Resp. 724 – mi familia me rechaza

periodista nos consulta:

1- Buscando al Eterno fui catolico, evangelista y hsta musulman.
2- Ahora que encontre el camino al eterno me amenzan con que debo irme de casa por no seguir a Cristo y traerles el demonio y la mala suerte.
3- Al estar sin ocupacion estable y la falta de dinero agrava la situacion.
4- cuando solucione el tema laboral debo irme o quedarme en un lugar \”inhospito\” o esperar a que H me bendiga con un cambio en sus mentes envenenadas por los mercaderes de la Religion?
Nerio Quiñones, 58 años,periodista y traductor, Parana, Argentina

Buenos días apreciado señor, sea usted bienvenido nuevamente.
Ante todo, sepa que estoy de todo corazón con usted, le pido al Eterno para que encuentre pronto el camino para redimirlo de sus pesares y hallar la armonía y el crecimiento.

1- Muchos han estado como perdidos, como llevados por la marea de las religiones, hasta que al fin llegaron a la isla del paraíso llamada FULVIDA.
La mayoría de los que siguen trastornados por las religiones están sinceramente buscando a Dios, pero yerran el camino.
Esa es otra de las terribles facetas de las religiones, que dan a la persona de beber agua podrida pero que les quita la sed por el momento, pero no llegan jamás darles agua clara, pura, limpia, viva, aquella que solamente se encuentra en la verdadera espiritualidad.

Así pues, en el fondo de todas las religiones hay un deseo sincero de buscar a Dios, pero en su propia esencia las religiones inventan obstáculos, lo que decreta el desvío de las almas hacia abismos oscuros.

Con el despertar de la conciencia noájica, el poder -seudo espiritual- de las religiones se desvanece, y la gente que ha despertado reconoce que han perdido el tiempo, que han estado vagando sin rumbo n i sentido. Pero, las religiones siguen contando con enorme poder económico, emplean astutas técnicas de manipulación emocional, saben presionar socialmente, cuentan con expertos en dominación; por tanto, para el que ha despertado se le hace cuesta arriba romper con las religiones, vivir en armonía consigo mismo y con el cosmos.
Es una realidad, las religiones están, su imperialismo aún nos agobia, no es sencillo para el leal a Dios llevar su vida sin recibir todo tipo de presiones para que retorne a la jaula de las ovejas.
Pero, el leal debe evaluar qué es lo que escogerá, si a Dios o a la vida en aparente tranquilidad dentro de cualquiera de las religiones.
Y remarque la palabra “aparente tranquilidad”, pues el alma de la persona padece infinitamente estando en las religiones, y se hacen todo tipo de ejercicios para acallar esa voz profunda del alma dolida.

2- Es otra de las formas típicas que tienen los seguidores del falso dios del amor, del falso mesías de la paz, para presionar, dominar, manipular, someter… es tan típico de la gente que dice amar pero solamente saben huir del amor.

¿Qué puede hacer usted en concreto?
Yo no le puedo responder a eso, es usted quien debe decidir sobre las cosas de su vida.
El noajismo, y especialmente esta herramienta sagrada que se llama FULVIDA, no actúa como las iglesias que hacen depender a sus miembros de las arbitrarias decisiones del líder o pastor.
El noajismo pretende que la persona sea madura, que tome decisiones, que viva como le corresponde vivir, a pleno y como constructor de Shalom.
Por supuesto que el noájida puede pedir y puede recibir consejo, orientación y guía, pero jamás deberá someterse a las decisiones de sus líderes espirituales con respecto a su vida.

Entonces, mi consejo, que debe ser tomado como eso nada más, es que usted actúe como constructor de Shalom.
Pautas de conducta, de cómo ser uno, ya hemos publicado en este sitio.
Lo que importa no es que usted haga que ellos de repente despierten, porque cada cual despierta cuando le llega su tiempo; tampoco es imprescindible que usted dé palos y palos en contra de los fetraficantes y del patético chico de la cruz (para hacer eso, estoy yo); tampoco es que usted plante la bandera de FULVIDA en casa y no espere ataques arteros de parte de los que están esclavos del demonio de la cruz.
Sea paciente, sea humilde, sea tolerante, sea digno, sea usted mismo, sea constructor de Shalom a toda costa.

