Resp. 158 – El maestro de Noaj

Feliz Fiesta de las luces!!!
Buenas noches moré, Espero que se encuentre usted bien
Moreh, por lo poco que se, encuentro que la tradicion oral es muy importante en la historia.
¿Noaj aprendio de alguien a ser justo?, se me ocurre que debió haber algun vestigio del que el se pudo aferrar y asi empezar a indagar y aprender.
La pregunta, porque me parece que es importante resaltar la importancia de las condiciones y las vendas a todos los niveles que obstruyen, o permiten algun paso de luz.
Saludos moreh, y espero que pase una Feliz semana junto a su familia!
Juan Pablo, Colombia

Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Es una pregunta muy atinada la suya.
Como sabe, el Eterno le dio a la humanidad (a través de Adam) SEIS mandamientos fundamentales-universales, idénticos a los que serían confirmados más tarde a Noaj.
El mandamiento extra, plausible solamente luego del Diluvio, fue el de no comer miembro de animal con vida. Éste precepto era innecesario antes del Diluvio pues la gente no consumía animales.

Así pues, era perfectamente posible ser justo antes de la «alianza del Arco Íris», ya que el camino del Eterno estaba delineado y definido.
Por lo cual, es comprensible que la Torá describa al patriarca Noaj como:

«un hombre justo y cabal en su generación; Noaj [Noé] caminaba con Elokim.»
(Bereshit / Génesis 6:9)

Ahora bien, ¿quién fue su maestro?
La respuesta la esboza la Torá escrita, pero queda definida claramente en la Tradición.
¿Quién murió e inmediatamente comenzó el Diluvio?
¿Lo sabe?

La respuesta es: Metushelaj/Matusalén.

¿Y esto por qué?
Porque el Eterno no quería que este justo (hijo de Elokim, según terminología de la época) sufriera la devastación, y porque esperó a que la semana del duelo por este encumbrado sabio «noájico» (shetita en rigor) llevara al arrepentimiento a su generación. Por lo que aguardó hasta su defunción y semana de duelo para comenzar el Diluvio (Rashi a Bereshit/Génesis 7:4).

Su nieto, Noaj, fue su aprendiz, su pupilo en el camino de la justicia.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Dios te bendiga, y que podamos ser constructores de Shalom.

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

Para enviarnos sus consultas

haga clic aquí.

Un pensamiento en “Resp. 158 – El maestro de Noaj”

Deja un comentario