Una manera diferente de ver las cosas

Este escrito es un comentario al texto que ves haciendo click al siguiente link

http://fulvida.com/ajenos/israel/parashat-shelaj-lej-5772-%d7%a9%d7%9c%d7%97-%d7%9c%d7%9a

Como una breve introducción el texto habla sobre los expedicionarios que envió Moshe por orden de Dios (y a petición del pueblo) para observar de cerca la Tierra prometida, y las inmediatas consecuencias de sus actos.

El pueblo que seguía a Moshe después de la revelación del Sinaí, era el remanente de lo que había quedado después de la revuelta de lo del becerro de oro, pero al parecer el “virus” que se había esparcido entre ellos al juntarse con el populacho permanecía latente aunque oculto dentro de ellos, y ni bien hubo la oportunidad de que se manifestara o tal vez como lo dijo un comentarista de aquí de fulvida fue para ello que se solicitó el envió de expedicionarios para observar de cerca la tierra prometida, para que el EGO tuviera el pretexto idóneo para embotar a la persona, la promesa del Eterno era clara y no tenía por qué haber sido cuestionada, mucho menos por ellos que habían sido testigos claros de cómo el Eterno Mismo se manifestó a ellos en el monte de Sinaí.

Al parecer su convivencia con personas que tenían los sentidos embotados termino por copiar la conducta estúpida de los primeros, al parecer no les basto ver que la tierra era buena sino que en lugar de ello su ego busco el primer pretexto con tal de desobedecer la orden del Eterno de conquistar esa tierra, pretextos tales como los que se enuncian en el texto que parece dando click en el siguiente link.

http://fulvida.com/ajenos/misioneros/teshuv-la-salvacin-mesinica

El ego boicotea a la persona no por ser “malvado” sino más bien torpe, pero como sostiene la tesis que expone el More Yehuda, el ego montado sobre el sentimiento de impotencia lleva al ser humano a cometer grandes estupideces, tal es el caso de el grupo de los 10 expedicionarios y el de los “mapilim” pero siempre ahí en el fondo está el ego montado sobre el sentimiento de impotencia causando perjuicios a la persona, la impotencia de unos como otros los llevo a ser exiliados sin haber aun tocado la tierra prometida, en lugar de hacer resplandecer la propia identidad se hundieron en los mandatos del ego, y fue hasta que esa generación se terminó que la siguiente pudo entrar a tomar posesión de la Tierra prometida por el Eterno al pueblo de Israel.

A simple vista podemos observar respuestas irracionales tanto del grupo de los 10 expedicionarios como de los mapilim, el ego como activo natural de supervivencia no funciona bajo los sectores más evolucionados del cerebro, de hecho parece ser que su respuesta por ser rápida no atraviesa por la zona cerebral encargada del procesamiento racional de los datos recibidos del exterior, entonces bajo esta limitante las respuestas emergentes del centro emocional del cerebro no suelen ser grandes ni las mejores decisiones.

Por ejemplo el celoso, buscando que “su propiedad” no se aleje de él, hostiga acosa amenaza, y el resultado que tanto temía es el mismo que se ocasiona con sus propios actos, sin en lugar de ello procediera de una manera más evolucionada, fortalecería su relación con verdadero amor, con actos más racionales y menos instintivos.

O la chica que anda con el hombre casado, su necesidad de “amor” no le deja ver las cosas con claridad y honestidad, así mismo tampoco le importa o aunque le importe los daños que cause a ese núcleo familiar, sigue con dicho hombre.

En ambos casos el pensamiento es cancelado y da paso a una respuesta netamente emocional, las complicaciones en ambos casos son evidentes además de graves en muchos casos.

¿Cómo puede explicarse que el mismo individuo haga cosas que le compliquen la vida?

