Ay el eGO

Para los hijos de Israel está semana corresponde la lectura de la sección denominada Vaikrá, en el comienzo mismo del tercer libro de la Torá, el llamado Levítico.
Como procuramos hacer, en respeto a las leyes del Eterno, tratemos de encontrar alguna enseñanza apta para la espiritualidad noájica a partir del texto sagrado del pueblo judío.
Sin violentar identidades, sin usurpar patrimonios, sin quebrantar reglas, sin añadir con buenas intenciones pero escaso discernimiento de la pureza espiritual que sintoniza con el alma del gentil.
Recordemos que son muchos los que queriendo hacer más de la cuenta, llevados aparentemente por buenas intenciones, terminan haciendo lo que no debe ser hecho y apartándose del camino que el hombre debe transitar.
El camino del gentil es perfecto, diseñado por Dios, cuenta con Siete Mandamientos, no más.
Por supuesto que se puede perfeccionar la conducta, sin desviarse ni un ápice de los mandamientos correspondientes, sin apropiarse de lo que no es propio.
El perfeccionamiento de la conducta lleva al desarrollo de la ética, pues es en ese aspecto que los mandamientos judaicos pueden servir como paradigma para los gentiles.
En lo ético, NO en lo ritual ni en lo idiosincrático para los miembros de la nación judía.
Así pues, vayamos a la pequeña/inmensa enseñanza ética, una de las varias, que podemos elaborar a partir de una porción de la sección semanal que está establecida en el ciclo de lecturas de Torá para los judíos.

Se encuentra allí:

"Habla a los hijos de Israel, diciendo: cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Hashem sobre cosas que no se han de hacer, y obrare contra alguno de ellos
(Vaikrá 4:2)

Releemos: “mandamientos de Dios sobre cosas que NO han de hacerse”.
Reiteramos: “mandamientos sobre cosas que NO se deben de hacer”.
¿Por qué la Torá menciona las "cosas que no se han de hacer" por parte de la persona como mandamientos?

Una de las respuestas plausibles la brinda el Rabbí Levi Itzjak de Berditchev, quien explicaba que era para enseñarnos cuan despreciable es para el Eterno el orgullo de la persona.

Te lo explico.
Una persona que actúa incorrectamente y se le advierte de su defectuoso proceder, puede retroceder en su actitud, entonces también tratará de enmendar sus acciones y su conducta indigna, haciendo Teshuvá, arrepintiéndose y corrigiendo en lo posible el perjuicio ocasionado.
Sintetizo: haces algo malo, te avisan, tomas conciencia y decides perfeccionar tu vida y corregir el daño ocasionado.
Es algo que ocurre, gracias a Dios.
Es la “magia” de la Teshuvá, el proceso de arrepentimiento completo y sincero.

Pero, ¿qué pasa cuando el EGO obstaculiza a la persona este camino de retorno?
¿Qué sucede cuando la vista espiritual de la persona está nublada a causa del influjo nefasto de su EGO?
¿Qué acontece cuando alguien no admite que está haciendo algo incorrecto, o no acepta que lo corrijan, o se niega a reconocer que se equivoca, o da excusas para seguir andando por la senda oscura, o pudiendo corregir se empeña en afear aún más su vida y el entorno?
¿Qué pasa cuando al comando del EGO la persona se niega a cambiar favorablemente?
La respuesta es evidente en sí misma.
El EGO se opone a rajatabla a la Teshuvá, y cuando la acepta es solamente parcialmente y como truco para incentivar a la persona aún más a apartarse del camino de la Luz.
Es dejar a la persona dar un paso atrás de su mal hacer, para luego llevarla dos pasos a las corridas en la dirección del mal… es tan común, tan corriente, tan habitual que ni siquiera te das cuenta que tú actúas así…
En muchas ocasiones esto se manifiesta como actitudes orgullosas de la persona.
El que deniega la corrección oportuna, pues ¿cómo tal persona me viene a decir a MÍ que tengo que hacer o no?
¿Cómo osa alguien señalarme que YO me equivoqué?
¿Quién se atreve a enjuiciarME, por qué primero no se juzgan a sí mismos en lugar de meterse CONMIGO… no son solamente de Dios los juicios?
¿Acaso no se dan cuenta de que esto que hago es bueno, pero ellos no tienen la mente limpia como para alcanzar MI nivel de conciencia y sabiduría?
En fin, excusas, palabrería, escudos herrumbrados, murallas agujereadas, intentos de eludir la responsabilidad y equilibrar el Yo Vivido para seguir bajo la bota cruel del EGO, en la fantasía de ser súper poderoso…

