La técnica del serpiente

Aquella primera mujer, Eva, cometió un grandísimo error, lo sabes.
Pero, ¿te has puesto a pensar cómo llego a eso?

Las respuestas pueden ser múltiples, pero te daré una que te podrá servir de moraleja y ejemplo para tu vida cotidana.

El serpiente, cual experto manipulador, tentó a la mujer con palabras de verdad apenas tiznadas con el hollín de la falsedad.

Dijo: «¿De veras Elokim os ha dicho: ‘No comáis de ningún árbol del jardín’?» (Bereshit / Génesis 3:1).

Allí está su brillante plan urdido, pues no es lo que Dios había ordenado.
Dios había sido muy claro con respecto a cual fruto de cual árbol no comer.
Pero el taimado astuto cambio un poquito las palabras, para provocar a la mujer a la confrontación, a la duda, al resquemor, al querer lo ajeno.

Y la mujer tragó el anzuelo.
No supo, o no pudo, o no quiso reconocer el engaño en la intención de las palabras de la serpiente, que ni corta ni perezosa ofrecería lo prohibido por Dios pero escondido dentro de aquello que era lícito.

En la siguiente escena, el serpiente ya había conseguido que la mujer se confundiera, que añadiera mandamientos inexistentes a los mandamientos dados por Dios.
Tal como vemos:

«La mujer respondió al serpiente: -Podemos comer del fruto de los árboles del jardín.
Pero del fruto del árbol que está dentro del jardín ha dicho Elokim: ‘No comáis de él, ni lo toquéis, no sea que muráis.
‘» (Bereshit / Génesis 3:2-3).

Dios NO había mandado no tocar del árbol ni del fruto, sino que había dado la orden de no comer.
Se podía tocar, eso no era mandamiento de Dios.
Pero, el serpiente astuto consiguió que la mujer, llena de buenas intenciones pero falta de conocimiento, consiguió que la mujer añadiera un yugo que no le correspondía.
Y entonces, la presa ya estaba lista para caer de lleno en la trampa.

Serpiente provocó ingeniosamente que la mujer tocara el árbol… y nada le pasó.
Entonces, ahí pudo argumentar, con la habilidad sinuosa de los estafadores, que así como el «mandamiento» de no tocar era falso, también lo era el de no comer.

Sí, sonaba atractivo el planteo.
Era rotundamente falso, pero quien cae en los trucos de los engañadores ya no piensa correctamente, se deja llevar por sus emociones, que son manipuladas por el amo del engaño.
Entonces:

«…la mujer vio que el árbol era bueno para comer, que era atractivo a la vista y que era árbol codiciable para alcanzar sabiduría.» (Bereshit / Génesis 3:6).

La mujer sucumbió a su deseo.
¡Ya está!
Tanto anhelaba lo que no le correspondía, el tesoro ajeno, la identidad de otro… tanto eso le parecía codiciable, supremo, necesario, que cayó profundamente en la trampa del engañador y contradijo explícitamente una orden directa de Dios.
Comió del fruto que tenía prohibido.
Dejó de respetar sus propios mandamientos habiendo tenido la buena intención de añadir mandamientos que Dios no le había ordenado.
(No sabía la diferencia entre mandamiento y reglamento, por ejemplo).

A partir de ese momento, el engañador ya no está afuera, sino que es parte nuestra.

Ahora, este precioso relato, suculento, eterno, tiene varios mensajes.

  • Uno de ellos es que no te dejes llevar por tus emociones, aunque creas que estás encaminado por una buena intención.
  • Otro es que no te creas más sabio que Dios añadiendo mandamientos a los mandamientos que Dios te ha dado.
  • Otro es que no presumas de hablar hebreo con fines «espirituales», saber de Tanaj, codearte con asuntos jasídicos o cabalísticos, pues nada de eso te compete, es un fruto que Dios te ha dicho explícitamente que no ingieras.
  • Otro es que no anheles el patrimonio de otro y sucumbas a vivir como le corresponde a otro, pues terminarás viviendo una vida de engaños. (No pretendas ser judío o cosas judaicas, siendo que eres noájida).
  • No des por bueno todo lo que te digan, sin antes analizar con paciencia, razón, fundamento, valor las cosas y no meramente por creencias, opiniones, pasiones, sentimientos.
  • Ten cuidado del que te ofrezca aquello que tanto quieres a un precio irrisorio, pues quizás no sea otra cosa que una estafa que te llevará a lugares muy dolorosos.

¿Tienes otras enseñanzas a partir de este relato?

