Archivo de la categoría: chispa

Autoestima vs Idolatría (2ª Parte)

En la primer parte explicamos cómo aumentar la confianza en uno mismo fortaleciendo la autoestima apartándose por completo de la idolatría, en esta parte trataremos otro aspecto igual de importante que de hecho es necesario para completar una personalidad saludable con una actitud frente a la vida de seguridad confianza y aprecio por uno mismo y por los demás, para realizar esto es necesario apelar a otro de nuestros importantes Mandamientos al de la “No blasfemia” entonces complementaremos la parte anterior donde tratamos la prohibición a la idolatría con este que trataremos la prohibición a la blasfemia, y veremos cómo entre estos dos aspectos configuran una personalidad saludable con una actitud de seguridad integridad y confianza para uno mismo y para los demás.

Entre fortalecer la autoestima y caer en el error de creernos más que los demás existe una delgada línea, de hecho las personas que poseen una baja autoestima van de un extremo a otro, de la idolatría hacia la blasfemia como la balanza que se inclina de un lado hacia otro unas veces creyéndose más y otras veces menos que los demás, y es que estos dos aspectos están profundamente ligados es decir que la blasfemia te puede llevar hacia la idolatría y viceversa la idolatría te puede llevar hacia la blasfemia.

Cuando existe un desequilibrio en alguno de estos dos aspectos, seguramente afectara y te llevara hacia el extremo opuesto, pongamos un  ejemplo para entenderlo.

Hace poco conocí a una persona, que cree en jesús con todas las practicas idolátricas que esto conlleva hacer o sea poner la confianza en cosas u objetos que no son Dios, como ídolos rituales u otra cosa que se les ocurra pero idolatría en el sentido más puro, y me llamaba la atención su forma de actuar, caminaba muy erguida con la mirada hacia arriba y cuando veía a alguien lo miraba como si fuese este un ser inferior, pero esa seguridad que aparentaba era relativa pues en otras ocasiones se veía como un  ratón asustado en su escritorio y lo peculiar era que cuando le encomendaban hacer alguna tarea muchas veces se sentía incapaz de hacer las cosas o argumentaba que le daba “pena” hacerlas y hablamos de tareas propias de su profesión que forman parte necesaria en el desempeño de cierta actividad, pero al fin y al cabo esa seguridad que aparentaba de repente se esfumaba y aparecía un autoestima baja y una inseguridad notable, pasaba de sentirse muy segura y por encima de los demás a sentirse menos y con  menos capacidades que los demás, esto es efecto de creer poner la confianza en ídolos y dejar de reconocer la chispa de divinidad que existe en todos nosotros causado esto por supuesto por las religiones en este caso el cristianismo.

Cuando el individuo pone su confianza en algo relativo sea esto objetos o sujetos su seguridad será relativa como la existencia de esas cosas, hay quien pone su confianza en ídolos en el dinero en los bienes u en otras cosas y sin duda que algunas de estas cosas(como el dinero o bienes)  son buenas pero solo como herramientas, no como “dioses” como son tomados por muchas personas, y es que todas estas cosas tienen un fin una caducidad y cuando se van el individuo nuevamente siente esa inseguridad esa desconfianza en si mismo y en los demás, pero la confianza en el Eterno en Su Majestad El Rey de reyes nos dará la seguridad plena que necesitamos para andar con rectitud en esta vida, pues sabemos que todo este universo y lo que contiene Le pertenece a El, y que en cada sitio de este mundo está El con Su inacabable Bondad y que Su presencia trasciende y sobrepasa por mucho los limites de esta realidad, por lo tanto en cualquier lugar donde estemos nosotros también estará El.

 La idolatría tiene el efecto que te hace sentir menos de lo que eres realmente menoscaba tus fuerzas y te hace creer que eres incapaz de hacer muchas cosas y la blasfemia tiene el efecto de hacerte sentirte más que los demás haciendo que pierdas la oportunidad de reconocer la grandeza que hay en ti y por lo tanto en los demás, y entre un aspecto y otro, se consumen los días de la persona haciéndola caer en ambos extremos, haciendo de su vida un vaivén de sentimientos negativos.

