Archivo de la categoría: baile

Parasha Miketz

exito

Hola amigos, Feliz séptimo para todos!

En este sábado las comunidades judías de todo el mundo observantes de su Torá, leen la parasha miketz. En la misma se narran varios sucesos de la vida del joven Yosef. La interpretación de los sueños de Paró, cuando Yosef se convierte en Virrey de Egipto, cuando acusa a sus hermanos de espías, etc. Una Parasha muy interesante.

En la Torá encontramos muchas enseñanzas de Ética y moral para la conducta humana, en esta Parasha:

¿Que encontramos de enseñanza (en porción admisible para el Noajida)?

Pues, Yosef alcanza un status poderoso en el imperio Egipcio. Se convierte en el segundo más importante de todo Egipto. Un ex convicto, un extranjero, un esclavo se vuelve exitoso en una tierra que no es la suya y en un lugar donde la idolatría era algo, que quien no la practicaba era un tonto.

Pero, ¿Cuales fueron los meritos de Yosef, para llegar a ser quién verdaderamente es o fue? ¿Como puede ser que haya alcanzado el éxito en un lugar como lo era Egipto?

Pues él actúo como corresponde, como lo que era, como reconocía, como entendía, como Su creador deseaba, como un Noajida consiente y activo, como un gran constructor de Shalom. Sin máscaras, sin disfraces, sin caretas, sin miedo, él enfrentó a todo el imperio egipcio actuando como era su esencia, como era su identidad espiritual. No negaba a Su Dios, nisiquiera frente al Faraón y le demostró al mismo Rey de Egipto que solo nuestro Amo puede interpretar los sueños o dotar a alguien de tal caracteristica. No se atribuyó poder o magia asimismo, sino a Quien verdaderamente pertenecen los elogios y alabanzas, a nuestro Dios.

Y….alcanzo el éxito.

Cuando reconoces a tu Creador, cuando te comportas como Él espera de ti, cuando eliges el camino que Él ha diseñado especialmente para ti, es entonces cuando alcanzas el éxito.

En una semana se festejarán las fiestas idolatras, habrá cohetes, alcohol, fiestas, bailes. Y tu….

¿Serás uno más de ellos o actuarás como lo que verdaderamente eres? ¿Te tirarás al abismo por miedo a que te critiquen o te elevarás actuando como un constructor de Shalom? ¿Enfrentarás con orgullo y entereza a la idolatría o serás parte de sus juegos? ¿Serás un Noajida consiente y activo, sin miedos, sin disfraces, tal como Yosef o serás un modelo de idolatra egipcio más?

Todas las oportunidades se presentan para crecer, para mejorar, para estar en más sintonía con nuestro Amo….Por eso mismo, Él te observa con una lupa:

¿Tú, Como piensas actuar?

Saludos!

 

Amistad & Familia & Fidelidad ProVida

Familia & Pajeja & Fidelidad ProVida

Saliendo a pasear, o yendo en el transporte público, es curioso ver la cantidad de sexo que se dedica la gente en público, con tocamientos descarado y ni siquiera en público. No solo de jovencitos y jovencitas, tambien hay gente adulta, que hacen besos y más que eso en publico, en tus propias narices. Algunas personas, con el superlativo, de que los fines de semana y fiestas, acuden a lugares de baile y fiesta, y además beben inmoderadamente y a veces toman drogas como cannabis y pastillas, o incluso rayas de cocaina.


Es conocido, que algunas mujeres o chicas, se ofrecen sexualmente “prostituyéndose” a cambio de que se le de una cierta cantidad de droga, que algunos sujetos, muestran enseñando algun papel o bolsita que los contenga. En esa situación y a veces despues de haber bebido alcohol y consumido, antes otras pastillas o drogas o más coca; tienen actividades sexuales en reservados de los wc o en los coches, o directamente se arriesgan a ir con un conodico a un domicilio, o lugar desconocidos también. En esas situaciones hombres y mujeres desde los 15 ó 16 años, hasta cerca de los 40 años, se dedican atener sexo inmoderado; incluso sin precaución anticonceptiva, para no quedar embarazados y para no tener enfermedades de transmisión sexual y de todo tipo, pues intercambian fludidos corporales y se hacen pequeñas heridas.


