Archivo de la categoría: invalidar

Resp. 742 – Profecías falsas y quebrantadas, falso nuevo pacto

ronal.ar nos consulta:

Si Dios en realidad hubiera creado un nuevo pacto y quebrantado su pacto con Israel para darle la oportunidad a los gentiles de ser salvos, que porciones y/o leyes debería Dios mismo quebrantar por un supuesto nuevo pacto que nunca a existido a todas luces de la tora, un resumen de algunas de esas porciones para invalidar perfectamente este mito idolátrico. La cual favorece averrablemente a un Jesús que no salva, y engaño a la humanidad con tanta idolatría?
Ronald J. Gautemala, San Marcos, taxista, 27, noajida.

Seguir leyendo Resp. 742 – Profecías falsas y quebrantadas, falso nuevo pacto

¿Dios rechazó a los judíos y adoptó otra nación?

He escuchado en numerosas ocasiones a los esbirros del Mal (los misioneros) y sus cómplices (los que repiten sus dogmas) que el pueblo judío ha sufrido a causa de no creer en el falso dios, el pobre sujeto colgado de una cruz. Que Dios nos expulsó de nuestra tierra patria, nos sometió a torturas, nos llevó a destierros solamente por no haber depositado nuestra creencia en aquel desgraciado colgado por sus espantosos crímenes.
Además, se burlan de nuestro dolor diciendo que Dios nos repudió, que nos quitó nuestro sello de “pueblo elegido”, que nos desheredó, que tomó a los gentiles creyentes en el ídolo colgado como nuevo pueblo elegido.
En su repudio por Dios, en su odio por nosotros, nos acusan de estar perdidos, en oscuridad, ser ciegos, ignorantes de nuestras propias escrituras e historia.
Nos señalan como errantes, por haber sido apartados por Dios.
Pero, la Torá es muy clara en su perfección.
La Torá es siempre pura y nos dice con extrema sencillez:

Aun con todo esto, estando ellos (los judíos) en la tierra de sus enemigos,
Yo (Dios) no los rechazaré ni los detestaré hasta exterminarlos,
ni invalidaré jamás Mi pacto con ellos (los judíos);
porque Yo, el Eterno, soy su Elokim
.”
(Vaikrá / Levítico 26:44)

No hay mucho más que agregar, las palabras del Eterno en la Torá son suficientes.
A pesar de cualquier padecimiento colectivo que suframos, a pesar de ser el siervo sufriente durante generaciones, a pesar de que pareciera que Dios nos abandonó, a pesar de cualquier invento dogmático de los fieles del falso dios colgado, la realidad celestial es otra.
Dios es puro cuando nos dice que no hay forma de cortar el sagrado lazo que une a Él con el Pueblo Judío.
Fuimos, somos, seremos la nación santa, la nación escogida para cumplir una tarea particular entre las naciones.
Aunque cometamos errores, aunque padezcamos, aunque el odio de los enemigos de Dios pareciera aniquilarnos, siempre estaremos, somos eternos como Dios lo es.
Mantiene Él Su palabra y Su pacto con todos.
Tanto el pacto noájida como el pacto judío.

Así pues, tú misionero, encuentra otro argumento falaz para seguir viviendo a costillas de tus víctimas. Este no te sirve más.

Tú ingenuo que eres preso de las doctrinas de los misioneros, despierta. ¡Despierta! Te han estado estafando, engañando, mintiendo, llevando al crematorio eterno con estas mentiras maliciosas. Rechaza por completo la fe en falsos salvadores y súmate a los leales al Eterno. Si eres de madre gentil, vive como noájida (aprende en FULVIDA.com lo que es tu legado sagrado).
Si eres de madre judía, quítate el disfraz, vístete de gloria con los ropajes espirituales que te corresponden como judío. Encuentra un rabino ortodoxo y habla con él, para que puedas retomar la senda de tus mayores.

Tú amigo judío, amigo noájida, toma el mensaje y difúndelo. Sé socio de Dios, colabora en la campaña de despertar la conciencia de las personas para recobrar la vida espiritual que corresponde a cada uno.

El Ataque Oculto

“No quiero molestarte… pero…” (lo más probable es que quiera molestarlo).

“No pretendia interrumpir…” (sí, seguro).

“No quiero estropear tus asuntos” (¡Ahá!)

“No dejes que esto te moleste, pero…” (lista de insultos).

La voz de un invalidador-manipulador que aplica un ataque oculto o a hurtadillas es suave. Su rostro muestra preocupación. Sus palabras son dulces pero, en el fondo son como puñales. La lengua es un arma poderosa, una espada afilada.

(Tomado de Nasty People, Jay Carter, pag. 10, negritas añadidas)

¿Todos rezamos a la misma deidad?

Es muy buen texto, para afianzarse más aún en nuestra fidelidad al Uno y Único, el Eterno, e invalidar aquellas afirmaciones de que ”Di-s es el mismo para todos”, que en realidad no es así.

Además encontrarán en la parte final del texto muchas partes de versículos, que sirven para hacer añicos todas las mentiras idolátricas e infamias en contra del verdadero Di-s y su pueblo elegido. Les recomiendo que se lo copien y lo guarden en algún documento de texto, porque nunca sabemos en qué momento lo vamos a necesitar. Shalom amigos.

http://serjudio.com/rap2851a2900/rap2876.htm

Respuesta a una madre

Aquí abajo transcribo tal cual recibí un email de una mujer noájida (solamente edite los datos personales).
Mis respuestas van intercaladas en color azul, entre el texto de la carta.
Espero poder servir de guía para la señora que escribió esta sentida misiva, así como todos los que al leerla se sientan movidos a desarrollar lo mejor de su potencial.

La carta.

Hola More …
espero que haya pasado un buen Shabbat
mil gracias por contestar tan pronto, no me lo esperaba
Dios lo bendiga …

Igualmente para usted.
Quiera el Eterno que comencemos una semana llena de Luz, de Bien y Justicia.
Que podamos ser socios en la obra de construcción del Shalom.

Ahora si:
Ud me pregunta que es lo que siento ? hay more esa pregunta si que me hizo temblar …

Yo sé que cuesta a las personas expresar sus sentimientos.
De hecho, para gran cantidad de gente es complejo entrar en contacto con lo que sienten, ¿cómo no será expresarlo?
Estamos acostumbrados a vivir en un mundo teatral, pasamos por la vida como si estuviéramos en un gran escenario y nosotros fuéramos actores de una extraña obra.
Pero, realmente somos personas, en toda la amplitud de la palabra.
No meros espectadores, ni solamente actores.
Somos aquello que estamos haciendo.
Por tanto, el conectarse con sus sentimientos y aprender a expresarlo por medio de la Comunicación Auténtica puede serle de poderosa herramienta a la hora de plantearse la vida con responsabilidad y compromiso.
Es bueno que se vea al espejo del alma y tenga el valor de hablarse con sinceridad, desde lo más auténtico de su fibra, aunque sea entre temblores. O precisamente, a través de esos temblores que manifiestan su deseo de hacer bien las cosas.

despues de sentarme un buen rato a pensar antes de escribir este correo
descubrí que son muchas las cosas que siento.

Es bueno reconocerlo y expresarlo a través de la Comunicación Auténtica.
Además estaría bueno que pudiera escribir una lista de sus sentimientos y sensaciones, de modo tal de no dejar nada de lado y ordenar también el borbollón de pensamientos que emanan de sus sentimientos que han estado reprimidos o camuflados.

primero siento rabia, pero es una rabia rara, es una rabia como de confusion
profunda (espero que pueda entender lo que quiero decir con ello)

Creo que sí, que la comprendo.
Es como una llamarada que surge desde las entrañas y penetra el pecho, que ahoga un poco y probablemente estimula el llanto o el gemido.
Como el vapor reprimido de la olla a presión que está buscando una vía de escape.
Un ardor que la hace retorcer, pero quizás sin tanto dolor y más con tristeza.

y es
contra A* (mi esposo) quien puso en mi toda la duda, quien fue el que
comenzo todo esto (y que ahora muy en el fondo se lo agradezco).

Es un hecho que muchas veces las personas que se liberan de una oscura y antigua cárcel reprochan a su libertador. ¿Sabe por qué?
Pues, porque en la oscura prisión no había luz, y de pronto los ojos duelen al contacto con el resplandor de la libertad. Eso hace sufrir un tanto.
Los pulmones estaban apagados, apenas si manteniendo un hilito de vida. Cuando la puerta de la celda se abre, entra una ráfaga fresca, plena de vitalidad, que entumece un poco al angustiado pecho cansado de no respirar con pasión verdadera.
Pero, lo peor de todo, es que el alma se había habituado a la herrumbrada vida dentro de la prisión. La monotonía, la ruina cotidiana, el rumor zumbante y constante lleno de vicio eran los vecinos habituales. Ahora, se debe actuar de otra manera, debe uno pararse sobre sus pies, ya no quedar tirado en la podredumbre. Ahora se debe uno hacer cargo de su vida, ser el amo de sus decisiones. Y eso pesa, eso duele… si en la vida de esclavitud todo parecía más fácil. Había un cruel amo, había tiranos capataces, había látigos y humillaciones, había labores interminables para beneficio ajeno. Pero, el alma se había entrenado para vivir de esa manera.
Ahora llegó un libertador, que sin pedir permiso rompió las cadenas, destrabó la puerta, trajo la libertad… tan temida…
Eso, mi querida señora, es tan común.
Ese “odio” hacia el libertador.
Esa etapa de desasosiego, de falta de calma, de dudas, de incertidumbre, de querer volver a la maldición esclavista de Egipto con sus faraones mortales.
Es tan común.

