Archivo de la etiqueta: violacion

¡Para ti, que has sido violentada…!

“Desde que tengo memoria, no he tenido un solo día de felicidad, cambiaría todo si pudiera por un día, uno solo,… no un momento sino un día completo para ser feliz”…

Me quede allí sentada escuchando una historia que estremecía mi ser mientras intentaba comprender el dolor y las lágrimas de una joven que apenas alcanza la mayoría de edad.

Por un instante,  quise conectarme con su ser esencial, que salió a gritos para hablar,  para dejar de contenerse y de ser contenido, para decirle a ella, no a mí; que es tiempo de sanar, y de alcanzar esa felicidad que hasta ahora ha sido tan esquiva, y que el Ego, ha sabido usar para mantener allí constantemente su poderío, su dominio, para  aumentar su impotencia y acrecentar sus miedos y temores,   llevándole  incluso a estados autodestructivos y nocivos para su vida.

Su  “yo vivido”  está marcado por profundas  heridas,  que han creado muchas máscaras producto del abandono, de la separación de sus padres, de abusos sexuales de familiares y desconocidos, la burla, la desatención, la indiferencia, la escasez, el maltrato físico y emocional,  en fin una historia muy larga y  muy triste…

Le decía, que había “algo” que no le habían quitado, algo puro, sagrado, bello, intocable, ese lazo, esa chispa que nos une al Creador, y que se convierte en un bálsamo real, verdadero  para sanar, para curar, para armonizar lo que somos, y para continuar viviendo.  Ella precisa ayuda profesional, pese a su negativa inicial, de recibir ayuda, una respuesta muy usada por el ego para mantenerla sumida en la impotencia a una persona.

Este vídeo, lo preparé para ella, para “un caso” de los miles y millones que hay en el mundo; un mundo que ha hecho caso omiso  a las sencillas normas de vida que nos ha dado el creador, un mundo que sería el paraíso terrenal si tan sólo volviéramos nuestros ojos a lo realmente importante.

Si  eres una persona que ha sido violentada física y emocionalmente, éste mensaje es para ti:

Busca ayuda profesional, pero no busques ni creas  esas cosas que no salvan, que no ayudan, pero que disimulan tu impotencia, que ofrecen pociones ó remedios mágicos, que te dicen que repitas lemas sin sentido, y que en ultimas no harán más que camuflar tu alma y acrecentar tu dolor; quítale poder a tu ego (aquel que acrecienta tu impotencia),  comunícate, habla, y ten  presente que lo más valioso aún está en ti.

Amigos, difundamos el noajismo, el mundo entero está enfermo por la ausencia de él.

Un abrazo, y que sepamos construir shalom!


Resp. 684 – Zoologia (Bestialismo)

kjuhda nos consulta:

Shalom More
Mientras veiamos un programa de animales asombrosos, mi abuela conto que cerca de donde ella vivia mataban cerdos para carne, tambien que los trabajadores de este lugar tenian sexo con los animales, pero q cuando no les daban permiso de matar a estas hembras nacian cerdos con cara de humanos. Ahora mi pregunta…estas bestias q?q se hace cn ellas? mas bien q se puede hacer cn ellas? y que tanto es culpable el hombre del nacimiento de estas?
Gracias por su tiempo Shalom
Sandra Hernandez, 15 años, estudiante, NM

Seguir leyendo Resp. 684 – Zoologia (Bestialismo)

Resp. 683 – Violacion por uso de supositorio o termómetro en infante?

kjuhda nos consulta:

Shalom More y Gracias de antemano por su tiempo!
1- Mi abuela paterna me comento que el supositorio es violacion,
2- y tengo entendido que lo leyo en un libro(no se cual).
3- Mi pregunta salio a flote porque a mi primmo recien nacido le midieron la temperatura por el ano en el doctor.
4- Ahora bien, que tan cierto es que esto sea violacion hacia un menor y que podemos hacer?
Shalom More!!!
Sandra Hernandez, 15 años, estudiante, NM

Seguir leyendo Resp. 683 – Violacion por uso de supositorio o termómetro en infante?

Amistad & Familia & Fidelidad ProVida

Familia & Pajeja & Fidelidad ProVida

Saliendo a pasear, o yendo en el transporte público, es curioso ver la cantidad de sexo que se dedica la gente en público, con tocamientos descarado y ni siquiera en público. No solo de jovencitos y jovencitas, tambien hay gente adulta, que hacen besos y más que eso en publico, en tus propias narices. Algunas personas, con el superlativo, de que los fines de semana y fiestas, acuden a lugares de baile y fiesta, y además beben inmoderadamente y a veces toman drogas como cannabis y pastillas, o incluso rayas de cocaina.


Es conocido, que algunas mujeres o chicas, se ofrecen sexualmente “prostituyéndose” a cambio de que se le de una cierta cantidad de droga, que algunos sujetos, muestran enseñando algun papel o bolsita que los contenga. En esa situación y a veces despues de haber bebido alcohol y consumido, antes otras pastillas o drogas o más coca; tienen actividades sexuales en reservados de los wc o en los coches, o directamente se arriesgan a ir con un conodico a un domicilio, o lugar desconocidos también. En esas situaciones hombres y mujeres desde los 15 ó 16 años, hasta cerca de los 40 años, se dedican atener sexo inmoderado; incluso sin precaución anticonceptiva, para no quedar embarazados y para no tener enfermedades de transmisión sexual y de todo tipo, pues intercambian fludidos corporales y se hacen pequeñas heridas.


Algunas de estas mujeres, mayoritariamente jovencitas adolescentes y otras jovenes, tras tener sexo, acuden a la pastilla del día despues, algunas esperan más a confirmar, las faltas y toman la decisión de abortar, sin considerar dar el niño en adopción, a parejas que no pueden tener hijos naturalmente; las cuales incluso cubririan sus gastos sanitarios y un poco más. Muchas personas, consumen sexo liberal y van incluso con diversas personas, del otro sexo o/y del mismo. Esto es especialmente frecuente, en gente que ademas consume bebidas alcoholicas y cannabis, pastillas estimulantes y hasta cocaina.

 

Y van realizan una escalada, o un descenso en la degradación personal, considerando que todo vale para distraerse y para tener placer inmediato.


Algunas pocas, mujeres embarazadas, se casan con el padre que engendró la criatura sin quererlo, y viven unos meses o unos años; finalmente se separan, por no ser compatibles y por tener problematicas convivencias, por no estimarse, y haber solo sexo y una inmadurez notable. Por eso se agradece cuando ves a alguan pareja que se respeta y reserva, para el matrimonio.

