Archivo de la categoría: corregir

Resp. 735 – la Era Mesiánica y el pecado?

ronal.ar nos consulta:

1- En la era mesiánica se descarta totalmente el pecado,
2- habrá una santidad perfecta, casi perfecta o muy perfecta en el mundo?
3- Por la justicia del rey de Israel y por el acercamiento al Eterno…,
4- o se corregirá tan pronto como aparezca el pecado?
5- alternartivas de correcion de pecados en la era mesiánica un ejemplo por favor.
le agradezco mucho su tiempo el que toma par leerme H\’ le bendiga. con paciencia esperaré…
Ronald J. Gautemala, San Marcos, taxista, 27, noajida.


Seguir leyendo Resp. 735 – la Era Mesiánica y el pecado?

Los gentiles que envidian la Torá de Israel

En numerosas ocasiones hemos demostrado con citas de leyes perpetuas y de decretos de rabinos con autoridad que el estudio de Torá está vedado para el gentil, a no ser el estudio de aquellas porciones que le enseñan acerca de los Siete Mandamientos, y/o de aquellas porciones que le refuerzan en su unión con Dios.

Por supuesto que incluso el estudio de las secciones apropiadas debe hacerse bajo guianza estricta de maestro judío idóneo, que conozca tanto el texto santo, como las leyes al respecto del estudio así como el marco legal acorde para el gentil, de modo tal de preservar a la persona del error, ahuyentar el mal y proveer de buen pan espiritual a aquel que está buscando llenar su alma de contenido espiritual y no solamente de brindar manjares de vanidad o de cosas santas pero que no le brindan shalom sino dolor.

Con los asuntos del Eterno no se juega, pero igualmente, el EGO, o la ignorancia, o el afán, o la envidia, o el rechazo de la correccíón impulsan a la persona a negar la verdad, a repudiar las leyes santas, a inventar excusas para hacer lo prohibido pero hacerlo parecer como algo luminoso.

Esta actitud terca, de real rebelión en contra de lo dispuesto por Dios, recuerda el dicho del inspirado sabio:

Aun cuando el insensato ande en el camino, le falta entendimiento, y a todos hace saber que es insensato.”
(Kohelet / Predicador 10:3)

Veamos bien el verso.
El insensato no anda por valle de muerte, no está transitando el inmundo camino de la idolatría, no ensalza a dioses/salvadores falsos; no, no hace eso el terco del verso; claramente dice que el insensato del verso anda por “el camino”.
Se justifica diciendo que quiere estudiar Torá para cumplir lo que le corresponde, que no quiere hacer cosas erróneas, que detesta la perversión del camino del mal.
Así se justifica, con la máscara de las buenas intenciones.
Pero, las buenas intenciones sin el conocimiento, sin el equilibrio, sin la lealtad, suele terminar en tremendos fracasos, en caídas al abismo.
Y es exactamente lo que termina por decir el verso, aunque el necio pretenda andar por “el camino”, no deja de hacer las cosas que hace habitualmente: acciones y palabras de insensato.
Para todo aquel que tiene ojos comprensivos es evidente que el insensato es eso… un insensato.
Alguien que pudiendo haber sido humilde, leal, fiel, de bendición, prefiere ser terco, cerrar sus ojos y oídos, buscarse algún pretextito para hacer lo que quiere y no lo que le corresponde hacer.
Entonces, al negarse a vivir como Dios le ha decretado, al usurpar lo que no le pertenece, al pretender andar de una manera que no es la propia, no alcanza la trascendencia, no se compra el paraíso, no adquiere cordura, no avanza en su misión sagrada, sino que se sumerge más profundo en su insensatez.

Dará mil excusas, criticará hasta un punto de más o de menos de aquel que le quiere corregir, inventará filosos argumentos para escudarse, hallará bajo alguna piedra alguna voz que apoye sus desatinos, pero no dejará de ser un insensato que anda como insensato por el camino.

Todos los entendidos lo verán y se apartarán de sus acciones, de sus prédicas, pues reconocen que no tienen verdadera base, sino solamente es EGO astutamente disfrazado de piedad, de anhelo de Dios, pero no deja de ser EGO.

El inspirado autor anuncia:

Anda según los caminos de tu corazón y según la vista de tus ojos, pero ten presente que por todas estas cosas Elokim te traerá a juicio.”
(Kohelet / Predicador 11:9)

Sí, así es.
Van con alegría por donde quieren, hacia donde sus emociones los llevan.
Ven algo que anhelan, que codician, que pueden alcanzar -sin importar cómo- y hacia allí se dirigen.
Aunque en la senda luzcan carteles de “Pare”, “No estacione”, “Calle cerrada”, etc., ellos rechazan verlos o dan muchos argumentos astutamente vacíos para dar a entender que no son para ellos, sino para otros, para gente de por ahí, pero no para ellos.
Sus ojos codician, sus corazones arden de pasión insana y con la excusa de querer beber de la Palabra de Dios, de llenar sus almas de “la Palabra”, se precipitan hacia lo que no les pertence, pisotean la herencia de otros, usurpan lugares, llegan hasta la traición en caso de ser necesario, pues no se gobiernan en realidad, sino que son títeres de sus EGOS.