¿Pero porque la blasfemia te hace sentir más que los demás, y que tiene que ver esto con insultar a Dios?

Es sencillo, todos fuimos hechos a imagen y semejanza (espiritual) del Todopoderoso, todos sin excepción traemos y cargamos esa carísima semejanza del Creador del mundo, entonces al menospreciar o hacer de menos a los demás también estamos menospreciando la imagen deL Eterno.   

El hombre sincero sabe y conoce perfectamente su lugar así como el de los demás en la creación, la verdad es que nadie es superior a los demás pues todos TODOS sin excepción fuimos creados a imagen y semejanza (espiritual) del Todopoderoso, claro que todos tenemos un papel que distinto que desempeñar en este mundo, todos haciendo labores distintas pero que finalmente se complementan entre sí, pero la igualdad que nos da haber sido creados a la imagen del Todopoderoso nadie la puede negar.

Saber quien eres y quienes son los demás es una cuestión de identidad pero que cuando la has entendido te da seguridad, caminas por la vida sereno confiado en tus capacidades pero sin menospreciar también las capacidades de los demás.

Cuando has reconocido a tu Creador cuando has descubierto tu identidad y has aprendido a apreciarte  a ti mismo por ello y cuando has aprendido a valorar a los demás por la misma razón estarás en el camino de la realización verdadera pues solo de este modo se puede sostener una conducta recta e integra ante los ojos de Dios y del hombre.

¡Hasta luego!

La disonancia cognitiva y el poder de las religiones

¿Cómo se puede inducir a la persona a decir, actuar y eventualmente llegar a sentir y pensar lo que en realidad no piensa?
O mejor formulada: ¿Cómo hace la iglesia, familia, sociedad, el pastor, el falso rabino mesiánico, etc., para someter a la gente a las ridículas, contradictorias, enfermizas, denigrantes, costumbres y dogmas que profesan?

Es una pregunta muy importante a tener en cuenta a la hora de querer ayudar al prójimo (o a uno mismo) a salir de la oscura cárcel de la religión, para que despierte a pleno la luz de la conciencia noájica.

Respuestas ya hemos brindado en otras ocasiones, (búscalas si deseas en el sitio, te serán de gran ayuda), cuando mencionamos acerca del miedo, la manipulación, el sentimiento de culpa, la promesa (falsa) de salvación, el desprecio a quien se aparta, etc.
Hoy añadimos una más, a partir de  la teoría de la disonancia cognitiva.

La expuso León Festinger en 1957: una tensión entre creencias o actitudes incompatibles busca ser mitigada reduciendo la inconsistencia—ya sea cambiando alguna cognición, añadiendo cogniciones, o reduciendo la importancia de la cognición en su comportamiento. Y siguiendo la ley de la mínima resistencia, las actitudes y valoraciones son más fáciles de cambiar que los comportamientos (sobre todo si éstos se han producido ya…).

Traduzco con un ejemplo, que probablemente tú has vivido en carne propia cuando eras preso de la religión (cualquiera de ellas -recuerda, noájismo y judaísmo NO SON religiones-).
El pastor dice algo así como “siento a dios en mí… el espíritu santo está en nuestra santa congregación… quien no lo siente (grita) ¡ESTÁ POSEÍDO por (grita más fuerte) SATANÁS!!!!”.
Tú no lo sientes, te aviso que tu vecino tampoco, la esposa del pastor tampoco, en realidad, ni siquiera el pastor… pero no tardan en levantarse las manos derechas y se escuchan el vocifereo cual cuadrilla de locos exclamando en “lenguas” su encarnación del espíritu santo en ellos. Y tú, ¿te quedarás afuera del grupo?
Tú solamente oyes los gritos innentendibles, ves las manos, las poses histéricas o casi epilépticas, la gente que se desmorona, los llantos pelados, el aire zumbando de emoción “sagrada”… ¿dejarás que te vean como hereje, que te señalen y acusen de poseído por satanás? ¡Válgame no!
Tú también chillas como zorra a quien se le quema la cola.
Bailoteas, te desplomas al piso, babeas, hablas en lenguas angelicales, blabla.
Al principio quizás fue actuado para no ser el excluído, el diferente, el enfermo, el malo, el satánico, el pecador; pero un par de segundos más tarde, hasta tú te crees la mentira, te sientes realmente personaje de esa fantasía enfermiza y cancelas el recuerdo de que comenzaste por actuar así, y no en realidad habías sido imbuido por algún espiritu celestial. Bloqueas tu recuerdo antes de esa transformación “carismática”, “milagrosa”, que “evidencia el espíritu santo”.
Quizás ni siquiera el pensamiento de actuar como los demás te fue consciente, sino que fue como un veloz rayo que cruzo de tu inconsciente a tu acción y dicción y sentimiento.
Así pues, lo que era falso lo terminaste conviertiendo en realidad para ti.
No porque hubiera algo realmente, sino porque tu mente-emoción, tu aparato psíquico respondió según explica la teoría de la disonancia cognitiva.