 

Pero, sinceramente, en el ambiente que vivo no conozco ninguna que se reserve de ese modo. Y claro, tampoco conozco a ninguna persona más, que crea en el Dios Uno y Único, siendo noájida. Conozco a algunos judíos de Barcelona, pero no tengo mucha amistad con ella. Y me pregunto, Barcelona es una ciudad grande, de más de 2 millones de personas, y es un espejo del mundo.


Cuanto hay por mejorar, que bueno sería aceptar los Siete Mandamientos Universales, y NO TENER SEXUALIDAD IMPROPIA y menos aun con desconocidos, es lo que aqui se llama ENROLLARSE, Y TENER RELACIONES RÁPIDAS, en un parque, un coche, un servicio o sitios de lo más variopintos, y eso algunas personas (hombres y mujeres) lo repiten, semanalmente y cuanto más le cabe o le es posible, con más variadas parejas mejor; incluso teniendo pareja, le dan el salto para ir con otra persona, asi va el mundo.


NO SE BUSCA CREAR VIDA, SINO PASARLO DE PLACER EN PLACER Y DE UNOS BRAZOS EN OTROS. Así van las sociedades. Luego dicen que se autoriza, el abortar a las jóvenes mayores de 16 años, con un adulto que las acompañe, sea su padre o hermana, o una simple conocida. Se dice, que es para evitar embarazos no deseado, ya ni se dicen que violaciones, sino embarazos tenidos sin querer, pero que se tienen realizando prácticas de riesgo, no solo de embarazos, sino de contraer diversas enfermedades, las cuales algunas personas descubren y hasta difunden, hasta que se las diagnostica. La sexualidad inapropiada y la falta de respeto y falsas amistades, están en aumento. DONDE ESTAN LOS VALORES NOÁJIDAS y el RESPETO A LA FAMILIA.


DONDE SE CONSTRUYE SHALOM, PUES EN ALGUNOS CASOS, PERO NO MUCHOS. ¿No creen? Felicito a las parejas y familias noájidas, que viven con respeto y fidelidad, sus vidas. Y se comparten y educan apropiadamente a sus hijos y/o nietos, y otros familiares. Dios los bendiga y traigan el NOAJISMO ACTIVO A SUS COMUNIDADES y CIUDADES CON GUSTO y CON HONOR.


Paz, y bendiciones. Y variemos un poco los temos, que algunos se repiten muchísimo, no creen Uds.

¿Quién era el chino de los tanques? ¿Qué fue de él?

El testimonio de los periodistas que captaron esta imagen quedó para la historia. Sobre el protagonista de esta imagen existen muchas versiones.

Una de las fotografías más famosas del siglo XX muestra a un joven que detiene los tanques en Pekín hace veinte años.

Es una de las imágenes de álbum del siglo XX: el 5 de junio de 1989 avanza en Pekín, por la ancha Avenida de la Paz Eterna (nombre anticipatorio), un batallón de tanques; uno tras otro, los dragones de hierro y pólvora; se dirigen hacia la plaza de Tiananmen, situada a menos de cien metros; el pánico ha limpiado la alameda, que se encuentra desierta; los estudiantes han huido y solo quedan grupos de personas que presencian desde la sombra lo que ocurre.

De repente aparece un joven de camisa blanca que lleva una bolsa de plástico o de papel en cada mano. El hombre se detiene frente a los tanques, y los obliga a parar. Luego de unos momentos de desconcierto, el tanque de vanguardia intenta esquivar al muchacho. Este vuelve a interponerse en su camino. Ocurre varias veces, hasta que el joven decide trepar al tanque y conversa algo con los soldados. Luego baja, camina hacia la vereda y se pierde entre la gente.

Cuatro fotógrafos de prensa y por lo menos un camarógrafo de la BBC captaron la escena desde un hotel cercano. Su testimonio quedó para la historia. En Occidente se lo muestra como ejemplo de resistencia a la dictadura; en la China, como prueba de la prudencia de los militares durante las jornadas de junio de 1989.

De la matanza de Tiananmen, ocurrida en Pekín hace veinte años, quedan muchas dudas y preguntas: ¿cuántos murieron?, ¿cuántos fueron abaleados en las calles pequinesas?, ¿cuántos fueron fusilados en los meses siguientes en otras ciudades?, ¿qué consecuencias internacionales y domésticas tuvo este episodio para la China?, ¿qué efectos políticos dentro del Gobierno?

A muchos que vieron en ese momento o han visto después la imagen del joven de los tanques les preocupan más, sin embargo, otras cuestiones: ¿quién era?, ¿qué hacía?, ¿cómo se llamaba?, ¿qué pasó con él?, ¿dónde está?, ¿qué guardaba en esos dos talegos iguales a los que millones de personas llevan todos los días a su casa?,

Hay más respuestas para las primeras que para las segundas preguntas. Pero, de todos modos, una capa de neblina sigue cubriendo lo que ocurrió en junio del 89 en China.

Un líder que sí tiene nombre

El origen de las protestas fue un gesto del régimen que había iniciado Hu Yaobang, secretario del Partido Comunista, partidario de una modernización política coherente con la apertura económica que se desarrollaba en China. En abril, Hu falleció y a su funeral, en la plaza de Tiananmen, acudieron miles de estudiantes. A pesar de la censura informativa, los chinos sabían que el comunismo europeo se estaba derrumbando, y decidieron que había llegado la hora de salir a la calle.

Fue el comienzo de las protestas. Una semana después, acudían más de 100 mil jóvenes a la plaza. Un estudiante de menos de 20 años, Zhou Yongjun, se convirtió en el líder de la masa que pedía más democracia. Zhou fue detenido el 5 de junio y pasó cuatro años preso. En 1993, Washington consiguió que le permitieran salir hacia Estados Unidos, donde vivió hasta 1998. En ese año intentó retornar clandestinamente a China y fue detenido de nuevo.
Luego de tres años de “reeducación”, volvió en el 2002 a Estados Unidos. En septiembre de 2008 entró a Hong Kong y otra vez trató desde allí de pasar al interior de la China. Lo capturaron de nuevo, y hace un mes las autoridades comunicaron a su familia que será juzgado por fraude al Estado.

En junio, con Zhou en plena efervescencia como jefe de la revuelta democrática, el Gobierno decidió reaccionar con dureza y sacar los tanques. Esos mismos que, durante unos pocos minutos detuvo en la avenida el chino del talego.

