, de tomar distancia, de no apegarte, de aceptar lo que sucede, de fluir, ya estarás aprovechando mejor tus energías vitales.
Aún no habrás hecho nada, activamente, pero estás en la onda del cambio positivo.
Tomar conciencia, despertar, saber lo qué sucede es uno de los primeros pasos para tu liberación.
Antes está el admitir que uno está mal, en desbalance, fuera de foco, no sincronizado con la existencia, sufriendo. Porque si estamos anestesiados al punto de ni siquiera reconocer nuestro malestar, difícilmente emprendamos un camino hacia la redención personal.

Entrénate
Puedes ir descubriendo los patrones de conducta que se repiten, que son cadenas que te atrapan en la esclavitud al EGO.
Revelar los pensamientos negativos, las creencias falsas, las infantiles fantasías de poder, el egoísmo, la falta de solidaridad, el perpetuo jueguito por alcanzar el poder y ser sumiso, entre otras cosas.
Ir despertando, es un paso esencial.
Te da más energía, te abre la cabeza, de limpia el pecho de opresiones.
Pero, aún está lejano el mar Rojo para que se abra y te deje pasar fuera de la celdita mental del EGO y aún más lejana la Tierra Prometida, de paz y placer.
Es necesario entrenarse y no dejarse arrastrar por el hábito, no someterse al guión, salir del esquemita mental repetitivo.

Es evidente que no podrás hacer esto de buenas a primeras, a fuerza de buena voluntad o pensamientos positivos.
No existe la magia.
Tienes años enroscado a una cadena, no esperes quitártela de encima de un momento al otro.
Te advierto que muchos han tomado conciencia para luego volver a dormir, aún más pesadamente que antes.
Es que, el EGO atenaza con fuerza, a pesar de que es intrínsecamente débil.
Precisarás esfuerzo, constancia, trabajo, alegría, optimismo, agradecimiento, valor, paciencia, amor, respeto entre otras cosas para seguir adelante, para ser libre, para obtener paz, para gozar, para estar unificado y en armonía interna y externa.
Sí, muchos quedan por el camino, la mayoría quizás, pero eso no es excusa para que tú no seas de los que alcanzan la Tierra Prometida y disfrutan de ella.
Todo lo que crees que te cuesta, lo que te pierdes, lo que te esfuerzas igualmente será poco, barato, comparado con lo que gastas manteniéndote en la celdita mental del EGO, con lo que malgastas y derrochas para tapar agujeros, con lo que desperdicias al pasar por la vida sin vivirla realmente.

Entrénate en valorar al prójimo, en hacerlo sentir bien sin esperar nada a cambio, en ser justo, en no responder automáticamente sino desde un punto de vista que beneficie a ti y al prójimo.
No quieras ser el que tiene la última palabra, no pretendas ser el que domina, no pidas la cabeza del otro, no trabajes para el EGO.
Disfruta de aquello que está a tu alcance y propón al otro que haga lo mismo.
Deja fluir aquello que no puedes ni debes controlar.
Repara lo que está bajo tu dominio para que funcione correctamente.
Relájate, no quieras comandar todo y a todos.
Entrénate para ser bueno y justo, gozar de lo permitido y apartarte de lo nocivo.
Haz esto, entonces estarás en camino a la Salvación, a la Redención, a la Era Mesiánica, a la Tierra Prometida.

Emor
Para los judíos, en la lectura semanal que corresponde a este Shabbat (parashat Emor) encontramos:

"Guardad, pues, Mis mandamientos y ponedlos por obra. Yo soy el Eterno.
No profanéis Mi santo nombre, pues Yo he de ser santificado en medio de los Hijos de Israel.
Yo soy el Eterno, el que os santifico, que os saqué de la tierra de Egipto para ser vuestro Elokim.
Yo soy el Eterno.’"
(Vaikrá / Levítico 22:31-33)

Se nos muestra la puerta para salir de nuestra celdita mental, de la tiranía del EGO.
Es Dios el que quiere nuestra salvación.
Pero somos nosotros los que debemos levantarnos, abrir la puerta –que está sin llave-, y pasar a la libertad.
No seremos arrancados de la prisión, nadie vendrá a sacarnos. Debemos salir por nuestros medios.
Tenemos la ayuda de Arriba, contamos con la fuerza interna, se nos brindan hermosos consejos, se nos dio la oportunidad.
Ahora, a avanzar.
Si no llegas a la Tierra Prometida pero hiciste tu parte, santificaste tu vida por medio de la bondad y la justicia, entonces ten por seguro que desde lo Alto serás buenamente recompensado. Será completada tu travesía, no en esta vida, pero si en la eterna.
Cada paso que des, cada obra que realices, cada instante que saborees la libertad de forma comprometida, estarás sembrando gozo eterno.
Ahora, levántate y avanza.
Actúa, sé solidario, haz el bien, ¿a qué esperas? ¿A que tu EGO te dé permiso?
A construir Shalom.