Vamos, te animo a que me dejes tu comentario aquí debajo con tu testimonio de alguna de aquellas payasadas que hiciste y de las que ahora te avergüenzas, pues no estás sometido a manipulación emocional, ni a presión del entorno, ni a culpas, ni a lavados de cerebro, ni a ninguna de las vejaciones a las que te sometieron involuntariamente en tu casa y adrede en la iglesia (o falsa sinagoga mesiánica, que es lo mismo pero con otra careta).
Vamos, te pido que compartas tu experiencia para enriquecernos mutuamente, para ayudar a otros a salir del horror en el cual tú también estabas.
Lo que hice por ti, y otros hicieron por ti, para darte una nueva y mejor vida, para hacerte sentir valioso en realidad, para quitarte de encima la pesada mochila de la maldición de la cruz, es hora de que tú también lo hagas por otros (y por ti mismo, para reforzarte en la senda correcta que transitas ahora).

Y si tú eres de los que aún duda, se sigue congregando a pesar de sentir o saber que todo lo que pasa con tu pastor es una farsa, te aliento doblemente a que encuentres la chispa divina dentro de ti para romper las cadenas que te tienen preso y te ahogan.
Sé libre, te lo ruego.

Ahora, mira cómo el mecanismo de la disonancia cognitiva se amplifica y enturbia aún más la vida del individuo y de la sociedad.

Festinger y Carlsmith hicieron un significativo experimento de comportamiento. Daban a los sujetos una tarea deliberadamente aburrida y pesada. Luego les pagaban un dólar si le decían a otros sujetos que la tarea era en realidad gratificante y entretenida.
Así se creaba una disonancia cognitiva, pues los otros sujetos sentían que la tarea era espantosa, pero estos otros les decían que estaba bien.
Para no caer en contradicciones, en disonancia, los sujetos no pagos para mentir comenzaban a decir que era entretenida también.
Pero esto no terminaba allí, ya que entre los mentirosos a los que se les pagó para mentir, había algunos que seguían afirmando, espontáneamente, sin inducción por parte de los experimentadores, que en realidad la tarea era entretenida.
¿Lo entiendes?
Negaban lo que había pasado, bloquearon sus recuerdos, comenzaron a vivir una vida de fantasías… ¡todo por un miserable dólar!
¿Cúanto peor es cuando esto ocurre en un antro clerical, con toda la sociedad y el entorno familiar que se mienten unos a otros, para al final terminar todos creyendo “en verdad” la mentira fundamental?
Y los que llegan luego, sienten que estas personas son sinceras en lo que sienten, que profundamente creen que son visitados por jesús, o que hablan en lenguas, o que hacen/pasan milagros, etc.
Son sinceros en sus afirmaciones, pues su mente está en la senda de la disonancia cognitiva.
¿Entiendes la terrible situación y cómo se sostiene con el tiempo?
¿Comprendes por qué se hace tan difícil sacar a tus familiares y amigos del pozo hediondo de la religión?
¿Captas por qué muchos han pasado por FULVIDA y luego tristemente bajan sus cabezas y regresan al rebaño de las “contentas ovejitas” sufridas y sometidas de algún pastor malicioso?
¿Eres consciente de que si expones públicamente al pastor (o su iglesia), probablemente se cree en torno a él una especie de escudo protector solidario, que no es más que el EGO grupal que se defiende de la Luz?
¿Te das cuenta realmente?