Se habla de más de mil muertos, hasta de diez mil. Seguramente son entre dos y tres mil. Algunas fotos revelan a decenas de cadáveres -presumiblemente estudiantes- al lado de sus bicicletas en proximidades de la plaza. Los datos indican que en la propia Tiananmen no hubo víctimas, pero sí en las calles adyacentes y los barrios vecinos. Nicholas Kristof, que era el jefe de corresponsales del New York Times en Pekín, recordó hace dos días que “la Avenida de la Paz Eterna estaba empapaba de sangre” y que los rebeldes arrojaban ladrillos y cocteles molotov contra la tropa.

Este mismo diario entrevistó a Liu Suli, un intelectual que hace veinte años se sumó a los revoltosos y ahora tiene una librería en Pekín. El 4 de junio, víspera del enfrentamiento del chino con los tanques, un soldado se acercó a Liu Suli cuando se encontraba en la plaza de Tiananmen y le apuntó a la cabeza con el fusil.

– Les aconsejo que se vayan cuanto antes -dijo en voz baja-. Sus vidas corren peligro.

Liu atendió el consejo a tiempo y, junto con otros compañeros, se largó “por un campo caótico donde se veían buses volcados y vehículos militares consumidos por las llamas”; en el camino, encontró siete cadáveres de estudiantes. Capturado, permaneció veinte meses en una diminuta celda junto con otros trece prisioneros. Ahora, además de la librería, tiene un blog donde critica el sistema y enfrenta periódica censura, como la que en estos días se ha impuesto sobre el aniversario de la matanza de Tiananmen.

Ni vivo ni muerto, todo lo contrario

La represión, mucho más fuerte entonces, se extendió pronto a otras ciudades. Miles de personas fueron encarceladas y se produjo un apuntalamiento de las corrientes políticas más conservadoras dentro del Gobierno y una vasta campaña internacional contra las violaciones de derechos en la China.

¿Y el chino de los tanques? Sobre él sólo flotan suposiciones y conjeturas. Desde que salió del encuadre de las cámaras se ignora su paradero. Según un diario británico, el joven se llama o se llamaba Wang Weilin y es o era un estudiante de 19 años. Una periodista de Newsweek añade que fue arrestado poco después y posiblemente se halla en prisión. Dice un antiguo funcionario del Gobierno de Estados Unidos que lo fusilaron a mediados de julio de 1989. Pero, de acuerdo con un diario de Hong Kong, en el 2006 el hombre vivía en Taiwán. Afirma algo distinto el camarógrafo español José Luis Márquez, único que filmó desde la propia plaza:
“Dos o tres días después, el chico apareció rapado y muerto en un rincón de la ciudad”. Sin embargo, Jian Zemin, secretario del Partido Comunista, respondió en 1992 a la famosa entrevistadora norteamericana Barbara Walters que el joven “no fue ejecutado”.
Sin embargo, nada concreto se ha sabido de él. En diciembre de 1998, la revista Time divulgó su lista de los cien personajes más importantes del siglo XX. Encabezada por Albert Einstein, aparecen en ella solo veinte líderes políticos, entre los que se cuentan Wintson Churchill, Lenin, Adolf Hitler, Mao Zedong, F. D. Rooselvet y uno al que denomina “Rebelde Desconocido”. Es el chino de los tanques.

“Casi nadie conoce su nombre -dice la revista–. Nadie fuera de su barrio había leído sus palabras o escuchado su voz. Nadie sabe lo que ocurrió con él desde una hora después de que tuvo su momento en las salas de las casas de todo el mundo. Pero este hombre que se plantó ante una columna de tanques cerca de la plaza de Tienanmen debe de haber impreso su imagen en la memoria global de manera más vívida y más íntima que el propio Sun Yat-sen (fundador de la China moderna, 1866-1925, que no clasificó entre los cien líderes del siglo). Casi con toda certeza fue observado en ese instante trascendental por más gente de la que nunca pudo ver, sumados, a Wintson Churchill, Albert Einstein o James Joyce.

Tal vez nunca llegaremos a saber quién era, de dónde provenía y qué suerte corrió el hombre de los tanques. Y, sobre todo, tampoco podremos averiguar lo que llevaba en los dos talegos arrugados que constituyen ese rasgo suyo que realmente lo acerca a todos los ciudadanos anónimos del mundo.

Y tu cuando vas a detener tu Tanque ?
Fuente: Periodico el Tiempo

EL CUERVO QUE QUISO SER PALOMA

Hay un cuento entre la literatura judía que me brinda una idea  y creo que sirve para ayudar a aclarar un concepto que parece que aún no queda claro, trata sobre su manera de andar tan particular. El relato dice así;

“ El cuervo tiene también culpa por el brinco torpe suyo  al andar. Él observó el paso elegante de la paloma, y envidioso trata de emularlo a él. El resultado fue que él casi se rompió  sus huesos sin tener éxito en lo más mínimo haciéndose  parecer a la paloma, para no mencionar que él trajo el desdén de  los otros animales sobre él. Su fracaso excitó el  ridículo. Entonces él decidió volver a su propio andar original, pero  en el intervalo se olvidó de él, y él ni no podría caminar de  una manera ni de la otra apropiadamente. Su paso se había vuelto un brinco entre  uno y otro. Así nosotros vemos cómo verdad es que quién no está contento con su pequeña porción,  pierde su pequeña parte que tenía por esforzarse por mejores cosas buenas.”

Sabemos que cada uno de los diferentes grupos de nuestro planeta tiene diferentes roles según los papeles que nos dan desde Arriba.

Por ejemplo, tenemos una clasificación de grupos en escala ascendente de esta manera;

1.- LOS MINERALES. Son  materia inerte de diferentes formas y mezclas entre ellos y pocas veces se encuentran en estado puro, son elementos o compuestos carentes de vida propia aunque tengan en su interior microorganismos unidos a ellos.

2.- LOS VEGETALES. Es el reino que tiene vida pero no se pueden mover de su lugar donde nacen y un porcentaje de estos producen frutos.

3.- LOS ANIMALES. Es un reino de escala evolutiva más avanzada que los anteriores porque se pueden mover en un territorio normalmente limitado y tienen miembros para caminar y comer, pero aunque tiene boca y cerebro no hablan ni razonan como los humanos aunque se pueden comunicar entre sí al menos dentro de su propia especie.

4.- HOMO SAPIENS. La raza humana en general pues, pero por sus diferentes roles los dividiremos  a su vez, así;

4a.-  EL PUEBLO NOAJIDA.

4b.- EL PUEBLO JUDIO.

