La causa del mal

Si con toda inocencia tu hijito te preguntara cuáles son los males humanos en este mundo, ¿qué le contestarías?
Te confieso que yo señalaría cosas tales como: idolatría, perversiones, corrupción, crímenes, mentiras, violencia, infidelidad, falta de responsabilidad y compromiso y quizás alguna cosa más.
¿Tú quitarías o añadirías algo a esto?

Si mi hijito con más profundidad insistiera y preguntara qué es lo que tienen en común a todos estos males, ¿qué le responderías?

La Tradición judía, con su sabiduría celestial, nos brinda con frescura y claridad la respuesta justa.
En la base de todos, absolutamente todos los males provocados por la persona, se encuentra el así llamado Ietzer HaRá, que significa la “tendencia hacia lo negativo“. Nosotros, en este sagrado HOGAR le damos el nombre de EGO.
Quizás sea más comprensible si piensas en egoísmo, aunque no sea exactamente lo mismo.

El EGO es la raíz y la finalidad de todas las acciones y actitudes negativas humanas.
Medítalo un instante, busca ejemplos en las cosas cotidianas así como en los grandes eventos de la historia, y terminarás por reconocer que allí está esa presencia oscura que llamamos “egoísmo”.

Tengo que mencionarte que existen dos modalidades del egoísmo, una constructiva y la otra nociva.
El egoísmo constructivo es aquel que nos mueve a preservarnos, a buscar alimento, refugio, a procrear, etc. Este tipo de egoísmo, al que se le puede denominar “tendencia negativa canalizada hacia fines positivos”, es en absolutamente necesario y bueno.
Pero, el egoísmo nocivo, el que apabulla al otro, el que succiona para sí atributos ajenos, el que rechaza o es indiferente a las necesidades justas de otra persona, ese egoísmo es un cáncer emocional y espiritual, que debilita y acaba con la vida del que lo padece y probablemente de quien esté a su alcance.

Piénsalo, encuentra ejemplos de conductas o actitudes negativas, mientras tienes presente que detrás de todo esto se encuentra el egoísmo, y de pronto podrás descubrir el “secreto” para tanto dolor y sufrimiento.

¿Cuál es la sana cura para este mal corrosivo?
La respuesta la brinda nuestra Tradición, la Torá, la instrucción sagrada, revelada por Dios a los hombres, es el antídoto para el mal del egoísmo.
La Torá judías para los judíos.
La Torá noájida, para los gentiles.

Ciertamente ésta es la única manera de combatir o de canalizar con bendición ese pesado flagelo que es el egoísmo.
Cuanto más instrucción sagrada apliquemos a nuestra vida (de aquello que nos está permitido), de acuerdo a cuanto vayamos aprendiendo y asumiendo, más Luz estaremos posibilitados de traer al mundo. Primero en nuestro interior, luego derramándola en nuestro entorno.
Con la Luz del Eterno el predominio del bien y la justicia se va estableciendo.
Es un trabajo indispensable, armonizar nuestras dimensiones, recobrar la identidad sagrada que se esconde detrás de las máscaras que vamos usando.
Ésta es nuestra parte en la labor del advenimiento de la Era Mesiánica, hacer lo que está a nuestro alcance, con entereza y pujanza, para quitar la pesada piedra que es el egoísmo de nuestro corazón y dar un nuevo corazón vital a nuestra existencia (individual y colectiva).

Al comienzo el romper la cadena de la esclavitud del Ego es dificultosa, muchas son las cosas para aprender y reparar, mucho lo que se debe evitar el continuar ciegamente detrás de hábitos que ya forman como una dura costra en nuestro ser.
Pero de a poco, con paciencia y sin ansiedad, con tenacidad, con integridad, de a poco, se va alcanzando nuevas escalas de libertad para alumbrar nuestra vida y la de nuestro mundo.

Gradualmente debemos ir reconociendo nuestras fallas y nuestras virtudes, nuestros apegos del Ego, para irlos modificando en procura de alcanzar una estatura espiritual inmensa, desde la cual la esclavitud del Ego ya no nos manipula.

Tienes mucho más para aprender, para disfrutar para obtener en los textos que encuentras aquí: EGO.