Insertan la palabra “dios” cada dos letras, citan frases supuestamente talmúdicas, pronuncian con reverencia nombres de rabinos, saben de memoria textos supuestamente cabalísticos, son máquinas de buscar y repetir cuestiones de judaísmo… pero siguen sin aceptar la verdad impuesta por Dios: el judaísmo es para judíos, en tanto que el noajismo es para noájidas.
En la base del judaísmo está la Torá, en la base del noajismo está el pacto de Dios con la humanidad representado por el arcoiris.

Son sus ojos avaros y sus corazones celosos los que les vuelven necios, desleales, eternos criticones de de otros pero faltos de un mínimo de sincera autocrítica.

Repudian a Dios aunque dicen “dios” cada dos letras.
Viven una vida de falsedad pues no admiten la verdad.
Hasta son capaces de pretender que sus antepasados eran parte del Tanaj o del pacto de Israel, con tal de seguir aferrados a su necedad de envidiar a Israel por la Torá que le pertenece al pueblo elegido y no a ellos.

Y aunque quizás lo sepan, no admiten que Dios finalmente los traerá a juicio por sus acciones, por sus disfraces y peor aún… por llevar a los ingenuos por caminos de falsedad que son bellamente adornados como santidad.

En resumen, querido hermano noájida, si tienes anhelo de Torá, cumple con tu parte, cumple con los Siete Mandamientos, pues ellos son TU Torá.
Si quieres contar historias bíblicas, lee las que corresponden a noájidas, pero no lo que corresponde a la identidad que te es ajena.
Estudia lo que te hará crecer de acuerdo a tu espiritualidad, y no lo que envidias de los judíos.

Por último, si no te gustas la reprensión de este texto, me da mucha pena, porque seguirás en terquedad actuando como insensato en lugar de dejar que la Luz del Eterno penetre en tu alma y de bendición a tu vida.

Dijo el profeta:

La castigaré por los días dedicados a los Baales, a los cuales ha quemado incienso y para los cuales se ha adornado con sus aretes y sus joyas. Ella se ha ido tras sus amantes y se ha olvidado de Mí’, dice el Eterno.”
(Hoshea / Oseas 2:15)

Pronto te olvidaste de quien te rescató de la putrefacción del alma, rápidamente te fuiste con tus infidelidades detrás de tus lisonjeros amantes. Ofrendaste a aquellos que te ofrecieron falsas promesas de bendición, huiste con los que te susurraron lo que querías oír.
Pero del Eterno no te puedes escapar, por más disfraces y palabras rebuscadas que presentes.
Cuando llegue el momento del juicio, se te juzgará por tu fidelidad hacia tu identidad espiritual y no por cuanto has usurpado de la herencia que le corresponde a otro.

Llena tu alma del buen pan espiritual de FULVIDA, de noajismo sincero y estricto, entonces reencontrarás a tu hogar, a los tuyos, a tu estabilidad, a tu equilibrio y eternidad.

Sigue andando por el camino que no es tuyo y tu torpeza seguirá siendo tu rostro a ojos del entendido.

MÁS DATOS IMPORTANTES

Gracias moré por las observaciones al artículo anterior .

Elisheva también hizo una observación muy atinada respecto a lo de los jovenes, sus gustos, el aburrimiento que lo tienen a velocidad supersónica y que debemos buscar la manera de armonizar con tal segmento humano.

Tengo ya 5 resultados que se los muestro a continuación.

Si notan algún error en la ortografía y redacción quiero decirles que traté de corregirlo para que fuera traducido con más facilidad, pero….está dificil!. La juventud hoy en día destrozó todo idioma que se le puso enfrente.

Saboree, entonces estimado lector dichos datos, analízelo y me comenta luego “por fa” ( usando dicha terminología).

Llamamos amigos a los que dieron el comentario a mi encargado y los numeramos del 1 al 5.

Amigo 1.- ” Está bien sólo que le falta un poco de animación y más color”.

Amigo 2.- “Eso es de una secta religiosa de judíos me parece página fea demasiado saturado; me dió pavor leer más”.

Amigo 3.-” Esa página está demasiado muerta y es acerca de judíos no me llama la atención ni me parece seguir viendo.”

Amigo 4.- ” Eso está pelado ( loco)la página está demasiado extraviado todo y es de una secta religiosa no me importa más de ello”.

Amigo 5.-” Necesita algo más vida, color , forma, algo que la haga llamativa pero con esos temas no me llama la atención nada de nada”.

Harto interesante, verdad?.

El comienzo y el final

Escuche un comentario que me sonó conocido, porque hace mucho tiempo también lo decía a menudo, y creo que muchos lo han dicho alguna vez, después de intentar fervorosamente “cambiar el mundo” vemos que sigue igual, fue más o menos el comentario que escuche, decía un amigo que charlaban entre varios conocidos y decían algo afligidos que después de varios intentos y de la ilusión de poder cambiar el mundo  veían que esto era prácticamente imposible, aun cuando eran los intentos con muchas ganas y con muchos ánimos llegaron a la conclusión de que el mundo  no iba a cambiar, ¿a qué te suena esta frase apreciado lector?

