El origen de los cuatro dioses

En la famosa visión del profeta Ezequiel de la carroza celestial, presenció cuatro ángeles con cuatro diferentes rostros: de persona, de león, de águila, de toro.
Éstos seres celestiales son emisarios del Eterno, siervos fieles del Uno y Único.
Desgraciadamente fueron usados a lo largo y ancho de la historia y las culturas como focos para la idolatría.

Muchas generaciones antes, Adam, conocía a estos seres, sabía de su encumbrada posición en las huestes celestiales, y de cierta manera le trasmitió a sus descendientes su existencia.

Por supuesto que Adam no se apartó de la conciencia y adhesión al Uno y Único, no cayó en la sucia senda de la idolatría.

Pero, sus descendientes empezaron a desviarse, lentamente, paulatinamente, pero de manera pronunciada.
De a poco fueron adorando a estos seres celestiales, con la intención de alcanzar al Eterno, pero de la manera errónea.

Luego incluyeron a los astros en su intento por sintonizar con el Padre Celestial, cuando de hecho lo único que precisaban era un corazón sincero y puro, el ánimo dispuesto para comunicarse con Él (Rambam, Hiljot Avodat Cojavim 1).

Entiende esto, su sed espiritual, su afán de contacto con el Eterno, lo querían saciar con cosas que Él prohibió. Ellos consideraban que con estos atajos se acercaban, cuando en los hechos se perdían cada vez más.
Su intención fue buena, pero por seguir lo que el Eterno no aprobó, se perdieron.
Es un interesante punto a tener en cuenta a la hora de actuar nosotros: ¿hacemos lo que nos corresponde por decisión de Dios, o seguimos las pautas de personas?

La idolatría que incluye a estos seres es abundante, profusa, está desperdigada por todo el mundo, con más o menos claridad de la imagen.

Sorpréndete al comprender el origen de esta aberración, que seguramente está a tu lado y no te habías dado cuenta.  ((Los famosos cuatro elementos básicos (agua, aire, fuego, tierra) surgieron como representación simbólica de los cuatro seres de la carroza celestial: persona-agua, águila-aire, león-fuego, toro-tierra.
Cuando estos elementos fueron empleados como conceptos de las ciencias primitivas, sin adoración ni fe en ellos, ni como recursos de superstición, no son de idolatría. Pero, lamentablemente no ha faltado la idolatría que deifica o glorifica estos elementos de la naturaleza. Dioses de la tormenta, dioses de océanos y mares, dioses ígneos o solares, dioses de la tierra o fertilidad… ¿hubo civilización que esquivó esta idolatría?))

Persona: son infinidad los dioses humanos, o con rasgos humanos. En casi cada cultura y sociedad se encuentran personas que son adoradas como dioses. El primero que recordamos es el rebelde Nimrod, pero tienes a los faraones, y otros reyes del pasado, así como la prolífica mitología griega e hindú. Hasta el Buda, que supuestamente no predicaba su divinidad, ni proponía una religión, actualmente es adorado como deidad por sus seguidores.
La lista es larguísima, pero sin dudas que actualmente el más famoso y perverso es, por supuesto, el mítico y fantasioso colgado (alias Jesús, alias Yeshua, y muchos alias más). Su malicia profunda y espantosa radica en pretender usurpar directamente al Uno y Único.

Águila: se ha adorado a lo largo de las generaciones a las águilas u otras aves rapaces.
Solamente recuerda los estandartes romanos y nazis. El dios Horus egipcio. Piensa en los dragones chinos, en las serpientes aladas de los antiguos habitantes de América o en la Polinesia. Si no me equivoco es muy fuerte la presencia del dios águila en México.
En cierta etapa el águila se asoció con serpientes, que eran voladoras, o emplumadas, o aladas. Lentamente quedaron como serpientes o imágenes familiares.