 

20 pensamientos en “La causa del mal”

  1. Muy atinado lo escrito por nuestro Moré; quisiera comentar algo al respecto:
    Por muchos años en la empresas que  que laboré  tuve descuentos para seguro de salud y jamás iba a dichas dependencias médicas a pasar consulta ni traer medicinas, prefería pagar médico privado y pensaba que con mi aporte alguna gente de escasos ingresos podría beneficiarse…o salvarse la vida; ignoró cuantos y quienes aprovecharon mi disposición, pero recuerdo que cuando llegó el momento de pensionarme y recibir lo ahorrado en mi fondo de previsión al darme el dato de lo que iba a percibir me decepcionaba ya que me avisaban que era raquítica la masa monetaria a recibir; sin embargo ocurrió una situación extraña y maravillosa, ya que yendo varias veces a que precalcularan la cantidad exacta me informaban cada vez que los visitaba que dicha cantidad aumentaba más y más, pese a que muchos patrones no enteraron tales importes.

    para no hacerles largo el cuento noájica les digo que se me dió una generosa suma que me tiene tranquilo con la parte económica; sería por esa actitud que adopté un día en beneficio de mi prójimo?.
    EL ETERNO VE Y PROVEE.
    SHALOM.

  2. Por fortuna, se puede hacer teshuva y volver al buen camino, pues H’ es justo y misericordioso y nos tiene mucho amor.

    Por fortuna también hay el Ietzer hatov, que nos inclina a hacer actos de bondad ayudandonos a nosotros mismos y a otras personas, el Ietzer hatov nos sirve para construir un mundo de paz y amor.

    Actuemos esforzándonos con respeto y observancia de las mitzvot y con pleno aprovechamiento de la sabiduria de la Torá y el Tanaj (la cual no llegará con la adecuada instrucción y guía por parte de judíos piadosos y sus sabios y rabinos). Apoyemos a Israel y a los sabios y hagamos plegaria támbien los noájidas (para nosotros es voluntaria, pero muy querida y aceptable por parte de H’). Debemos de aprovechar la conexión, que todas las criaturas tenemos con H’, para orarle y tener conversación con nuestro Padre Eterno, agradeciéndole las cosas buenas que nos da y las cosas malvadas o amenazas de la que nos libra.

    También es muy adecuado de que cada día hagamos plegaria a ciertas horas, por la mañana y/o noche y conversemos sinceramente y si precisamos algo con repeto y amor y temor se lo digamos en conversación a H’ nuestro Di-s y nuestro Padre. Bendito Sea por Siempre H’, el que es verdaderamente Santo y Bueno y Uno. Paz y amor.

  3. cuando me ha preguntado mi hija le he contestado que las religiones son las causantes de todo pues ellas alejan al ser humano del Creador y ya alejados el caos reina en todas partes.

    y que cierto es lo que dice Ud More, ahora analizando las cosas el egoismo es el que me ha hecho sufrir tanto, recordando porque hice muchas cosas veo que el ego era lo que me movia.

    que cosas, si hubiera sabido esto antes me hubiera ahorrado tantas penas.

    que gran enseñanza, mis respetos para Ud.

    gracias!!!!!!      

      

  4. gracias a uds por leer y comentar.
    estoy pensando hacer seminarios q unan cabalaterapia con noajismo, para dar mas impulso al despertar de la conciencia noajica.
    es una idea q me han dado dos amigos queridos, nati y alvaro, espero q lean estas lineas y podamos avanzar en esta idea.
    hay tanto ego por eliminar y tanto bien por expandir!!!!

  5. Me gusto mucho el articulo.
    Me gustaria poder describir a que le podemos llamar actitud negativa, ¿cuando una accion o pensamiento se considera negativo?
    ¿
    Porque traemos el egoismo incorporado? ¿Con el fin de que lo venzamos o con el fin de que esa misma preocupacion por uno mismo nos permita subsistir y progresar?
    ¿Hasta que punto el interes por los demas es benigno o nocivo? Muchas veces por querer ser bondadoso uno termina siendo aprovechado, otras veces uno no ayuda y luego la conciencia te pasa cuenta.
    Que dificil lograr un equilibrio entre uno y los demas.

  6. MAS QUE LAS RELIGIONES UNO MISMO ES RESPONSABLE POR PERMITIR HACERLAS CRESER COMO UNA PLAGA QUE INUNDA NUESTRO SER Y UNO MISMO POR NO CUMPLIR CON SUS OBLIGACIONES SOY MADRE DE 3 NIÑAS QUE ESTAN CRECIENDO CON UNA BUENA ENSEÑANZA LIBRE DE LA IDOLATRIA Y CON LA VERDAD DEL NOAJISMO ALIMENTO SANO PARA CONSTRUIR SHALOM NO MENTIRAS PARA SER CADA DIA PEOR SE NOAJIDA DE CORAZON PENSAMIENTO Y ALMA

  7. Las acciones externas atraen a las internas. En lo personal, una de las cosas que más me ayudó a dejar al EGO de lado fue el conocerme a mi mismo. Es increíble, pero de la arrogancia que alguna ve injustificadamente adopté, he aprendido a ver a las personas como seres maravillosos, cada una es un mundo en sí misma y todos tienen algo que enseñar y algo que aprender. El seguir los siete mandamientos a los noájidas a cabalidad ayuda muchísimo, porque necesariamente le abre a uno los ojos y le permite liberarse de ese EGO que puede ser idolátrico o egolátrico.