Porque suele ser que el individuo se enfrasca en querer cambiar el mundo sin empezar primero por sí mismo, y no es tan raro ver que la persona suele ver en todo lo que le rodea cosas que mejorar pero deja de ver dentro de sí mismo para ver si hay cosas que tienen que ser cambiadas o mejoradas, así pasamos por la vida tratando de corregir el exterior sin haber corregido primero el interior.

Personalmente en reiteradas ocasiones he tratado de hacer cambiar a muchas personas, y en realidad esto no es malo pero para la mejor y más efectiva forma de hacer que cambien los demás es primero cambiando uno mismo, primero mejorar y pulir la propia existencia y así lo demás será susceptible de mejorar, pero si solo vemos a nuestro alrededor tratando de empezar los cambios desde fuera pocas probabilidades tendremos de cambiar nosotros mismos y realizar verdaderos cambios en el mundo.

Como siempre el ego ese enemigo interno es el que desvía a las personas de su verdadero objetivo, pues se la pasa echando culpas a otros de lo que el mismo es responsable, pero como sabemos el ego también tiene una finalidad positiva como todo en la creación, así que cuando el ego nos indica que el mundo necesita ser mejorado que todo está de cabeza es tiempo de empezar a hacer cambios en nuestro interior para así poder contribuir al mejoramiento colectivo.

El verdadero trabajo de rectificación del Mundo comienza dentro de nosotros mismos y termina ahí mismo.

Y como dijera un buen amigo y gran compañero “Alégrate gentil que cuando te cambias a ti mismo cambias el mundo”     

Piratas de la fe que se hacen pasar por maestros de noajismo

Personas de mucha confianza, con gran conocimiento del tema, con absoluta falta de interés en obtener réditos personales con sus palabras, me han hecho llegar algunas advertencias, que quisiera compartir contigo ahora.

Hay personas que se hacen llamar “maestros de noajismo”, se venden y promocionan con gran habilidad como tales.
Hacen su negocio personal (que les brinda dinero, poder, reconocimiento o vaya uno a saber qué más) promoviendo sus figuras y organizaciones.
Ejercen con gran astucia y pericia sus dotes de mercachifles de la fe, que fueron aprendidas con gran pasión en los antros cristianos-mesiánicos de entrenamiento intensivo de misioneros.
Recuerda, a los amos del engaño de la fe, a los misioneros profesionales, se los prepara y entrena concienzudamente para tener una amplia gama de recursos técnicos que les den superioridad a la hora de manipular y condicionar la psique de los demás.
Los misioneros profesionales sin dudas cuentan con herramientas muy superiores al resto de las personas, a la hora de sugestionar, movilizar emociones negativas, hacer sucumbir las ideas del otro, debatir para hacer prevalecer sus (huecos) argumentos, convertir a sus seguidores en autómatas dependientes de su voluntad, etc.
Son profesionales de la manipulación psicológica, recuérdalo; y el mundo está lleno de personas ingenuas, de buena voluntad, algunas que están un poco desequilibradas emocional o mentalmente, ignorantes, desprevenidos, etc.; es decir, miles, millones de posibles víctimas para estos mercenarios de la fe, altamente entrenados y profesionales. Verdaderos soldados en las fuerzas de elite de la corrupción moral y espiritual llamada religión.
(Entre los lectores tenemos también ex misioneros profesionales, quienes hacen un tremendo esfuerzo para no continuar actuando de la manera vil de antaño, que pueden corroborar esta afirmación.)
Son tan expertos y astutos que han llegado a engañar a algún rabino de buenas intenciones, porque los rabinos también son humanos y también pueden cometer errores. No los engañan en cuestiones de fe o creencias, pero sí en cuanto a quienes son ellos y qué es lo que quieren.
Es decir, se visten de redimidos conversos al judaísmo llenos de ánimos para ayudar a otros a redimirse, pero en el fondo solamente quieren, desean, ambicionan, se desviven por otros intereses. Muchas veces son económicos, otras de poder, otras de ser reconocidos, otras para satisfacer su desequilibrio interno provocado por el EGO descontrolado, otras para seguir instilado el veneno del mesianismo pero con disfraz de noajismo o de buenas intenciones.

De estos personajes oscuros se sabe perfectamente de su pasado mesiánico, de sus roles en organizaciones de difusión de ese mal; pero ellos hacen lo posible para ocultarlo -vaya uno a saber porque-.
Mienten descaradamente diciendo que en realidad eran falsos mesiánicos encubiertos para liberar gente de allí -absoluta mentira-.
Porque, reconozcamos que una persona de buena ética que haya sido misionero en su pasado y ahora esté por la senda del bien, no querrá revivir su pasado, ni hablar de él, pero tampoco inventará fábulas increibles para tapar la verdad. A no ser que persiga algún fin reñido con la moral y la ética, que lo lleve a mentir groseramente. O, a no ser que su alma esté aún perturbada y por ello prefiera la vida de mentiras en lugar de la sencilla y clara vida de la verdad.
De entre estos misioneros hay algunos que se hacen llamar “maestros de noajismo”, son maestros auto-designados, por supuesto; o recibieron una designación conseguida a través de aparentar y engañar acerca de su identidad. Claramente en sus pasados abominables eran “mores”, “hahames”, “rabinos”, “roes”, y toda la sarta de titulaciones que se inventan estos destructores de shalom, y quieren mantener su estatus y lo logran -a veces-, pues son hábiles, adiestrados en técnicas de combate psicológico, astutos a la hora de disfrazar su identidad.