Cuando la persona no ha bloqueado inconscientemente el recuerdo de que era todo una farsa al comienzo, ocurre que se autojustifica. Paso a paso va inventando excusas, desde las más tontas a las más ingeniosas, pero todas ellas buscando justificar una acción/palabra/sentimiento/pensamiento que se siente en el fondo que no es correcto.
Pero, esta persona tampoco se salva de quedar empentanada en su propio pantano de mentiras/excusas.
Más tarde o más temprano, también se creerá su fábula y los sentimientos fingidos de un principio y sostenidos en base a mentiras voluntarias y conscientes. Terminará por ser también esclavo.

Como ves, somos víctimas y victimarios.
Víctimas de manipuladores, astutos pastores, maquiavélicos políticos, sometidos a las presiones del grupo.
Pero nuestro EGO nos hace también victimarios, de otros, pero especialmente de nosotros mismos.
Nos queremos autojustificar al respecto de necedades, nos escondemos debajo de excusas, pero terminamos siendo engullidos por las redes de mentiras que tejimos.
Nuestro EGO que no quiere ser marcado o avergonzado por los otros, termina siendo encadenado al deseo de otros.
Nuestro EGO nos somete, para creernos que somos los que sometemos.
Nuestras elecciones y nuestras acciones construyen nuestras valoraciones posteriores.

Para nosotros, siempre lo que elegimos es lo mejor y lo más acertado.
Pero, como dijera el más sabio de los hombres: “En la opinión del insensato su camino es derecho, pero el que obedece el consejo es sabio.” (Mishlei / Proverbios 12:15).
Creemos, queremos creer, sentimos, que nuestro camino es el correcto; pero si dependemos de nosotros, si nos dejamos manipular por los otros, andaremos en oscuridad: “El camino de los impíos es como la oscuridad; no saben en qué tropiezan.” (Mishlei / Proverbios 4:19).
Trajimos estos dos versículos para poner en claro que ya desde milenios este mal aqueja al hombre y la sociedad.
No es una cuestión de la cultura occidental y cristiana, ni de los medios masivos de comunicación, aunque ciertamente con el cristianismo (en todas sus ramas y variantes, especialmente las que se hacen pasar por judaicas), se ha visto acrecentado el uso de estas técnicas de manipulación.

Dijo el sabio que el impío no sabe con qué tropieza en la oscuridad, pero ahora nosotros sabemos que el tropiezo es el EGO.
De hecho, el EGO es la oscuridad.
(Recordemos que llamamos EGO al Yo Vivido, al ego llevado hasta el extremo, y no al Yo Auténtico, el ego sano y necesario).

Nos dejamos llevar por los planos inferiores de nuestro ser, en lugar de seguir la senda marcada por el Eterno para los gentiles.
La solución para el gentil es el noajismo.
Cuando se mesura el pensamiento y el sentimiento con los Siete, cuando no se admite la manipulación, cuando se deja de lado el orgullo inflado, cuando se somete uno a la Luz del Amo en lugar del dictado del entorno o del pastor o del amigo, cuando se hace lo correcto realmente, entonces uno estás más a cubierto de tropezar.
Ojo, no estamos a salvo, solamente a cubierto; pues no somos más “sabios” por no tropezar nunca, sino por darnos cuenta de que hemos equivocado el paso, retraernos y avanzar con hidalguía como Dios quiere de nosotros.

Tomemos en cuenta un dato esencial: cuanto más erróneo concepto de sí mismo tenga la persona (autoestima incorrecta), más motivada para cambiar sus actitudes tras un comportamiento inconsistente.
Es decir, quien no es humilde, porque se valora en más o en menos de lo que realmente es, termina siendo presa fácil de este tipo de manipulación.