Algunas de estas mujeres, mayoritariamente jovencitas adolescentes y otras jovenes, tras tener sexo, acuden a la pastilla del día despues, algunas esperan más a confirmar, las faltas y toman la decisión de abortar, sin considerar dar el niño en adopción, a parejas que no pueden tener hijos naturalmente; las cuales incluso cubririan sus gastos sanitarios y un poco más. Muchas personas, consumen sexo liberal y van incluso con diversas personas, del otro sexo o/y del mismo. Esto es especialmente frecuente, en gente que ademas consume bebidas alcoholicas y cannabis, pastillas estimulantes y hasta cocaina.

 

Y van realizan una escalada, o un descenso en la degradación personal, considerando que todo vale para distraerse y para tener placer inmediato.


Algunas pocas, mujeres embarazadas, se casan con el padre que engendró la criatura sin quererlo, y viven unos meses o unos años; finalmente se separan, por no ser compatibles y por tener problematicas convivencias, por no estimarse, y haber solo sexo y una inmadurez notable. Por eso se agradece cuando ves a alguan pareja que se respeta y reserva, para el matrimonio.

 

Pero, sinceramente, en el ambiente que vivo no conozco ninguna que se reserve de ese modo. Y claro, tampoco conozco a ninguna persona más, que crea en el Dios Uno y Único, siendo noájida. Conozco a algunos judíos de Barcelona, pero no tengo mucha amistad con ella. Y me pregunto, Barcelona es una ciudad grande, de más de 2 millones de personas, y es un espejo del mundo.


Cuanto hay por mejorar, que bueno sería aceptar los Siete Mandamientos Universales, y NO TENER SEXUALIDAD IMPROPIA y menos aun con desconocidos, es lo que aqui se llama ENROLLARSE, Y TENER RELACIONES RÁPIDAS, en un parque, un coche, un servicio o sitios de lo más variopintos, y eso algunas personas (hombres y mujeres) lo repiten, semanalmente y cuanto más le cabe o le es posible, con más variadas parejas mejor; incluso teniendo pareja, le dan el salto para ir con otra persona, asi va el mundo.


NO SE BUSCA CREAR VIDA, SINO PASARLO DE PLACER EN PLACER Y DE UNOS BRAZOS EN OTROS. Así van las sociedades. Luego dicen que se autoriza, el abortar a las jóvenes mayores de 16 años, con un adulto que las acompañe, sea su padre o hermana, o una simple conocida. Se dice, que es para evitar embarazos no deseado, ya ni se dicen que violaciones, sino embarazos tenidos sin querer, pero que se tienen realizando prácticas de riesgo, no solo de embarazos, sino de contraer diversas enfermedades, las cuales algunas personas descubren y hasta difunden, hasta que se las diagnostica. La sexualidad inapropiada y la falta de respeto y falsas amistades, están en aumento. DONDE ESTAN LOS VALORES NOÁJIDAS y el RESPETO A LA FAMILIA.


DONDE SE CONSTRUYE SHALOM, PUES EN ALGUNOS CASOS, PERO NO MUCHOS. ¿No creen? Felicito a las parejas y familias noájidas, que viven con respeto y fidelidad, sus vidas. Y se comparten y educan apropiadamente a sus hijos y/o nietos, y otros familiares. Dios los bendiga y traigan el NOAJISMO ACTIVO A SUS COMUNIDADES y CIUDADES CON GUSTO y CON HONOR.


Paz, y bendiciones. Y variemos un poco los temos, que algunos se repiten muchísimo, no creen Uds.

Resp. 329 ¿Es correcto bailar?

Shalom: Me queda aun la interrogante acerca de los bailes que se llevan a cabo en algunos eventos como fiestas de fin de año, bodas, quinceaños, bailes como son Salsa, Rock, Cumbia, etc. Es decir los bailes de eventos o celebraciones no judias.

Este tipo de expresiones, son correctas delante de HaShem??

Cual es el mandato respecto de estas??

Puedo participar en ellas o lo mejor es mantenerse lejos de esto??

Me gustaria saberlo para poder compartirlo con gente que me rodea. Pues

aunque no participo en estos bailes, muchos me preguntan el porque, una de

las razones es porque no se como hacerlo, no he aprendido ninguno de

estos. Pero también me gustaria compartirles acerca de lo que HaShem dice

al respecto.

Muchísimas Gracias.

_______________________

SALUDOS ! ! ! ! ! !

¡Bienvenida!

La felicito por participar.

Antes de responder le recuerdo que un sólo signo de interrogación es suficiente para formular una pregunta. Si va a usar dos, entonces que sea uno al principio y otro al final. Pero dos al final puede ser mal interpretado.