En TODOS los casos anteriores aunque hay una complejidad creciente en términos generales en NINGUN CASO, en cada escala aunque sea el mayor en su propio rango significa que vaya a saltar de una clasificación a otra, es decir el mejor de los vegetales no es el peor de los animales ni el más humilde de los animales significa que sea mayor que  cualquier vegetal o que al morir evolucione o descienda a la otra esfera de su dominio o para decirlo en otras palabras cada quien se mueve en su propia área que nace.

En la 4ª. Clasificación Homo Sapiens podemos hacer según sus roles, otra clasificación mas;

A.- El Sumo Sacerdote es representante ante Dios y los hombres y viceversa también del pueblo judío y de alguna forma de los demás pueblos.

B.- La Comunidad judía es un ejemplo de conducta ante los demás pueblos representando un ejemplo a seguir como Luz de las Naciones.

C.- EL  PUEBLO NOAJIDA que deberían ser las demás naciones en realidad asumen este papel un pequeño porcentaje y ya que casi todas las naciones adoptaron por OLVIDO E IGNORANCIA otros roles como llamarse Cristianos, Musulmanes, Budistas, etc. Es decir nacemos como Noajídas pero adoptamos el ser creyente de otra fe, normalmente heredada.

Pero lo que quiero añadir acá es otra clasificación que es un aparente injerto novedoso en los últimos años que se hacen llamar así mismos JUDIOS MESIANICOS que en realidad ni son judíos ni son Mesiánicos, sino que son como el Cuervo del principio del Post que al querer imitar el gracioso andar por la vida a la paloma ( La Comunidad Judía) por envidia o por ignorancia o por el más básico tal vez de los llamados 10 Mandamientos la Codicia  que aunque aparece al último tal vez esto lo hace el más importante ya que aparece como factor común en todos los demás violaciones de los siguientes Mandamientos.

Entiendan hombres que se hacen ser mesiánicos no existe esa clasificación es un invento dañino pues a la luz de la verdad son imitadores que han perdido su identidad y al andar tropiezan, dan brincos  ya que se les olvidó su manera de andar y como el cuervo si continúan así provocan el ridículo y pueden perder la porción o rol que les toca como gentiles el ser Noajida como se ilustra en el interesante relato del cuervo que quiso ser paloma.

Constructores de hecho y no de palabra

Recientemente leí en un diario la noticia de la detención de un falso sacerdote que había estafado  a algunas familias y profesionales de buen corazón que le ofrecieron su ayuda tanto económica como profesional para la creación de un hogar destinado a  niños en riesgo social.Un detalle fue que al allanar la casa donde se hospedaba, junto con encontrar libros religiosos,la policía halló material pornográfico descargado vía internet.No es mi intención juzgar al sujeto, pues yo he cometido muchos errores que  me alejan de ser un ser humano perfecto, pero debo decir que así como él hay muchos que se aprovechan de la confianza y fe de la gente para satisfacer sus intereses.

Hay muchas personas hoy en día  que han perdido el encanto de vivir y necesitan algo o alguien que les de esperanzas de que las cosas van a mejorar y que su existencia no ha sido en vano y  que tiene un sentido.En algunos casos es por la indiferencia que hay entre los miembros de su familia que en vez de amarse sinceramente, parecieran estar  juntos por rutina u obligación.En otros es por decepciones personales ya sea de amigos, parejas ,matrimonios o bien por el sufrimiento provocado por una enfemedad u otro perdida importante.Otras igualmente importantes podrían ser la cesantía violaciones, maltratos,etc.

Como sabemos la vida no  siempre es como uno quiere que sea,bien sea por causa de nuestras propias decisiones o por lo que pasa en nuestro entorno.Creo que si tomaramos en cuenta  la presencia del Eterno y el cumplimiento de sus preceptos,nuestra perspectiva de la vida sería distinta y nuestras sociedades serían más justas. De hecho, en muchos gobiernos  a través de la historia (como los de Nerón,Hitler, Stalin,etc), no se he respetado el cumplimiento de los mandamientos universales dados por el Altísimo y esto ha generado divisiones, inequidad social, violencia, intolerancia,etc, que han afectado las vidas de muchas personas que sólo quieren vivir tranquilamente y que al estar en tal situación se sienten perdidas.Si las naciones dejaran sus armas, ambición y soberbia, y se preocupran del bien común y la hermandad, sin duda alguna el mundo sería un lugar mejor.Nuestras sociedades serían mas equitativas, respetuosas,seguras,felices y productivas de lo que son ahora.

Esto no es una utopía y será real cuando estemos en la era mesiánica,anunciada por los santos profetas al pueblo de Israel.Mientras tanto, no se puede llorar sobre la leche derramada y en la medida de nuestras posibilidades, debemos procurar construir shalom con los dones que a cada uno el Eterno le ha dado y con la puesta en práctica de  los  7 mandamientos universales y sus ramificaciones.Que Dios los bendiga mucho.Shalom.

                                                                   Fabián Sepúlveda Morales


Ieshu sin Espíritu de Santidad

Jes** envió los demonios a un grupo de 2.000 cerdos, causando que estos saltaran y se ahogaran en el mar (Marcos 5:12-13). Claramente Jes** pudo haber enviado a los demonios a cualquier otro lugar, pero él escogió que los tales se fueran donde estaban los cerdos y así causarle la muerte a esos animales. Esto se llama abuso animal y es una clara violación del mandamiento de no ser cruel con los animales.

Los seguidores de Jes** justifican cada acción que este falso mesías hizo y que carece de explicación alguna, salvo las obvias que demuestran lo pervertido y aberrante de tal ser.

Pero, la enseñanza de la Verdad afirma que el Espiritu de Santidad NUNCA reposará sobre aquél que mata a una criatura (cualquiera) sin propósito alguno*.

Se cuenta una historia sobre Rabí Sholom Ber Schneerson, conocido como el Rebé Rashab, de una ocasión en que tomaba un paseo con su joven hijo, Yosef Yitzchak, que llegaría a ser el sexto Lubavitcher Rebé. Mientras caminaban, el joven ociosamente alargó su mano y arrancó una hoja de una planta. Su padre lo reprendió por ello, recordándole que todo en la creación tiene un alma y por tanto uno debe ser cuidadoso. Si el hombre tiene necesidad de un objeto y puede tomarlo dentro de los límites que Dios ha determinado, el derecho lo acompaña porque al hombre le fue dado dominio sobre el mundo entero. Pero el hombre no tiene derecho a obrar con rapacidad (sin propósito alguno); pues, en tal caso, ni para arrancar una hoja le acompaña el derecho.

Que toda idolatria sea borrada pronto de la tierra.