Por otra parte, los sujetos que han aprendido a valorarse correctamente, o que consideran que son responsables de sus acciones, o quienes admiten sinceramente y sin dobleces que están siguiendo instrucciones, o quienes aprendieron a lidiar con el miedo básico, experimentan menos disonancia.

En resumen, si actuamos de modo inconsistente con la verdad o con nuestras creencias, primero lo hacemos, luego lo justificamos, y por último nos lo terminamos creyendo.

Así la máscara se convierte en la cara y ya no se sabe quién se es ni cuál es la misión sagrada que le compete en la vida.

A quitarse la máscara, a permitir que la cara respire, a fomentar el despertar de la conciencia noájica, a despertar ya.

En FULVIDA trabajamos para que haya menos esclavos y más socios en la construcción de Shalom.
¿Tú estás haciendo tu parte?
Porque a FULVIDA la hacemos ENTRE TODOS o no la hace nadie.

El consejo diario 284

Encuentra la chispa divina que hay en ti
y en el prójimo.

Hazla deslumbrar en todos tus pasos
y ayuda al prójimo a hacer así mismo.

Emplea las herramientas que Dios te dio
y alumbra sin pausa pero sin impaciencia,
ilumina dentro de la oscuridad para que sean más y más los que perciban la Luz.

Vive en este mundo tal como Dios te encomedó,
ese es todo “el secreto”.

Transitando el camino

En nuestras oraciones matutinas, en la sección del Credo Noajico, decimos:

“No debo dejarme caer en errores ni pecados, sino esforzarme por ser un hijo íntegro de Ti, Padre Celestial.”

Linda Frase, verdad? Que nos reafirma, nos hace fuertes y nos percata de como debemos de actuar durante el día.

Primero: No caer en errores. Evitar darle la mano al ego, pues es sabido que a quien da la mano le terminan agarrando el codo. Tratar de actuar con prudencia, como indican los sabios: “¿Quien es Sabio? aquel que actua con prudencia”, por lo tanto, siempre cautelosos, transitando el camino sin deseperación, sino con astucia, evitando que el ego no nos termine enrredando y haciendonos caer en errores que terminaran -Dios libre-  en pecados.

Segundo: Esforzarnos no solo en no caer en manos del ego, sino en crecer en integridad. Siendo fieles, cabales, cumplidores y humildes delante de Dios. Respetandolo y respetando a las personas. Ayudando al prójimo, iluminando y despertando chispas de divinidad para hacer de este mundo una morada para Dios.

Errores que conducen a pecados, retorno que conduce a la humildad delante de Dios. Siete preceptos que nos conducen hacia una vida con sentido, llena de dicha, de felicidad. Encontrandonos con nuestro Yo Autentico y puro que cada ser humano posee dentro suyo. Actuando sin caretas, sin máscaras, haciendo justicia, amando la misericordia, creciendo con diligencia y aveces chocando con la negligencia. Aprendiendo que la mejor opción es seguir el sendero Divino, el sendero que nos ilumina, el sendero que tu alma reclama, el sendero que nos hace mejores, el sendero que Aquel Sabio espera que sigas para que gozes de una buena vida.

Tal dijeron los Sabios: “Según el esfuerzo sera la paga…”

En el día nos deparan cosas, errores, momentos de dicha, momentos de tristeza, momentos de caídas. Pero nunca te olvides de levantarte y nunca dejes de esforzarte en ser un hijo íntegro delante de Dios.

Saludos!



Buscando la esencia.

Dijo Descartes: “Pienso, luego existo”

Muchos sentidos puede darse de esta frase, pero te diré una:

Ante todo uno debe buscarle un sentido a la vida. ¿Cuales el sentido de la vida? Pues tan solo hay un sentido en la vida y es vivir en dirección a Dios. Dios es el sentido de nuestras vidas. Vivir en dirección a Dios nos lleva a lograr amor por nuestro Amo y por consiguiente cumplir con sus mandamientos, que no son pesadas cargas ni difíciles de lograr, que tienen el carácter más de “consejos” que de “mandatos.” A pesar de que uno los debe llevar a cabo, guste o no, entienda o no, por el solo hecho de que es Su Voluntad. Pues ha de entenderse la palabra “dirección” no como dirigirse en cierto sentido, más bien como “cumplir en aras de Dios”. Pues uno no esta jugando a quien esta más cerca de Dios.

