Resp. 243 – Séptimo día y noájidas

Seba-Noaj nos consulta:

Estimado moreh: que repercusion o efectos tiene el shabat sobre los noajidas justos,o por qué no,sobre el mundo en gral.a pesar que solo judios pueden y deben guardarlo?me refiero a si se forjan bendiciones,milagros,etc.Busque al respecto y lei que tenia beneficios para todos,pero primero Israel
Sebastian Gloria Salas, 27 años, Bs As, Argentina

Shalom,
«Bendito el que viene en el nombre del Eterno.» (Tehilim / Salmos 118:26).
Bienvenido y gracias por enviarnos su interesante misiva.

Acerca de la heredad judía del Shabbat, que es señal sagrada del pacto eterno entre Dios y los judíos, ya hemos escrito en otras ocasiones. A quien esté interesado le recomiendo que busque entre nuestro amplio contenido.

Pero, claramente su pregunta no apunta a un deseo de apropiarse de esta señal sagrada de la nación judía, sino que está indagando acerca de la esencia universalista del día séptimo. (Recordemos que los noájidas no deben denominarlo Shabbat, sino día séptimo, o sábado sin vacilaciones).

Es que el día séptimo consta de dos facetas netamente diferenciadas:

1- universalista: que rememora la creación del universo y perpetúa el recuerdo de la Presencia amorosa y constante del Creador. Presencia que se percibe en la magninimidad de la naturaleza, en su perfección, en su belleza, en su imponente grandiosidad.

2- judaica: que sirve como señal de la alianza eterna entre Dios e Israel, y se vincula con la salida de los judíos de Egipto, cuando fueron liberados por el Eterno de la opresión y la esclavitud. Como marca indeleble el Eterno distinguió a este día especial para que los judíos -exclusivamente ellos- lo guarden de manera particular y diferente. Lo anudó a la identidad y destino de Israel de forma indisoluble, dotándolo de una cualidad única que se despliega para los hijos de Israel, y para nadie más. Hasta le dotó de un nombre distintivo: Shabbat, el día consagrado del Eterno para los judíos.

Pero, en su faceta universalista el día séptimo es un día para toda la humanidad. Si bien no hay mandamientos como los judíos tienen con respecto a este día, ni se debe realizar ritual o actividad alguna especial. Sin embargo, todas las personas obtienen un beneficio de recordar la particular identidad de este día. Día de conclusión de la creación. Día de refinamiento de la energía universal. Día para dedicar al gozo en familia, con amigos, en respeto de la naturaleza, como manera de ser testigo de las bondades del Eterno.

Reitero, no es un día sagrado para los noájidas, ni un día «espiritual», ni se lo deben apropiar o usurpar los rasgos distintivos que se tienen al respecto en el judaísmo. Pero, es la ocasión ideal para el reencuentro con uno mismo, con los allegados, con la naturaleza, con el cosmos.

No es un día de «bendición» especial para los noájidas, por supuesto que tampoco de «milagrerías», sino un día de regocijo y recogimiento, un día en el cual valorar lo espiritual más que lo material, un día para disfrutar en armonía familiar y social.

Si le quedan dudas pertinentes, hágalas llegar.

Que sepamos construir Shalom.

More Yehuda Ribco

Su apoyo constante nos permite seguir trabajando

5 pensamientos en “Resp. 243 – Séptimo día y noájidas”

  1. No sé si estoy mal con respecto a el sábado, por mucho tiempo fué para la familia un día dedicado esenciamente al CREADOR, era una forma de vida, el vienes se hacían todas las labores . Nos a costado verlo de otra forma es por esto q seguimos en la tradicion pero ahora dándole un sentido mas familiar, Últimamente me critican pq paso los sábados en internet es q soy una adicta a Fulvida.

Deja una respuesta