Saludos


17 pensamientos en “La técnica del serpiente”

  1. asi es amigo jhulio, lo peor es q las serpientes mas peligrosas no son las q vistosamente van anunciando q son ponzoñosas,sino aquellas q se camuflan entre las matas, o se presentan como afables amistades, q abrazan y convidan a celebrar cuestiones gozosas, q finalmente terminan siendo amargas experiencias q alejan de la senda del Bien.

    denunciemos a los serpientes, cuando tengamos evidencias o podamos presentar testimonio fidedigno, tal cual hay q hacer para actuar con bien y justicia, preservando al mundo del mal y a nuestor projimo de la trampa oculta.

  2. Ok Maestro, [analizando…] También no dejarnos engañar o llevar por «la media» o la masa que pudiendo estar en un  error igual nos arrastraría a la equivocación . Muchas veces nos dejamos llevar por las emociones o puntos ciegos sin pensar en las consecuencias, entonces debemos actuar más «astutamente» que el serpiente o evadirlo para no entrar en el espiral de la confusión. Pero es más conveniente pensar, sentir y al final actuar.
     
    Otra enseñanza un poco global: Antes de realizar ‘x’ cosa, pensar en las consecuencias que traerá dicha acción, sean malas o buenas.
     
    ¿Tienen final las enseñanzas que están grabadas en la Toráh?

  3. serpientes de esos andan cerca, esos que ofrecen cabala que realmente son espejitos de colores.

    por oto lado es interesante saber diferenciar entre Mandamientos y reglamentos.

    y nunca agregar ni una sola letra a las leyes pues de ahi podemos pensar cosas que no son.

    el derivado de no comer de ese arbol era «no tocarlo» algo que era correcto hacer pero no era Mandamiento.

    gracias por el texto More esta excelente. 

      

  4. Otra enseñanza que pasamos tal vez por alto es de que como en este caso, se pone como verdades absolutas o premisas, palabras disfrazadas de verdad por personajes famosas pero que son engañadores, porque sus intenciones, como sus palabras son veneno para nuestra alma y eso fue por no haber recibido la enseñanza completa de su pareja Adán y así se aprovechó el serpiente y dio origen a una cadena de errores hasta el día de hoy.
    Eso pasa con los misioneros, !Con todos!
    Por norma, en la enseñanza judía No hay misioneros, Desgraciadamente para todos,  estos misioneros   pregonan barbaridades de las cosas sagradas, pero como la fábula del Aprendiz de Brujo,  salen castigados y burlados éstos y todos los que los oyen y todos ellos caen como sus victimas en perdicion de sus almas por la ignorancia de algo tan delicado y sagrado como lo es  su afán de enseñar o aprender palabras de sabiduría en maestros del error en el que el serpiente fue el primero.

  5. Sencillo y breve y profundo y genial. Por eso no hay otro como el Moreh que no precisa disfrasarse de cosas ni usar palabritas extrañas ni darserlas de sabio de nada. Por eso mi Moreh es un gran hombre que sabe trasmitir verdades intensas con la sencilles que es de los grandes.
    Gracias maestro

    1. hola leonardo, le invito a hacer sus preguntas a traves del sistema de preguntas, lo tiene arriba en el menu principal.
      por otra parte, lo invito tbn a buscar en el sitio pues creo q ya ha sido trabajado en cierta forma el tema.
      es muy bueno q pregunte, participe, sea activo. le agradezco por ello.
      cariños, abrazo y saludos para la bella familia

  6. amigo ronald, como «deber», no «deben», pero puede ser bien aprovechado este conocimiento.
    lo triste es cuando se usa para el mal. o cuando se tergiversa adrede o sin quererlo y redunda en mucho drama, idolatria, mentiras, estafas, etc.
    por eso, atenerse a los siete mandamientos con pureza es el indicio de un camino de bien!
    cariños

  7. Este es uno de los muchos textos que me encantan… sobre todo cuando entablo conversaciones con personas encasilladas en creencias religiosas, que gustan de distorsionar las historias para hablar de maldiciones, de pecados, de culpabilidades de otros (la serpiente, la maldición, el diablo, …) en fin, cualquier título es apropiado por el Ego, para evadir a responsabilidad que yace en cada ser, para negar la libertad de elección y sobre todo para negar la libertad que ha sido entregada de lleno al Ego.

    Un texto, que de la mano de éste http://fulvida.com/ajenos/misioneros/ego-el-fruto-bello que uso para habar del Ego!

    para compartir , crecer, aprender y vivir, buenas cosas de las que abundan en éste hogar.

    Gracias moré…

Deja un comentario