53 pensamientos en “Emor, ser salvos”

  1. Con gusto More. Porque condensa la esencia del noajismo. En primer lugar porque ecplica que el origen de la religion yace en nuestro interior y que los idolos y las religiones son la personificacion de ese EGO interno y en segundo lugar porque da los sintomas de la encarcelacion en el EGO. Inclusive textos como este deberian estar incluidos en la pagina bajo una seccion para noajidss con conocimiento intermedio. Si esto fuera escuela elemental, este texto equivaldria a tercer grado. Es ek equivalente a hablar de la regls de tres en Aritmetica

  2. tan simple le parece?
    pense q pocos llegarian a entenderlo y muchos muchos menos a usarlo en la vida cotidiana… habiendo miles de buenos textos aqui y tan poco leidos, es lo q me dio para pensar eso…
    no es subestimar al publico lector, sino constatar un hecho cierto.
    miles de entradas a tonterias, rencillas, rencores, peleitas, noajudaiso, esoterismo, pero poquititas a lo q es buen pan…
    por que sera?
    ah, ya lo se, lo dije en el post mas arriba…

  3. No es simple, es complejo, como la regla de tres. Pero el mundo es tam amplio que si cambiaramos un paso en la formula obtendriamos un nuevo producto. El problema esta en peeguntarnos porque el cafe sabe extrano cuando loendulzamos cob sal. El EGO esta ahi, tomando control y muchas personas piensan que con magia ya encontraron la panacea, lo que no se dan cuenta es que es solo otra extension del EHO. Si usted se pone a pensar la formula de tres no es sencilla pero si simple, lo simple no es facil. Toma tiempo y dedicacion el aprender lsd oprraciones basicas y las fracciones para poder entender la regla de tres pero el que estudia e internaliza lo aprendido llegsra a entender esa regla pero para eso hay que ser diligente y dejar la peteza y las excusas de lado. Carinos

  4. Porque estan enceguecidas por el EGO y este les hace creer que saben. El EGO busca paliar la realidad y como es una fuente de disque escape, ¿que mejor forma de enganar que recurriendo al complejo de superioridad? Por eso es que el chovinismimo no muere porque satisface y secreta dopamina espiritual

  5. eso esta en el post, precisamente…
    hay tanto por des-aprender para poder aprender…
    desde el momento cero, desde el nacimiento, vamos entrenandonos para ser esclavos del EGO por ello es fundamental hacer un trabajo desde cero, pero tan pocos estan dispuestos a hacerlo. saltan varias casillas, como si de un juego se tratara, y luego, la base esta endeble y el edificio no se sostiene equilibrado…

  6. Solo lo podemos lograr trabajando en equipo. El desprenderse del EGO no es algo quw ocurre una sola vez o de manera esporadica, mas bien hay que hacerlo a diario en lo personal me ha ayudado muchisimo el ayudar desinteresadamente por el simple hecho de ayudar, puedo decir quizas que ese ha sido el mejoelr mecanismo que me ha servido para alejarme de la senda del EGO

  7. El otro dia salio un reportaje en 60 minutos acerca de estudios medicos que vonculan el azucar con el cancer y decia el medico investigador que esta tiene el mismo efecto que la cocaina en el cerebro por la dopamina liberada. Algo asi sucede con el verdadero amor que al no liberar dopamina espiritual no droga a la gente con la glucosa del EGO

  8. Yo lo hago amigo. Por cierto, ¿podría utilizar este medio para difundir la noticia de a NASA con respecto a la peligrosidad de las tormentas solares? Creo que está sumamente ligado con el noajismo porque es una llamada de atención que proviene de la comunidad científica seria y también de que pongamos las barbas en remojo.