Imaginese que cuando nos casamos a pesar de que era catolica y me habian criado en un
ambiente catolico, precisamente por haberme educado en un colegio catolico y
por tanta imposicion que senti acerca de la religion, yo tenia mis reservas,

Me lo imagino… años de adoctrinamiento en la ceguera de la fe, años de cruel represión de pensamientos y sentimientos, años de someterse a los designios bizarros de los imperialistas del momento… sí que me lo imagino…
Una vida dentro de la jaula del domador, para ser adiestrada, cual fiera de circo que debe invalidar su esencia para divertir a los extraños…

en cambio el estaba mucho mas ciego que yo e inclusive llegamos a tener
disgustos serios porq yo contradecia muchas cosas que
el antes creia y ahora mire como es la vida o no se si decir los designios
de Dios, el es ahora quien comenzo a influerciarme en este “nuevo
despertar”.

Alabe al Eterno por esto entonces.

Segundo me siento desubicada, antes le creia a mi familia, al colegio en el
que fui educaba y a la iglesia, le creia con mucho disgusto pero al fin y al
cabo le creia…

La primer persona que redescubrió al Padre Celestial, que reconoció su unicidad, su infinita grandeza, su inexplicable naturaleza, ese pionero fue el patriarca judío Avraham.
A él el Eterno le dijo: “Sal de tu tu tierra, de tu cultura, de la casa familiar y vete a la tierra que Yo te mostraré“. No le dijo adonde lo llevaría, ni le mostró fotos o postales de ese lugar. Le pidió que dejara todo lo que era conocido, todo lo antiguo y nefasto para embarcarse en un viaje de descubrimiento, para encontrar el punto máximo al cual el patriarca podría llegar.
Usted tenía su tierra, su cultura, su familia, su ideología, su religión… su ceguera, sus cadenas, su prisión…
De pronto, el mensaje liberador llega a usted.
Y usted está en un plano lo suficientemente elevado como para prestar atención a ese llamado que proviene de los Cielos.
Le dice el Eterno “Vete, vete de todo esto que llamas hogar pero que realmente es una cárcel, una tumba para ti que aún respiras y tu corazón late. Vete, ten confianza que llegarás a esa tierra que Yo tengo preparada para ti. No te impacientes, aún no llegaste, entonces no pidas verla ni entenderla. Solamente te pido que salgas de la prisión, ya tienes la puerta abierta, cuentas con un guía que te conducirá. No temas y se valiente, porque por delante de ti encontrarás un camino hacia la tierra prometida.

y ahora a quien le creo ?

Crea en el Eterno, en nadie más.
Para lo cual, estudie, analice, pregunte, critique, dude, enfrente, exprese sus pensamientos, manifieste sus sentimientos, colabore, trabaje, edifique, cumpla con su parte de la tarea, no se someta a persona alguna que se imponga a la fuerza.
Creo que es un camino bastante diferente al que la habían adiestrado a seguir.
Aquel camino de la fe ciega, del silencio, de la sumisión, de la humillación, eso YA FUE…

eso no significa que no crea en
Dios,

Mejor sería que no creyera en ese dios que le han inculcado, que cree que existe, pero que no es más que inventos, retazos de verdad cosidos a grandes porciones de mentira y fraude.
Más contento estaría si me dice que desconfía en ese patético dios que le han inyectado, que desprecia esas enseñanzas, esas ideas tontas y tóxicas que han podrido al mundo.
Porque, es difícil alcanzar la confianza en el Uno y Único mientras esas imágenes toscas de la religión sigan interfiriendo sus procesos mentales.

son como cosas de religion, como sentir entonces,  ahora pertenezco a
que?

Pertenece a Dios, al Uno y Único.
Es parte de un matrimonio, mutuamente con su marido.
Es parte de  su familia.
Es parte de su nación.
Es parte del mundo.
¿Le parece poco?

y a que debo obedecer o seguir?

Debe seguir la Buena Senda que el Eterno ha trazado para los noájidas.
Debe cumplir con los mandamientos para las naciones con sus derivados.

mi marido me enseño que no es necesario hacer parte de nada,

Así es, no es necesario ser parte de un cuerpo “religioso”, pero sin dudas que sí formar parte de instituciones o comunidades que sostengan y difundan la Buena Senda.

simplemente creer en Dios y hacer el bien …

Esto es cierto.
Pero no olvidemos que somos seres sociales, que tenemos que interactuar, que somos nutridos por la sociedad y al mismo tiempo somos sus constructores.
Por tanto, que el noájida aprenda del ejemplo de su ancestro Noaj/Noé, para NO cometer el mismo error que él cometió.
Él se encerró en su burbuja de virtud.
Metió en ella a su familia.
Y se despreocupó de la sociedad.
O se cansó de no recibir respuesta favorable, y desanimado optó por recluirse en su burbuja.
Ciertamente que era un gran hombre, pero tan pequeño cuando se lo considera en su escasa o nula influencia positiva en su entorno social.
Así NO debiera proceder el noájida.
Sino que debiera ser un motor de desarrollo social, un constructor de Shalom.
La construcción del Shalom no se reduce al individuo ni al medio más cercano, el familiar, sino que a todos aquellos ámbitos que el noájida pueda alcanzar.

pero esto
es complicado.

Justamente… ¡todo lo contrario!
Complicado es vivir una vida de falsa espiritualidad, en eso que se llama religión.
Complicados son los rituales, salmodias, cantos, misas, ministerios, y no sé cuantas tonterías más que se inventan las personas para complicar sus vidas en vez de vivir de la manera sencilla que el Eterno ha marcado.
Hacer el Bien, hacer lo Justo… ni más ni menos, eso es lo que Dios pide de usted.
El resto, son adornos en el mejor de los casos… si es que no son actuaciones o piruetas mortales.

Me siento sin religion,

¡Alabemos al Eterno por esto entonces!
Así debe ser.
Así es como Él ha diseñado a la persona, para que viva sin religión.
En vez de llorar o quejarse por lo que no tiene, contemple y agradezca por todo lo bueno que sí tiene.
Se está lamentando por que siente que le faltan cosas, que realmente son tóxicas y nocivas.
Pregunta por una religión, cuando en realidad es una alegría el hecho de que recién ahora pueda vivir realmente como Dios quiere que viva.
Tiene mucho a su favor, un mundo por construir… ¿no le parece que es mejor poner la vista y el esfuerzo en el presente, en vez de estar quejándose por cosas insignificantes?
Religión… una de las cosas más insignificantes y perjudiciales de la historia…

 para donde voy,

Para donde la precisen para ser constructora de Shalom.
Empiece siempre por casa, pero eventualmente vaya ampliando su grado de acción.
Si usted actúa con bien y justicia, de acuerdo a los parámetros de la verdad del Eterno, encontrará que pronto habrá más gente a su alrededor que colabora con usted, que se asocia a la causa noájica.
Mientras más participe positivamente, más frutos de bien cosechará.

que hago,

Lo bueno y lo justo.

como rezo,

Hable con el Padre Celestial, exprese el contenido de su corazón a través de la Comunicación Auténtica con Él.
No precisa nada más, ni nada menos.
Si quiere una guía, porque se siente insegura en sus primeros pasos, puede descargar el libro de rezos que tenemos en este sitio y hacerlo su compañía diaria.

con quien hablo en caso de que necesite consejo,

Con su marido.
Con sus amigos.
Con su sicólogo.
Con su líder noájico.
Con un profesor universitario.
Con un anciano sabio.
Con un rabino.
Con un erudito laico.
Con tanta gente… depende del consejo que ande buscando y del puerto al que quiera llegar.
La vecina puede ser buena consejera para aprender a hornear el pan, pero probablemente no sea tan idónea en caso de que tenga alguna dolencia.
Es cuestión de sentido común, ¿no le parece?

 con quien me confieso si
necesito sentir alivio …

Con Dios, ¿con quién más?
Con un maestro, un rabino, un amigo, su esposo, conmigo, etc.

Es un desubique muy tremendo…

Sí, la entiendo.
Pero como le dije más arriba, usted está viviendo un proceso normal de reacomodamiento.
Es la esclava que encontró de repente la libertad y todavía no sabe cómo ha mejorado su vida en relación a la etapa de esclavitud.
Ya se quitará de encima la pesada mochila de su pasado.

Tercero siento recelo (y espero que esta palabra sea bien utilizada) recelo
de que ? a quien le creo ahora si la imagen de Jesus como me la pinta
Al***, como la he ido descubriendo a traves del estudio es de mentira ?
Al** le creyo a ud y a las cosas que el a logrado leer, analizar, y
asimilar … el me habla de la Torah, de Moises etc …

Ya le dije, pregunte, analice, dude, critique, siempre con respeto, pero nunca baje la cabeza por vergüenza o por no confrontar.
Crea aquello que es pasible de ser creíble, porque Dios le ha dado la cabeza para algo… ¿no le parece?