Empecemos diciendo que no solamente en las celebraciones no judías se baila. He visto celebraciones judías en las que también se mueve el cuerpo al ritmo de algún género musical. Hay judíos que bailan y judíos que no bailan, así como gentiles que bailan y gentiles que no bailan.

Por otro lado, si por celebraciones judías se entiende las fiestas establecidas en la Torá por Dios para el pueblo judío, entonces, como ha enseñado el Moré, es un asunto netamente judío, y en principio no tiene relación alguna con los gentiles, puesto que no son de carácter obligatorio para nosotros, y si alguno desea participar, entonces deberá cuidar de no hacerlo a la manera judía, pero tampoco a la manera que mejor le parezca, so pena de estar creando una religión nueva.

Pasemos a sus interrogantes:

1. ¿Este tipo de expresiones son correctas delante de Hashem?

Por ningún lado de la Torá dice que bailar sea bueno, pero tampoco dice que sea malo. Si revisa las Siete Leyes y sus derivados, verá que no aparece algo respecto al baile.

Le doy un ejemplo que recibí del Moré Yehuda: La Torá no dice que fumar sea malo, pero tampoco dice que sea bueno. No lo promueve pero tampoco lo avala. No significa que si no aparece prohibido en la Torá entonces es totalmente bueno.

Es un asunto de responsabilidad humana únicamente.

Con esto del baile es sabido que se usa como profesión para ganarse la vida. Existen bailarines profesionales y escuelas de baile, etc. Eso está bien. Pero también existe quienes se ganan la vida bailando frente a otros hasta quedar desnudos, ¿eso está bien? Tanto el que baila hasta quedar como llegó al mundo, como el que paga para ver un baile que termine en el desnudo, van tras una sola cosa y se llama sexo, sólo que el baile es usado como excusa.

Me atrevería a decir, muy personalmente, que el baile es como el dinero. No es ni bueno, ni malo. Es amoral. Depende de para qué se le utilice.

2. ¿Cuál es el mandato respecto de estas?

Ya lo dije. No hay tal. Es un asunto de responsabilidad humana.

3. ¿Puedo participar en ellas o lo mejor es mantenerse lejos de esto?

Su pregunta me recuerda a una historia que una vez leí acerca de un joven judío que en Shabat le pregunta a su maestro si podía jugar ajedrez. El maestro le respondió que no. A lo que el joven respondió: “pero sepa que quiero jugar ajedrez”.

Si usted lo que quiere es bailar, entonces baile. Bailar NO es pecado. NO hay una ley que diga “NO BAILARÁS”.

Disfrute al ritmo de la música que más le guste. Bailar desestreza, drena la ansiedad, hace ver soluciones a las preocupaciones, crea momentos diferentes en la vida.

Le contare muy brevemente una experiencia personal:

Pasé años de mi vida en una falsa religión, la cual prohibía bailar porque, según ellos, era malo. Cuando me casé con mi esposa me di cuenta que a ella le gustaba bailar puesto que formó parte de un grupo de baile profesional a nivel nacional. Así que para evitar caer en el aburrimiento de llegar a una fiesta y quedarnos sentados o peor… que otro bailara con ella, sencillamente me decidí a aprender. Le pedí que me enseñara. Y por fin bailamos juntos. Creamos un recuerdo bonito, agradable, diferente. Algo que nos hizo ver que se vale disfrutar de un ritmo en pareja, sin sentirse pecadores o rechazados por Dios.

Así que si quiere y puede participe de un baile sano. Sin caer en lo denigrante del “perreo” y “zandungueo” que ofrece la moda.

Intente comenzar por una bailoterapia donde participe más gente, así no se sentirá apenada o pensando que es incorrecto.

Finalmente, lo importante es saber que existen asuntos que no vienen regulados por Dios. Que son de exclusiva responsabilidad humana y que no hay que andar pensando y mucho menos enseñando que son pecados.

Si no sabe bailar, no se avergüence, aprenda. Y cuando sepa, no lo esconda, ni lo llame incorrecto.

Para servirla.

Profesor Jonathan Ortiz

¡¡¡HAGAMOS!!!

En Fulvida encontramos día a día enriquecimiento espiritual,nos alentamos unos a otros en este sentido.

