Todas las entradas de: Seba-Noaj

*Nacido el 21/03/1981. *Argentino. *sebyperion@hotmail.com

Un modo de ver nuestro instinto del mal

El Eterno nos creó con el instinto del mal, nuestra tendencia hacia lo negativo, como una forma de autosuperarnos constantemente ante las situaciones de tentación de cometer lo indebido. Como una forma de ejercitar nuestro ser ante la transgresión.

Así como el buen padre hace que su hijo se gane una propina a cambio de algún trabajo (por ejemplo, cortando el pasto del jardín), de esa manera le transmite o le inculca el valor de las cosas, explicándole que cuesta ganárselas, y evita el consentimiento; el ofrecerle siempre de todo a cambio de nada, provocándole de esa manera un mal aunque tal vez no sea con esa intención.

Si no tuviéramos ese instinto de mal, no sería ningún mérito nuestras buenas acciones, porque sólo conoceríamos hacer el bien, sería lo único que sabríamos hacer, o sea, el Creador nos estaría consintiendo siempre.

Mi humilde opinión es que nuestro instinto negativo no es ”tan negativo”, pues lo podemos tomar como un profesor de gimnasia que constantemente nos exige para superarnos. Lo podemos usar a nuestro favor, de una buena manera canalizada, para resistir cometer actos impropios.

Lo veo, por ejemplo, como el sistema nervioso del cuerpo. En cuanto éste recibe una herida de cualquier tipo, inmediatamente el sistema nervioso le transmite información al cerebro de que hay un inconveniente, el tipo de información que le manda, nuestro cerebro lo interpreta como dolor. Como la luz roja de alerta; de esa manera con el dolor sabemos en qué zona de nuestro cuerpo ocurrió la herida.

Del mismo modo, nuestro instinto negativo nos indica la luz roja de alerta cuando estamos a punto de cometer lo indebido, cuando sentimos que queremos hacer lo que no se debe, es como si éste instinto tan nuestro nos avisara que estamos por cometer la transgresión dejándonos a nuestro albedrío seguir con el acto, o frenar el impulso y hacer el bien, lo correcto.

Personalmente lo veo así, como la guía que me hace ejercitar constantemente para poder escalar. Viéndolo de este modo, si el Eterno fué quien nos creó con esta tendencia negativa, en realidad es bastante positiva, pues todo lo que el Eterno crea es bueno, y éste instinto en realidad nos quiere ayudar a crecer, no a que nos caigamos siempre.

Shalom a todos.

Sebastián.

¡Muy peligrosos!

Atención a la población, se busca con intensidad información sobre el paradero de la siguiente persona:

Se han recibido noticias de que es jefe de un grupo rebelde de herejes que opera en Argentina, hablando mentiras sobre nuestro Gran Imperio y llevando la perdición a todo aquel que se cruce en su camino. Solo sabemos que su nombre es David Russomano.

Además se sabe que opera junto con otros acólitos, los cuales siguen fielmente sus indicaciones, repartiendo publicidades injuriosas, y poniendo en peligro todo nuestro Santo Negocio.

De los acólitos sólo sabemos de dos personas:

Se sabe que hay focos de infección en distintos puntos de la Argentina, específicamente en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, aunque son recientes, pero hay alerta en todo el territorio. Además no sólo es en Argentina, sino que es una verdadera organización internacional, con muchos aliados de otros países, en su mayoría de América Latina y Estados Unidos, y otros de Europa y Lejano Oriente.

Otro dato que tenemos es que planean aparecerse en la vía pública repartiendo volantes y otras prácticas insidiosas; además detectamos algunos números de IP de las computadoras desde donde difunden e-mails de la misma calaña.

Tengan mucho cuidado de estas personas, si las ven por la calle, corran o busquen al agente inquisidor más cercano. Son muy peligrosos, no deben prosperar, porque por la naturaleza de su ideología, ésta se expande cada vez más. Es nuestro deber dar esta información para el bien de los habitantes.

Atentamente:

Administración del Imperio Idolátrico.


Lo que el Eterno nos da II

En la primera parte me había referido a la frase ”Di-s le da pan a quien no tiene dientes”, como una queja hacia el Creador, porque o tal vez actuó con injusticia porque no poseemos aquello que el prójimo ”inmerecidamente” tiene, o porque tal vez creemos que por nuestro esfuerzo merecemos aquello que el prójimo tiene, y que creemos que él no lo merece.