Entonces, ahora le creo a los judios ?

A “los judíos” no tiene que creerles.
Confíe en los maestros judíos que usted ha escogido, aquellos que le hablan sin complejidades inútiles, que le aportan citas y fuentes para sus palabras.
No todos los judíos son conocedores de su propia herencia… ¡mucho menos de la herencia de los noájidas!
Tenga cuidado en esto.

ahora tengo que entender que los judios son los que tienen la verdad ?

A diferencia de los gentiles, los judíos han vivido más de tres milenios en el exilio, sufriendo todo tipo de miserias y horrores, y sin embargo jamás abandonaron su legado espiritual. Se mantuvieron firmes a la la Palabra revelada del Eterno, a la Torá.
A diferencia de las naciones que se dedicaron a conquistar, asesinar, violar, robar, masacrar, inventar religiones y de paso olvidar la herencia espiritual que el Eterno les había dado.
Así pues, ¿quién tiene mejor acceso a la herencia espiritual?

ahora tengo que entender que asi fue la voluntad de Dios ?

Los que desperdiciaron su propia herencia espiritual fueron los gentiles, no los judíos. Eso no fue voluntad de Dios, sino la decisión de sus antepasados, de los suyos, que escogieron hacer lo que les complacía en vez de acatar los sencillos mandamientos que el Eterno les había dado.
Así pues, no achaque los errores y delitos de sus antiguos antepasados ni a Dios ni a los judíos.
Ni Dios ni los judíos les robaron a los gentiles su patrimonio espiritual, sino que fueron los gentiles de antaño los que escogieron el camino de la idolatría y la inmoralidad.
Gracias a Dios, la Voluntad de Él fue que hubiera un pueblo de sacerdotes, una nación que a pesar de todos los horrores que tuvo que vivir se mantuvo leal. Una nación que puede servir como Luz para las Naciones.
Esa sí es la Voluntad de Dios, que usted debiera reconocer y agradecer.
Ya que sus propios antepasados tiraron a la basura la herencia espiritual que Dios les había dado, y le heredaron espejitos de colores, mentiras y religiones.

¿Le parecen como una bofetada estas palabras que acabo de escribirle?
Si es así le cuento que no es una bofetada, sino el pegarse con algo que se llama “realidad”.
Es cómodo y fácil echar culpas a Dios y los judíos, a satanás y los duendes, a los demás.
Pero la grandeza está en reconocer los propios errores, enmendarlos y entonces llevar una vida de verdad, de plenitud.
Es la hora de despertar, salir de la prisión y ser libre para ser feliz.

ahora tengo que entender que no tengo privilegios de acceder a toda la torah
porque es solo para el pueblo judio ?

Sí, es de los judíos. Esa es NUESTRA herencia, no la de los gentiles.
Si tiene inconvenientes diríjase al que así lo determino: quéjese con Dios.
¡Pero ALTO!
Antes de reprochar y reprobar, tómese un momento para considerar esto. Si sus antepasados mancillaron siete simples mandamientos, los dejaron de lado, se burlaron de ellos… ¿cree usted que eran merecedores, o capaces, de recibir un legado de 613 mandamientos sumamente difíciles?
¡Vamos mujer!
Si usa el sentido común se dará cuenta de que en realidad no tiene que ir a quejarse con Dios, ni envidiar a los judíos… sino pedir cuentas a sus propios antepasados, esos que abjuraron de Dios, que se fueron detrás de Baal, Jesús y otras perdiciones. Esos que debían respetar siete mandamientos, pero les pareció demasiado y se cansaron pronto…
Así que… ya ve, no se tiene que quejar con Dios, ni mucho menos pretender usurpar la propiedad de los judíos… mejor vaya a sus antepasados y exíjales por las acciones que cometieron. Vaya a sus contemporáneos y enséñeles a vivir de acuerdo a los siete mandamientos universales. Recién entonces quéjese por no haber recibido 613 mandamientos.
(Realmente, yo no sé qué tiene de mejor tener que cumplir 613 mandamientos pesadísimos… pero la envidia es así…)

entonces me surgen muchos reproches como ¿porque no fui judia entonces?

Porque su mamá no lo fue al momento que usted nació.

¿porque no supe la verdad desde el comienzo?

Porque sus antepasados prefirieron a Jesús y otras fantasías, en vez de a Dios y Sus verdades.

¿como creer si ahora todo en lo
q he creido se me derrumba y se me muestran algo completamente opuesto?

Usando la cabeza y no la costumbre.

ahora resulta que era
idolatra

Si, lo ERA.
Gracias a Dios que su marido se topó conmigo.
Gracias a Dios que él resistió mis palabras.
Gracias a Dios que él continuó adelante, redescubriendo la Buena Senda que le habían ocultado sus antepasados.
Gracias a Dios que él se puso firme a la hora de ayudarla a usted a ser libre…
Gracias a Dios que ERA idólatra, ahora está empezando a despertar a la vida verdadera.

y de una carta que lei que ud mismo escribio titulada “el gato
que se quemo con la leche, ve la vaca y llora” entendi (tambien con lagrimas
en los ojos). entendi muchas cuestiones que poco a poco e ido asimilando
porque no puedo ser mentirosa con ud y decirle que ahora creo completamente
en que soy noajida y debo actuar como tal. Y aqui viene mi peor sentimiento:

De a poco, está bien. Así es.
Paciencia, muuuuchhhaaa paciencia.
Respeto, amor, sentido común, integridad y voluntad de continuar.
Sin desesperarse ni abandonar la senda recta.

Cuarto siento miedo. More yo soy madre y si antes de serlo hubiera
enfrentado todo esto que ahora me pasa el camino seria muy facil porque ya
tendria todo claro y criaria a mis hijos con toda la certeza de mi creencia
y la de mi marido. Pero no es asi, las dudas surgen y surgen, las
confusiones y los lamentos y la rabia y toda esta etapa que mi esposo y yo
hemos llamado “de transicion” es ahora.

Así es la cosa, de nada sirve decir “qué sería ahora si antes hubiera sido otra cosa”.
Concéntrese en el aquí y ahora, en cómo vivir haciendo el Bien y la Justicia.

Desde que siento que “ABRI MIS OJOS” siento como una aguja atravesada en mi
ser que no me deja dormir, vive conmigo dia y noche, sueño con esto, me
levanto pensando en esto, voy a trabajar con esto en mente, quisiera
gritarle al mundo lo que ahora siento para que me digan algo lo que sea pero
no quiero sentirme tan sola en esto tan duro y dificil para mi, y digo que
lo vivo sola porque es algo tan complejo que a cualquiera aca en mi pais les
parece que es absurdo, estupido, ridiculo y ud supiera tan solo con los ojos
con los que soy juzgada: aca en mi pais hay una frase de una cancion que
aplica en este caso: “si tu mirada matara, ahora estaria en el cielo, hay
que miedo”.

Paciencia.
Si usted se mantiene firme en la Buena Senda, si no afloja, si no se irrita, si no disputa con los extraviados, verá que ellos se acostumbran y hasta se interesen en usted.
Pero, debe ser paciente y constante.
Como la gotita que cae una y otra vez, y por su paciente constancia logra quebrar la dura piedra.
Es cierto que la opinión de la gente pesa. A uno no le gusta ser un “bicho raro”. Pero si se mantiene serena, con buen ánimo, emplea la Comunicación Auténtica, es noble en todos sus tratos, entonces la gente se acostumbrará a su presencia diferente, y dejará de ser diferente para ser una más.
Ese momento no está lejano, pero depende de sus conductas y reacciones.

Y esa aguja continua alli y estara hasta que este totalmente convencida de
lo que ahora estudio, leo, analizo y asimilo porque esta vez no me voy a
tragar todo entero, no me voy a dejar comer a cuento, quiero estudiar y
estudiar y estudiar y alli es donde entra ud o quien quiera que por favor
pueda darme una ayuda amiga de emergencia

Siga estudiando, siga preguntando, siga siendo paciente, siga construyendo Shalom.
Aprenda que no depende de otros para alcanzar su completud.
No es a través de clérigos, pastores, curas o santos que llega a Dios.
No precisa fe, ni ser esclava de nuevas doctrinas irracionales.
Sienta que es dueña de su vida, aunque dude, aunque no tenga todo en claro, aunque sepa que le falta mucho hasta alcanzar el buen puerto.
Siga firme, pregunte, estudie, dude, critique, use el sentido común, admita sus errores, reconozca sus impedimentos, sepa sus límites, pero no se deje avasallar por los soberbios y los burladores.
Serenidad y firmeza. Honestidad intelectual y pureza de sentimiento.
Siga indagando, siga rompiendo cadenas.

porq volviendo al tema de ser
madre es alli donde entran todas las dudas que le plantee en el correo
anterior:
Estamos en una epoca de muchisima tradicion ud la conoce bien y la verdad mi
mayor anhelo es
HACER LO CORRECTO, NO ME QUIERO SEGUIR EQUIVOCANDO, NO QUIERO GUIAR A MIS
HIJOS POR EL CAMINO
FALSO,

Entonces… ¡aprenda cuál es el camino correcto y sígalo!
Sin repetir lemas y eslóganes. Sin volver a las conductas del esclavo.
El noájida es un constructor de Shalom, no un esclavo en obras faraónicas.
Hasta ahora usted fue una esclava que llevaba y traía bloques inmensos para edificar pirámides, catedrales, cruces, etc. Era una esclava más de la tiranía férrea de la religión falsa.
Pero ahora está parada sobre sus pies y mira con firmeza hacia sus captores.
Tiene el poder de romper cada vez más cadenas.
Tiene el poder de desarrollar sus potenciales positivos.
No se deje engañar, no caiga en sectas y doctrinas oscuras.
El noajísmo es liberación, es serenidad, es moderación, es equilibrio.

porque me toco ahora y no antes?