León: el rey de la jungla ha sido empleado como divinidad en diversas culturas, pero su representación simbólica ha penetrado profundamente en casi toda la humanidad. El sol, el aro solar, son representaciones derivadas del león. En muchas banderas, estandartes, escudos nacionales hallamos al león, o al sol. ¿Tienes presente la iconografía idolátrica cristiana con el halo alrededor de sus santos? Ese halo es también un aro solar, otra muestra de idolatría. O la adoración del fuego, y del rayo, ¿qué es? Busca y encontrarás.

Toro: ¿recuerdas que una fracción de los israelitas adoraron el becerro de oro? Esto lo aprendieron de sus ex amos egipcios, quienes adoraban a Apis, el dios toro, que era una de las cuatro divinidades centrales de su religión. Serapis entre los helenistas. La vaca sagrada de la India.
Derivados de esta deidad son todas las cuestiones materialistas, que se empecinan en centrar su vida en lo que es físico, terrenal.

(Notemos como la cuatrinidad -alias trinidad- cristiana (y también de falsos judíos falsamente mesiánicos, que son cristianos que se avergüenzan de decirlo) se basa en estas deidades: el padre es el sol, el hijo es el hombre, el espíritu santo es el águila (que representan como paloma), satanás (la cuarta deidad de la mitología de Jesús) es el dios terreno, es decir, el toro.
Como sabemos, Mitra es el dios anitguo que fue usado como modelo para inventar al personaje de Jesús y mucha de su mitología. No en vano Mitra, una persona, se decía descendiente del sol/fuego, y venció al toro. Tal como la mitología fantasioso e idolátrica de Jesús que lo pone en lucha constante con el Toro/Satanás/Lo Terrenal. Y así viven los que siguen esta fe, sumergidos en la devastación de la idolatría más profunda.
Ay, que dolor por todos aquellos que siguen presos en esta prisión del espíritu).

Los que somos fieles al Padre Celestial no tenemos imágenes, ni estatuas, ni personas, ni animales, ni seres, ni intermediarios…
solamente tenemos nuestro abrazo profundo con Él, y con nada ni nadie más.
Es nuestra tarea servirLo, a Él, a nada ni nadie más.
Es nuestra obligación limpiar corazones y mentes, quitar esas perversiones que nacieron de un buen deseo, de buenas intenciones, pero que se apartaron de la senda de los mandamientos para convertirse en el origen de un infierno terrenal.

Busca a tu alrededor los vestigios de toda idolatría y purifícate.

Cuenta conmigo, cuenta con FULVIDA…

17 pensamientos en “El origen de los cuatro dioses”

  1. Maestro, estudiaré muy afondo esta enseñanza. Aunque me ha surgido una duda. La bandera de México en el centro tiene al águila devorando a una serpiente, éste símbolo representa la señal para los aztecas de que ahí debían establecer su imperio, que en la mitología fueron enviados por su ídolo. ¿Estoy trasngrediendo un precepto al hacer honores a la bandera de México?

  2. Aw perfecto Maestro, era una pequeña duda. Realmente uno cuando vive inmerso en la globalidad de la idolatría no es muy fácil distinguir que es lo bueno y lo malo, pero gracias a su sabiduría, gran parte del mundo retomará su camino.
     
    Y pero por supuesto que lo agradeceré a usted y a Fulvida, pronto terminaré mis estudios y entraré al canibalesco campo laboral… uff a veces pienso o tengo una creencia local en mi cabeza que los hombres nacimos y fuimos creados para el trabajo…, pero bueno, sí apoyaré a Mi Sitio Fulvida. No abandonaré mi Casa.
     
    ¡Gracias Maestro Yehudá, siga recibiendo tanta sabiduría!