Pero la palabra debe ser seguida del hecho¿que estamos haciendo por mejorar nuestro entorno?.¿Acaso hemos conseguido un bastón para el discapacitado?¿ una silla de ruedas para el inválido? ¿una consulta médica para el enfermo? ¿hemos visitado al afligido?¿hemos visitado una cárcel de menores?¿hemos traído algún grupo de teatro  o baile gratis para la comunidad?¿hemos hecho algún aporte en cultura a la comunidad?¿hemos hecho algo para q los servicios a la comunidad mejoren?.¿sabemos hablar al corazón del amargado?¿sabemos escuchar al anciano?¿hemos salido alguna vez con un grupo de niños a mostrar la naturaleza y lo grandioso de la creación?

HAY TANTAS OPORTUNIDADES PARA HACER Q NO REQUIEREN DINERO SOLO LA VOLUNTAD DE MOSTRAR UN MUNDO DIFERENTE,UNA FORMA DE VIDA GRATA .que somos noajidas que estamos luchando por ser mejores y estamos compartiendo lo aprendido.

Que creemos en un -S de verdad uno y no mas creador de todo bueno y malo, feo y bello, guerra y paz.Que no tiene iglesia para habitar,que dio libre albedrío puedes escoger libremente llenar tu vida de amor o de odio y sera tu desision el ser feliz o infeliz.

Otra forma de idolatria

Iba caminando por el centro de Bs. As., y en un vallado de obra, vi en un afiche la cara de un conocido conductor de televisión, promocionando la nueva temporada de su show. El show consiste en que un participante junto a un famoso, bailan en este certamen y el ganador le cumple el sueño a una institución, grupo o persona, que tiene algún tipo de necesidad.

Me llamo la atención no tanto la publicidad, si no el contenido de la imagen, vi una cristianización de la imagen de Tinelli; un Je$u mediatico: mirada de frente, profunda, amigable, el pelo largo, lacio, la luz de “santidad” de fondo.
Un nuevo pastor, Marcelo Tinelli y su religión es Bailando (burlando, molestando, insultando, desnudando, humillando, hostigando, chismeando y otros nefastos “andos”) por un sueño.

Esto es una solo parte de todo que hay detrás del Tinellismo, tenemos luces de colores en escenarios “celestiales”, con hombres y mujeres de cuerpos esculturales semidesnudos, bailes desenfrenados, orgiasticos. Regalos, productos, promesas. Ademas ahora se incluyen personas de otros paises para reforzar la hermandad Tinellica. Con este combo, el Tinellismo, recibe más de lo que da, recauda mas que lo que aporta. Y no hablo de cuestiones economicas, hablo de espiritus, de mentes y corazones. El y su religión, pone en peligro la integridad espiritual de muchas personas que caen en la trampa y dicen “ehh..solo se trata de un concurso” “que te va a hacer ver un par de mujeres” “por lo menos ayuda a alguien” ¿pero cual es el beneficio en relacion a los daños? No son aires intelectualoides o aires de culto, solamente un llamado a la conciencia que esta es una mala influencia, otra forma de idolatria, que debemos rechazar si queremos hacer de nuestra sociedad algo mejor.

¡Ten cuidado con lo que escuchas!

Creo que hoy en día algunos Noajidas nos hemos preguntado ¿Ahora que puedo gozar de lo permitido, que será exactamente lo permitido? como el tema es extenso preferiré enfocarme en un área que me gusta mucho, La Música.

La música  ha evolucionado mucho, algunos “expertos” dicen que para mal  otros como el “publico” por ejemplo, opinan lo contrario es mas llamativa, bonita, e inclusive sexy. El sexo ha opcupado un sitial en la música desde tiempos memorables, entre ellas podemos ver reflejadas muchos sentimientos de infidelidad (la mas famosa), romance, conquista, noviazgo, enamoramiento y sexo. Pero no volvamos a atras, vamos a situarnos hoy en pleno siglo XXI año 2008 de la era común. El llamativo, estrambótico, pegajoso, fastidioso, ruidoso y sexy “Reggaetton” vino para adueñarse por un buen tiempo de los corazones de muchos chicos y chicas y como es de suponerse, a cambiar o alterar muchas cosas también.

Es extraño seguro ustedes deben saber cuanto, ver a un niño en una institución educativa que sepa tocar un instrumento, yo como profesor de mas de 350 estudiantes he podido comprobarlo, y es que se cuentan con los dedos de las manos. Típica pregunta en el salón de clase ¿A ver muchachos que tipo de música les gusta? …… Esperaba que respondiesen ¡Jazz profesor!  funk, salsa, clásica, etc etc etc respuesta que por logica ya ustedes saben ¡REGGAETTON PROFESOR!