¿Y qué gana haciendo esa pregunta?

es la pregunta que con rabia y
lagrimas en los ojos me hago a diario, me respondo a mi misma que son cosas
de Dios

No, no son cosas de Dios.
Son cosas de sus antepasados, de su país, de su sociedad, de tantas cosas…
Es fácil echar culpas a los otros, pero mejor empezar por ver las propias responsabilidades y ver cómo hacer para perfeccionarse.

pero me la puso dificil (y perdoname Dios mio santo por todo lo que
diga, sienta y reproche que pueda llegar a ofenderte) pero paralelamente a
resolver todas estas cuestiones a nivel personal estoy formando personitas
que me necesitan segura de cada paso que de, sobre todo si se trata de la
parte espiritual, asi que lo ULTIMO QUE YO DESEO EN LA VIDA ES QUE MIS HIJOS
ME DIGAN “mamá, porque nunca me enseñaste la verdad” o peor “mama, por tu
culpa hemos desperdiciados hermosos dias de mi vida, etc”. NO QUIERO NO
DESEO QUE ellos pasen por la que yo estoy.

No nacemos sabiendo.
Tampoco obtenemos el título de padre o madre.
No somos perfectos.
No tenemos todas las respuestas.
¿Y qué?
¿Por eso nos paralizaremos y no haremos nada hasta estar seguros al 100% de lo que emprendemos?
Si usted sabe ABC, enseñe eso a sus hijos.
Si sabe que 1-2-3 es algo negativo, avísele a sus hijos.
Paciencia, esfuerzo, voluntad…

Ahora entiende el porque de mis preguntas sobre mis hijos ?
ayudeme por favor, a gritos se lo pido. Quiero hacer lo correcto y mas que
eso necesito
estar tranquila de que eso es.
QUIERO QUE ELLOS SEAN FELICES

Yo también.

por eso si la educacion Hebrea es la correcta para ellos hare todo lo que
este a mi alcance para obtenerla, (J*** nuestro hijo es un niño con un
potencial intelectual muy superior y esta certificado por medio de las
pruebas del coeficiente intelectual) esto se lo digo pq si la opcion no debe
ser tan radical digame more:

Si no hay colegio laico, verdaderamente laico, entonces averigüe en el colegio judío. Pero, NO para que le enseñen judaísmo, sino para que no se contamine con las perversiones de las religiones que infestan los otros colegios.
¿Queda claro?
La educación de los hijos es un tema central y principal.

como le enseño a mi hijo a no creer en mitos, en rituales, en idolatria si
se mueve en este ambiente tanto en la familia, como en el colegio y en el
barrio. Deme el truco pero ayudeme a que mi hijo no se vaya a ver frustrado
desde tan peque.

Frustraciones habrá. Nadie que esté vivo no sufre frustraciones.
El hogar es el mejor semillero de buenas conductas, de buenos pensamientos, de buenos sentimientos.
Si su hogar es noájico, se vive de acuerdo al noajísmo, se respira construcción de Shalom en todos los planos, entonces sus hijos tendrán la mejor formación y orientación.
Pero, no dependa de colegios o “salvadores”, recuerde que es usted la reina en su casa, la que debe tomar las riendas para formar a esos niños.

Disculpeme por la extension de mi correo asi como si de pronto siente
malestar porque es la repeticion de la repetidera que a diario de pronto
tiene que responder. No soy egoista insistiendo en mi emergencia, pero
argumento que anhelo la verdad no solo para mi sino para mis hijos y la
forma adecuada de afrontarlo.

La comprendo y la entiendo.
Ahora, relea todo lo que le respondí.

Por otro lado es totalmente un honor y no dude de ello, colaborarle
tecnicamente en lo que necesite implementar en los sitios Web serjudio.com y
fulvida.com Digame que quiere, que idea tiene, que tiene en mente y haremos
lo posible mi esposo y yo por
complacerlo no lo tome por interes de que necesitamos de ud. Sino porq la
labor que ud hace por medio de esos sitios es maravillosa y es honorable
para nosotros contribuir en un pequeño porcentaje con ellos.

Toda colaboración es siempre bienvenida.
Precisamos ayuda técnica para mejorar los sitios web, dinero, publicidad, difusión, colaboradores, gente dispuesta a dar una mano, etc.
Si a FULVIDA no la hacemos entre todos, no la hace nadie.

Que este muy bien, con cariño y respeto
DianaP.

Que el Eterno los bendiga, que sepamos construir Shalom.

Planos de “religiosidad”

Antes de comenzar, una advertencia.
Ya he enseñado en numerosas ocasiones que no existe algo así como “religión” judía (ni noájica), pero empleamos este término por una comodidad del lenguaje y no como una afirmación de que realmente haya “religión” judía (ni noájica).

En verdad el judaísmo es LA manera de vivir adecuada exclusivamente para las personas con identidad espiritual judía (sea por nacimiento de madre judía, o por haberse convertido al judaísmo formal y legalmente).

Así pues, el judaísmo es LA manera de vivir que corresponde a la esencia espiritual judía, y NO es una religión, ni una raza, ni una cultura, ni una moda, ni un club abierto.

De manera idéntica, el noajísmo es LA manera de vivir adecuada para los gentiles, pues tal es lo que el Eterno ha provisto como excelente para los descendientes de Noaj.

Dicho lo cual, pasemos al tema que nos compete en este momento, que es responder a esta pregunta:

¿cuál es la fuerza que adhiere a una persona a determinada religión?

Te aseguro que muchas de las cosas que te expondré a continuación, tú las sabes, o las presientes. Incluso, si eres sincero contigo mismo, te verás reflejado en alguna de las descripciones.

Como sabemos el ser humano está formado por cinco planos: físico, emocional, social, intelectual y espiritual.
Veremos cómo de acuerdo a cada uno de estos planos, existen motivos de afiliación a la religión.

Físico.
La persona ha nacido en determinada familia, en determinada confesión religiosa, que le es impuesta.
No se le da a optar, no se le inculca en elegir su religión, sino que se le somete a los dictados de la misma.
A la religión que pertenezcan los padres, se atará el hijo.
O la religión del padre “fuerte”, será la religión del hijo.
Es una determinación férrea, sin espacios para dudas o cuestionamientos.
Te dicen: “somos cristianos”, por ejemplo, y ya está. No se aceptan preguntas, ni críticas, ni pensamiento propio.

Otro motivo, dentro del plano físico, lo encontramos en aquellas personas que buscan su religión a partir de hechos concretos, que sean evidentes desde el plano material.
Así pues, están los que se han convertido a tal o cual religión por haber sido curados (supuestamente) de alguna enfermedad o dolencia, por ejemplo.
O los que abandonan la fe de sus antepasados por no encontrar evidencias físicas que avalen las doctrinas de la fe.
Pretenden validar o invalidar la religión con pruebas.

Emocional.
Se mantienen aferrados a la religión por temor a la reacción de familiares y conocidos, o peor, la que tendrá el pastor o clérigo a cargo de su comunidad.
O, son adeptos de su religión a causa de las amenazas de infiernos y tormentos que recibirán de convertirse en traidores por abandonar la religión, así como se les promete toda clase de beneficios por ser fieles a la misma.
Por supuesto que en este plano juega muchísimo la manipulación emocional, a la que gran número de personas se ven sometidos desde diversos ángulos.
Se repiten lemas y eslóganes, se cantan repetitivas cantinelas de reforzamiento, se emplean palabras claves para inyectar con más fuerza la influencia de la religión en la vida personal.
¿No es gracioso que cuando decimos “alelusha hermano”, de inmediato pensamos en evangélicos?

El motivo emocional es, por tanto, el deseo de recibir gozo y rechazar el dolor, cosas que promete la religión a la cual se afilia.
He conocido varias personas que saltan de una religión a otra, un día son católicos, al siguiente testigos de jehová, al siguiente evangélicos, luego mesiánicos, y así hasta que encuentran o la paz que brinda el noajísmo, o alguna religión con fuertes hilos de manipulación, a la cual se abroquelan.

Social.
A causa de la presión social, no tienen más remedio que formar parte del rebaño de alguna religión.
Recientemente una persona noájida de Nicaragua me contó de las terribles dificultades que están sufriendo las personas que no se confiesan cristianas.
Algo similar me refirieron personas de otras zonas de América Latina, como de Colombia, Venezuela o Paraguay (entre otros).

