SALIENDO DE EGIPTO; UN NOAJIDA FRENTE AL “IAM SUF”

No soy del pueblo de Israel, y tampoco vi a Moshé alzar su mano y luego abrirse el mar en dos, pero también estuve allí, no en otra vida, sino en esta; también estuve temerosa y anhelante antes de la apertura del mar, ya no volvería a ver a Egipto como hasta ese momento (siendo Egipto todo lo que representa la idolatría) y en silencio esperaba ver la ayuda que viene del Eterno,  de cara al mar estaba la posibilidad de ser libre para servir al Dios de Israel, tal y como soy, gentil en medio de las naciones. Allí sólo debía “ponerme en marcha”.

Cuando empecé a conocer la verdad, a descubrir la falsedad de las religiones fue quizás como estar de cara al mar, esperando verlo abrirse en dos y cruzar a la libertad.  Atrás quedaba lo que conocía como tierra firme, lo que aprendí, lo que había sido hasta entonces, de frente estaba un mundo nuevo, maravilloso, profundo, inquietante, pero a pesar de ello … nuevo para mi.

La idea de Dios que habría una vez cruzara ese mar era opuesta a lo que había aprendido; pero,  pese al temor, a las críticas, al desprecio, perdida de amigos incluso de mi familia estaba el anhelo de mi alma por la verdad, por la libertad, por  conocer realmente a Dios.  Y allí al abrirse ese mar que invita a confiar, a esperar en el Eterno me sentí sola, con temor de que la idea de verdad que estaba por descubrir también fuera falsa… Dude, sentí temor y  lloré, porque  aún no le conocía, pero allí también surgió la esperanza, la confianza.

Hoy puedo decir que soy realmente libre, libre para ser quien soy, obra de mi Hacedor y con identidad propia. Luego de cruzar el mar que se abriera ante mis ojos puede realmente descubrir la Grandeza de Dios, Un Dios Verdadero y no imaginario, el pueblo de Israel salió a la libertad y junto con ellos podemos salir también nosotros, claro ellos como judíos, nosotros como gentiles y juntos en la libertad verdadera podemos construir el mundo de shalom, que tanto esperamos sea una pronta realidad.

Amigo, si aun estas en Egipto, escucha la voz que te invita a ponerte en marcha hacia la libertad, busca entonces tu verdadera identidad.  ¡Se libre!

25 pensamientos en “SALIENDO DE EGIPTO; UN NOAJIDA FRENTE AL “IAM SUF””

  1.    Yo no se mucho, no soy un erudito de esto yo solo se que hay siete cosas que debo cumplir cabalmente, es duro, nuy dificil ser el único en esta ciudad en la que vivo y aún asi creer y yo creo con todas las fuerzas que me da el ser y saber que soy y lo ejerzo con gusto y con responsabilidad, soy NOAJIDA y lo grito y lo digo y lo defiendo muy a pesar de todo y de las busrlas y las criticas, sé que es dificil ser noajida Merariita, más se que cada vez que alguien me critica o me agrede mas fuerte es mi amor a mi d-s el uno, el único, y por el soy y por el es todo (qué mas podría hacer si no confiar en el, en el eterno que me ha dado incluso la posibilidad de tenerlos a todos ustedes tan cerca de mi al travez de este medio, el, el eterno piensa en todo y nos dio hasta la internet), que sepamos construir shalom !!!!

  2. Me identifiqué mucho con la historia, ya que por 30 años de mi vida busqué al Di-s verdadero…
    Todo comenzó cuando tenía 12 años, y leyendo la biblia,( Nuevo testamento), descubrí que Di-s prohibía adorar imagenes, y sin pensarlo siquiera, fui a una iglesia católica, ya que mi madre la profesaba. Con un tanto de temor y quizás por mi corta edad, creí que desafiarlas me traería un gran castigo… pero igual lo hice!, ya que el amor a mi Di-s era más fuerte.
    Luego de ese día juré al Bendito jamás cometer  idolatría…
    Pasaron los años y saltaba de una religión a otra, pero algo no me concordaba, y volvía a buscar una nueva… hasta que me hice “Testigo de Jehova”, predicando por las calles varios años. Hasta que un día metiendome a internet descubrí ,en unas páginas Judías, “el verdadero nombre de mi Di-s”… Con lágrimas en mis ojos y con mucha tristeza, supe que el llamarle de esa forma era un insulto hacia el Eterno. recuerdo que ese día fue el más triste de mi vida, sentí una verguenza inmensa, y un dolor que embargaba mi alma….corrí a mi habitación llorando desconsoladamente… le pedí una y otra vez perdón a mi Di-s por mi ignorancia y mi falta de respeto… luego de un par de horas… salí al patio y había una noche estrellada maravillosa…cuando levante mi cabeza y alzé mis brazos al cielo… en su inmensa misericordia una brisa no común rozó mi cara permitiendome…

    1. nay, BIENVENIDA!
      es bueno estar en casa finalmente, no?
      no tema ni se apene por su pesado, Dios es bueno y con amor sabe q ud. no actuo de mala fe, aunque anda en la fe errada.
      ahora, es tiempo de mirar adelante, tiempo de crecer. no le parece?
      vamos juntos a trabajar para construir shalom, desde dentro de su ser y hasta alcanzar al universo entero.
      cariños y bienvenida nuevamente.

  3. Bienvenida Nay, muy linda su historia, que bueno que halla llegado.
    Trate de olvidar su pasado y enfocarse a partir de ahora en su presente para que tenga un mejor porvenir.
    Le recomiendo la sección EMPIEZA AQUÍ http://fulvida.com/empieza-aqui y unas recopilaciones con material básico:

    https://docs.google.com/leaf?id=0BwCpkIi4_0YsOTBjY2EwNmQtMDgwNi00Y2UxLWE1NzktYWJlOWI5ZDI1OGY4&hl=es

    La vida del ser humano se hace completa con el cumplimiento de los mandamientos que le corresponden (613 para el judío y 7 para el no-judío).
    Un saludo y un abrazo desde Venezuela.

  4. Muy buen artículo, tiene esa grandeza de llevarnos a nuevos destinos, a nuevas rutas, gracias EliSheva. No sé lo que es estar atrapado en una religión, pero leyendo el post de Nay, creo que una vez que te liberas de esas ideas hay una explosión de júbilo que se irradia, que me llega profundo y que comparto, un abrazo.

  5. “..Hoy puedo decir que soy realmente libre, libre para ser quien soy..”

    Gracias Eli, no había leido este artículo. Y creo que esta frase describe el “gran milagro”, si lo pudieramos llamar de alguna forma.

    Unos cambiaron de concepto de dios, otros renunciamos a cualquier concepto, otros buscan la espiritualidad con musica, otros con acciones, etc; pero lo cierto es que todos nos sentimos libres de hacer, pensar o creer.

Deja un comentario