Si usted ve que ellas solamente están erradas en los mandamientos de no adorar dioses ajenos y de no blasfemar, entonces, tómese las cosas con calma. Hágales entender, con dulzura, que están todos adorando al mismo Dios Padre (aunque no es una verdad al 100%, pero ellas no están aún capacitadas para darse cuenta de que el “padre” de las religiones que tienen a Jesús metido en algún lado, NO ES el Padre Celestial verdadero, pero al menos tienen la intención de acercarse a Él).

3- Ahora, es importante también que consiga trabajo, o pensión, y que no dependa de otros.
Si hace cinco años que no consigue en su área, traductor o periodista, entonces trabaje de otra cosa hasta que le surja  (si es que ocurre) el trabajo en su área.
¡Pero no se deje estar!
Debe trabajar, debe estar activo, no solamente para conseguir dinero, sino para dignificar su vida, para sentirse útil, para construir con sus manos su pan, etc.
Hágalo, sin demoras ni excusas… si es que escoge seguir este consejo.

4- Que usted sea el ejemplo a seguir por su conducta y actitud.
Que cada minuto sea con Dios, delante de Dios, con Dios a su diestra, entonces los demás llegarán a despertar su conciencia más prontamente.

Quedo de usted.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando


9 pensamientos en “Resp. 724 – mi familia me rechaza”

  1. periodista : Gracias, lei su reconfortante respuesta.Tiene razon no solo de periodista y trductor debo rtrabajar.Sucede que a mi edad de otra cosa sin antecdentes nome dan ni me ofreecen.Tengo 30 años de aporte, como para jubilarme, pero aun”soy joven” para ello segun el Anses, que encrucijada, pero Fulvida me hace entusiasmar y vivir una experiencia inedita de reecontrarme con HaShem y me deleit apensar que voy a orar con el librito que me obsequi Nahuel y uego hablare conEl en la plegaria.Me entrego al

  2. Desde hace varios días querido Nerio, me encuentro en una situación similar a la suya.

    Mi familia, ya después de mas de tres meses de no verme por la iglesia, ha comenzado una terapia intensa para hacerme volver al redil. 

    Nada de lo que le digan debe hacerlo volver, no como por rebeldía, ud debe tener criterio propio y bases bien fundamentadas en el camino que ahora ha decidido seguir, y como consecuencia también los argumentos necesarios y prudentes para repeler cualquier cosa que le digan “que la biblia dice”. Eso lo logrará enriqueciendoce de todo el material que encuentra en este valioso sitio que es FULVIDA.

    Les cuento una experiencia que me paso el domingo (hace dos días) en casa de mi abuela, con mi padre y tres tíos hnos de él, una prima y una tía. Todos evangélicos (muy buenos por cierto).

    Todo comenzó cuando mi tío (hno mayor de mi padre) adrede me pregunta enfrente de todos que como estaba con la iglesia, yo respondo que ya no me congrego porque ya no comparto las creencias del cristianismo.
    Se empezó una discusión que duró aprox 2 horas.

    Para rematar ayer que volvía a mi casa despues de trabajar, mi tío apareció ahí con su biblia para hablar seriamente conmigo.  Hablamos de todo, genealogía de jesus, si juan era o no Elías, si Dios puede o no puede ser hombre, que Pablo dice una cosa y Jesus dice otra, que porque se iba a construir el tercer templo y reanudar el sacerdocio levitico, etc, etc, etc y nada pudo responderme satisfactoriamente, mejor desviaba el tema a otro.

    Al final, palabras textuales de mi tio: “ay hijo, todo se está cumpliendo y es mejor estar con jesus que ir a despertar al fuego eterno”, la típica inyección de terror y otras cosas más, pero eran ya las 11.30pm y mejor acordamos hablar “otro día”

    Ásí querido amigo, fundamente bien lo que ahora conoce, por lo cual si actuamos con rectitud las cosas tendrán que ir mejor.

    Saludos,

    Natanael

  3. Gracias Nat por este testimonio; así es mi tierra!.
    Valiente!, muy valiente de tu parte.
    Yo ya no le permito a nadie que me cuenten “cuentos de camino real”, simplemente digo : no soy cristiano y punto.
    Si veo algún genuino curioso, entonces lo invito a sentarse y lo arremeto noajidamente.

Deja un comentario