A veces esta prisión/presión social está velada, no se manifiesta públicamente, pero se conoce, se siente y se vive de acuerdo a ella.

Intelectual.
La persona medita, analiza, estudia, indaga, critica, cuestiona, consulta, razona hasta que encuentra que la religión es saludable y provechosa para sí.
Conozco a varios noájidas, ex esclavos de las religiones, que han alcanzado su libertad a partir del uso de su intelecto, del ejercicio de sus facultades mentales. Muy a pesar de sus antiguos pastores y camaradas, estos noájidas se atrevieron a dudar, a investigar, a exponer sus dudas… y por eso fueron silenciados, humillados, degradados, excomulgados, etc.

Pero, tristemente la mayoría de las veces las personas usan su potencia mental al servicio de sus emociones, o de los mandatos sociales.
Entonces, inventan mil y una excusas, elaboran complejos dogmas incomprensibles, pintan fantásticos cuadros que hacen pasar por realidades, todo para mantenerse dentro de los marcos de su religión.

Por supuesto que usando el intelecto positivamente, podemos encontrar mil y un razones y demostraciones que indican a claras luces la pureza y verdad de la Torá, la exactitud de la Revelación en Sinaí, etc.

Espiritual.
La persona conoce lo que tiene para conocer de su religión, sabe datos, conecta con capacidad evidencias, razona que todo lo que ha recibido es bueno y justo.
Pero, da un paso más… confía cuando ya no tiene herramientas para conocer.

La confianza es el paso que supera al conocimiento, pero se sustenta en éste.
Así pues, desde este plano espiritual, la persona escoge ser parte de su religión.
No sigue cual oveja al pastor,
ni se deja apretar por el rebaño,
no busca huir de sus temores o hacer realidad sus deseos,
analiza, critica, estudia y conoce;
y especialmente,
confía.
Sin obsesionarse por encontrar respuestas allá en donde su mente no puede ingresar.

Es una persona con convicción, ha ejercitado sus facultades para no ser víctima de la fe ciega (que es algo emocional), ni sometida a los designios de otras personas (social o emocional), ni un corcho a merced de la tormenta de la incredulidad.

Hasta aquí esta breve descripción.
Te aconsejo que trates de encontrarte en alguno de estos planos, sé sincero contigo mismo.
Sería bonísimo si notas que te ligas a tu religión a través del plano espiritual (sin que esto entre en contradicción con el intelectual).
Por otra parte, si estás atado por los planos físico, emocional o social a tu religión, es hora de que te dediques a indagar en profundidad en los contenidos de este sitio para ir creciendo espiritualmente.

Quedo a tus órdenes.

La Naturaleza de la Judeofobia (G. Perednik) – Unidad 6

… los judeófobos más virulentos de la Iglesia fueron (y siguen siendo) reverenciados como santos. El crimen de la judeofobia se cometía con virtual impunidad. El fray Juan Capristano (m. 1456) instó a la abolición de los derechos a los judíos en Nápoles y otras ciudades, incluyendo la cancelación de las deudas que cristianos hubieran contraído para con ellos. Más tarde, debido a sus actividades en Breslau, muchos judíos fueron torturados y quemados vivos; muchos fueron empujados al suicidio.

 


Unidad 06: La Mitología judeófoba

Por: Gustavo Perednik

 

El sufrimiento que venimos estudiando fue relatado en un libro de 1558 de Josef Ha-kohen, bajo el bíblico título de El Valle de Lágrimas (Emek Ha-Bajá). Refiere "las penas que cayeron sobre nosotros desde el día del exilio de Judea de su tierra". Tres preguntas pueden formularse acerca de esas lágrimas.

La primera: por qué los judíos siempre sufren. Respuesta: si al decir por qué aludimos a las causas de la judeofobia, bueno, precisamente ése es el tema de nuestro curso, y para el final habrá explicaciones.

Pero si el por qué sugiere que debe de haber cierta paranoia si encontramos a los judíos siempre como víctimas, nuestra respuesta es que la judeofobia es en efecto una enfermedad social enorme que consiste en el odio hacia los judíos, y por ende, siempre los tuvo como víctimas principales. Persistió por milenios exterminando judíos, alcanzó un genocidio de seis millones hace cincuenta años (un tercio de la población judía mundial) y sigue con vitalidad para continuar.

La segunda pregunta es si la gigantesca magnitud de la judeofobia acaso significa que todo el mundo odia (u odió) a los judíos. La respuesta es no, no todo el mundo está enfermo de judeofobia, pero no es la parte sana el objeto de nuestro estudio, aun cuando es mayoritaria.

La tercera pregunta es si el clero de la Iglesia medieval era unánime en su letal postura judeofóbica. Otra vez, la respuesta es no. Incluso en períodos en los que la postura teológica de la Iglesia era judeofóbica, en el plano individual hubo eclesiásticos que rechazaron la violencia contra los judíos. Desde antaño hay ejemplos de obispos y sacerdotes que intentaron proteger a los judíos.

Cuando la sinagoga de Ravenna fue incendiada (c.550), Teodorico ordenó que la población católica la reconstruyera y flagelara a los incendiarios. Durante la primera cruzada el Obispo Comas salvó a los judíos de Praga. En la segunda, Bernardo de Clairvaux defendió activamente a los judíos que eran asesinados.

El problema, sin embargo, es que los judeófobos más virulentos de la Iglesia fueron (y siguen siendo) reverenciados como santos. El crimen de la judeofobia se cometía con virtual impunidad. El fray Juan Capristano (m. 1456) instó a la abolición de los derechos a los judíos en Nápoles y otras ciudades, incluyendo la cancelación de las deudas que cristianos hubieran contraído para con ellos. Más tarde, debido a sus actividades en Breslau, muchos judíos fueron torturados y quemados vivos; muchos fueron empujados al suicidio.

La abolición de los derechos de los judíos en Polonia por Casimiro IV también fue resultado de las maniobras de Capistrano, e inició una ola de desmanes antijudíos. Ni siquiera les permitió a los judíos escapar ese destino: fue el responsable de un edicto papal que prohibía el transporte de judíos a la Tierra de Israel. Durante su vida, recibió tanto el mote de "azote de los judíos" como el cargo de Inquisidor papal. Más de dos siglos después de su muerte fue canonizado y, desde entonces, cada 28 de marzo los católicos reverencian su memoria.

El mensaje de la Iglesia era, cuando menos, incoherente. Difundía la enseñanza del desprecio, pero ocasionalmente intentaba detener a los despreciadores que se apresuraban en cometer horrendos crímenes; el intento era tardío e insuficiente. Esta postura nunca varió radicalmente. Por ello uno de los primeros historiadores del Holocausto, Raul Hilberg, fue capaz de trazar una tabla que muestra cómo cada una de las principales Leyes de Nürenberg de la Alemania nazi tenía su precedente en la legislación eclesiástica.

La declaración de la Conferencia de Obispos Holandeses de 1995 fue un punto de inflexión en la historia de la Iglesia, al admitir que hay un sendero directo que une la teología del Nuevo Testamento con Auschwitz.

También durante la Segunda Guerra la posición del Vaticano reflejó esta habitual ambivalencia, cuando sus reservas acerca del nazismo se limitaron a proteger a católicos "no-arios". Es cierto que las encíclicas de la Iglesia y sus pronunciamientos rechazaban el dogma racista y cuestionaban algunas tesis nazis como erróneas, pero siempre omitieron criticar, o siquiera mencionar, el ataque específico contra los judíos. En 1938, Pío XI supuestamente condenó a los cristianos judeofóbicos, pero esta condena fue omitida por todos los diarios de Italia que informaron sobre el mensaje papal. Su sucesor, el germanófilo Pío XII, ya desde 1942 había recibido información sobre el asesinato de judíos en los campos. A pesar de ello restringió todos sus pronunciamientos públicos a expresiones muy cuidadosamente formuladas de simpatía por "todas las víctimas de la injusticia".

La neutralidad y el silencio del papa continaron incluso cuando los alemanes cercaron a ocho mil judíos de Roma en 1943. Mil de ellos, mayormente mujeres y niños, fueron transportados a Auschwitz. Al mismo tiempo, con la anuencia papal, más de cuatro mil judíos encontraron refugio en muchos monasterios de Roma (algunas decenas en el Vaticano mismo).

Sin duda, el papa no tenía poder como para detener el Holocausto, pero podría haber salvado miles de vidas si hubiera adoptado públicamente una posición contra el nazismo. Hitler, Goebbels y muchos otros cabecillas nazis, murieron como miembros de la Iglesia Católica, y nunca fueron excomulgados (lo que contrasta con el hecho, por ejemplo, de que el presidente argentino Juan D. Perón fue excomulgado cuando en 1955 atacó la influencia de la Iglesia, y unos pocos meses después fue derrocado).

Un sacerdote católico lideró el régimen nazi de Eslovaquia, y tambíen fueron católicos un cuarto de los miembros de las SS, así como casi la mitad de la población del Gran Reich Alemán.