Todas las idolatrías se manejan de esa manera, no de forma consciente, no por voluntad de sus adoradores, sino porque así es el mecanismo natural, el origen natural de la idolatría.
Viéndolo de esta forma comprendemos la terrible enfermedad que representa, puesto que no es un atentado consciente contra Dios y el hombre, sino una falla interna, un desequilibrio, una enfermedad. Al decir de los Sabios de la Sagrada Tradición: “Nadie transgrede a no ser que le entre un ánimo de idiotez” (TB Sota 3a). ¿Cuál es ese estado anímico enfermizo, idiota? No otro que el emanado desde el EGO.     Yehuda Ribco    

¡Seguro! Los Sabios de bendita memoria poseían estos conocimientos, hoy nosotros lo ratificamos a raíz de los descubrimientos a nivel cerebral que ha hecho la ciencia y que han ubicado al ego en determinadas zonas del cerebro en las cuales no opera el pensamiento racional.

Entonces no es de extrañarse reacciones al parecer muy lógicas de parte de las personas, pero que en realidad de fondo tienen como presentación una estupidez clara y llana si nos detenemos a pensar un poco en ello.

Ahora que el More está exponiendo el tema de la Teshuvá autentica (del retorno a la identidad), me parece ver dentro de todo el contexto de lo planteado, la visión clara de las cosas, empezar a reconocer la realidad desde una perspectiva racional y saludable, sin la visión empañada del ego ni de sus trampas al solitario o autoengaños, ver las cosas tal y como son.

Me parece ver que la Teshuvá comienza ahí mismo, quitando poder al ego y empezando a ver con una visión sincera clara y honesta las cosas que suceden dentro y fuera de nosotros.

Ieoshua y Calev, en su multidimensionalidad alcanzaron a comprender que la Tierra que se presentaba ante ellos era efectivamente la que el Eterno había prometido a sus padres, habría que emprender la empresa de entrar en ella y conquistarla pero el Eterno estaría con ellos.

La inseguridad del pueblo me parece muy similar a la de todos los Noajidas que conscientes de su identidad aún reniegan hablar de ello, por el miedo de ser rechazados agredidos en fin, pero existe todavía una reserva para hablar de ello, esta renuencia a aceptar con vigor la herencia milenaria me parece muy similar a la del pueblo que dirigía Moshe hacia la Tierra prometida, sin duda el Noajida no tiene que pelearse con los religiosos ni lanzarle escupitajos a sus ídolos porque eso haría que ellos respondan del mismo modo, pero sí debería de haber mayor vigor en la difusión de este alimento para la vida, hace pocos meses abrí cuenta en el popular Facebook, y veo que no muchos comparten los textos que aquí se publican también sé que cada quien es libre de compartir lo que desee pero sería muy bueno que más personas compartieran (es una opinión), como los de aquel entonces nosotros no debemos dudar porque el Eterno estará con nosotros, deberemos hacer las cosas prudente y razonablemente pero nunca dejar de hacerlas.

El texto que escribió el More así como todos los aporte de los comentaristas fueron muy jugosos Y DIERON ORIGEN A ESTE ESCRITO, agradezco los inteligentes aportes de los comentaristas de dicho texto y por supuesto al More por exponer temas tan interesantes y útiles para la vida.

Para finalizar estos días son propicios para exponer el tema de la Teshuvá, el cual me parece por demás interesante, aunque simple, el pecado consiste en el desvió del buen camino y la Teshuvá en el retorno al buen camino, en otras palabras ser quien tu eres, desplegar la espiritualidad en base al intelecto las emociones y la interacción social desde los actos físicos.

Digamos que la plenitud de nuestras características humanas es el retorno autentico, el ego anula el pensamiento embota las emociones y deteriora lazos sociales además de la integridad física (en muchos casos)

Quiera el Eterno (Bendito Es) que el merito de este texto intervenga para hacer brillar sus atributos de Misericordia sobre Angel hijo de María de jesus, así como sobre sus cosas y familia.

 

6 pensamientos en “Una manera diferente de ver las cosas”

  1. muy bonito, gracias. y especialmente muy provechoso, ayuda a repasar, a reflexionar y a incentivar el trabajo de la teshuva.

    ahora, podria poner aqui amigo mio el link del FB para q los lectores puedan ver y compartirlo?

    deseo lo mejor para Angel hijo de Maria, que el Eterno le brinde bendicion.
    cariños

Deja una respuesta