Así replique con ”Di-s nos da pan que nuestros dientes pueden morder”. Luego en los comentarios pensando un poco más expuse que no sólo es queja contra el Creador, sino que puede llevar una connotación prejuiciosa contra el prójimo, de quien no sabemos si en realidad merece o no el pan dado por Di-s, porque sólo El lo sabe…

Para lo cual, a pedido del lic. Ribco y como para pisarle la cabeza a la primer frase diría:

”Que tus dientes sólo muerdan el pan que Di-s te da”.

Así evitamos prejuicios, envidia o codicia; y busquemos la alegría de recibir lo nuestro por parte del Creador, sea castigo justo o bendición. Shalom.

Sebastián.

Improvisando

El sábado anterior fuí a visitar a David a la salida de su trabajo, para pasar un rato ameno, en medio de las complicaciones y obligaciones cotidianas, pizza mediante que amablemente me invitó (!la próxima yo David!jeje). Y bueno, hablamos de todo un poco, de cosas de Fulvida, y de otras generales y cotidianas, alimentando nuestro sentido noájico (¿acaso no es tan simple como eso?).

Así charlamos sobre su idea de tríptico, sobre el cual posteó hace uno o dos días, le ofrecí ayuda con fotocopias en cantidad, donde le puedo pedir ayuda a algún ex compañero de mi trabajo anterior. Luego lo acompañé a elegir un regalo para su papá porque cumplió años y me dí cuenta que David NO SABÍA QUÉ REGALARLE (jajaja), así recorrimos tiendas de ropa, librerías,etc., y él se sentía apesadumbrado porque creía que yo me estaba cansando, pero nada que ver. La pasé muy bien y eso que sólo se trataba de compartir unas cuantas horas, nos reímos con los libros, muchos de los cuales eran idolátricos hasta la médula, otros en cierta medida rozaban el noajismo aunque inconcientemente, y acá fué donde pensabamos qué bueno sería poder editar un libro de noajismo de la talla de los que posteó rquezada, para que pudiera estar en la Feria del Libro que se hace en Buenos Aires cada año (hay que buscar todas las alternativas posibles).

En algún momento le comenté sobre el tema de robar, que según mi punto de vista es MAS GRAVE de lo que ya aparenta, y tomé el ejemplo de alguien que con esfuerzo y trabajo, logra comprarse una campera, sólo para que al levantarse temprano para ir al trabajo sufra menos el frío. Tanto le habrá costado comprarse esa campera; un mes, dos meses de trabajo, esfuerzo, sueño, cansancio, dinero, problemas cotidianos, etc,etc,etc,…para que luego venga un ñato con un cuchillo a revolver a arrebatárselo. Es decir, el tipo no sólo le roba la campera, sino el esfuerzo, uno o dos meses de su vida que ya no vuelven…le roba más que la campera, le roba parte de su vida.

O que la sociedad tiene tan metido e inculcado las costumbres idolátricas o erróneas, decía David, que al actuar en lo cotidiano, de alguna u otra manera se recurre a tales cosas, por más inconsciente que uno actúe. Ejemplo de esto podría ser que en chiste se aludiera a que el judío es tacaño, o que no gasta el dinero, cosas que tuvieron origen en gente que odia a los mismos. Algo que habría que erradicar.

Hablando de estas y varias cosas, estando en el restaurant o caminando en la calle, David notó y luego yo que las personas a nuestro alrededor seguramente nada sabían, de esto, de ser noájida, y lo comparamos un poco con Matrix (la película) en donde siguen mucho durmiendo sin saber de la realidad. Reconocimos que es mucho todavía el trabajo por hacer, y que es apremiante; cada uno dentro de sus posibilidades, para hacer que otros despierten, pero sin perder la calma ni ser fascineroso, inquisidor, o intolerante; sino paciente, amoroso, respetuoso, y por qué no, fuerte.

De cada cosa que hablamos surgieron ideas, las cuales esperamos pronto las podamos llevar a cabo, a pesar a veces de falta de tiempo o recursos materiales, que obviamente son necesarios.