_ _ _

*Kitvei Arizal

Enseñanza basada en el libro “El camino del gentil justo”

La Naturaleza de la Judeofobia (G. Perednik) – Unidad 9

… las peores víctimas de la judeofobia zarista fueron los niños. La causa principal fue un sistema de reclutamiento de judíos, promulgado en 1827, conocido como Cantonismo. La ley establecía que la edad de conscripción obligatoria serían los doce (12) años, bajo el pretexto de excluir a quienes sostenían a sus familias. El objetivo lo aclaraba la propia ley, al fijar que "los menores judíos serán colocados en establecimientos de entrenamiento preparatorio para servir en el ejército del zar por veinticinco años durante los cuales serán guiados a fin de aceptar el cristianismo". Los niños así reclutados se llamaban cantonistas ("cantones" eran las barracas de entrenamiento) y se los disciplinaba bajo amenaza de hambre y castigos corporales.

 


 

Unidad 09: Rusia: entre Zares y Soviets

Por: Gustavo Perednik   

Dedicamos las últimas dos lecciones a dos modelos de la judeofobia moderna, Francia y Alemania. Ahora pasaremos al tercer paradigma, el conspiracional. Hemos dicho que en la época moderna, el país con más libelos de sangre fue Rusia, donde el agravante adicional fue que, en contraste con los papas y monarcas de Occidente, los zares estimularon la calumnia.

El primer caso ruso ocurrió en Senno en 1799, cuando antes de la Pascua cuatro judíos fueron arrestados debido al hallazgo de un cadáver. Ese año se solicitó al poeta Gabriel Derzhavin que investigara. Su Opinión elevada al zar acerca de la organización del status de los judíos de Rusia denunció el "parasitismo económico" y que "en estas comunidades se hallan personas que perpetran el crimen, o que por lo menos protegen a quienes lo perpetran, de derramar sangre cristiana, de lo que los judíos fueron sospechosos en varias épocas en distintos países. Si bien considero que tales crímenes en la antigüedad fueron cometidos por fanáticos ignorantes, creo apropiado no pasarlos por alto".

Con este sello semioficial, el zar Alejandro I dio instrucciones para que el libelo fuera revivido en Velizh, en donde el juicio duró diez años. Y aunque los judíos probaron finalmente su inocencia, el mero debate público bastó para que el siguiente zar Nicolás I se negara a firmar una circular de 1817 que requería no incriminar a judíos sin evidencias. La judeofobia se exacerbaba mientras duraban esos procesos, cualesquiera fueran los veredictos.

Libelos en Kovno, Zaslav, Volhynia, Saratov, etc., llevaron a que en 1855 se designara otro comité investigador. Una vez más sus conclusiones fueron categóricas: no había ninguna evidencia para acusar a los judíos. Y sin embargo, la noticia del asesinato ritual se difundía sin pausa y "expertos" en el tema publicaban libros que "describían los modos" en que la sangre cristiana se utilizaba (ejemplos de libelistas en Rusia fueron Lutostansky y Pranatis, fuera de ella Desportes y Cholewa).

Después de la partición de Polonia a fines del siglo XVIII, el mayor bloque de israelitas quedó bajo dominio ruso; durante el siglo XIX la mitad de los judíos del mundo vivían en Rusia (aproximadamente cinco de los diez millones). La judeofobia se intensificaba agravada por los sucesivos juicios de asesinato ritual.

Los judíos tenían prohibido residir fuera de la Zona de Residencia (Catalina II había formulado una invitación a los extranjeros para que se radicaran en el país, pero explicitó: "todos, excepto los judíos". También la emperatriz Elizabeth, cuando le solicitaron la admisión de judíos con propósitos comerciales había replicado: "No acepto beneficios de los enemigos de Cristo").

Con todo, las peores víctimas de la judeofobia zarista fueron los niños. La causa principal fue un sistema de reclutamiento de judíos, promulgado en 1827, conocido como Cantonismo. La ley establecía que la edad de conscripción obligatoria serían los doce (12) años, bajo el pretexto de excluir a quienes sostenían a sus familias. El objetivo lo aclaraba la propia ley, al fijar que "los menores judíos serán colocados en establecimientos de entrenamiento preparatorio para servir en el ejército del zar por veinticinco años durante los cuales serán guiados a fin de aceptar el cristianismo". Los niños así reclutados se llamaban cantonistas ("cantones" eran las barracas de entrenamiento) y se los disciplinaba bajo amenaza de hambre y castigos corporales.

Sobre los hombros de los líderes comunitarios judíos se depositaba la responsabilidad de alcanzar altos cupos de adolescentes. Estos provenían de los hogares más pobres, de los que eran arrancados para siempre. Cada comunidad se veía en la obligación de recurrir a bravucones llamados jpers ("secuestradores" en idioma ídish) que arrebataban a los niños ante los gritos de padres y vecinos. Desde los ocho (8) años de edad, los niños eran aprisionados en el edificio de la comunidad y de allí los retiraba el ejército. El sistema se hizo más riguroso durante la Guerra de Crimea (1854) cuando la cuota se fijó en treinta conscriptos por cada mil judíos, y las bandas de jápers acechaban para cazar a sus víctimas.

De la Zona de Residencia, los niños eran transferidos hasta Siberia, en viaje de varias semanas. El pensador ruso Alexander Herzen registró su encuentro con un convoy de cantonistas en 1835, y la explicación que recibió del oficial a cargo: "un muchachito judío es una criatura debilucha y frágil… no está habituado a marchar en ciénagas por diez horas diarias, ni a comer galleta entre gente extraña, sin madre ni padre que lo mimen; por ende tosen y tosen hasta que se tosen ellos mismos a la tumba… Ni la mitad llegará a destino; mueren así nomás como moscas… Ya dejamos un tercio en el camino" dijo, señalando la tierra.

Durante las tres décadas en que hubo cantonismo, cuarenta mil niños judíos fueron reclutados. El nombre bíblico Be-emek Ha-Bajá, En el Valle de Lágrimas, que mencionamos hace tres clases, también fue el título de una novela del escritor ídish Mendele Mojer Sforim (m. 1917), en la que se narra ese horror (Peretz Smolenskin y otros escritores también incluyeron páginas escalofriantes sobre el tema).

Una vez en las barracas, los niños que sobrevivían eran entregados a sargentos que habían sido entrenados para "influir" en la religión de los mancebos. Los "educadores" usaban hambre, privación de sueño, azotes y varios otros tormentos hasta que se alcanzaba el bautismo, o la muerte. Después de la ceremonia, los jovencitos debían cambiar sus nombres, eran registrados como hijos de padrinos designados, y comenzaban el entrenamiento propiamente dicho. Sus nuevos camaradas frecuentemente les hacían recordar su origen judío por medio del maltrato y la humillación. El zar Nicolás I definía el cantonismo como "el método para corregir a los judíos del reino".

