Resp. 52 – Media naranja

Estimado y muy respetado moré.
Reciba cordial saludo.
En estos momentos imploro a Hashem, con todas las fuerzas de mi alma, me bendiga con una esposa.
Soy un Benei Noaj.
Sin embargo, aquí en Colombia ud sabe que la mayoria (99.9%) de la pobalción es católica o cristiana.
Si encuentro una mujer que me guste y seamos compatibles en muchas cosas,
1- ¿cómo hacer para convencerla de que se debe adorar a D-os sin estorbosas idolatrías?
2- ¿Cómo hacer para tener un ideal espiritual igual?
3- Es decir, ¿cómo hago para que sea también Benei Noaj, si tiene demasiado arraigados los ideales cristianos?
Como siempre, gracias por su amable apoyo.
Hashem lo bendiga.
Germán Correa
Bogotá, Colombia
PD. Le ruego le implore a Hashem por mí causa, ya que estoy destrozado sin una esposa.

Shalom,
"¡Bendito el que viene en el nombre del Eterno!" (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Respuestas en su orden.

1- Ante todo, el Padre celestial nos tiene preparada a nuestra "media naranja", a esa otra mitad que nos complementa a la vez que nos exige perfeccionarnos.
Por tanto, confíe en la Sabiduría y Bondad del Padre, pero no deje de buscar a su pareja. Ya que, es cuestión de varón buscar a la pareja hasta encontrarla, porque ahí está, la idónea, la perfecta, la mejor para usted. El Eterno hace que sus caminos en algún momento se intersecten, para que se conozcan, para que entablen lazos que llevan al matrimonio.
Pero, repito, es usted el que tiene que hacer el trabajo de buscar, y sin dudas el trabajo de estar alerta para darse cuenta de las señales que le indican a la mujer correcta.
Y luego de que la encuentra, no debe descansar en los laureles del éxito, porque es recién entonces que comienza el verdadero trabajo. Es un esfuerzo constante, diario, de reenamorarse, de construir, de "conquistar" con pasión y compromiso. Porque la llama del amor se mantiene encendida cuando ambos colaboran en esa misión.
¡Recuérdelo, confíe, busque y encontrará!

Quizás la mujer que usted encuentre como "ideal" ´todavía esté prisionera de la cárcel espiritual de la idolatría. Sea de la religión abiertamente idolátrica, o de aquella que se disfraza de piedad.
Si así fuera, ¿acaso debe usted imponer el camino correcto, el del noájismo?
¿Debe presionar?
¿Debe enojarse?
¿Cuál sería el resultado de su gestión si procediera de manera agresiva?

Así pues, la manera es ser como una seda, pero firme en sus convicciones noájicas.
Emplee la Comunicación Auténtica para establecer buenos lazos de contacto entre ambos.
Hable, enseñe, predique con el ejemplo, tolere, pero de ninguna manera acepte o participe en ritos o eventos que son atentados en contra de su alma.

Con paciencia, con bondad, con cariño, con mesura, con atenta comunicación finalmente encontrará usted que se abre la puerta de la cárcel de ella, que rayos de luz penetran en la oscuridad de su celda, que de a poco da pasos firmes hacia la verdadera salvación.

Si, por otra parte, usted advierte que ella está a tal punto intoxicada por la droga de la idolatría que no puede vivir con libertad, con dignidad, tal como corresponde a una hija de Dios, entonces usted tiene que tomar una decisión:
a- O permanecer junto a una mujer que prefiere la rebelión, y que probablemente criará hijos en la idolatría, y será una espina en su alma;
b- O reconocer que esa mujer no era "LA" mujer, su media naranja, y por tanto terminar esa relación, aunque haya un poco de llanto, de sentimentalismos, de etcéteras.
No es fácil tomar decisiones, y mucho menos cuando son tan trascendentales, pero es mejor tomarlas ejerciendo el libre albedrío, a ser pasivos y que las decisiones sean tomadas por otros…

2- El agua se encuentra en los pozos, en los manantiales… no en la arena estéril del desierto.
Si busca una mujer que comparta su ideal, búsquela allí en donde podría hallarse.
En comunidades noájicas, por supuesto, o a través de conocidos que le presenten a una joven mujer noájida.
Pero si no hay comunidades, y usted no colabora en la creación de una; entonces, puede hacer el intento de agujerear en las arenas del seco desierto de las religiones ajenas, para ver si encuentra allí al menos unas gotas refrescantes. Quizás con el consejo que le di más arriba obtiene un enorme oasis de bendición.

3- Recuerde otra cosa.
Cuando desposa una mujer, la familia viene incluída "en el precio".
Por tanto, aunque consiga modificar el rumbo de vida de una mujer idolátrica para llevarla al camino correcto, de la fidelidad al Eterno, nunca debe dejar de ver a la familia de ella, el influjo que ésta podría tener sobre su mujer y sus hijos.
Ya lo dicen los Sabios, que los hijos de la pareja se parecen al tío materno. Así pues, evalúe seriamente a toda la familia de ella, especialmente a sus hermanos, y piense detenidamente si eso es lo que usted quiere para su propia familia, si esa es la imagen que usted anhela de sus hijos.

Le deseo bienestar en todos los planos, que pronto encuentre a su mujer que lo complementa perfectamente, para que ambos construyan una familia, para que ambos vivan a plenitud, para sean fieles al Padre celestial.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Iebarejejá H’ – Dios te bendiga, y que sepamos construir Shalom.

Moré Yehuda Ribco

 

Para enviarnos sus consultas, preste atención a las reglas de nuestro sitio, léalas haciendo clic aquí.

Technorati Tags:

4 pensamientos en “Resp. 52 – Media naranja”

  1. Moré, es Usted un verdadero ser humano, pues sus respuestas son totalmente acertadas. Además cada que vengo a internet a checar este gran sitio, me encuentro justamente con las respuestas que necesito, creame, es como si Dios, Bendito Sea, me dirijiera el camino. además quiero decirle  y agradecerle, por que  Usted pide por cada uno de nosotros en sus oraciones, en verdad espero algún día y le ruego a Dios, conocerlo en persona para darle las gracias. Es Usted Un Gran Ser Humano. Dios, le de larga vida, y sobre todo gran sentido para que nos siga instruyendo en este camino.  Dios Bendiga a Israel.

    A mi me pasa lo mismo, aunque a veces me siento solo. Pienso mucho sobre este asunto, pues aunque la verdad ya había salido con una chica no como novios sino para conocernos, ella sentía más que amistad, y la verdad yo tras un año de conocerla logre quererla, no amarla, pero viendo las cosas bien y nos dimos confianza para conocernos, veo que ella no es mi media naranja, aunque ella respeta mis desiciones, no del todo siento. Así es, nunca terminamos de conocernos a nosotros mismos ni mucho menos conocer al otro. Aunque a veces me da miedo dejarme llevar por el instinto y no por la razón.

Deja una respuesta