  9. Gracias Moré nuevamente por el buen pan para iniciar la semana.

    Y es que estar constantemente consciente de todo lo expuesto es una gran tarea, es entrenarse. Creo que hasta yo mismo luego de aqui iré a mi zona comoda y cuando esté en ella vendrán algunos destellos de este post y harán que ésta ya no sea tan comoda… quizás eso sea lo rescatable.

    Me quedó sonando algo, aquello de “Allí fuera están los primeros “dioses” que vamos adorando, por lo general la madre (o más bien debiera decirse la o las personas que cumplen la función materna de proteger, alimentar, higienizar, etc.). ”

    Moré, no es mi caso, pero he conocido hombres que luego de contraer matrimonio terminan divorciandose alegando que la esposa no tenia el mismo nivel (en cuanto a ser ama de hogar se refiere) que la mamá de estos.

    Pregunto, qué pasa alli en realidad? Es acaso un cambio drastico de “dios”?

    Gracias

  10. hola jona, q buena pregunta.
    no se si es un cambio de dios, pq el falso dios interno, el EGO, sigue siendo el mismo. recuerda q este usa personajes externos e instituciones, tipo iglesias, para personificarse.
    pero si, ese primer dios externo, la madre o quien cumple sus funciones, es como una huella muy fuerte en la mayoria de las personas.
    con ella aprendemos el “arte” de manipular, de ser manipulados, etc.
    los jueguitos nacen alli, jueguitos enfermizos, del yo vivido a pleno acaparando la atencion y oscureciendo al yo autentico…
    lindo tema para desarrollar… quizas ahora me haga un ratito y escriba un post, vale mucho la pena…

  11. Ver la vida desde afuera es un buen ejercicio, me recuerda el poema de Borges “instantes” ¡cuantas oportunidades perdidas por los formalismos y convencionalismos!, por no hacer lo que realmente se quiere hacer, por no ser auténtico, el poema de Borges es en realidad doloroso, da cuenta como la vida se adapta a ciertos convencionalismos y deja de lado sus verdaderos intereses, como Borges, nos damos cuenta de ello cuando ya somos viejos o estamos moribundos.

  12. Ya le cambié el aceite al carro…

    Y pensando, creo que sí hay relación, pero como hasta ahora pensé en el asunto no sabria cómo abordarlo.

    Se me vienen cosas como el culto a la “madre de dios”, habria que ver si quienes profesan tal cosa tuvieron una relación maternal demasiado fuerte con sus progenitoras a tal punto que la marca de esa huella pisó las otras dimensiones de la vida y trastocó ciertas cosas.

    Tengo un caso cercano conocido, de esas tipicas familias donde el matriarcado y el culto a la “madre de dios” son MUY marcados. Tengo que pensar si conozco más familias asi, posiblemente las haya.

    Ahora pienso en si aquellos que adoran a la “madre de dios” están tratando de dar continuidad al nexo que un dia tuvieron con su progenitora (hablo de progenitoras fallecidas).

  13. Moré leyendo un poco acerca Freud y el complejo de Edipo… mmm… no sé por qué siento que se precisa de “fe” para creer completamente en sus planteamientos.

    Veo:
    – No hubo una metologia clara
    – Se valió de su intuición
    – Quienes avalan tales cosas tuvieron que reelaborar conceptos y reinterpretar ideas
    – Son ideas dificiles de contrastar
    – No hubo experimentos como tal.

    Así que como desarrollar mi idea partiendo de cosas como estas?

  14. Muy lindo post!!! Me ayuda mucho. Y muy cierto. Evaluar las conductas, tratar de corregirse, hacer pequeños ajustes para mejorar nuestra forma de vivir y así modificar hábitos nocivas son un camino para encontrar esa tierra prometida, depende de uno. Cuesta mucho desarraigarse del ego. En difierentes formas sigue operando y realmente es un trabajo que requiere mucho autocontrol,disciplina, y confianza en Dios y amor! Gracias!!

  15. Mientras leía, me sentía aun mas impotente por ver en el horizonte todo el camino que me hace falta. Verse en perspectiva, desde afuera, realmente ve uno con objetividad que siempre ha actuado de la misma manera en las mismas circunstancias repetidas.

    Creí habier alcanzado cierto conocimiento de como opera mi Ego, pero esta lectura fue un baldazo de agua fría, y en honor a la verdad, no conozco nada.