La resuelta reacción del Episcopado alemán contra el programa nazi de eutanasia, logró que virtualmente se suspendiera el plan. Pero los judíos no avivaron en la Iglesia la compasión que despertaron los insanos y los retardados. Respecto de los judíos, la Iglesia estuvo interesada más en salvar sus almas que sus cuerpos. Las cancillerías diocesanas incluso proveyeron al régimen nazi de los registros de las iglesias, con datos personales acerca del marco religioso del que provenían sus feligreses.

Cuando las deportaciones de los judíos alemanes comenzaron en octubre de 1941, el episcopado limitó su intervención a suplicar por los que se habían convertido al cristianismo. Los obispos recibieron informes sobre la matanza de judíos en los campos de muerte, pero su reacción pública se limitó a vagos pronunciamientos vagos que eludían el mero término judíos.

Hubo, claro, excepciones, tanto nacionales como individuales. Una de éstas fue el prelado berlinés Bernhard Lichtenberg, quien rezó públicamente por los judíos (y falleció en su camino a Dachau). Una nación excepcional fue Holanda, en donde ya en 1934 la Iglesia prohibió la participación de católicos en el movimiento nazi. Ocho años después los obispos protestaron públicamente ante las primeras deportaciones de judíos holandeses, y en mayo de 1943 prohibieron la colaboración de policías católicos en las cazas de judíos, aun a costa de que así debieran perder sus puestos. Muchos judíos salvaron sus vidas gracias a las audaces acciones de rescate de clérigos menores, monjes, y laicos católicos.

Ahora pasaremos a lo fundamental que quedó pendiente de nuestra última lección: los tres principales mitos cristianos inventados en la Edad Media, a través de los cuales la judeofobia fue transmitida desde el siglo XIV.

Libelo de Sangre o Asesinato Ritual

Este es una de las expresiones máximas de histeria colectiva y crueldad humanas. Se trata de la acusación de que los judíos asesinan a no-judíos (especialmente cristianos) a los efectos de utilizar su sangre en la Pascua u otros rituales.

Hubo cientos de libelos, que en general seguían el mismo esquema. Se hallaba un cadáver (usualmente el de un niño, y más frecuentemente cerca de la Pascua cristiana), los judíos eran acusados de haberlo asesinado para usar ritualmente su sangre. Los principales rabinos o líderes comunitarios eran detenidos y se los torturaba hasta que confesaban que en efecto eran culpables del crimen. El resultado era la expulsión de toda la comunidad de esa comarca, tormentos para una buena parte de sus miembros, o bien el exterminio expedito de todos ellos. Generación tras generación, judíos fueron torturados en Europa y comunidades enteras fueros masacradas o dispersadas debido a este mito.

Algunos aspectos son indispensables para entender la enormidad del libelo, a saber:

  1. La ignorancia de los gentiles con respecto de la religión judía (por ejemplo en el judaísmo está totalmente prohibida la ingestión de sangre);
  2. En el medioevo, el pan de la comunión creaba una atmósfera emocional en la que se sentía que el niño divino se escondía misteriosamente en el pan compartido. El friar Bertoldo de Regensburg solía preguntar: "¿quién quisiera morder la cabeza, la mano o el pie del bebé?" En este contexto, el libelo podría considerarse como una especie de proyección colectiva: si detestamos ingerir sangre humana, atribuyámoselo a otros.
  3. Según una superstición difundida en Alemania, la sangre, incluso la de cadáveres, podía curar.

En ese país ocurrió el primer caso, en Wuerzburg 1147. Un niño cristiano fue supuestamente crucificado por judíos (el motivo de la cruz explica por qué los libelos ocurrían generalmente en la época de la Pascua). En Fulda (1235) se agregó otro motivo: los judíos beben sangre cristiana con motivos medicinales. En Munich (1286) se enfatiza que los judíos rechazan la pureza, odian la inocencia del niño cristiano. Así narró los hechos el monje Cesáreo de Heisterbach: "el niño cristiano cantaba ‘Salve regina’ y como los judíos no pudieron interrumpirlo, le cortaron la lengua y lo despedazaron a hachazos".

Así lo explican ciudadanos de Tyrnau (Trnava) en 1494: "los judíos necesitan sangre porque creen que la sangre del cristiano es un buen remedio para curar la herida de la circuncisión. Entre ellos tanto los hombres como las mujeres sufren de la menstruación… Además tienen un precepto antiguo y secreto, por el que están obligados a derramar sangre cristiana en honor de Dios, en sacrificios diarios, en algún lugar".

Inglaterra, España, Italia

En el caso de Norwich (1148) "los judíos compraron al niño mártir William antes de la Pascua y lo torturaron como a nuestro Señor, y durante el Viernes Santo lo colgaron en una Cruz". Esa descripción se reitera en Gloucester (1168) y en Lincoln (1255). En 1290, los judíos fueron expulsados de una Inglaterra enrarecida por la difusión de los libelos, y aun un siglo después de la expulsión, Geoffrey Chaucer lo recoge en sus prólogos a los Cuentos de Canterbury.

También la expulsión de España fue precedida por una atmósfera hostil debida a los libelos. El de La Guardia tuvo lugar en 1490-1491, y de inmediato se instituyó el culto del Santo Niño mártir. El primer libelo español data de 1182 en Saragosa, y el asunto terminó por incluirse en la ley. El Código de las Siete Partidas (1263) reza: "Hemos oido decir que en ciertos lugares durante el Viernes Santo los judíos secuestran niños y los colocan burlonamente sobre la cruz".

Detalles fueron agregándose a la historia, que asumió grandes proporciones. En 1583 Fray Rodrigo de Yepes escribió la Historia de la muerte y glorioso martirio del Santo Inocente, que llaman de La Guardia (después de casi un siglo sin judíos en España) y el argumento sirvió de base para la obra de Lope de Vega El Niño Inocente de La Guardia. En el siglo XVIII José de Canizares lo adaptó en La Viva Imagen de Cristo y Gustavo Adolfo Bécquer (1830-1870) en La rosa de pasión. En 1943 fueron republicados por Manuel Romero de Castilla bajo el título de Singular suceso en el Reinado de los Reyes Católicos.

Un caso crucial en Italia fue una especie de crónica anunciada. Durante la Cuaresma de 1475, el franciscano Bernardino da Feltre anunció que los pecados de los judíos pronto serían revelados. El Jueves Santo un niño llamado Simón desapareció, y al poco tiempo su cadáver fue encontrado al lado de la casa del jefe de la comunidad israelita. Todos los judíos, hombres, mujeres y niños, fueron arrestados. Diecisiete de ellos fueron sometidos a torturas durante quince días, después de los cuales terminaron por "confesar". Uno de los judíos murió en tormentos, seis quemados en la hoguera, y a los dos que aceptaron convertirse se los estranguló. Al principio el Papa Sixto IV detuvo los procedimientos judiciales, pero en 1478 su bula Facit nos pietas aprobó el juicio. La propiedad de los judíos ejecutados fue confiscada y a partir de entonces, los judíos tuvieron prohibida la residencia en Trento (hasta el siglo XVIII tenían aun prohibido el paso por la ciudad). El niño Simón fue beatificado.

Después de este éxito, el fray Bernardino urdió escenarios similares en Reggio, Bassano y Mantua, e instó a la expulsión de los judíos de Peruggia, Gubbio, Ravenna, y Campo San Pietro. Sus últimas víctimas fueron los judios de Brescia, en 1494, el año de su muerte. Al poco tiempo el propio Bernardino fue beatificado, y la Iglesia tardó cinco siglos para anular la beatificación de Simón, en 1965.

Con todo, la posición de la Iglesia y de los monarcas fue en general contraria a los libelos. Después del mentado en Fulda (1235), el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Federico II de Hohenstaufen, decidió clarificar el caso definitivamente a fin de proceder: si los judíos eran culpables se los mataría a todos; si eran inocentes, se los exoneraria públicamente. Las autoridades del clero, como no fueron capaces de llegar a una decisión concluyente "creemos necesario… dirigirnos a gente que alguna vez fue judía y se convirtió al culto de la fe cristiana; ya que ellos, como oponentes, no guardarán silencio sobre nada que puedan saber sobre este asunto entre los judíos".

En consecuencia, el emperador solicitó de reyes de Occidente que enviaran "judíos conversos al cristianismo, decentes y estudiosos, para tomar parte de un sínodo", que eventualmente se expidió así: "No puede hallarse, en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento, que los judíos requieren de sangre humana. Por el contrario, esquivan la contaminación con cualquier tipo de sangre". El documento, que cita de varias fuentes judías, agrega que "hay una alta probabilidad de que aquéllos para quienes está prohibida incluso la sangre de animales permitidos, no pueden desear sangre humana".

Otro pronunciamiento escrito fue el del Papa Inocencio IV en 1247: "cristianos acusan falsamente… que los judíos llevan a cabo un rito de comunión con el corazón de un niño asesinado; y en cuanto se encuentra el cadáver de una persona en cualquier sitio, se les hace recaer maliciosamente la responsabilidad".