Y algo curioso: al volver ya, estábamos en el tren de regreso, y un pobre mendigo en silla de ruedas se puso casi a nuestro lado, al instante mientras seguíamos charlando, depositamos unas monedas en su latita y seguimos charlando. Al poco rato el mendigo empieza a hablar a todos, deseándonos felicidad, recomendándonos el estudio, gracias a Di-s…y hasta que dijo ”gracias a Jesús”…a lo que ni David ni yo pudimos evitar esbozar una sonrisa cómplice aunque no estoy seguro en qué sentido, pero es como si dijéramos: noooo! jajajaja. Y David me dijo en broma: ”bueno, al menos las monedas se las dimos antes que lo mencionara”, y yo no me animé a pedirle que me devuelva la moneda (broma!). Rara situación si las hay.

Luego David se despidió, bajó del tren, para seguir con su vida familiar, igual que yo. ¡Qué simple y lindo!

Bueno, sólo tenía ganas de improvisar contando algo ameno y cotidiano, que no sé si contruye o no, pero al menos quise dar a conocer la simpleza con que podemos llevar nuetras vidas, y el aprendizaje que somos capaces todos de llevar a partir de una charla común. Shalom.

PD: seguimos hablando a medida que comenten. Bendiciones.

PD 2: hubiera escrito esto en la sección ”charlemos”, pero como era algo extenso y no tan rápido de leer, lo posteé. Más bendiciones.

Lo que el Eterno nos da

Muchas veces escucho la expresión (al menos en Argentina) : ”Di-s le da pan a quien no tiene dientes”, en alusión a que cierta persona puede gozar de placeres supuestamente inmerecidos. Pero, ¿qué sabemos nosotros si es así realmente?, más bien suena a queja contra El, como si hubiera actuado con injusticia, porque tal vez a nosotros no nos toca una vida más cómoda, o más ”suertuda”, a pesar de los esfuerzos que hagamos…o tal vez porque creemos que lo merecemos.

La cuestión es nunca bajar los brazos para conseguir aquello que queremos, siempre y cuando no contradiga los Mandamientos Universales, ni atente contra lo ordenado por Di-s hacia nosotros; confiar en nuestras capacidades para conseguir nuestras metas, y confiar por supuesto en que Di-s nos brindará una mano (sentido figurado), como el drogadicto al que todos ayudan porque la persona sí quiere salir de la adicción; pero también se trata de ser feliz con lo que Di-s nos da, sean defectos y virtudes, porque si nos hizo de tal o cual manera, sólo El sabe por qué así nos hizo, pero nosotros podemos saber el PARA QUÉ nos hizo así. Entonces sólo debemos confiar en nuestro Creador y por supuesto en nosotros mismos.

Por lo tanto a la frase anterior yo replicaría diciendo: ”Di-s nos da pan que nuestros dientes pueden morder”

Shalom.

Sebastián.

La razón y la pasión

”Hay que anteponer la razón a la pasión”

Si comparáramos nuestra forma de vida o nuestro andar con manejar un auto, se podría decir que la pasión, ese impulso tan humano, tan nuestro, sería el motor, el combustible y el acelerador del auto. Pues es lo que le da vitalidad y movimiento al ser, por la pasión o los impulsos es como generalmente nos dejamos llevar en numerosas ocasiones, entregándonos a todo el sentir de nuestro corazón, sean sentimientos buenos o malos. Pero, si el auto solamente contara con motor y combustible, el auto no tardará en chocarse contra un árbol o una pared. No es que sea mala la pasión, pero si sólo se utiliza esto, iremos de golpe en golpe.

Por eso es necesaria la razón, a la que se puede comparar con la dirección o volante del vehículo, también la caja de velocidades que regulan nuestro actuar y también por supuesto, los frenos. De esta manera, logramos evitar precipitarnos en nuestras acciones, frente a situaciones adversas, o hasta en las provechosas, pues muchas veces sucede que nos viene algo bueno que al final termina no siéndolo.

Por lo tanto se puede decir que el hombre necesita de estas dos cosas, porque en verdad son primordiales, son regalos de nuestro Creador, pero debemos aprender a administrar bien nuestras cualidades y virtudes. La pasión es tan necesaria como la razón, pero ésta última debería ser aplicada primero, porque es la principal característica que nos diferencia de otros seres vivos, así nos hizo nuestro Di-s. Shalom.

