Los gentiles que envidian la Torá de Israel

En numerosas ocasiones hemos demostrado con citas de leyes perpetuas y de decretos de rabinos con autoridad que el estudio de Torá está vedado para el gentil, a no ser el estudio de aquellas porciones que le enseñan acerca de los Siete Mandamientos, y/o de aquellas porciones que le refuerzan en su unión con Dios.

Por supuesto que incluso el estudio de las secciones apropiadas debe hacerse bajo guianza estricta de maestro judío idóneo, que conozca tanto el texto santo, como las leyes al respecto del estudio así como el marco legal acorde para el gentil, de modo tal de preservar a la persona del error, ahuyentar el mal y proveer de buen pan espiritual a aquel que está buscando llenar su alma de contenido espiritual y no solamente de brindar manjares de vanidad o de cosas santas pero que no le brindan shalom sino dolor.

Con los asuntos del Eterno no se juega, pero igualmente, el EGO, o la ignorancia, o el afán, o la envidia, o el rechazo de la correccíón impulsan a la persona a negar la verdad, a repudiar las leyes santas, a inventar excusas para hacer lo prohibido pero hacerlo parecer como algo luminoso.

Esta actitud terca, de real rebelión en contra de lo dispuesto por Dios, recuerda el dicho del inspirado sabio:

Aun cuando el insensato ande en el camino, le falta entendimiento, y a todos hace saber que es insensato.”
(Kohelet / Predicador 10:3)

Veamos bien el verso.
El insensato no anda por valle de muerte, no está transitando el inmundo camino de la idolatría, no ensalza a dioses/salvadores falsos; no, no hace eso el terco del verso; claramente dice que el insensato del verso anda por “el camino”.
Se justifica diciendo que quiere estudiar Torá para cumplir lo que le corresponde, que no quiere hacer cosas erróneas, que detesta la perversión del camino del mal.
Así se justifica, con la máscara de las buenas intenciones.
Pero, las buenas intenciones sin el conocimiento, sin el equilibrio, sin la lealtad, suele terminar en tremendos fracasos, en caídas al abismo.
Y es exactamente lo que termina por decir el verso, aunque el necio pretenda andar por “el camino”, no deja de hacer las cosas que hace habitualmente: acciones y palabras de insensato.
Para todo aquel que tiene ojos comprensivos es evidente que el insensato es eso… un insensato.
Alguien que pudiendo haber sido humilde, leal, fiel, de bendición, prefiere ser terco, cerrar sus ojos y oídos, buscarse algún pretextito para hacer lo que quiere y no lo que le corresponde hacer.
Entonces, al negarse a vivir como Dios le ha decretado, al usurpar lo que no le pertenece, al pretender andar de una manera que no es la propia, no alcanza la trascendencia, no se compra el paraíso, no adquiere cordura, no avanza en su misión sagrada, sino que se sumerge más profundo en su insensatez.

Dará mil excusas, criticará hasta un punto de más o de menos de aquel que le quiere corregir, inventará filosos argumentos para escudarse, hallará bajo alguna piedra alguna voz que apoye sus desatinos, pero no dejará de ser un insensato que anda como insensato por el camino.

Todos los entendidos lo verán y se apartarán de sus acciones, de sus prédicas, pues reconocen que no tienen verdadera base, sino solamente es EGO astutamente disfrazado de piedad, de anhelo de Dios, pero no deja de ser EGO.

El inspirado autor anuncia:

Anda según los caminos de tu corazón y según la vista de tus ojos, pero ten presente que por todas estas cosas Elokim te traerá a juicio.”
(Kohelet / Predicador 11:9)

Sí, así es.
Van con alegría por donde quieren, hacia donde sus emociones los llevan.
Ven algo que anhelan, que codician, que pueden alcanzar -sin importar cómo- y hacia allí se dirigen.
Aunque en la senda luzcan carteles de “Pare”, “No estacione”, “Calle cerrada”, etc., ellos rechazan verlos o dan muchos argumentos astutamente vacíos para dar a entender que no son para ellos, sino para otros, para gente de por ahí, pero no para ellos.
Sus ojos codician, sus corazones arden de pasión insana y con la excusa de querer beber de la Palabra de Dios, de llenar sus almas de “la Palabra”, se precipitan hacia lo que no les pertence, pisotean la herencia de otros, usurpan lugares, llegan hasta la traición en caso de ser necesario, pues no se gobiernan en realidad, sino que son títeres de sus EGOS.