Pero la desaprobación de papas y emperadores no impidió que los casos de libelos se multiplicaran, sobre todo en Polonia, en donde el Consejo de las Tierras, órgano representativo de los judíos, envió un delegado al Vaticano, y logró que el cardenal Lorenzo Ganganelli (más tarde Papa Clemente XIV) emprendiera otra investigación exhaustiva. Ganganelli se sumó a quienes se pronunciaron contra el libelo: "Debe comprenderse con cuánta fe viviente deberíamos pedirle a Dios como el salmista ‘líbrame de la calumnia de los hombres’. Espero que la Santa Sede tome medidas para proteger a los judíos de Polonia, del mismo modo en que San Bernardo, Gregorio IX e Inocencio IV obraron en defensa de los judíos de Alemania y de Francia".

En Tiempos Modernos

Desde el siglo XVII, los casos de libelo de sangre se extendieron a Europa Oriental. En 1636 en Lublin, la viuda Feiguele se mantiene firme ante el tormento. A partir del siglo XIX, judeófobos hicieron conspicuo uso del libelo para incitar a las masas en varios países, incluida Siria, en donde el affaire de Damasco de 1840 introdujo el mal en el mundo musulmán. Allí el influyente cónsul francés se sumó a los libelistas mientras toda la comunidad era arrestada y torturada, en el contexto de la pugna de las potencias occidentales para influir en el Medio Oriente.

Con todo, el principal perpetuador del libelo de sangre en tiempos modernos fue Rusia. Aquí se diseminó sin pausa avalado por los zares, quienes en general tuvieron una actitud mucho peor que la de papas y reyes medievales.

El primer caso en Rusia fue en Senno (cerca de Vitebsk, Pascua de 1799). Cuatro judíos fueron arrestrados despues de que el cadáver de una mujer fuera encontrado cerca de una taberna judía. Apóstatas proveyeron a la corte de extractos de una traducción distorsionada de literatura rabínica como el Shuljan Aruj y Shevet Iehuda. Pese a que los acusados terminaron siendo liberados por falta de pruebas, el poeta G.R. Derzhavin incluyó en su Opinión elevada al zar acerca de la organización del status de los judíos en Rusia, que "en estas comunidades se hallan personas que perpetran el crimen, o por lo menos protegen a perpetradores, de derramar sangre cristiana, de lo que los judíos fueron sospechosos en varias épocas y en diferentes países. Si bien opino que tales crímenes, incluso si fueron cometidos a veces en la antigüedad, eran llevados a cabo por fanáticos ignorantes, creo apropiado no pasarlos por alto".

Entre 1805 y 1816 ocurrieron más casos y, para evitar su mayor diseminación, el ministro de asuntos eclesiásticos, A. Golistyn, envió una circular a los jefes de gobernaciones el 6/3/1817, donde explicita que los monarcas polacos y los papas invariablemente invalidaron los libelos, y las cortes los`refutaron. La circular ordenaba que "de aquí en adelante los judíos no sean acusados de asesinar ninos cristianos, sin evidencia, y sobre el mero prejuicio de que necesitan de sangre cristiana".

A pesar de la circular, el zar Alejandro I dio instrucciones de revivir las acusaciones en Velizh. El juicio duró diez años, y aunque los judíos fueron finalmente exonerados, cabe reflexionar en la atmósfera que generaba un juicio tan largo sobre un tema tan escabroso. El zar Nicolás I se negó a firmar la circular de Golistyn, considerando que "hay entre los judíos salvajes fanáticos o sectas que requieren sangre cristiana para su ritual". El libelo recibía así un sello oficial, y ocurrieron muchos en Telz, Kovno (1827); Zaslav, Volhynia (1830); y Saratov (1853).

Otro comité especial designado en 1855 para investigar, incluyó teólogos, orientalistas y apóstatas. Revisaron manuscritos hebreos y publicaciones y, otra vez, concluyeron que no había evidencia alguna del uso de sangre cristiana entre los judíos.

En los años setenta del siglo pasado recrudeció la judeofobia, y el libelo fue motivo habitual en la propaganda literaria y la prensa. En alguna medida estas obras remedaban las que se habían publicado en Alemania y Francia, en las que "expertos" judeófobos "probaban" el libelo, como: Le mystere du sang chez les juifs de tous les temps, de H. Desportes (1859), prologada por Edouard Drumont; y Talmud in der Theorie und Praxis, de Konstantin C. Pawlikowski (1866).

Dos ejemplos de esta literatura en Rusia son Sobre el uso de sangre cristiana por sectas judías con propósitos religiosos (1876) de H.Lutostansky, que agotó varias ediciones, y El Talmud desenmascarado de J.Pranatis, que sigue publicándose. Contra algunos de los calumniadores se iniciaron juicios de difamación. Y las de crimen ritual continuaban.

Con el fortalecimiento de la extrema derecha (Unión del Pueblo Ruso) en la Tercera Duma, las autoridades necesitaban de más casos que justificaran la judeofobia reinante. Uno muy notorio fue el Caso Beilis (1911-1913), armado por el ministro de justicia Shcheglovitov, que despertó la oposición de centenares de intelectuales rusos, entre ellos V. Korolenko y Máximo Gorki. La eventual exoneración de Beilis fue una derrota para el régimen pero, otra vez, la atmósfera de veneno judeófobo surgía con el mero juicio, independientemente de sus resultados.

Cuando los nazis asumieron el poder en Alemania, utilizaron el libelo en su propaganda. Reanimaron las investigaciones y los juicios (Memel 1936, Bamberg 1937, Velhartice -Bohemia- 1940). El 1/5/1934 el periódico Der Stuermer dedicó al tema una edición horrorífica con ilustraciones. Hombres de ciencia alemanes colaboraron en la difusión.

Incluso para 1960 un periódico soviético de Daguestán afirmó que los judíos devotos necesitaban sangre de musulmanes para sus ritos.

Fuera de Alemania (donde en general ocurrienron un tercio de todos los libelos) hubo cuatro casos en el siglo XX. El primero de éstos fue el caso Hilsner. Tomás Masaryk, fundador y primer presidente de la Checoslovaquia moderna, tomó una activa postura en contra del mismo, "no para defenderlo a Hilsner (el acusado, un joven vagabundo) sino para defender a los cristianos de la superstición". Masaryk fue duramente atacado y su cátedra universitaria fue suspendida debido a las manifestaciones de estudiantes. Este caso también creó una ola de tumultos judeofóbicos en Europa, orquestados por el "especialista" vienés Ernst Schneider.

Los libelos ahondaron el estereotipo satánico del judío y, otra vez, el problema no era que la Iglesia lo difundiera. Por el contrario, vimos que usualmente se oponía, y en general trataba de detener las matanzas, pero con su característica ambivalencia. Los niños "mártires" eran reverenciados como santos, tales como en los casos de San Hugh de Lincoln, el Santo Niño Mártir de La Guardia, y Simón de Trento. Cada año durante siglos, los cristianos honraban la memoria de los puros inocentes que habían sido supuestamente asesinados en espantosos rituales judíos.

La Hostia y la Peste Negra

En el Cuarto Concilio Laterano de 1215 fue reconocida oficialmente la doctrina de la Transubstanciación, según la cual la hostia (galleta usada en la ceremonia de la Eucaristía) se transforma en el cuerpo de Jesús. Los protestantes eventualmente modificaron la doctrina y consideran que se trata sólo de un símbolo del cuerpo mas no Jesús en persona (que es el dogma católico hasta hoy).

Este segundo mito, el de la profanación de la hostia, sostenía que los judíos secretamente las robaban de las iglesias para torturarlas y reeditar los sufrimientos de Jesús. Obviamente, había en esta superstición mayor irracionalidad aun, puesto que los judíos claramente descreían de toda transusbtanciación. Pero esta acusación trajo más persecución y matanzas. La mayor parte de los cuarenta casos principales se perpetraron en Alemania y Austria.

El mito se basaba en los supuestos poderes sobrenaturales de la hostia, y en el prejuicio de que los judíos anhelaban renovar en Jesús los sufrimientos de la pasión. Su perfidia era tal, que no abandonaban los tormentos aun cuando de la hostia emanaran sangre o sonidos, o si echaba a volar. (La explicación de la "sangre" es que un honguillo de color escarlata puede formarse en comida rancia que se deja en lugares secos. Se lo denomina Micrococcus prodigiosus).

La primera supesta profanacíon fue en Belitz (cerca de Berlín) en 1243. Un grupo de judíos y judías fueron quemados en la hoguera en lo que pasó a denominarse Judenberg (monte de los judíos). En Italia hubo pocos casos debido especialmente a la protección de los papas, pero se expresó en el arte, como la Desecración de Paolo Uccenno (1397-1475) hecha para el altar de la Confraternidad del Santo Sacramento de Urbino.

De Inglaterra, los judíos fueron expulsados antes de que se difundiera la desecración de la hostia, pero también allí se reflejó en el arte, como en el Croxton Sacrament Play, escrito en 1491, dos siglos después de la expulsión.

Casos famosos fueron el de París de 1290; el de Bruselas de 1370 (que llevó a la destrucción de la judería belga, se celebró en una fiesta especial y todavía se lo ve grabado en las reliquias de la Iglesia de Santa Gudule); el de Knoblauch en 1510, que resultó en treinta ocho ejecuciones y la expulsión de los judíos de Brandenburgo. Por lo menos dos casos son aún celebrados localmente: el de Deggendorf, Bavaria, que data de 1337, y el de Segovia de 1415, que supuestamente había producido un terremoto, y resultó en la confiscación de la sinagoga y la ejecución de los líderes judíos.

