EL DELIRIO DE HUMAN RIGHTS, DERECHOS Y TORCIDOS.