    Solo seguir viviendo para enfrentarse a las circunciancias que se avecinan, e ir observando y registrando el propio comportamiento y pensamiento, ir detectando las máscaras del Yo Vivido, con el sincero deseo de encontrar ese equilibro entre las circunciancias y el Yo Autentico, es la verdadera travesía, la aventura, el intento de liberarse de la “celdita mental”, lo que me espera.

    Me queda un sinsabor de impotencia el hecho de admitir de que tal vez nunca encuentre el total y completo equilibrio; pero lo que definitivamente da combustible a la buena voluntar es el no querer mas “egoanestecia”.

  16. bueno luis, tomar cnciencia esta en el comienzo del camino… bueno q lo hace!

    nir, gracias por el comentario. ahora, no entiendo cuando dice q el espacio para el comentario es muy chiquito, yo lo veo de buen tamaño en todas las compus q lo he probado. desde q dispositivo lo usa ud? con q navegador? me puede enviar una captura de pantalla para tratar de ver como lo ve ud y ver si podemos resolver el tema.
    gracias

  17. ok, en minutos le paso el print. estoy usnado el chrome y el internet explorer en ambos solo puedo ver dos renglones, es mucho o poco? La verdad que cuando empiezo a escribir mas me queda chico y muchas veces borro y trato de reescribir y analizar posibles errores a la lectura me queda incómodo. Pero reconozco que si ordenara mejor los pensamientos y la escritura quizas fallaría menos antes de enviar el comentario =)

  18. Es cierto, éste tema del Ego, da para tanto… no esta de más recordar, y atisbar algo de lo que no hemos visto, sobre todo el detenernos para mirarnos, y en ello realmente conocernos,

    encontrarle allí (al ego) en lo cotidiano, y en lo que se ha vuelto natural en nosotros, pero que solo obedece a esa reiterada repetición de herramientas usadas por el ego para ocultar lo que somos…

    Tenemos todo para hacerlo, pero no basta con saberlo; es preciso más allá del recuerdo, la constancia, la perseverancia, y el entrenamiento!

    Muchas gracias more, por este valiosos texto… siempre hay más, pero nunca es demasiado, cuando se trata de despertar al que parece dormido!

    Un abrazo!

  19. Eli, eso es Debemos de ejercer actividad referente a Shalom. Ser constructores activos y proactivos, no solo reactivos. Gran acotación! Abrazo!

    Cable, la contribución del Moré ha sido fantástica pero muy pocas personas le reconocen el mérito, porque cuando se les hace ver el error en el que están, recurren a su EGO primitivo y se echan a llorar y a patalear o a difamar. Pero siempre es bueno ver que haya nuevas personas que lleguen y viejas que se mantengan. Abrazo

  20. Felipe, creo que diste con la palabra clave “reactivos”. ese es el “modus operandi” del Ego, a mi entender.

    De paso hacer el ejercicio planteado en el post,… vaya me ha sido bien difícil, porque de cierto la “reactividad” va acompañada por las “justificaciones del Ego”, y en ello puede ser muy hábil;

    pero es maravilloso encontrar herramientas, y sobre todo contar con estos concejos como los que nuestro maestro nos brinda para ir por la senda que nos permite construir shalom de adentro hacia afuera,

    concuerdo con Cable, el aporte no es solo al noajismo, sino al ser en sus múltiples dimensiones, no basta con el título “noajda”; hace falta ser persona, conocerse, comprenderse, y entender que desde “esta nuestra condición netamente humana” podemos ser también herramientas para lo divino!

    Un abrazo queridos amigos, y que disfruten de éste bello séptimo… hagamos caso a esos concejos que nutren el alma, cito unas palabras del moré en este bello post:

    “Entrénate para ser bueno y justo, gozar de lo permitido y apartarte de lo nocivo.
    Haz esto, entonces estarás en camino a la Salvación, a la Redención, a la Era Mesiánica, a la Tierra Prometida”

    Abrazos!!!

  21. Respecto al comentario 33, de Jona….

    Yo también quisiera poner los ojos de “gato con botas” para ese tema… cuánto hay de Freud, que podamos aceptar ó quizás refutar para ser realmente auténticos y no seguir esos guiones que “otros” nos dicen son una constante… no es fácil encontrar alguien “como el buen moré” que te explique con conocimiento lejos de los filtros que apartan de la verdad!

    quizás…

Deja un comentario