  3. Bueno mi querido amigo
    Primero que todo reciba un cordial saludo de mi parte
    Pero como me imagino que como autor y administrador del sitio no publicara mi comentario me gustaría ser muy franco con usted, buscando sobre el tema de la idolatría me tope con su pagina y veo que tiene una convicción que a mi parecer es errada en cuanto a Jesús, le digo que es a mi parecer por que se que lamentablemente a usted desde chico le hicieron creer otra cosa y es respetable lo que usted piensa y cree, pero igual a mi también antes me hicieron comer un cuento que no era cierto y hoy en día gracias al Dios altísimo mis ojos fueron abiertos y conocí a Jesús como tu también lo puedes conocer. Bueno pero ese no es el tema;  si de hablar de Idolatría se trata solo habría que ver como lo tratan sus «discípulos» que le dan el titulo de «maestro» y para quienes al leer los comentarios podemos ver como a usted mismo lo idolatran y lo alaban como la luz de sus caminos. No mas ahí que ver el pobre Jaime Benítez como suplica por ayuda para su maestro, bueno amigo solo espero que tengas en cuenta esto no hay sea que lo que este enseñando como erróneo sus alumnos lo estén practicando con usted y que ojala algún día la luz de Cristo alumbre tu camino antes que sea demasiado tarde.
    Saludos y recuerda que Cristo también te ama a ti.
     

     

    1. bienvenido, hoy comenzo el primer dia de su liberacion. veremos si sigue por la senda que Dios le ha abierto hoy o regresa a la miseria del colgado… depende de ud.
      detallito: es triste confundir el sincero respeto y cariño hacia un simple maestro con la idolatria, solamente alguien carente de respeto y cariño sinceros y de una senda de verdad espiritual, puede llegar a tamaña confusion.
      pero gracias a Dios, al verdadero, tiene ud ahora una chance singular para ser leal y crecer en todos los sentidos, aprender acerca de las cosas de Dios y dejar de lado el manual angustiante y manipulador de los siervos del colgado.
      bienvenido nuevamente, a trabajar para que pueda ud despojarse de tanta mentira y esclavitud repetitiva de creencias oscuras.
      saludos

  4. Es una excelente enseñanza. Es en los origenes que hay que buscar el comienzo del camino del error, que se remonta a los tiempos despues de Adam. Hace poco me encontre con un conocido que esta muy pendiente del tema de los ovnis y no se pierde un solo programa de ese tema tan dañino. Cree que podemos irnos a otra galaxia con ellos. En fin que puede hacerse, si ni siquiera somos capaces de querernos a nosotros mismos, como pensamos saltarnos nuestra vida de aprendizaje en este mundo para dar un salto descomunal hacia el cosmos y las constelaciones lejanas. Esos programas son fuente de idolatria, constantemente se bombardea a la sociedad con ella. Ha llegado el momento en que se ha convertido todo eso en una religion, con fanaticos y todo. Pero podemos corregir nuestros caminos conociendo la verdad que se da aqui en fulvida.

  5. por motivos como esos renuncie a la idolatria es el origen de malinterpretaciones echas leyes y religiones apartandose del verdadero
    compromiso y camino para servir a DIOS pensando en cosas cosmicas celestiales magia el misticismo de fe y no hacer el SHALOM como realmente hay que hacerlo sino que esperan ser elegidos algunos y otros esperan cosas misticas o creyendo en ellas (EN FIN IDOLATRIA) yo antes transitaba esos camino peo gracias a los judios y usted hermanos noajidas conozco el verdadero camino para vivir bien con todo y con el ETERNO y todavia conozco gente que esta estancada en esa idolatria y se aferra a ella mmmjjjmmm MORE su labor merece un premio nobel y se lo digo de verdad mis mas sinceros reconocimientos me siento en deuda con los noajidas de este sitio y con los JUDIOS que con la TORA anuncian la verdad al mundo llevando la luz y abrazo del ETERNO a cada gentil

  6. Gracias More por el articulo.
    La religión (alias «idolatría», alias «egolatría») resultó ser el mayor fiasco de la humanidad.

    Su creación «involucionó» al ser humano, en un ser sin comparación en la idiotez. Con razón el Primer Mandamiento, lleva ese orden: NO IDOLATRÍA. Lo que pretende es que el ser humano no se vuelva idiota; y resurga como un ser humano completo, multidimensional.

Deja un comentario