Para estas personas se les recuerda que lo que está haciendo mal ha sido codificado por Dios como mandamiento, como una ley, para que no sea hecho así.
No es el parecer de tal o cual maestro, ni erudición de hombres, ni lo que a mí me parece, sino un mandato directo emanado del Uno y Único.
Chico, es un mandamiento no una linda costumbre para acatar si te viene en gana…
Muchacho, aunque a ti te parezca que eres genial y lo que haces es cool, te advierten que Dios piensa otra cosa ….
Joven, tú puedes manipular a los que te oyen y torpemente te admiten en tus fantasías y yerros, pero Dios ha decidido algo que tú no estás cumpliendo…
Cuate, bájale a tu “auto estima”, porque de tan gordo que estás emocionalmente apenas si alcanzas a ver otra cosa que no sea tu vientre…

¿Se entiende el porqué el orgullo, esa pompa muy inflada de aire maloliente, no es más que un enorme obstáculo para crecer y llevar una vida de plenitud en bendición?

Pero, hay otro componente del orgullo, tanto o más nocivo que éste.

Ocurre también que la persona cegada por el EGO, cuando ciertamente cumple con algún mandamiento, siente su corazón repleto de ese sentimiento innoble del orgullo, y se arrebata su espíritu inflamado de arrogancia, se pavonea luciendo su arrogancia.
En un caso así, a pesar de haber cumplido con alguno de los preceptos del Eterno, por su veleidosa actitud se considera que ha pecado grandemente, pues, no cumplió con el mandamiento a causa de su lealtad a Dios, para honor del Eterno, sino como mérito propio, para agradar a su propio EGO.
Y peor aun, puede incluso suponer que el cumplimiento de ese mandamiento le sirvió a Dios para algo, como si Él estuviera necesitado de que las personas cumplieran con alguno de los mandamientos para poder seguir siendo Dios.
Entonces, cumplió algún mandamiento pero su vanidad transformó la buena obra en un espantoso resultado, porque:
– no lo hizo por fidelidad a Dios, sino para adoración de su EGO;
– no sirve como buen ejemplo para otros, quienes viendo la actitud nefaria de un “cumplidor de preceptos”, deciden apartarse de ellos para no ser tan indecentes como él;
-por menospreciar a Dios, suponiendo que Él necesita de que cumplamos con algún mandamiento, porque sin nosotros es impotente de alguna manera.

Así pues, no sólo el orgullo invalida el mandamiento ejecutado correctamente, sino que transforma su cumplimiento en un gravísimo pecado, como es el desprestigiar al Eterno y llevar a otros al error.

Por lo tanto, mejor apartarse del pecado y hacer lo que es bueno.
Y al hacer lo bueno, mantener nuestro orgullo en la justa medida…

Eres esclavo de tu EGO, a no ser que escojas la vida verdadera, el crecimiento multidimensional, la humildad en su exacta definición…

23 pensamientos en “Ay el eGO”

  1. Creo que la humildad y el reconocer las aptitudes y logros personales no son asuntos que se repelen. El problema comienza cuando te comienzas a creer más que humano.

    Abunda la falsa humildad, muestra de ello es que cuando una persona es felicitada por algo que hizo, ésta se encoge, sube los hombres, pide que no lo feliciten… etc.

    Humildad es saber aceptar un cumplido sin que hagamos de ello un ídolo al que los demás tengan que rendir pleitecia.

    En lo personal, cada vez que me felicitan por algo que hice bien, solamente digo:”Gracias”. Y si en publico me mencionan como “el que se destaca por tal cosa”, tambien digo “gracias”.

    Finalmente, humildad nada tiene que ver con andar mugriento, aislado de la sociedad, encerrado dandose golpes de pecho, o no ser asertivo, por ejemplo.

  2. Yo diría que está bien cuando la persona se está desligando del EGO dentro de una fase inicial, porque el propósito de la persona es que se dé cuenta que no es mejor que los demás y eso sólo se logra si la persona busca separarse del EGO mediante mecanismos como éste. Bueno así me parece a mí pero no sé si estaré en lo correcto o más bien ando perdido.