Un efecto colateral del sistema fue que muchos padres optaban (aunque reticentemente) por enviar a sus hijos a escuelas públicas o a colonias agrícolas, ya que así se los eximía de la conscripción. Por ello éstas pasaron a ser financiadas por el impuesto de vela, un gravamen sobre las velas para rituales judíos, tales como recordatorios y casamientos.

El Baile Y Su Fin

La deplorable situación de los judíos de Rusia hizo que creyeran que un zar con nuevas ideas personificaría un promisorio amanecer. Alejandro II es todavía llamado el Zar Libertador en la historiografía rusa, debido a su política liberal, la Era de las Grandes Reformas. En lo que se refiere a los judíos, el cantonismo fue abolido y la Zona de Residencia mitigada. Como escribe Jaim Potock en su historia de los judíos, los iluministas judíos en Rusia supusieron que comenzaba la Emancipación según el modelo occidental "y el baile comenzó". Pero no calcularon que el proceso liberador desataría un violento contragolpe.

Ya avanzados en el curso de judeofobia, podemos prever lo que ocurrió: como en Francia y Alemania, los judíos ingresaron en las artes y el periodismo, fueron abogados y dramaturgos, críticos y compositores, pintores y poetas. De súbito se los percibió notorios y ubicuos en la vida política y cultural del país. Y no a todos los gentiles los entusiasmó esta repentina participación judía en la vida de la patria. Estereotipos judíos repulsivos comenzaron a aparecer en las obras de Lermontov, Gogol y Pushkin. Dostoievsky fue más lejos y en La Cuestión Judía (1873) justificó la repulsa, acusando a los judíos de "explotadores, chupasangres de la población que los rodea, en especial de los pobres e ignorantes campesinos… Los rusos, ciudadanos del único país donde el cristianismo es aún fuerza dominante, son considerados por los judíos como bestias de carga". Para él, los judíos, sentados sobre sus bolsas de oro, tramaban contra Rusia desde el Oeste.

Pero el baile continuaba. La prensa y la literatura judía florecieron, especialmente en hebreo y en ídish; también en ruso. Zvi Dainow publicó en hebreo un sermón en honor del zar, y Lev Levanda llamaba a los judíos a "despertar bajo el cetro de Alejandro II". Y de golpe se apagaron las luces.

El 31 de marzo de 1881 fue una de las fecmás fatídicas de la historia judía. Marcó el mayor éxodo de judíos de la historia, cuando dos millones de ellos establecieron las comunidades judías de los EE.UU., de Latinoamérica, y de la Tierra de Israel.

El asesinato de Alejandro II, fue el trampolín para una furibunda reacción judeofóbica, so pretexto de que en la célula revolucionaria que asesinó al zar había una joven judía. El nuevo y precario régimen convocó a las masas culpando a "los judíos" del regicidio. Las viejas formas de la judeofobia rusa (Zona de Residencia, cantonismo, etc.) fueron reemplazadas a partir de Alejandro III por otras más temibles aún, como los pogroms ("embestida" en ruso) que eran ataques del populacho contra la población indefensa, con saqueos, incendios, violaciones y asesinatos.

El bao de sangre inspirado por el gobierno ocurrió en tres olas de furor creciente, y dejó decenas de miles de muertos, e incontables mutilados y heridos. El primero de los pogroms tuvo lugar en abril de 1881 en Yelizavetgrad. El nuevo ministro de interior, conde Nicolás Ignatiev, los denominó "actos de justicia espontánea del pueblo ruso explotado".

Por un lado, los grupos revolucionarios redoblaron su accionar; por el otro, surgieron organizaciones ultraconservadoras para combatirlos, y para que se revirtiera la liberalización de Alejandro II. Entre ellas la Liga Sagrada, la Unión del Pueblo Ruso, las Centurias Negras, la Nobleza Unificada. Su lema era "Golpea al judío y salva a Rusia". En cuanto a los bolcheviques y anarquistas, muchos aceptaron los pogroms, en los que veían un medio para despertar al pueblo, que eventualmente se volcaría contra el régimen. Su lema revolucionario era "Golpea a la burguesía y al judío!"

Ignatiev informó al zar acerca de la violencia desatada: "durante los últimos veinte años -escribe- los judíos gradualmente ganaron el comercio y la industria… hicieron todos los esfuerzos para explotar a la población general… Así han fomentado una ola de protesta, que cobró la infortunada forma de violencia… La justicia exige normas severas que alteren las relaciones entre los habitantes generales y los judíos, y protejan a los primeros de la dañina actividad de los últimos".

Estas "normas severas" fueron conocidas como las Leyes de Mayo, decretos "temporarios" que se aplicaron a los judíos hasta la revolución de 1917, y que les prohibían residir fuera de ciertas ciudades y aldeas (cien en total) y cancelaban todo contrato de compraventa con judíos en las áreas prohibidas. De este modo los comerciantes rurales se libraron de la competencia de sus colegas judíos, y los policías fueron dotados de un instrumento permanente de extorsión y maltrato a los judíos que aún vivían en regiones vedadas.

Gracias a presión internacional, un decreto proyectado fue abortado: la expulsión de todos los judíos a las planicies de Asia Central. Pero una restricción que sí se agregó en la nueva Rusia fue el Numerus Clausus ("números cerrados") para estudiantes judíos (esta práctica restrictiva prevaleció en muchos países, incluso en los EE.UU.). En julio de 1887 el Ministerio de Educación estipuló para los establecimientos secundarios y terciarios, un tope de 10% de judíos en las ciudades de la Zona de Residencia, 5% afuera de ella, y 3% en Moscú y Petersburgo. A veces estos topes incluían aun a judíos que se habían convertido al cristianismo.

Uno de los propulsores de estas restricciones fue el conde Constantino Pobedonostev, cuyo cargo era similar al de un ministro de religión. Como opinaba que los judíos tenían más talento que los rusos, temía que los dominaran. Por ello bregaba por la total rusificación y vaticinó el destino de los judíos de Rusia: "Un tercio morirá, un tercio emigrará y un tercio se asimilará".

Además de lo antedicho, la faceta de la judeofobia rusa que tuvo mayor influencia a largo plazo fue su modo de justificarse. La Ojrana, policía secreta del zar, procuraba explicar ideológicamente sus acciones por medio de un libro actualizara la vieja tradición demonológica. Había buenos precedentes.

