Jánuca y los Noajidas

11hanukah_dentro

Januca, la fiesta de las luminarias, es de origen judío y por lo tanto una fiesta netamente judía. Pero con un mensaje que no solo parte para el pueblo de Israel sino también para los gentiles, los hijos de Noaj.

La historia de Januca.

Jánuca es una celebración que se lleva a cabo por un hecho que aconteció en épocas del segundo Templo Sagrado, cuando el reinado se encontraba en poder de los griegos. Ellos decretaron severos decretos sobre Israel, entre los cuales constaba la prohibición de ejercer el judaísmo. Sumado a ello, los griegos robaron el dinero y los bienes de los Hijos de Israel, y echaron mano a las hijas de ellos. También ingresaron al Templo Sagrado y lo profanaron, impurificando todo lo que estaba puro. Después de esto, los hijos de Jashmonai enfrentaron al enemigo, y lo derrotaron, volviendo de este modo el reinado a estar bajo el poder de Israel.

Cuando los Hijos de Israel derrotaron a los invasores, era el día 25 de Kislev. Luego de la rotunda victoria, ingresaron al Templo Sagrado, y no encontraron la cantidad de aceite puro necesario para encender el candelabro durante los días que se requerían hasta que sea elaborado nuevo aceite puro. Sólo hallaron un único frasco que estaba intacto, y sellado por el Sumo Sacerdote, lo cual constataba que ese aceite estaba puro. Este aceite hallado alcanzaba para encender la Menorá por espacio de un sólo día. Sin embargo, aconteció un milagro, y con el aceite de ese frasco encendieron la Menorá durante ocho días, hasta que prensaron nuevas aceitunas, y elaboraron aceite puro. Por este motivo decretaron los sabios de aquella época, que sean esos días que comienzan el 25 de Kislev, días de alegría y alabanza a Dios.

Januca y los gentiles.

La historia de Januca nos enseña como Dios ayuda a quienes depositan su confianza en El y en nadie más. Fueron pocos al principio los que despertaron voluntad en los demás para que  sirvan a Dios con respeto, voluntad y luchen por Su causa por el solo hecho de que el Pacto  así lo establece. Y así lucharon contra los idolatras y malintencionados rufianes e ignorantes de los griegos y vencieron. Cada uno de ellos fue una luz para la humanidad y mucho más para el Pueblo de Israel.

En la actualidad una minoría esta despertando y tratando de seguir la tradición pérdida y cumplir el Pacto Noajico, así influenciar y despertar la voluntad en los demás para que cada uno se esfuerce al máximo en servir a Dios.

Cada uno de nosotros, los gentiles o hijos de Noaj, funcionamos como un frasco de aceite puro que sirve para iluminar muchas personas y compartir de la luz que cada uno en sí contiene. Así como una vela puede encender muchas otras sin perder de su llama ni un poquito de luz, de igual manera cada uno de los hijos de Noaj tiene el potencial para iluminar y dar de su luz para crear muchas más luces y mantener la causa de Hashem.

El frasco de aceite puro refleja la sabiduría, la astucia e inteligencia, el ejemplo que uno debe tener para funcionar como el emisor que no solo logra mantener encendida algunas velas. Sino que sumando la confianza en Hashem, el regocijo y la alegría al aceptar y luchar por el Pacto Noajico, la identidad espiritual que Dios otorgo a las naciones, entonces uno logra mantener encendida la llama Noajida por largos días. Y así se van sumando nuevos aceites, nuevas personas que logran vivificar y hacer del Noajismo una luz que irradie por la eternidad.

¿A quien le compartirás de tu luz en este día?

Saludos!




13 pensamientos en “Jánuca y los Noajidas”

  1. gracias nahuel, y gracias moré por la fecha,
     
    a nuestra hijita ya le estamos enseñando lo permitido de janucá para los gentiles.
     
    ella está sumamente identificada con sus celebraciones: feliz septimo, feliz semana y ahora januca.
     
    el fin de semana pasado estuvimos en casa de la suegra, mi hija entró y vió N adornos navideños, un pesebre, un arbol, etc… y lo que dijo fue: “yo no celebro navidad, yo celebro janucá, navidad es idolatria”.
     
    Mi esposa y yo solo nos quedamos observando la reacción de los demás, y pues no hubo inconvenientes de ningun tipo.
     