Conducen sus vidas y la de los pobres que quieren ser sus ovejas con las mismas viejas técnicas de manipulación, sometimiento, vejación  y ocultamiento aprendidas y usadas en sus actividades misioneras.

Entonces pues, a riesgo de parecer intrusivo, juzgador, entrometido, “reaccionario”, etc. no tengo más remedio que hacer este llamado y advertencia.

A tener mucho cuidado por favor todos, porque esos pastores -devenidos en “mores”- fomentan la radicalización, el odio, la frustración, la dependencia, los sentimientos de culpa, la anulación de la identidad noájica en pos de fantasías “mesiánicas”. Mesianismo que no solamente refiere al respecto de jesus/yeshua, sino que incluyen supuestas lecciones de cabalismo, adhesiones a jasidismo, vivencias esotéricas, etc.
Ante lo expuesto, no es raro entonces que buena gente, pero con sus emociones o ideas no muy equilibradas, terminen viviendo vidas de espanto, actuando de manera terrible, siendo seguidores de pastores-lobos.

No daré nombres, aunque los tengo.
Solamente doy esta advertencia y pido encarecidamente a todos que anden con mucho cuidado, que revisen en donde están, de qué plato ingieren comida para su alma, el pasado real de sus instructores, la finalidad de los mismos, etc. Y reitero, no importa tanto si hay algún que otro rabino (verdadero) certificando al seudo maestro, sino que importa más usar el sentido de la crítica para analizar y reconocer si se está siendo sometido a técnicas de manipulación, si se está siendo poco claro con respecto a los Siete y su sagrada simpleza, si se persigue algún fin que no sea estrictamente legal y necesario, etc.

Espero que públicamente, al menos en FULVIDA, no se den nombres ni direcciones, porque nuestra sagrada casa no debe ser el patio del fondo para que abusen y perjudiquen personas con disturbios, fanáticos, extremistas o piratas de la fe.

Reitero y es de sumo valor.
Cuando el ex misionero se arrepiente del mal y hace lo posible por corregirlo y llega hasta querer participar activamente por la difusión del noajismo: ¡bienvenido sea!
Sea que trabaje en FULVIDA o en otras organizaciones o en actividades personales: ¡alabado sea por su tarea!
En FULVIDA tenemos a varios de estas nobles personas que han hecho el inmenso esfuerzo y sacrificio de dejar altos cargos, de soportar el escarnio, de perder “amistades” y dinero, para ser noájidas y promotores activos y eficientes del noajismo.
Son personas así loables, dignas, amigos de Dios y del hombre.

Esperemos que pronto tropiecen y caigan los mercaderes de la fe, especialmente los que se disfrazan de santidad para seguir comerciando con sus infamias.
Esperemos que pronto sean liberados los lazos y vendas de los que están bajo el mando siniestro de estos piratas.
Así lo quiera pronto el Eterno.

Platica de amigos

El día sábado tuve la oportunidad de charlar con un gran amigo, compañero y destacado columnista de Fulvida, este joven que está siendo uno de los pilares fuertes de Fulvida tiene una forma de expresarse autentica y sencilla, cuando estuve charlando con el pude apreciar como la autenticidad la sinceridad y la empatía son valores que caracterizan a los que cumplen los Mandamientos, este joven que tiene un bello nombre me demostró algo, que la verdadera belleza reluce cuando hablas del interior hacia el exterior, Nahuel Orue amigo querido me enseñaste algo y quiero compartirlo con los compañeros de Fulvida, y esto es lo que aprendí el sábado pasado.

El sábado pasado cuando charlábamos con Nahuel pudimos haber hablado de cosas “espirituales” de cosas ocultas de enseñanzas muy elevadas, pero no, no hablamos de nada de eso, ¿de qué hablamos entonces? Bueno hablamos de la familia de cómo llegamos aquí a Fulvida de experiencias personales de lo que hacemos día a día.

Eso es lo que destaco, hablamos con simpleza con autenticidad, hablamos de los temas verdaderamente importantes, pudimos haber hablado de muchas cosas pero elegimos hablar de Noajismo o sea de la enseñanza de vida, hablamos de lo que en verdad es importante lo que está en nuestras manos corregir “nuestra conducta” eso es Noajismo sin desvíos.

El sábado aprendí que para ser muy “espiritual” debes de ser muy material es decir atender a lo que debe de ser corregido en este mundo sin pensar que lo espiritual esta en templos o en iglesias, si no que lo espiritual esta en todos lados o como decimos muy a menudo aquí “en lo material esta lo espiritual”

La familia el trabajo los amigos son aspectos de la vida que están profundamente ligados a lo espiritual y que si para ellos actúas con rectitud e integridad estarás en camino de mejorar tu conducta de forma verdadera.

En la simpleza y sencillez del Noajismo radica también su grandeza, bello y hermoso legado nos heredo nuestro Padre.