  3. Por lo menos dentro de las circunstancias diarias que me toca vivir, el gremio de mis profesores, compañeros y futuros colegas tiene a miembros que tienen EGOs realmente expandidos. Por ejemplo y no voy a citar nombres, pero existe una persona que dice que donde el trabaja es el poder absoluto del país y como él es el jerarca de ese lugar entonces él es el poder.

    Luego uno ve personas que caminan por los pasillos y vuelven a ver a otros por encima del hombro y en confianza le cuentan a uno que los demás son esto y lo otro. En el gremio de los médicos pasa igual. Hay muchos que se creen dioses sobre la tierra y piensan que ellos son los que sanan a los enfermos.

    Andan coches de 100, 000 dólares y tratan a las personas como harapos viejos. También me ha tocado vivir en el mundo de la farsándula donde los EGOs abundan.Mujeres que son idolizadas por sus seguidores. Hombres que se ven al espejo y viven por el gimnasio, el coche y el apartamento.

    Se lo digo con conocimiento de causa. Entonces, si la persona se ve sencilla o se ve humilde se le considera como un tonto y se le aísla del círculo social. Y lo interesante de todo esto es que con esos EGOs súper expandidos no logran mantener relaciones estables ni familias y lo peor de todo es que eso es por lo que la gente les admira. Hay una cultura de rendirle pleitesía a los farsanduleros y de menospreciar al humilde y al reservado.

  4. Ser nosotros mismos aunque en soledad. Ya yo no estoy metido en los círculos de la farsándula y por eso estoy aquí. No me va muy bien económicamente por el momento porque ahora me he dedicado a terminar la carrera en Derecho y ya no recibo recomendaciones para trabajos en ciertos lados por no apoyar esa egolatría, sin embargo he decidido dedicar mi vida en cuanto me gradúe a la actividad judicial. Creo que al menos en el caso de nuestro país, ocupamos personas en la actividad judicial que puedan realmente ser jueces y no ególatras detrás de un estrado.

    Quizás ser un juez y llevar una vida de juez tanto en el estrado como fuera de éste no sea tan glamouroso como ser un abogado exitoso y estar en todas las fiestas de société compartiendo con los ricos y famosos pero la verdad es que esas cosas antes me llamaban la atención, ahora sólo me parecen banalidades. Es mejor a veces un coche modesto y una casa modesta, dentro de los límites de la razonabilidad y las circunstancias de cada quién, donde haya paz y armonía que no un auto lujosísimo, una novia o esposa despampanante con la que todos quieren estar y una mansión si hay discordia y pleito. Mejor una mujer que a pesar de no ser una reina de belleza tenga atributos internos de bondad, justicia y amor por uno que una chica plástica banal y ensimismada.

    No digo que tener lujos sea algo malo, pero a veces es mejor un poquito menos con paz y armonía que un montón más en la discordia y el dolor.

  5. He leído estos post sobre el ego y me confundo un poco.

    Creo que al tratar de no caer en el ego, podemos haber algunos que automáticamente, si no somos cuidadosos, que caigamos en en la autonulificación, es decir, primero están los demás y luego yo.

    Pienso que hay una dosis de ego que va amarrada al autoestima, el cual en cierta medida es saludable.

    Digo esto porque me recuerda un poco al cristianismo, porque si lo llevamos al extremo podemos caer en “negarse a sí mismo”, “ya no vivo yo más vive cristo…”, “si me dan en una mejía pongo la otra”, etc.

    Por lo tanto, opino, que tratando de no ser ególatras, no vayamos a caer en lo antes expuesto, creando falsas caretas.
    Por lo que, será mejor será tratar, q en tanto, nos sintamos a gusto nosotros mismos con lo que somos y con lo que tenemos, practiquemos la simpatía, empatía y solidaridad TODO el tiempo con nuestro prójimo para no caer en egocentrismos.

  6. buena acotacion amigo nath.
    muy buena!
    por supuesto q es como ud dice, y podemos buscar material al respecto en el sitio.
    quien se anima a hacerlo y ponernos los links?
    es muy importante lo q comenta nath, pq la humildad no significa arrastrarse o anularse, sino ser equilibrado.
    por eso uno de nuestros slaudos es: goza de lo permitido en tanto te alejas de lo prohibido, recuerdan?
    gozar a full, sin caer para un lado ni para el otro del error.
    mil gracias!

Deja un comentario