El primero de ellos, según vimos, era la obra en cinco tomos del abate Barruel (el mismo que frustró el Sanhedrín de Napoleón) en la que mostraba la detestada Revolución Francesa como la culminación de una milenaria conspiración secreta. Tres libros que emparentaban la conspiración con los judíos aparecieron en 1869: uno alemán (El discurso del rabino de Hermann Goedsche), uno francés (El judío, el judaísmo y la judaización de los pueblos cristianos de Gougenot de Mousseaux, quien recibió "por su coraje" la bendición papal de Pío IX), y uno ruso (El libro del Kahal de Jacob Branfman).

También se citaba una fuente inglesa, que no surgía de textos judeofóbicos sino de una travesura literaria. Me refiero a Coningsby, la novela de Benjamín Disraeli publicada en 1844. En un párrafo el rico y aristocrático judío Sidonia refiere cómo durante sus travesías por Europa en busca de un préstamo, comprobaba que en cada país el ministro al que entrevistaba, era indefectiblemente judío. Y concluye con el siguiente comentario: "Ya ves, entonces, mi querido Coningsby, que el mundo está gobernado por personajes muy diferentes de los que imaginan quienes no están detrás del escenario" (capítulo XV del libro tercero). ¡Y esto había salido de la pluma de un judío que llegó a ser Primer Ministro! (Innecesario aclarar que quienes lo citaban para "demostrar el poder de los judíos" salteaban el hecho de que los varios ministros mencionados en la novela en rigor no eran judíos).

El mito reaparece hacia 1850 en muchos diarios alemanes que buscaban misteriosas raíces para la revolución de 1848. En la novela Biarritz de Goedsche, el capítulo En el cementerio judío de Praga refiere una reunión secreta nocturna durante la Fiesta de los Tabernáculos, en la que los delegados de las doce tribus de Israel planeaban una vez por siglo la toma del planeta.

Otra publicación en alemán, que para 1875 ya iba por la séptima edición, fue La conquista del mundo por los judíos, de un tal Millinger (alias Osman-Bey). Allí se señalaba como fuente del mal a la Alliance Israélite Universelle (aunque fundada en 1860, se la presentaba tan antigua como los judíos) y se auguraba que "En un mundo sin judíos las guerras serán menos frecuentes porque nadie lanzará a una nación contra la otra; cesarán el odio entre las clases y las revoluciones, porque los únicos capitales serán nacionales que jamás explotan a nadie… Tendremos ante nosotros la Edad de Oro, el ideal del progreso en sí. ¡Arrojad a los judíos al Africa! ¡Viva el principio de las nacionalidades y de las razas! ¡La Alliance Israélite Universelle sólo puede ser destruida mediante el exterminio total de la raza judía!".

Como varios señalaban a la Alliance de París como centro de la confabulación, allí fue donde la Ojrana (policía política del zar) instaló al agente Orgeyevsky con el objeto de "documentar" las siniestras actividades judías. El ministro Peter Stolypin descartó varias propuestas por "propaganda inadmisible para el gobierno", pero terminaron por aceptar un panfleto del místico Sergei Nilus, escrito por 1902.

El libro supuestamente contenía los "verdaderos" protocolos del congreso efectuado en Basilea (Suiza) un lustro antes (el Primer Congreso Sionista Mundial) que, aunque supuestamente había fingido el objetivo de establecer un hogar nacional para los judíos, en realidad se había convocado para un plan de dominación mundial. En dichos Protocolos de los Sabios de Sin, rabinos y líderes expresan sin vueltas su sed de sangre, maquinaciones y ansias de poder. La historia completa de cómo se fraguó el libro fue explicada por Norman Cohn en El mito de los Sabios de Sión (1967).

Durante los primeros tres lustros los Protocolos tuvieron poca influencia. Luego los rusos, motivados por un artículo publicado en el Morning Post de Londres (7/8/1917) que sugería la existencia de un gobierno judío secreto e internacional, decidieron enviar copias de los Protocolos a numerosos diarios europeos para "corroborar" la hipótesis.

El éxito de la patraña no tuvo precedentes. Millones de ejemplares se vendieron en más veinte idiomas. En los EE.UU. su gran mentor fue el magnate del automóvil, Henry Ford, quien durante los años veinte difundió la mentira en su diario The Dearborn Independent. También The Spectator londinense requirió en 1920 que se designara una Comisión Real para revisar si existía una confabulación judía internacional para destruir el cristianismo. De ser probada su existencia, "se justificará nuestra cautela para admitir judíos a la ciudadanía… Debemos arrastrar a los conspiradores a la luz, y mostrarle al mundo cuán malvada es esta plaga social".

¿Suena al Sínodo de Conversos del año 1235? ¿Beben los judíos sangre cristiana? ¿Nos dominan secretamente? La Comisión Real nunca fue erigida, gracias a que un corresponsal del diario The Times, Philip Graves, descubrió casualmente la novela en base de la cual se habían fraguado los Protocolos. Era una sátira contra Napoleón III escrita medio siglo antes (en 1865), Diálogos en el infierno de Maurice Joly, en la que los franceses (no los judíos) acumulaban poder. De 2.560 renglones, 1.040 habían sido copiados literalmente por Nilus, palabra por palabra. El editorial del Times del 18 de agosto de 1921 fue una resonante admisión del macabro error. Los Protocolos eran falsos y la conspiración judía mundial un nuevo mito judeofóbico.

Pero tal como había sucedido con el libelo de sangre, el hecho de que la patraña fuera racionalmente desenmascarada no disminuyó el odio. Los Protocolos siguieron difundiéndose y creyéndose como ninguna obra anterior. Aun en 1992 salió en primera página del diario Sovetskaia Rossiia una serie de artículos de Yoann (Metropolitano Ortodoxo Ruso de Petersburgo) que denunciaba con los Protocolos un complot judío del que Rusia era el primer blanco.

Nueva Esperanza, Nueva Frustración

Otra vez el déja vu. Nos hace recordar las esperanzas que despertó el iluminismo después de siglos de judeofobia cristiana. ¿Qué vemos ahora en el horizonte? Parece nuevamente la salvación de los judíos de los mitos acumulados, de la discriminación y el desprecio, las mentiras y leyendas. Es la Rusia del siglo XX en cuyo aire flotan racionalismo y socialismo, en la que los revolucionarios que luchan por la igualdad se mofan de las supersticiones del pasado y planifican la religión de la razón en un mundo de confraternidad. La revolución bolchevique pondría fin a la discriminación y la violencia de los zares… Pero oh sorpresa, muchos de sus portaestandartes mostraron ser ellos mismos judeófobos.