Precisamente en España el infante don Juan de Aragón patrocinó algunas acusaciones. En la de Barcelona de 1367 varios sabios (como Hasdai Crescas, Nisim Gerondi e Isaac B. Sheshet) se hallaban entre los arrestados con la comunidad entera (hombres, mujeres y niños), encerrada en la sinagoga por tres días sin comida. Como no confesaron, el rey ordenó su libertad, y sólo tres judíos fueron ejecutados. Diez años después hubo casos en Teruel y Huesca.

El caso de Lisboa de 1671 se produjo cuando ya no había judíos en Portugal. Por lo tanto, cuando la hostia de la iglesia de Orivellas fue robada, un edicto real ordenó la expulsión… de todos los Nuevos Cristianos. Las supuestas desecraciones continuaron hasta el último caso, en 1836 en Bislad, Rumania.

El último mito de esta trilogía fue la ya mentada Peste Negra. Entre 1348 y 1350 una epidemia múltiple s (bubónica, septicémica y neumónica) causada por el bacilo pasteurella pestis, arrasó a casi cien millones de personas, un tercio de la población europea. En centros de densidad poblacional, como monasterios, la tasa de mortandad era superior. La racción popular fue extrema: o bien se buscó refugio en el arrepentimiento y las súplicas a Dios, o bien lanzándose al libertinaje y el salvajismo. Lo curioso es que estas dos actitudes se combinaron en que arremetían contra los judíos, quienes fueron acusados de envenenar los pozos de agua para destruir la cristiandad. En esos años miles de judíos fueron masacrados.

La bula del Papa Clemente VI (26/9/1348) vino a defenderlos, y definió la plaga como "pestilencia con que Dios aflige al pueblo cristiano". La vasta mayoría de la población, empero, la veía como pestis manufacta (artificial), la forma más simple de entenderla (y después de tanta matanza contra los judíos, podía sospecharse de que en algún momento éstos buscarían venganza).

La primera acusación fue en septiembre de 1348 en Castillo de Chillon del lago de Ginebra. Los judíos "confesaron" que la plaga había sido diseminada por un judío de Savoy guiado por un rabino que había preparado el veneno. Las matanzas se extendieron entre España y Polonia, destruyendo trescientas comunidades. Los llamados Flagelantes expiaban sus pecados matando judíos a su paso.

Las matanzas se dieron especialmente en Alemania, aun cuando al principio el emperador Carlos IV intentó defenderlos. Después se sumó al fervor de las hordas y concedió "perdón por cada transgresión que incluía el asesinato y destrucción de judíos". En muchas localidades los judíos fueron asesinados aun antes de que la plaga llegara. En Mainz, seis mil judíos fueron llevados a la hoguera, y en Estrasburgo dos mil judíos fueron quemados en una pira gigantesca en el cementerio judío.

El mito de los judíos envenenando pozos agravó su imagen diabólica, y después de la Peste Negra el status de los judios se había deteriorado por doquier.

Hubo en la Edad Media otros mitos que armaron el arsenal judeofóbico, pero ninguno fue mortífero como los mencionados. Uno adicional fue el del Judío Errante, una figura de la leyenda cristiana condenada por Jesús a vagar hasta su segunda venida, debido a que lo desairó o le pegó en su camino a la crucifixión. Dio lugar a muchos cuentos aun hasta este siglo. Nación aparentemente en Bolonia en 1233, cuando peregrinos del monasterio de Ferrara relataron que vieron a un judío en Armenia que había presenciado la Pasión de Jesús, lo ofendió, se arrepintió y se convirtió al cristianismo. Los nombres del Judío Errante varían en idiomas y tradiciones: Cartaphilus, Buttadeus, Votadio, Juan Espera en Dios, Ajasuerus, Isaac Laquedem, y Der ewige Jude. Se transformó, en efecto, en símbolo del pueblo judío todo, culpable y errante en el mundo. Este mito influyó arte y literatura, pero no produjo genocidios.

En contraste, la mentada trilogía generó máximo sadismo, y transformó la voz judío en sinónimo de diabólico. El arte medieval muestra al judío con cuernos, cola, cara satánica, postura grotesca, en compañía de puercos y escorpiones.

En el siglo XVI se produjo un cisma en la Iglesia, y nació el protestantismo, que entre otras facetas buscó recuperar las raíces hebreas del cristianismo. Pero fueron infundadas las esperanzas prematuras en que los judíos serían respetados por una Iglesia de mayor compasión hacia ellos. Lo veremos en nuestra próxima lección.

 

¿El justo vivirá por fé?

Cientos de personas, todas ellas cristianas, creen que la fe les "salva", que los hace "justos" y que les da derecho a la "vida eterna", mientras que quien no tiene fe (en jesús claro está) va al infierno, no es salvo, es inmoral y pecador…

Hace poco tiempo me encontré con un amigo a quien no veía desde la escuela, entramos a un café y empezamos a hablar sobre nuestras vidas. Éntre tantas cosas me dijo que ahora es evangélico, y que su vida ahora es feliz, entonces yo le pregunté: ¿y estas convencido de que ese es el camino a la verdad?, claro, "nadie viene al padre sino es por jesús" -me dijo. Ahh, ok, dije, y pregunté: ¿y cómo harían aquellos que vivieron antes de jesús?, él no supo responder acertadamente, entonces me dijo: "El justo por la fé vivirá", a lo que volví a exclamar, cuál neófito en la materia: hmm, ok…, y pregunté: ¿Qué piensas tú del pacto de D”s con la humanida?, él dijo: "el primer pacto era la ley, ahora la ley ha sido abrogada y se ha introducido la gracia, para que por medio de ella seamos salvos", volví a asentir con actitud de desconocedor del tema: mira tu chico, que cosas… y entonces le dije: no, pero yo me refiero al pacto de D”s con Noé, el que fue sellado con el arcoiris, el que fue antes del pacto de D”s con Israel, en el cual sólo Israel es beneficiario; me dijo en actitud de asombrado: ¿en serio?, ¿dónde está eso?, instandome a que le citara capítulos y versículos de la biblia, yo le dije simplemente: en el Génesis, y le expliqué: luego del diluvio, D”s le habló a Noé y le dio siete mandamientos, y le dijo que sellaría con él un pacto, mediante el arcoiris, que tiene siete colores, y ese pacto contiene la promesa de no volver a destruir la tierra por causa del hombre, o sea, es un pacto de perdón y misericordia para con la humanidad, pero a cambio de ello debemos retribuir a D”s su infinita misericordia con nuestra humildad, y aceptar y acatar los siete mandamientos básicos para toda la humanidad. El muchacho no sabía que decir, nunca habia oído una explicación en ese sentido de ese pasaje, jamás se habian detenido en su iglesia a "estudiar" ese libro, de esa manera. Le dije entonces: ¿si ya la humanidad ha sido perdonada no sólo esa vez, sino antes del diluvio también, si estamos bajo el pacto de Noé, si lo único que debemos hacer es cumplir siete mandamientos, más los que se deriven de ellos, qué papel pinta jesús en todo esto?, insistió mi amigo diciendo: él vino a redimirnos…, ¿de qué?, le repliqué; ¿no estás oyendo que no hace falta tal redención posterior a la que D”s mismo nos otorgó cuando preservó la vida en la tierra, en los tiempos de Noé?, si, bueno, eso fue hace mucho tiempo, pero después vino el pacto con Moisés, y…. no lo dejé terminar, le dije: eso es para Israel, y esta bien escrito que dice que ese Pacto es Eterno, incluso en la Era Mesiánica la Alianza de D”s con Israel permanecerá… entonces él dijo: "pero ellos invalidaron el pacto, y ahora nosotros somos acreedores de la promesa", le dije entonces: "Entonces quiere decir que si mi papá me regala un carro, y yo lo choco, ¿el carro puede ser del primero que venga a recogerlo al taller cuando esté reparado?, quiere decir que el dinero que mi papá invirtió para regalarmelo no vale, el esfuerzo que hizo para darme el regalo no vale, el valor afectivo que guarda el carro, no importa, los documentos de propiedad que me acreditan como dueño del carro, no tienen ningún valor… no amigo, Israel es y será por siempre el único beneficiario del pacto que D”s ha establecido con ellos. Pues Él no se retracta de su palabra.

La conversación fue más larga y la discusión se tornó mejor a favor de la verdad al final, espero que pronto mi amigo reflexione y empiece a ver luz donde la hay en abundancia, una luz construida sobre la base de la acción y no de una fé nomás.

A quienes puedan pensar que la fé sola los hace justos, uno de sus líderes, Santiago, les dice. Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿podrá la fe salvarle?… Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. (Santiago 2: 14…17).

Y yo agregaría: la fé en un objeto de adoración, la fé en idolatría no sólo es muerta sino que corroe el alma de quien profesa.

Hermano Noajida que no has asumido aún la realidad existente y eterna, no es tarde… aún tienes tiempo de rectificar.