Gracias por la lección amigo querido y pilar fuerte de Fulvida.

¡Hasta pronto!         

Kislev: Rayos de Luz

Época tenebrosa
Ubiquémonos en el Hemisferio Norte.
La época es ésta, el mes de Kislev
Cuando ocurre anualmente el solsticio de invierno, cuando los dí­­as son cortos y las noches extensas.
Época de oscuridad, de sombras, de penumbras, de frí­­os, de soledad.
Época tenebrosa, de recogimiento, de apatí­­a.
Época de desolación, de encierro.
Época en la cual parece que el sol desaparece de a poco para no volver, engullido por un manto de noche.
Época de silencio, de monotoní­­a, de quietud, de muerte.

Pero, lo noájidas y los judí­­os tenemos nuestras armas para traer Luz al mundo, para evaporar las sombras de terror, para quitar el miedo y la desesperanza.
Los fieles al Eterno, noájidas y judí­­os, hemos sido provistos de instrumentos para alumbrar, corregir y edificar.
Para convertir el desierto en un tupido vergel, para dar agua al sediento, calma al angustiado, vida al exánime.

¿Cuáles son estas herramientas de liberación?

Siete Luces de Una Luz
El Diluvio asoló la tierra.
El pecado de la humanidad habí­­a provocado la mayor devastación de la Historia.
Un gentl justo con su familia fue salvado por la Misericordia divina, y sirvió como salvador de la vida en la tierra: Noaj / Noé era su nombre.
El 27 de Jeshvan, un par de dí­­as antes del comienzo del mes de Kislev, abrió las puertas del arca de la salvación.
Y su mirada vagó por un mundo destruí­­do, por la desolación, por el desierto, por el dolor que le hizo brotar lagrimones de sus ojos.
Hací­­a un año aquel mundo era prolí­­fico, gastado por la contaminación, herido por el pecado, manchado por la corrupción, pero lleno de vidas, de diversidad, de colores, de fauna y flora.
Ahora el vací­­o, la nada, la desesperación, la soledad.
La noche del Diluvio habí­­a terminado, pero se extendí­­an aún sus efectos destructivos.
Noaj, en medio de su angustia existencial, de su desesperación, ofrendó animales como sacrificio al Eterno.
Era su precaria manera de simbolizar su quebrantamiento interno, su angustia, su dolor de muerte emocional.
Pero también, como pudo, como supo, quiso demostrar al Creador que él, Noaj, estaba dispuesto a trabajar para construir el Shalom, que estaba listo para sacrificarse si era necesario con tal de que el mundo no conociera nuevamente la destrucción total.
Así­­ pues, al comenzar el mes de Kislev el Eterno selló un Pacto eterno con los noájidas.
Él les instruyó los siete mandamientos unviersales, que son fundamento de la vida de edificación.
Y como señal de ese pacto eterno tomó al Arcoiris.
Hasta ese momento el arcoiris no tení­­a ningún simbolismo particular, era un efecto óptico de la refracción y dispersión de luz solar y gotas de agua en suspensión.
Pero, a partir de se momento ya no serí­­a solamente un efecto óptico, sino que serí­­a también un sí­­mbolo, y una señal perenne del pacto entre Dios y la humanidad.
Ese arco que consiste en siete colores diferentes, pero que todos proceden del mismo haz de luz.
Es una clara simbologí­­a de la Luz de la Verdad que proviene de lo Alto, que luego es dispersada entre las personas, para que cada cual la manifiesta de acuerdo a su carácter y forma de ser.
Están los menos refractarios, los más próximos a la Luz original, que son los “rojos”. Y en el otro extremo de esa gama están los violetas, que son los más lejanos, los más refractarios. Sin embargo, todos ellos forman parte del mismo sistema, de la misma realidad. Todos ellos son hijos, derivados, criaturas del mismo haz de Luz original.
Lo lejanos, los medios y los cercanos, todos hijos; aunque algunos no quieran reconocerse como tales, aunque opten por servir y adorar a la oscuridad, su alma impoluta sigue estando vinculada a la pura Luz que le da vida.
Así­­ pues, el mundo estaba en oscuridad, destruí­­do, pero el Eterno enví­­o Su rayo de Luz, Su hálito de vida que se dividió en siete ramales, en los siete mandamientos universales y sus derivados.
Para enseñarnos que solamente la Luz de la Verdad, la Luz de la Vida, es la que tiene el poder de extirpar la soledad, la muerte, la miseria, la injusticia, la podredumbre, la idolatrí­­a.
Tú, hermano noájida, levanta con orgullo tu estandarte noájico, ese que lleva los siete colores del Arcoiris, pues es manifestación de la unidad dentro de la diversidad, de la fidelidad al Uno y Único a través del variado repertorio de acciones edificantes que puedes y debes hacer.
Tenlo presente.