Insertan la palabra “dios” cada dos letras, citan frases supuestamente talmúdicas, pronuncian con reverencia nombres de rabinos, saben de memoria textos supuestamente cabalísticos, son máquinas de buscar y repetir cuestiones de judaísmo… pero siguen sin aceptar la verdad impuesta por Dios: el judaísmo es para judíos, en tanto que el noajismo es para noájidas.
En la base del judaísmo está la Torá, en la base del noajismo está el pacto de Dios con la humanidad representado por el arcoiris.

Son sus ojos avaros y sus corazones celosos los que les vuelven necios, desleales, eternos criticones de de otros pero faltos de un mínimo de sincera autocrítica.

Repudian a Dios aunque dicen “dios” cada dos letras.
Viven una vida de falsedad pues no admiten la verdad.
Hasta son capaces de pretender que sus antepasados eran parte del Tanaj o del pacto de Israel, con tal de seguir aferrados a su necedad de envidiar a Israel por la Torá que le pertenece al pueblo elegido y no a ellos.

Y aunque quizás lo sepan, no admiten que Dios finalmente los traerá a juicio por sus acciones, por sus disfraces y peor aún… por llevar a los ingenuos por caminos de falsedad que son bellamente adornados como santidad.

En resumen, querido hermano noájida, si tienes anhelo de Torá, cumple con tu parte, cumple con los Siete Mandamientos, pues ellos son TU Torá.
Si quieres contar historias bíblicas, lee las que corresponden a noájidas, pero no lo que corresponde a la identidad que te es ajena.
Estudia lo que te hará crecer de acuerdo a tu espiritualidad, y no lo que envidias de los judíos.

Por último, si no te gustas la reprensión de este texto, me da mucha pena, porque seguirás en terquedad actuando como insensato en lugar de dejar que la Luz del Eterno penetre en tu alma y de bendición a tu vida.

Dijo el profeta:

La castigaré por los días dedicados a los Baales, a los cuales ha quemado incienso y para los cuales se ha adornado con sus aretes y sus joyas. Ella se ha ido tras sus amantes y se ha olvidado de Mí’, dice el Eterno.”
(Hoshea / Oseas 2:15)

Pronto te olvidaste de quien te rescató de la putrefacción del alma, rápidamente te fuiste con tus infidelidades detrás de tus lisonjeros amantes. Ofrendaste a aquellos que te ofrecieron falsas promesas de bendición, huiste con los que te susurraron lo que querías oír.
Pero del Eterno no te puedes escapar, por más disfraces y palabras rebuscadas que presentes.
Cuando llegue el momento del juicio, se te juzgará por tu fidelidad hacia tu identidad espiritual y no por cuanto has usurpado de la herencia que le corresponde a otro.

Llena tu alma del buen pan espiritual de FULVIDA, de noajismo sincero y estricto, entonces reencontrarás a tu hogar, a los tuyos, a tu estabilidad, a tu equilibrio y eternidad.

Sigue andando por el camino que no es tuyo y tu torpeza seguirá siendo tu rostro a ojos del entendido.

23 pensamientos en “Los gentiles que envidian la Torá de Israel”

  1. Es como el pobre que quiere aparentar ser rico. Usa ropa de marca (imitacion), relog de marca (imitacion) y no tienen para comer ni mucho menos un lugar comodo donde dormir.

    Siento tristeza More al ver la situacion de estas personas (idolatras) y pena al saber de su final. Pero me reconforta lo que hace la Fundacion Luz de Vida (Fulvida) y su Staff traer luz al Mundo.

  2. Exelente post, Muchas Gracias Moré
    Personalmente reconozco que previo a conocer mi verdera identidad quize aprender y escudriñar aquello que era nuevo, y demasiado llamativo para mi.  pues las relgiones se quedaban cortas , muy, muy cortas al intentar hablar de Dios, al intentar develar la voluntad del Creador, al intentar responder esas preguntas que como seres humanos nos hacemos cuando no conocemos ni hemos escuchado razones convincentes y sobre todo verdaderas.
     