Cuando uno logre meditar y “piense” el sentido del mundo y la misión general y particular, recién logra existir como lo que es, como lo que verdaderamente es su esencia, esa chispa divina y pura que yace en cada ser humano como ser creado a imagen de Dios*. Existe y vive internalizándose en su misión particular, lleva los Siete a la práctica y vive de acuerdo a su rol y status, dentro de sus posibilidades.

Pero atiende a este consejo, medítalo, recuérdalo, y logra ser lo que eres, sin caretas y sin ser lo que los demás desean que seas, sino lo que es tu esencia, aquello puro que se encuentra en ti:

Dijo Kant: “Pensar es fácil. Actuar es difícil. Actuar siguiendo el pensamiento propio es lo más difícil”.

Pero no imposible, porque vivir los Siete es tener las herramientas para lograrlo. ¡No lo olvides!

“Piensa lo que eres y existe como lo que eres”

Saludos!

* Esa chispa divina siempre se mantiene pura, por más sucio o malvado que halla sido el ser humano en la vida.


Preguntas para meditar

Te gusta verte lindo, de buen aspecto exteriormente. ¿Te has puesto a pensar si te gustaría verte lindo por dentro? ¿Que haces para lograrlo?:

Has alimentado tu cuerpo conforme al sistema de nutrición, desayuno, almuerzo, cena. ¿Te has puesto a pensar si nutriste el día de hoy a tu alma?:

Has vuelto a errar, pues, ¿Que haces para no volver a cometer el error? ¿Cual es el fin del mismo?

Si todos poseemos una parte del mismo Dios que proviene de lo recóndito de Él. ¿Te entrenas a querer esa chispa divina que también se encuentra en los demás?

Si Dios es el bien absoluto, ¿Crees que algo negativo puede provenir de Él? ¿Si tú te alejas de Él, del bien absoluto, pues no crees que el mal te rodeara?

Si al fin y al cabo, todo es para nuestro beneficio, ¿De que te quejas?

Si no encuentras consecuencia de tus actos por lo mal que te sucede, ¿No crees que Dios te esta probando o exhibiendo?

Si en el mundo estas para crecer, ¿No es hora de que tengas los brazos cruzados, verdad?

Si el alma enseña humildad, ¿Que esperas para aprender de ella?

Si la naturaleza se rige por las reglas de Dios, ¿No crees tu, que tienes raciocinio, que esa es la mejor opción?

Si el día de mañana, no estas más en el mundo. ¿Que es lo que dejaras aquí?

Si tu inclinación al mal cumple con su propósito, ¿No crees que debieras hacer lo mismo?

Si la luz es capaz de iluminar mucha oscuridad, ¿A cuanta oscuridad piensas iluminar hoy construyendo Shalom?

¿Dices lo que haces o haces lo que dices?

Si no le encuentras un sentido a la vida, ¿No crees que primero debas buscarlo con todas tus fuerzas, pues el que busca encuentra, verdad?

Si en la vida aprendes, ¿Has llevado a la práctica lo aprendido?

Sin el ejemplo no aprenderías, ¿Y con el ejemplo a quien enseñas?

Saludos!



Ser o No Ser!

Dijo Shakespeare: “Ser o no ser…”, ¿Te has puesto a meditar esas palabras?, ¿te has preguntado cuales fueron sus pensamientos en esos instantes que compuso la frase filosófica?:

¿Ser que? ¿No ser que? ¿Que significa?.

Esto es simple, se es o no se es. Ahora la cuestión: ¿Se es que? lo que eres, ¿No se es que? lo que no eres.

¿Que eres?:

“Hashem, Elokim, formó al hombre del polvo del suelo e insufló en sus narices el aliento de la vida, entonces el hombre se transformo en un ser viviente…Gen 2:7.”