Sebastián.

¿Todos rezamos a la misma deidad?

Es muy buen texto, para afianzarse más aún en nuestra fidelidad al Uno y Único, el Eterno, e invalidar aquellas afirmaciones de que ”Di-s es el mismo para todos”, que en realidad no es así.

Además encontrarán en la parte final del texto muchas partes de versículos, que sirven para hacer añicos todas las mentiras idolátricas e infamias en contra del verdadero Di-s y su pueblo elegido. Les recomiendo que se lo copien y lo guarden en algún documento de texto, porque nunca sabemos en qué momento lo vamos a necesitar. Shalom amigos.

http://serjudio.com/rap2851a2900/rap2876.htm

Algunas pequeñas enseñanzas

Recién un amigo me mostro este video, que me pareció genial y lo quiero compartir, puesto que tiene pequeñas grandes enseñanzas, muchas de ellas coinciden con lo que nos manifiesta siempre el Moré.

Para que aprendamos todos.Shalom.

Seguir leyendo Algunas pequeñas enseñanzas

Frente a los elogios

”Que los elogios no te sean un trampolín, sino una escalera”

Cuando uno recibe muchos elogios, así sean merecidos, debería evitar caer en soberbia, la cual es un pésimo habito; y tener la humildad como para poder utilizar esos elogios para ganar confianza y seguir creciendo en su persona en sus 5 planos.

Así, puede suceder al que uno al recibir elogios eleve únicamente su ego, como ”saltando de un trampolín”, con lo cual luego queda en el aire, sin nada que sostenerse, sin fundamentos; por lo que cuando cae, se golpea fuerte.

O puede usar esos elogios para ganar confianza y crecer, es decir, los toma de manera humilde, como ”subiendo por una escalera”, pues por más que se eleve más lentamente que con el trampolín, lo hace fuertemente apoyado en peldaños, fundamentos o base sólida con la cual justificar su crecimiento, sin temor a caer.

Por lo tanto, cada vez que nos feliciten o elogien por algún logro, no hagamos alarde de tales cosas, mejor que sea siempre con la finalidad de ganar confianza y creer en nosotros mismos y alimentar nuestra autoestima, de esa manera querernos más y no afear nuestra alma con soberbia.

Espero les haya gustado la frase. Shalom.

Sebastián.


Aprender de las plantas

En numerosas ocasiones y a lo largo de nuestra vida estamos expuestos a situaciones que nos tienden a enfadar, nos produce enojo e ira, nos hace discutir, pelear y hasta (Di-s libre) hacer cosas peores.

Pero tales cosas pueden ser controladas por nosotros; por ejemplo, el serenarse, tomar con calma las situaciones más adversas, no responder con agresión a una agresión, etc.

Pero podemos aprenderlo de varias formas, yo encontré una pensando en las plantas en general:

Al realizarse el proceso de fotosíntesis, la hoja toma del entorno lo necesario para obtener el alimento para crecimiento y desarrollo. Toma la luz del sol, también el dióxido de carbono (nocivo para nosotros), y el agua y sales minerales que la raíz toma de la tierra al ser regada, y la conduce por el tallo a la hoja.

En la hoja se realiza el proceso transformando estos agentes externos en materia orgánica necesaria para crecimiento y desarrollo de toda la planta. Además de esto, la hoja libera oxígeno, que es lo que necesitamos para respirar, purificando así el ambiente que la rodea. Vemos de paso, la importancia de las plantas, y de la Creación toda.

Nosotros también podemos hacer algo parecido, cuando nos llegan los elementos ”nocivos” como el dióxido de carbono (las discusiones, situaciones de enfado, agresiones, etc.), tomarlos como las plantas lo hacen, pero también tomando alimento de nuestras raíces espirituales de noajismo, y tomando la luz que nos provee el Eterno con su amor y sabiduría infinitos; para luego emanar ”oxígeno” o ”aire puro”, responder al mal de la manera más sabia y serena, para evitar caer en el enojo o ensuciar nuestra alma respondiendo agresión con agresión, y vivir tranquilos.

Hagamos pues como las plantas. Shalom.

Sebastián.