Si bien el Reggaetton cuya mezcla de ritmos entre el genero del rap y reggae y ensalada de frutas jejeje parece ser la mejor propuesta para los chicos jovenes hoy en día a la hora de escuchar música, hay que tener en cuenta ciertos aspectos que ustedes como padres, abuelos, profesores, amigos,  deben tener bajo la manga para que no les caiga de sorpresa.

Recuerden la música es como el aire para las personas, para el mundo en general desde el canto de las aves hasta los sonidos del viento y las olas del mar. 

1- La música también  juega un papel fundamental en el desarrollo de la personalidad del adolescente, recuerden que si había violencia antes en aquellas canciones de antaño, pues hoy la hay más y al doble, así que esten chequeando el comportamiento de sus hijos, los amiguitos, con quienes se la pasan, etc.

2- La música hoy mas que nunca esta cargada de mensajes sexuales, sientate con tu hijo (a) habla de sexo con ellos, informale acerca de las enfermedades de transmisión sexual, recuerda también que lo que no le enseñas a tus hijos en casa, ellos lo aprenderan con sus amiguitos (internet, peliculas pornograficas, revistas etc), por lo particular ya las portadas de un cd de reggaetton vienen con una mujer casi desnuda o desnuda, y pareciera ser ya algo  normal.

3- Piensa cuan importante es enseñarles a tus hijos de pequeños el gusto por algún instrumento musical, ¿Que esperas? inscribe a tu hijo en una academia musical, ya veras como el oido se alimentara de dulces y afinadas melodías, y de  por si sus gustos por los generos musicales serán  mas exquisitos y exigentes, y si les gusta el baile pues hay muchas academias de danza, recuerda que el baile en el reggaetton es muy erótico y se pueden quemar con esa candela.

4- Si no hay mas remedio y a tus hijos les gusta ese estilo musical, pues es buen momento a que uses la lógica y el sentido común que como Noajida debes tener: enseñale a tus hijos la importancia de escuchar las letras de las canciones, tanto en inglés como en español, recuerda que si tu hijo no sabe inglés de seguro deben estar maldiciendolo, o diciendole cosas muy pero muy directas a su oido y su cabezita, y en el caso contrario si es en español el “perreo, sandungueo y todo que termine en (eo) que es muy común en el reggaetton, tiene su significado. Letras de sexo, lujuria, violencia afectan de manera directa o indirecta en el subconsiente del ser humano ya no se habla en el marketing publicitario de mensajes subliminales escondidos detras de las letras, ahora las letras  son directas.

Recuerden amigos como diría un cantautor de origen Panameño en muchas de sus  canciones de corte social : “Si tu no utilizas la cabeza, otros por ti la van a usar” Utiliza todas tus potencialidades Noajidas, habla con tus hijos, !, estudia, investiga y aprende!

Que disfruten de la buena música permitida y que tengan una feliz y hermosa semana!

Con tus riquezas

El más sabio de los hombres nos enseña:

“Honra al Eterno con tus riquezas y con las primicias de todos tus frutos.”
(Mishlei / Proverbios 3:9)

¿Cuáles son tus riquezas?
¿Dinero, cualidades artísticas, habilidades técnicas, capacidad de conciliación, creatividad, expresividad, canto, baile, cocinar….?
¿Cuáles son tus riquezas con las que debes honrar al Eterno?

Ven, únete a FULVIDA, para que puedas honrar al Eterno con tus riquezas, con lo mejor de tus frutos.
No para enriquecer a algún líder, o para glorificar a alguna persona.
Sino para cumplir cabalmente con la misión que el Eterno te ha dado: ser constructor de Shalom.

Tú con lo que has sido bendecido, puedes alumbrar a otros, y aumentar tu propia luz.
Hay noájidas expertos en artes, en ciencias, en comunicación, en electrónica, en tareas prácticas, en organización, en mil y una capacidad y conocimiento.
Esa es tu riqueza, la cual debes aprovechar con una finalidad elevada, no solamente para tu beneficio personal.

Te esperamos, acércate, comparte con nosotros, da y recibe de todo lo bueno con lo que hemos sido bendecidos.