Siete Luces para Ocho Dí­­as
Y en la Historia, encontramos otro fogonazo esplendoroso de Luz en mitad de la tétrica oscuridad.
La cultura helenista se habí­­a instalado en el mundo.
Amenazaba la integridad espiritual, y luego la fí­­sica de los judí­­os.
La destrucción del judaí­­smo era un hecho casi consumado, pues muchos eran los que se asimilaban a esa cultura tan atractiva pero tan falta de espiritualidad.
Muchos eran los tormentos y privaciones que debí­­an sufrir los nobles y fieles del Eterno a manos de los esbirros de la oscuridad disfrazada de luminaria.
Como sí­­mbolo, el imperio habí­­a quitado la Menorá del Santo Templo de Jerusalén, habí­­a hecho desaparacer la llama que debiera ser perenne en el Templo, que representa la divina Presencia en nuestras vidas.
No habí­­a luz en el Templo, para simbolizar que no habí­­a Luz en el Mundo.
Pero los pocos y débiles vencieron a los muchos y poderosos.
Un puñado de fieles del Eterno combatió en contra de la tiraní­­a, en contra de la idoaltrí­­a, en contra de la falsedad, en contra de la muerte, en contra de la oscuridad, hasta que finalmente vencieron.
Un triunfo impensable se proclamó.
Y ocurrió otro milagro cuando los judí­­os gloriosamente vencedores encendieron nuevamente las siete luces puras en el Templo. El aceite que usaron como combustible serví­­a para mantener encendida las lámparas por un dí­­a, pero milagrosamente perduraron por ocho dí­­as, hasta que llegó nuevo aceite, nuevas energí­­as para expandir el mensaje de salvación por el mundo.
Nuevamente, en Kislev, en el perí­­odo de opresión, de lóbrego pesimismo, de aniquilación, es cuando la Luz resplandece con mayor potencia.
No en vano la Menorá se constituyó en el sí­­mbolo nacional judí­­o.
Esa lámpara bruñida en un solo bloque de oro macizo, que se divide en siete brazos para sostener las llamas de la luz que representan la Luz de la Torá y los mandamientos, la Luz del Eterno, que vivifica y salva.
No en vano es en Kislev que celebramos Januca, la festividad de las luces.
Lo hacemos como sí­­mbolo de que en la vida tendremos que afrontar momentos oscuros, que la noche es parte integrante de la existencia, pero que incluso allí­­ la Luz del Eterno es lo que prevalece.
Esa Luz que se simboliza en el Arcoiris noájico o en la Menorá de los judí­­os.
Esa Luz que toma distintas tonalidades y se manifiesta de diversas maneras, pero que siempre se vincula a la unidad, al Uno y Único que es Dios.

Tenemos ante nosotros un mundo con mucha oscuridad.
El dolor, la idolatrí­­a, la corrupción, la miseria, la injustiia, el mal, la mentira abundan.
Pareciera como si la noche fuera a imperar.
Los imperios del mal se muestran orgullosos con todas sus posesiones.
Pero, nosotros podemos estar confiados de que tenemos una Luz que nos alumbra en toda ocasión, que tenemos un Padre que no nos desampara, que tenemos una misión para llevar a cabo y nadie nos podrá detener.

Festejemos Januca los judí­­os, celebremos junto a nuestros hermanos noájidas la resurrección del mundo en estos dí­­as.
Trabajemos juntos para construir Shalom, por medio de los mandamientos que nos iluminan.
Todos unidos en nuestra diversidad, todos unidos a la raí­­z común, en unidad para conseguir que la Luz brille sin manchas.

Feliz Januca, feliz compromiso a traer más Luz a este mundo.

(Publicado originalmente 2/12/06)

Ruaj HaKodesh Inspiración Divina y el Don de la profecía

Sé que este post tendrá muchísimos lectores, pues estos temas son del interés de cientos tal vez miles de personas, y si te diste cuenta maneje algunos términos hebreos, para los que me conozcan sabrán que soy de las personas que están en contra de dichas prácticas, pero la ocasión lo amerita, aunque también pudo evitarse pero así lo dejamos, como sabemos el don de la profecía es nulo desde hace milenios ahora solo puede entrenarse para trabajar a través de la Inspiración Divina llamada Ruaj HaKodesh, a través de esto puede accederse a habilidades desconocidas para nosotros, para alcanzar este estado es necesario un arduo e intenso trabajo intelectual pero también una dedicación completa al cumplimiento de las mitzvot, pero estos aspectos también pueden utilizarse en otras situaciones de la vida como veremos a continuación.

Bueno antes de continuar quiero preguntarles algo.

¿Qué les parece este post?

¿Los temas son de interés o no?          

¿Cuánta atención creen que se merecen estos temas?

Bueno mira apreciado amigo y querido compañero, estoy seguro que este post sobrepasara las 200, 300 o 500 vistas en muy pocos días y probablemente más.

Pues se trata de un tema completamente ajeno a nuestra identidad, y curiosamente son los que más interesan a los lectores, velo por ti mismo revisa todo el sitio y veras cientos de preguntas referentes al Judaísmo, pero escasas acerca de Noajismo, es que el individuo tiende a autojustificarse pidiendo cuentas a otros de lo que les toca hacer, en vez de fijarse en lo que le corresponde hacer a él, el ser humano suele interesarse por temas que no le generan responsabilidad alguna y es lógico pues de esa forma evade su responsabilidad y se autoengaña que está haciendo las cosas bien, en verdad que el individuo que de verdad está interesado en ayudar a corregir el mundo, no pregunta acerca de cosas que no le generan responsabilidad, el individuo interesado en ayudar a corregir el mundo pregunta cuál es su parte que le toca hacer y la trata de hacer con empeño y humildad.