Entre ellos, los teóricos del anarquismo, quienes propugnaban la destrucción de todo el viejo régimen, salvo una parte. Así escribía en 1847 el francés Pierre Proudhon acerca de los judíos: "Esta raza lo envenena todo al entrometerse por doquier. Exigid su expulsión de Francia, a excepción de los hombres casados con mujeres francesas. Prohibid las sinagogas, no los admitáis en ningún empleo, procurad la abolición final de esta secta… El judío es el enemigo de la raza humana. Uno debe devolver esta raza al Asia o exterminarla… Por fuego o expulsión el judío debe desaparecer… Lo que los pueblos de la Edad Media detestaban por instinto, yo detesto por reflexión, y de modo irrevocable".

El principal teórico de la revolución, Carlos Marx, nació judío y fue bautizado a los seis años por su padre, Hirschel, hijo, yerno y hermano de rabinos, y descendiente de sabios talmúdicos. Hirschel cambió su nombre por Heinrich y se hizo protestante cuando un edicto prusiano de 1817 prohibió a los judíos ejercer la abogacía (fue uno de los miles a los que nos referimos, que se convirtieron al cristianismo con la reversión post-napoleónica de la Emancipación).

El primer ensayo de Carlos Marx, La Cuestión Judía (1844) fue en respuesta a Bruno Bauer, quien había condicionado la Emancipación de los judíos a que éstos abjuraran de su religión. Para Marx ni la apostasía era suficiente: "La nacionalidad quimérica del judío es la del comerciante… La base secular del judaísmo es la necesidad práctica, el interés propio. ¿Cuál es el culto mundano del judío? El chalaneo. ¿Cuál es su dios mundano? El dinero. La sociedad burguesa crea continuamente judíos… La emancipación del chalaneo y del dinero, y consecuentemente del judaísmo real, será la autoemancipación de nuestra era". La emancipación humana es, en el libro de Marx, un sinónimo de la abolición del judaísmo.

Hemos trazado dos contrastes. Uno, el del enciclopedismo con el contexto medieval del que provenía; otro, el del socialismo con su telón de fondo zarista. La pregunta es por qué estos dos movimientos basados en el racionalismo y la confraternidad estuvieron infestados de la judeofobia que caracterizaba el viejo orden. Aparentemente, las sociedades europeas estaban tan saturadas por siglos de odio antijudío, que fueron incapaces de producir un iluminismo o un socialismo libres del mal.

En un abarcador estudio, el historiador Zosa Szajkowski no pudo encontrar una sola palabra en defensa de los judíos en la literatura socialista francesa entre 1820 y 1920, aun cuando la mitad de ese lapso estuvo repleta de seiscientos pogroms. Como ejemplos de la judeofobia izquierdista, mencionamos a Toussenel, Fourier y Proudhon. Saint-Simon es la notable excepción. En cuanto a Marx, a partir de sus escritos y biografía, podemos reflexionar acerca de cuatro aspectos de la judeofobia, a saber:

A) Los judeófobos inflan la importancia de los judíos de los que disgustan, y enfatizan su judeidad aun cuando sea virtualmente inexistente. Así, para los nazis el comunismo era una ideología judía. Y dentro de la izquierda, el anarquista Mikhail Bakunin (quien consideraba a los judíos "una nación de explotadores") llamaba a Marx "un Moisés moderno". Por el contrario, cuando hay judíos importantes para su causa, los judeófobos se esmeran en empañar la judeidad. Así, el origen judío de Marx fue soslayado por los regímenes comunistas. En la edición de 1952 de la Enciclopedia Soviética se omitió toda mención al respecto.

B) Como los judíos eran acusados desde los dos flancos del espectro político con argumentos contradictorios, no tenían ninguna posibilidad de salir airosos de la acusación (como cuando se les censura a un tiempo el ser avaros y ostentosos, o entrometidos y muy cerrados). A pesar de su sufrimiento bajo los estados cristianos, los judíos fueron ulteriormente vistos por muchos librepensadores como el germen del cristianismo. Del mismo modo, la judeofobia de Marx y los marxistas no disuadió a los judeófobos anticomunistas de acusar a "los judíos" de haber creado el marxismo. Por esta razón, durante la guerra civil que siguió a la revolución bolchevique, las bandas de combatientes anticomunistas en Ucrania asesinaron a cincuenta mil judíos inocentes que residían en Ucrania.

C) Otro rasgo típicamente judeofóbico de Marx fue pasar por alto tanto el sufrimiento de los judíos como la existencia del odio antijudío en su época. Su antagonismo hacia los judíos se expresó en sus ensayos como en su correspondencia privada. Nunca tuvo una palabra de solidaridad para las víctimas de los pogroms, cuya inmigración a Londres comenzó mientras Marx vivía allí. Este "humanismo selectivo" es una característica de los judeófobos de izquierda, judíos y no-judíos por igual. En 1891 la reunión de la Segunda Internacional Socialista en Bruselas (que incluyó a muchos delegados judíos) rechazó una moción de condena a la creciente judeofobia. Cuando queramos desenmascarar tendencias judeofóbicas, debemos preguntar al sospechoso si la judeofobia realmente existe en el presente. Una respuesta negativa sería muy elocuente.

D) Marx también ejemplifica un fenómeno que exacerba la judeofobia: el que dio en llamarse judío ajudaico (como en el título del libro de Isaac Deutscher publicado de 1968, un año después de su muerte. El judío ajudaico es un revolucionario radical quien, aunque no tiene conexión alguna con el judaísmo, es percibido como "el judío" por la sociedad que aspira a destruir. El judío ajudaico simpatiza con todo perseguido, siempre y cuando no sea judío. Así lo definía Rosa Luxemburgo en una carta de 1916: "¿Para qué vienes a mí con tus penas judías? Me sicerca de las desdichadas víctimas de las de las plantaciones de caucho en Putumayo, o de los negros del Africa con cuyos cuerpos los europeos juegan a la pelota… No tengo un rincón para el ghetto reservado en mi corazón: me siento en mi hogar en todo el mundo, doquiera que haya nube, y pájaros y lágrimas humanas". En retrospectiva, esos judíos del ghetto en 1916 habrían gustosamente cambiado su destino con los trabajadores brasileños o africanos. Pero como lo dijera Irving Howe "aún en el más cálido de los corazones hay un lugar frío para los judíos".

En cuanto a los seguidores de Marx en la Rusia comunista, estudiaremos su judeofobia en nuestra próxima clase.