Eres un ser viviente compuesto de tierra y de una chispa divina, que viene de lo más profundo de Dios, conocida como “Alma”.

¿Porque es importante saber que tienes un alma?

Es importante que siempre reconozcas y tengas en mente constante el saber de donde vienes, de Quien vienes. Cuando entiendas esto podrás entender la importancia de tu existencia, la importancia de la chispa divina que existe en ti, esa chispa que es el soplo de Dios y por consiguiente la chispa que proviene de lo más recóndito del Ser Supremo.

¿Porque existe una dicotomía en la persona de cuerpo y alma?

Pues porque el alma necesita ser desafiada y el cuerpo refinado. Y nuestra misión es unir estos dos aspectos que existen en el individuo. Si observas el mundo, hay una dicotomía en todas las cosas. En un libro están las letras y detrás las ideas, en el mundo esta lo material y lo espiritual. Si observas el relato de la Creación, veras dualidades: Cielo y tierra; Aguas de arriba y Aguas de abajo; Tierra y agua; Sol y Luna con las estrellas; peces y aves; Animal y hombre, etc.

Platón dijo: “El cuerpo es la cárcel del alma.”¿Es así? ¿es esto verdad? ¿es el cuerpo quien encierra al alma sin dejarla elevarse?, pues en cierto sentido sí. Pues el cuerpo constantemente nos reclama las necesidades materiales, en tanto el alma desea elevarse por sobre todas las cosas y llegar a Su Fuente. Esto se compara a una vela, el cuerpo es el pábilo y el alma es la llama, siempre anhelante hacia arriba, en constante acercamiento con Su Creador. Tal como expreso metafóricamente el hombre más sabio: “Lámpara de Dios es el espíritu del hombre…Prov. 20:27.”

Tú que eliges ser: ¿El pábilo o la llama?

Dijo Rubert de Ventos: “Para descubrir en nosotros mismos lo que son las cosas es preciso olvidar lo que creemos ya saber.”

En cierto sentido esto seria romper las cascaras, todo aquello que obstaculiza nuestra manera de vernos y de ver al mundo. Por ej. Para “ver a Dios”, aquel que haya pasado por el cristianismo, deberá romper las cascaras de Jesús, el que haya pasado por el mesianismo deberá romper las cascaras de todas esas enseñanzas falsas que le inculcaron. Todo esto  para crecer, para mejorar, para desarrollar ese aspecto que es su deber desarrollar para su propio beneficio. En resumen esto seria: Empezar de cero, de abajo, escalando cada escalón para llegar a Dios.

Y comprenderás que existe una dicotomía en nuestro ser, para que entendamos que existe tanto lo material como lo espiritual. Y que ambos son importantes y necesarios para crecer en nuestras vidas.

Ser Noajida o No Ser Noajida.

En la actualidad es difícil ser lo que somos, pero no imposible. Y ese es el desafío. Debes crecer en lo que eres, en tu identidad espiritual. Debes regar la raíz de lo que eres con buenas acciones, actuando acorde la conducta de un individuo que construye Shalom a todo momento y circunstancia.

El secreto de ser lo que eres esta en sacar lo que eres. Sin importar que dirán los demás, sin sentirte deprimido, sin sentirte  solo por estar luchando por tu esencia y aún más, luchando por crecer en el Pacto que Dios tiene contigo.

No interesa las diferencias o igualdades que tienes con los demás, solo sé tu mismo.

Y ser tu mismo, es ser tu esencia, es ser Noajida. Yo elijo serlo:

Y Tú?

Saludos!