    Haremos todo lo posible porque nuestra hijita que este proximo séptimo dia cumple 3 años, tenga su identidad espiritual bien marcada.
     
    Abrazos!

  2. seria desastrozo que llegara a ocurrir , que seria de las futuras generaciones . ocurria que se volviera a perder el rastro y que millones no encontraran lo que una vez nosotros encontramos. tambien ya es hora de que algunos dejen de actuar de una forma infantil al no querer participar activamente mediante excusas y que cada uno de nosotros participemos aportando 5 , 10 o mas , con el fin de cubrir ciertos gastos que conllevan al funcionamiento de la pagina.

  3. Las fiestas son bien, para quienes le corresponde. Estas fiestas, navideñas las celebran los no fieles a Nuestro Rey, y las religiones celebran sus fiestas. Con todos respetos, quien quiera celebrar cosas de los judíos, alla con la orientación que le de y allá en su conciencia.

    Esta fiesta religiosa, como la mayoria de fiestas religiosas no me corresponden, pues no he completado proceso de conversión. En parte duele ver que hay tanta atracción por tomar cosas de la tradición del pueblo de Jacob.

    Pero cada cual actue en conciencia, esta bien saber algo y mejor está no ponerse a celebrar algo que no corresponde; y de lo que no hay obligación alguna de hacer. Me basta esforzarme en servir a Mi Rey, Úno y Único que es el Dios de mis ancestros… (bien que algunas generaciones no lo sepán, otras si…). Desconozco mi genealogía; más estando como gentil, que asumo y rubrico mi parte del pacto noájico… no entro a celebraciones… de los descendientes de Jacob… Y me basta en hacer lo obligado, y hacer cosas opcionales, sin pasar a sustituir las celebraciones navideñas, por las celebraciones judías…

    Lo digo con respeto, más yo en mi camino… y no en celebraciones y restricciones que no me tocan. Paz.

  4. El precepto Judío de encender las luces de Jánuca se aplica solo a Judíos y a nadie más. Técnicamente, no habría impedimento que un gentil lo haga voluntariamente ( ya que no entra en la categoría de las mitzvot exclusivas del judío y expresamente prohibidas al Gentil, como lo son el Shabbat, el Talit, los Tefilin etc -aboslutamente prohibidos al getil-)  teniendo bien claro que no es ley para él, y por supuesto que no lo haga para suplir alguna otra fiesta religiosa que dejó de celebarar al acercarse al Noajismo. Pero hay varios inconvenientes…. el gentil que lo hiciere debe hacerlo exactamente como el Judío, con todas su reglas y horarios estipulados, omitiendo solamente las bendiciones. Es dificil que el gentil conozca bien esas reglas. Además, si enciende de manera que las luces sean vistas desde la calle, de seguro lo tomarán por Judío ( y nadie debe hacer nada que cause confusión de identidad ante los demás). Si lo hace en forma totalmente privada, al no ser precepto para él, y cumplir solo una función didáctica sobre la historia de los Macabeos, tiene poco sentido. El gentil tiene otras formas de recordar ese milagro si lo desea, como por ejemplo leer sobre y explicar a su familia.
    Si algún Noajico siente atracción por Jánuca como fiesta que celebra el milagro y la victoria de los Justos, lo mejor sería que asista a algún encendido público organizado por alguna comunidad Judía, como simple espectador.

  5. naci en un hogar catolico en Puerto Rico.Nunca fui protestante,gracias a Dios,y hoy me considero creyente en el Unico,bajo el catolicismo se celebra la fiesta de los macabeos como el milagro de las luces,donde el sacerdote prende las velas en una menora que exhiben en uno de los altares.de hecho,los evangelicos han creido que el libro de los macabeos es un invento catolico.asi es mi Puerto Rico,donde tiene herencia catolica por haber sido colonia española por 400 años,y evangelica-protestante,por ser hoy,colonia de EE UU durante 113 años.de EE UU han llegado comunidades judias de NY ashkenazi y javad.
    Hoy,veo a los macabeos como una festividad judia para judios,lo se porque estoy en este grupo que cuenta con Yehuda Ribco,un maestro judio,pero,¿y mi familia y amigos catolicos que con buenas intenciones reconocen el milagro de los macabeos como veridico?yo los respeto,porque tengo sensibilidad ,que el Eterno me juzgue,no los ignorantes que se burlaron de mi,HaShem Es Testigo de lo que escribo.

Deja un comentario