Actividades en tu semana

Para llevar una vida agradable a ojos del Padre celestial, y que reporte bendiciones para ti, para tu prójimo y para tu sociedad, sería estupendo que organizaras correctamente tu tiempo. Que jerarquices, que ordenes, que valores adecuadamente. Pues, cada instante de vida es un tesoro irrepetible, el cual es una pena inmensa si derrochas en actividades vanas y en ocio perjudicial.
Te propongo algunas pautas que como noájida te servirán y te ayudarán en tu tarea de crecimiento personal y especialmente espiritual.

Divide tu día en tres partes.

  1. Un tercio para el trabajo o el estudio. Es decir, para tu actividad remunerada o para aquella que te construye un futuro, un sustento material, que es indispensable para desplegar el resto de tus actividades. Recuerda que en Este Mundo lo espiritual está asociado a lo material, por tanto, cada instante que dediques a conseguir tu sustento, en tanto lo hagas con la mente puesta en ser fiel al Padre celestial, estarás sembrando también buenos frutos para tu posteridad.
    Por supuesto que los jóvenes que precisan trabajar a la par que completan sus estudios, pueden tomar más tiempo que el promedio de 8 o 9 horas de actividad laboral.
  2. Un tercio para el descanso, que es indispensable para el correcto funcionamiento de tu ser integral. Cuando le restas descanso a tu cuerpo, estás perjudicando el resto de los planos de tu ser. Por tanto, reserva un tiempo para el reposo, especialmente para el dormir.
  3. Un tercio para actividades de crecimiento. Éstas son las que dan sentido trascendente a tu vida, o ayudan en su contrucción.
    1. Promover la vida noájica.
      Al menos una vez diaria dirigir una plegaria al Padre celestial. No importa la extensión del rezo, sino la intención de comunicarte auténticamente con Él.
      Estudiar los escritos de SERJUDIO.com, FULVIDA.com, o de libros y sitios aptos.
      Participar al menos dos veces por semana de las actividades de tu comunidad noájica, especialmente si es un centro de FULVIDA.
      Visitar al menos una vez a la semana a personas allegadas con las que puedes conversar acerca de los valores del noajismo. Recuerda que no debes actuar como misionero, pero tampoco puedes dejar que se escurra la buena Palabra que tienes para compartir.
      Convidar a gente, conocida o no, para que coman en tu casa, al menos una vez a la semana. En esta comida se aprovecha para alabar al Eterno por lo bienes a consumir, se habla de los valores espirirtuales del noajísmo, se comparte, se interesa honestamente por el bienestar del otro.
      Visitar gente enferma o convaleciente, al menos una vez a la semana.
      Colaborar con programas de beneficio social, no olvides que el pobre es también tu hermano.
      Contribuir con al menos un par de horas semanales para el desarrollo de tu comunidad de noájidas. Recuerda que sin ti, no existe la comunidad de noájidas. Por tanto, cada momento que brindas a FULVIDA, estás construyendo tu futuro y el de tu familia.
      Aprender y enseñar, especialmente a los de tu casa, los valores de la vida noájica.
      Recibir visitas con las cuales compartir las ideas, creencias, valores, etc. que hacen al noajísmo.
      Dedicarte a conocer profundamente a tu cónyuge, compartir momentos a solas, íntimos.
      Acompañar a tus hijos en su crecimiento, recordando que no solamente los has traído al mundo, sino que además debes criarlos para que sean reverentes del Eterno, buenos servidores a través de los mandamientos noájicos.
      Ayudar a recaudar fondos para sostener FULVIDA, así como los institutos que enseñan, difunden, promueven las virtudes de la Torá.
    2. Desarrollar la salud, en todos los planos, sin descuidar el bienestar físico, emocional, social.
      Dedicar tiempo de valor a los miembros de la familia directa: padres, cónyuge, hijos, hermanos, etc.
      Comer equilibradamente.
      Hacer gimnasia, deportes, etc.
      Entrenarse en alguna destreza deportiva.
      Seguir las prescripciones de los médicos tratantes, en caso de que se esté en tratamiento.
      Tener consulta con el psicólogo, Cterapeuta, orientador emocional, etc., en caso de necesidad.
      Pasear al aire libre.
      Dedicarse a las tareas de limpiar, ordenar, refaccionar el hogar.
      Dedicar tiempo suficiente para la correcta higiene personal.
      Salir con amigos, la pareja, etc.
      Visitar familiares, amigos, etc.
      Tomar un beve tiempo para estar a solas, sin presiones, ni alguna actividad obligatoria.
      Alguna breve actividad de esparcimiento: jugar cartas, juegos de mesa, crucigramas, con la PC, un hobbie que no ocupe mucho tiempo, etc.
      Conversar con los miembros de tu familia, especialmente con tu cónyuge.
    3. Crecer culturalmente.
      Leer diarios y semanarios de actualidad, evitando con todo empeño las que se dedican a chismes, farándula, exhibiciones inmorales, etc.
      Leer libros de historia, ciencias, viajes, etc,. novelas y ficción no es negativo, en tanto promuevan buenos valores y una vida acorde con el ideal del noájida.
      Escuchar música, o tocarla, o aprender a ejecutar algún instrumento.
      Ir al teatro, cines, espectáculos, danzas, etc., teniendo presente que sea en todo momento una presentación recatada, que inste a crecer y no solamente como pasatiempo insustancial o aprecio de la falsedad (idolatría, infidelidad, etc.);
      Participar de conferencias, talleres, seminarios, etc., que tengan finalidad positiva, en sintonía con los valores noájicos.

Estas son las pautas básicas que espero atiendas, para de esa manera crecer fuerte, bendito y de bendición.
Estoy a tus órdenes para aquello que me quieras comentar o preguntar.


Technorati :
Del.icio.us :
Ice Rocket :
Flickr :
Zooomr :
Buzznet :
Riya :
43 Things :

5 pensamientos en “Actividades en tu semana”

Deja un comentario