Resp. 681 – Despertar a quien es

Profesor Y. Ribco; Saludos:
Esta es la tercera vez que le escribo.
Soy la Sra. M. Aroche de aca de la Florida.
Gracias por su pagina.
Es dura y sin tapujos.
Una vez la borre de todos los lugares de mi computadora donde la pudiera encontrar; pero……… aqui estoy.
Hoy llegue a la desesperacion con respecto a mi identidad espiritual y clame a HaShem en mi desesperacion.
Y….. unas horas despues me encontre leyendo un articulo de**** .co.il donde una bat noaj relataba algo muy parecido a lo que me estaba ocurriendo. Sin palabras.
1- Mi consulta es la siguiente: Tengo una hija de 17 y un varon de 21 que aun viven conmigo y no se como explicarle esto de que ahora somos Bnei Noaj. Pues primero fuimos hinduistas ,luego cristianos, despues mesianicos y ahora Bnei Noaj?
2- Por otro lado, donde puedo encontrar la Halajot para la observacion de los 7 Mitzvot Bnei Noaj?
Muchas gracias por todo y le reitero mi saludo

Seguir leyendo Resp. 681 – Despertar a quien es

Un propósito …Cuál?

ELMUNDOHACIENDOSE

Tu proposito en la vida es crecer espiritualmente, uno debe proponerse una meta, un objetivo en aras de D-os. Crecer en nuestro pacto Noajico y refinarnos atraves de las experiencias que se viven en la vida.

El alma nos grita fuerte cuando necesita de espiritualidad, porque ella tiene un proposito. Cuando no se la atiende uno siente un vacio muy profundo que se va extendiendo a medida que no se lo llena.

Seguramente muchas personas han visto pobres que revisan las basuras y buscan atender a sus necesidades fisicas. Asimismo hay personas pobres espiritualmente que buscan en las basuras idolatricas llenar ese vacio espiritual que reclama el alma. Una persona pobre al comer de la basura, ¿Se sentira lleno?, de seguro que por un momento. Una persona pobre espiritualmente al llenar sus dudas y atender a su alma con idolatrias o con cualquier cosa que no sea lo correcto, ¿Se sentira llena?, de seguro que por un momento. Pero el alma siempre estará reclamando aquello que le pertenece y gritará hasta que la escuches.

Y así la lista sigue, las  personas buscaran atender a sus necesidades espirituales. Algunos suelen refugiarse en peliculas, programas de tv, drogas, la música, placeres materiales, fantasías, etc.

“Dijo Hashem, Elokim: “Mira, el hombre se ha vuelto como único en la tierra entre nosotros en cuanto al discenimiento entre el bien y el mal. Ahora no sea que extienda su mano y tome también el Árbol de La Vida, y coma y viva para siempre”. Entonces, Hashem, Elokim, lo echó del Gan Eden para que trabaje la tierra de la que había sido tomado…Gen. 3: 22 y 23″.

En lo referente al bien y el mal, Hashem es Único arriba y el hombre único abajo, solo ellos tienen libre albeldrio. La única forma de llenar ese vacío espiritual que nos revolotea en el transcurso de la vida es conocer y aplicar apenas una chispa del proposito por el cuál fuiste creado. Por lo tanto debes trabajar en tu vida para llegar a concretar tu misión.

Tu querido lector tienes una misión especial en la vida, tú mismo eres especial. Así como cuando nuestro estomago se retuerce para que lo alimentes, así tu alma se retuerce para que la atiendas, para que la llenes, para que te intereses en lo que te esta pidiendo.

La expulsión del paraíso es una metáfora del descenso del alma al mundo. Tu misión especial es refinarlo y refinarte atraves del cumplimiento de los Siete preceptos, las siete herramientas que Tu Amo te otorgó, los siete platos especiales que El Eterno ha puesto en tu vida para que alimentes a tu alma y tengas fuerzas para llevar a cabo Su voluntad.

Fulvida es una de las tantas  bandejas que tiene ese tipo de platos especiales, nuestro Maestro es el mozo que te las sirve, sientate  y llena tu alma con lo que El Eterno escogió para ti.

Una vez que obtengas fuerzas, deberás utilizarlas para bien, muchas oportunidades te esperan en la calle para que lleves a la práctica lo que El Padre desea. Actos de bondad, de caridad, obras de bien, estas cosas son tu proposito. Tu vida esta llena de oportunidades para que hagas de este mundo una morada para D-os.

Tienes una misión especial, las herramientas necesarias y a  El TodoPoderoso que te apoya.

Saludos!.