Imagínate que estas en una empresa, ¿que es lo que deberías de hacer?, tu parte o la parte que le toca a otros, lógico que harías para lo que te contrataron o no, el que anda preguntando cosas acerca de  Judaísmo, anda investigando como deben de hacer otros su trabajo pero no investiga como el mismo debe de hacer el suyo, las cosas de Judíos no les generan responsabilidad alguna pues es el trabajo de otros, ¿o saber que la circuncisión tiene tales o cuales significados dentro del Judaísmo en que le hará mejor al que pregunta? en verdad amigo que el que deberás está interesado en contribuir con la rectificación del Mundo pregunta cuál es su papel y que es lo que Dios demanda de su persona, no anda preguntando de las cosas que demanda Dios para otras personas.    

He visto al More explicar acerca de temas Judaicos hasta el cansancio, y si es un Judío el que pregunta pues está bien es correcto, pero si el que pregunta es un gentil como esa respuesta le va a ayudar a ser mejor persona si corresponde a una identidad ajena a él, con todo respeto amigos míos hay cosas que en verdad requieren de su atención y que son su responsabilidad hacer, como indagar acerca de su identidad y de lo que les toca hacer en este Mundo y que por supuesto nadie mas hará, porque es responsabilidad suya individual de cada uno de nosotros.

Y es  que tenemos la tendencia a ir detrás de asuntos que no nos generan responsabilidad alguna, como para justificar que queremos hacer las cosas bien, pero finalmente le dedicamos bastante tiempo a esas cuestiones ajenas a  nuestra identidad que terminamos  “supervisando” el trabajo de otros, cuando nuestra propia labor esta descuidada y olvidada.  

Hay un aspecto que sería bueno comentarlo precisamente acerca de cuestiones de Tora y Judaísmo, cientos se pierden en los caminos de la interpretación de la Tora, y buscan pasajes citas que confirmen la identidad Noajica dentro de la Tora o en su caso dentro del Tanaj mal llamado por el cristianismo “antiguo testamento”, pero la verdad es que todo eso es una herencia por derecho del Pueblo de Israel, muchos buscan citas que prueben la veracidad de las 7 leyes y así se la pasan años y años, pero entendamos.

¿Como puedes ponerte a buscar una pertenencia tuya en casa del vecino?

¿Es lógico?

¿Como se verá uno buscando en la casa del vecino nuestra ropa para hacer deporte?

Así se ven los despistados que andan en busca de su identidad dentro del Judaísmo, o sea están “EXTRAVIADOS” despistados y no es raro pues el cristianismo les ha inculcado desde siempre estudiar algo que no les pertenece.

La Tora es de Judíos para Judíos con cosas Judías, “la Tora es la casa del vecino” y el que anda buscando su identidad ahí “anda buscando sus ropas en la casa del vecino” o sea que al final solo habrá perdido el tiempo buscando algo que no encontrara ahí.

 Y aquí pueden decirme:

“Pero si los 7 Mandamientos están dentro de la Tora así mismo el Pacto Noajico”

Esto es en parte cierto pero no como se pretendiera que sea, o sea, si están pero solo como una alusión, es decir el Padre da sus labores a Sus hijos y al mayor de ellos le dice “ESTO ES LO QUE LE TOCA HACER A TU HERMANO” y le comenta las labores de su hermano, así los Mandamientos para las Naciones, solo un esbozo de ellas aparece en la Tora, pero no por eso ya significa que tenemos parte dentro de la Tora.

O la razón más simple y sencilla.

Alguien me podría decir porque los 7 Mandamientos para las Naciones no están explícitamente detallados en la Tora.

Muy fácil ¡porque la Tora no es para nosotros!, si así fuera los Mandamientos estarían explícitamente enumerados y detallados para que los estudiáramos ahí mismo.

Y no es así con los 613 Mandamientos de los Judíos que están explicados clara y detalladamente en la misma Tora, esos están claramente detallados pues es el objetivo de ese sagrado libro estudiarlos y practicarlos (por los judíos).     

Aquel que insiste en buscar y estudiar dentro de la Tora solo anda perdiendo su tiempo y energías en algo que no le genera responsabilidad ni le impone labores.

Es común que el ego trabaje desviando al individuo de sus verdaderas labores, y engañándolo que anda investigando para efectuar mejor su trabajo pero la verdad es que al final de todo ni cumple con los Mandamientos que no le corresponden ni cumple con los Mandamientos que SI LE CORRESPONDEN.

Creo que es claro el tema y si nos ponemos a pensar un poquito veremos que las cosas son más claras de lo enredadas que parecen, solo es cuestión de ser sinceros con nosotros mismos.

Hoy día ya existe material que es apto para el estudio de personas con identidad Noajica, solo es cuestión de buscar y adquirirlo.

Les deseo profundas y sinceras reflexiones.

¡Hasta pronto!