  8. Mucho me temo que no tengo hijos -nadie me aviso caso de tenerlos-, no obstante ante esa pregunta solo se me ocurre responder de manera jurídica -deformación profesional, supongo, aunque también tiene que ver con la cosmovisión-, el mal es circunstancial y fáctico, es decir, algo materializado en hechos, aquí no entra la voluntad no materializada -en el fondo eso, la no materialización, indica una voluntad contraria a la supuestamente declarada- sino las acciones. La intención no cuenta siempre que se quede en intención, solo cuenta la acción -el hecho-.

    Las consecuencias de la acción será lo que determinará que ésta sea “mala” o “buena”, y toda acción -o inacción, que es también una manera de actuar por pasiva- es algo que se realiza tras una elección y una decisión, luego cada cual es completamente responsable de las consecuencias que eso conlleve, sencillamente… siempre se puede elegir, incluyendo las circunstancias más extremas.

    No significa que eso -la elección- sea fácil, pero eso es una prueba que sirve, también, para aprender, para modelar y para forjarse, las cosas suelen responder a un “¿por qué?”. En mi muy humilde opinión ayuda en eso la “ataraxia”, digamos que permite evaluar o mantenerse firme durante la tormenta -en esas situaciones ayuda la “ataraxia”, pero también se la pone a prueba, eso es útil: sirve para saber si se ha alcanzado o…no-.

    Simple opinión

  9. Muy válido si somos estoicos, entonces la ausencia de sensaciones, o de turbación, digamoslo así, nos libera de la incontinencia terrible de elegir el mal, ¿pero como saberlo sin los resultados de la acción?, en la mente , entre los barrotes de las elucubraciones mentales todo se confunde y las barreras se hacen relativas, pero aún así, la elección puede ser perfectamente neutra , ¿acaso no es también el contexto el que viene a definir los resultados?.

  10. Hola curioso,

    La perspectiva que tengo sobre el “mal” y el “bien” es fáctica, es decir, supeditada a los hechos, digamos que posiblemente tenga deformación profesional porque es una perspectiva relativamente jurídica -la estrictamente jurídica se preocupa de la garantia de un bien jurídicamente protegido (un derecho, la propia persona, el cumplimiento de obligaciones, etc.)-.

    Según entiendo todo “bien” o “mal” es la consecuencia resultante de una acción humana, es la resultante, no la intención, esa resultante es fruto de una acción que se ha decidido llevar a cabo y se ha puesto en práctica, las circunstancias, sean las que sean, no impiden a la persona decidir lo que hace -salvo situaciones excepcionales que, por ejemplo, el marco legal contempla: incapacidad de la persona, miedo insuperable o similares-, por ello toda persona es responsable de lo que hace, después las intenciones pueden entrar a valorarse como agravante o atenuante, pero en ellas no radica la responsabilidad, la responsabilidad radica en la capacidad libre de decidir -por eso las excepciones, que lo que contemplan son situaciones de incapacidad, permanente o transitoria-.

    En mi opinión la ecuación “pensamiento=acción” es un error y un mecanismo de culpa -que no digo que no funcione psicologicamente así- inadecuado, pondré un ejemplo, alguien puede fantasear con asesinar a un transeunte con el que se cruza, sin embargo eso queda en fantasia, no es un hecho (continuo)

  11. Si la misma persona que ha fantaseado con el asesinato ve que el transeunte va a ser atropellado por un camión y lo evita, no solo no habrá incurrido en mal alguno sino que, a la hora de actuar, habrá hecho un bien; mientras que otro que puede “desear” en genérico la “felicidad universal” y queda impasible frente al peligro del camión, sin intentar evitar nada ¿como se habrá comportado? Su acción que sería la inacción se podría calificar de “mala” por el resultado fruto de la decisión tomada de no intervenir, pese a que en abstracto pueda desear “la paz mudial” “urbi et orbi”.

    Con eso quiero decir que mal y bien son resultantes de acciones, de hechos, fruto de decisiones que, en última instancia, son libres. Con el pensamiento no se hace ni mal ni bien, lo que ahí queda solo existe en la imaginación, en lo imaginario.

    Otro ejemplo, una persona que ve una pelicula de terror no comete mal alguno -aunque disfrute viendo la trama-, pero alguien que observe conscientemente una película “snuff” -creo que se escribe así, pero no recuerdo- o adquiera pornografía infantil, objetivamente contribuye a un mal, lo realiza, no fantasea con nada sino que lleva a cabo un hecho, evidentemente negativo a la par que punible.

    Un saludo

Deja un comentario