    El judaísmo tenía una verdad, que no esta en ningún movimiento, falsa creencia, mitología ó cuento, la única verdad, El Dios de verdad, su verdad, sus preceptos, entonces  se mueven las emociones y el querer;  sin pensar en el deber, se cree estar haciendo lo correcto pues en ese momento no preguntamos “si esa es la verdad para Israel, para el judío entonces cuál es la verdad para el gentil?. como dice un dicho muy popular “la ignorancia es atrevida” y a los ojos de esta enseñanza  nos hace insensatos.
     
    Lo bueno es que en medio de la verdad del judío se halla esa hermosa verdad para el gentil, ellos mismos nos enseñan  cual es nuestro lugar, com no ser insensatos, como actuar acorde a lo establecido para nosotros por el Dios de verdad.   Nuevamente Moré Gracias, “si tienes anhelo de Torá, cumple con tu parte, cumple con los Siete Mandamientos, pues ellos son TU Torá.”

  3. Sin olvidar que estas personas que aun no se han curado del veneno que la religión les inyectó, arrastran a su esposa, hijos, y otros familiares.
     
    me pregunto,
    será que el poder de la idolatría es tan desvastador que bloquea la capacidad de reconocer y aceptar la Verdad?
     
    puede el veneno de la religión, que en antaño alguien se inyectó, hacer que alguien crea que ha vivido en la Luz, sin que vea que su caminar sigue lleno de tinieblas?
     
    me respondo,
    no creo, eso seria sobre- estimar la idolatria.
     
    De lo que estoy seguro es que un gentil justo, o noajida, o hijo de noaj, o hijo de adan, o no judio, o como le quieran llamar, que insiste en vivir segun SU parecer, es presa SU EGO,
     
    incluso, muchos de esos gentiles son presa de algun personajillo con un ego mucho más GRANDE, al que seguramente están oyendo y obedeciendo al mejor estilo de la religión.
     
     

  4. Con respecto a la primera parte de este escrito del more ribbco voy a expresar lo siguiente:
    Hola soy lucio villarruel de mexico, hace unas semanas contacte con gran dificultad al encargado de la secc, mexico de fulvida  me dio unos numero para platicar con el, el dia que le llame no fue asi tan solo dos preguntas muy cortante, y me programo para una cita viernes  9/IV/10  a las 13 horas, me dijo que como tenia mi direccion electronica el mandaria un mapa para que yo llegara, el cual nunca mando y ni siquiera un mensaje; para mi es dificil ya creer en las demas personas sali de las aberraciones cristianas, mesianicas y de los engaños de pseudojudios, ¿como volver a creer en alguien?, si este hombre me engaño, como creer los puntos 4 y 6 de las bondades del noajismo, no generalizo por los demas noajidas, si no solo por este hombre encargado de la seccion mexico de fulvida. gracias por leer lo escrito.

  5. Yo con todo lo que me trajo acepte mi camino como noajida con dolor y llanto entendi y me desprendi de todo lo que dice arriba con humildad acepte quien soy y ahora solo quiero ser lo que EL AMO DEL UNIVERSO me permita, ser pero feliz. Por eso busque noajidas y ya ven con que me tope lo escribi arriba numero 17, solo quiero entablar amistad y convivencia con noajidas y aprender de ellos y de los mores y rabinos verdaderos que nos enseñen, y pregunto si conocen noajidas en chalco  o valle de chalco estado de mexico, mexico.
    gracias por dejarme expresar, lucio villarruel.

  6. Hola Lucio. Es grato saber que una persona inicia un nuevo camino de libertad lejos de las mentiras  de las falsas creencias que se ofrecen por doquier en el mundo. 

    Al igual que muchos fulvidianos, tu has pasado por situaciones que nos hacen dudar de todo y de todos, pero aquí tienes oportunidad para crecer, aprender, compartir y vivir de esa verdad que se llama noajismo, siempre que confiamos en el hombre correms el riesgo de ser decepcionados, engañados, usados y maltratados, pero confía en Dios, y verás que todo esto que has vivido es solo historia. hay muchos noajidas no solo en tu ciudad, aquí en fulvida que cada recibe a mas noajidas de diferentes partes que tenemos ese anhelo de verdad y de aprender. 

    Aquí encontraras amigos noajidas, y además cuentas con un gran Moré, el Lic. Yehuda asi que bienvenido…  y un saludo desde Colombia.
     
     

Deja un comentario