Noajismo sin desvíos

Hace días el More me sugirió hacer un post sobre el verdadero y correcto concepto de lo que es el Noajismo, la verdad es que muchos se confunden en los conceptos pues hay conceptos netamente “religiosos” que no tienen nada que ver con lo espiritual y cuando decimos espiritual, hablamos de la verdadera espiritualidad esa que es parte del ser humano que nutre y da vida al individuo donde quiera que este se encuentre, no las payasadas que predican en las religiones.

El Noajismo no es una religión es una forma de vida diseñada por el mismo Eterno para nosotros los gentiles, el Máximo Arquitecto diseño algo que es apto para nosotros y que nos permite tener una existencia productiva y de verdadera Bendición en esta tierra, claro es que esta forma de vida no debe de seguirse por lo benéfica que resulta ser, si no porque el Padre así lo determino y nosotros somos Sus hijos, por lo tanto debemos de acatar Sus ordenes nos parezcan buenas o no.

Esta realidad que nosotros conocemos esta integrada por cinco estratos o niveles muy fáciles de identificar.

  1. espiritual
  2. intelectual
  3. social
  4. emocional
  5. físico

De acuerdo al Noajismo nosotros  debemos de alimentar y equilibrar los cinco planos de la realidad humana.

Desde el físico hasta el espiritual, haciendo ejercicio, teniendo buenas relaciones sentimentales con nuestra pareja, estudiando lo apto para nosotros, en fin, una serie de prácticas que atraviesan desde el plano físico hasta el plano espiritual.

Estos cinco planos se encuentran internamente vinculados formando parte de un sistema completo, no son ajenos entre si, entonces cada acción en cada uno de ellos, repercute de forma importante en los demás, y en lo que respecta al plano superior este no solo esta vinculado con los demás si no que es el que distribuye energía y regula a los demás, este tema lo desarrollaremos en otra ocasión por cuestiones de tiempo.

Con esto quiero decir que no existen actividades “espiritualmente neutras”, pues en lo material esta lo espiritual, en realidad no hay actividades espiritualmente neutras, pues cada acto repercute para bien o para mal en el plano superior de la existencia “el espiritual”

al darle un beso a la pareja al abrazar a los hijos al cuidar el Mundo que nos dio el Eterno, al hacer la cosa mas pequeña esta también un acto espiritual, si en las cosas mas “mundanas” es donde se rectifica verdaderamente el hombre en un sentido espiritual, como podría haber algo “espiritualmente neutro” verdad.

Claro que en las religiones eso se enseña, que solo rezando o en las iglesias o confesándose o haciéndole alguna celebración a un ídolo están haciendo “cosas espirituales”, pero eso es una gran falsedad, pues esta realidad esta integrada por cinco estratos todos ellos internamente enlazados conformando en conjunto lo que llamamos realidad.

Por lo tanto cada acto que hacemos no es aislado si no que repercute en todos los demás planos de esta realidad.

Ejemplo:

 Al comer  

Fortalecemos el plano inferior de la existencia el físico, pero si cuando comemos también  aprovechamos para agradecer por los alimentos al Creador, no solo alimentamos nuestro cuerpo, si no que con ese acto creamos un sentimiento puro y a la vez un pensamiento renovado y claro una conexión con la fuente de todo que es Dios.

Vemos como un acto meramente material que parecería sin sentido trascendente se convierte en un acto de bien, atravesando como un rayo de Luz por todos los planos de la existencia, alumbrando hasta el rincón mas oscuro de nuestro ser, llegando al plano superior “el espiritual”.  

El Noajismo es una forma de vida integral nada parecido a las religiones, esas solo predican falsedad y mentira.

Gran diferencia entre las religiones y el Noajismo, pues las religiones creen que lo espiritual esta en las iglesias en los templos, pero la verdad es que en lo material esta lo espiritual, en las cosas mas simples que parezcan ahí esta lo espiritual.

Al cuidar el Mundo al promover la armonía entre las personas al dormir una siesta al saludar un amigo ahí también esta un acto espiritual, no solo en lo que parecería mas solemne y trascendente esta lo espiritual, por ejemplo al rezar al Creador es algo indudablemente espiritual aunque también detona el acto en el plano inferior de la existencia (el plano físico) pero se supone una actividad espiritual verdad, entonces no existe cosa que hagamos en este Mundo que no impacte en el plano espiritual.

Es por eso que se dice que nosotros somos correctores del plano físico de la realidad pues mediante estos actos, la verdadera Divinidad es revelada al Mundo, pues en lo material esta lo espiritual.

Y al corregir lo material se revela lo espiritual.

Espero haberme dado a entender apreciados amigos.

Les envió un saludo un abrazo y nos vemos pronto por aquí si Dios quiere.

¡Hasta luego!   

Resp 642 – ¿Cuál es el verdadero nombre del Eterno?

pneo nos consulta:

1- Tengo curiosidad de saber el por qué le gente conoce al Eterno con varios nombres, por ejemplo: Dios, Di-s, Señor, Jehová, etc.. creo que todos los hemos leído en más de alguna ocasión.
2- ¿Qué nombre es el correcto para usar?
3- Si estamos en un error creo que es mejor corregir con algo tan preciado como Su Nombre. Gracias!
Moises, México.

Seguir leyendo Resp 642 – ¿Cuál es el verdadero nombre del Eterno?