La Naturaleza de la Judeofobia (G. Perednik) – Unidad 9

… las peores víctimas de la judeofobia zarista fueron los niños. La causa principal fue un sistema de reclutamiento de judíos, promulgado en 1827, conocido como Cantonismo. La ley establecía que la edad de conscripción obligatoria serían los doce (12) años, bajo el pretexto de excluir a quienes sostenían a sus familias. El objetivo lo aclaraba la propia ley, al fijar que "los menores judíos serán colocados en establecimientos de entrenamiento preparatorio para servir en el ejército del zar por veinticinco años durante los cuales serán guiados a fin de aceptar el cristianismo". Los niños así reclutados se llamaban cantonistas ("cantones" eran las barracas de entrenamiento) y se los disciplinaba bajo amenaza de hambre y castigos corporales.

 


 

Unidad 09: Rusia: entre Zares y Soviets

Por: Gustavo Perednik   

Dedicamos las últimas dos lecciones a dos modelos de la judeofobia moderna, Francia y Alemania. Ahora pasaremos al tercer paradigma, el conspiracional. Hemos dicho que en la época moderna, el país con más libelos de sangre fue Rusia, donde el agravante adicional fue que, en contraste con los papas y monarcas de Occidente, los zares estimularon la calumnia.

El primer caso ruso ocurrió en Senno en 1799, cuando antes de la Pascua cuatro judíos fueron arrestados debido al hallazgo de un cadáver. Ese año se solicitó al poeta Gabriel Derzhavin que investigara. Su Opinión elevada al zar acerca de la organización del status de los judíos de Rusia denunció el "parasitismo económico" y que "en estas comunidades se hallan personas que perpetran el crimen, o que por lo menos protegen a quienes lo perpetran, de derramar sangre cristiana, de lo que los judíos fueron sospechosos en varias épocas en distintos países. Si bien considero que tales crímenes en la antigüedad fueron cometidos por fanáticos ignorantes, creo apropiado no pasarlos por alto".

Con este sello semioficial, el zar Alejandro I dio instrucciones para que el libelo fuera revivido en Velizh, en donde el juicio duró diez años. Y aunque los judíos probaron finalmente su inocencia, el mero debate público bastó para que el siguiente zar Nicolás I se negara a firmar una circular de 1817 que requería no incriminar a judíos sin evidencias. La judeofobia se exacerbaba mientras duraban esos procesos, cualesquiera fueran los veredictos.

Libelos en Kovno, Zaslav, Volhynia, Saratov, etc., llevaron a que en 1855 se designara otro comité investigador. Una vez más sus conclusiones fueron categóricas: no había ninguna evidencia para acusar a los judíos. Y sin embargo, la noticia del asesinato ritual se difundía sin pausa y "expertos" en el tema publicaban libros que "describían los modos" en que la sangre cristiana se utilizaba (ejemplos de libelistas en Rusia fueron Lutostansky y Pranatis, fuera de ella Desportes y Cholewa).

Después de la partición de Polonia a fines del siglo XVIII, el mayor bloque de israelitas quedó bajo dominio ruso; durante el siglo XIX la mitad de los judíos del mundo vivían en Rusia (aproximadamente cinco de los diez millones). La judeofobia se intensificaba agravada por los sucesivos juicios de asesinato ritual.

Los judíos tenían prohibido residir fuera de la Zona de Residencia (Catalina II había formulado una invitación a los extranjeros para que se radicaran en el país, pero explicitó: "todos, excepto los judíos". También la emperatriz Elizabeth, cuando le solicitaron la admisión de judíos con propósitos comerciales había replicado: "No acepto beneficios de los enemigos de Cristo").

Con todo, las peores víctimas de la judeofobia zarista fueron los niños. La causa principal fue un sistema de reclutamiento de judíos, promulgado en 1827, conocido como Cantonismo. La ley establecía que la edad de conscripción obligatoria serían los doce (12) años, bajo el pretexto de excluir a quienes sostenían a sus familias. El objetivo lo aclaraba la propia ley, al fijar que "los menores judíos serán colocados en establecimientos de entrenamiento preparatorio para servir en el ejército del zar por veinticinco años durante los cuales serán guiados a fin de aceptar el cristianismo". Los niños así reclutados se llamaban cantonistas ("cantones" eran las barracas de entrenamiento) y se los disciplinaba bajo amenaza de hambre y castigos corporales.

Sobre los hombros de los líderes comunitarios judíos se depositaba la responsabilidad de alcanzar altos cupos de adolescentes. Estos provenían de los hogares más pobres, de los que eran arrancados para siempre. Cada comunidad se veía en la obligación de recurrir a bravucones llamados jpers ("secuestradores" en idioma ídish) que arrebataban a los niños ante los gritos de padres y vecinos. Desde los ocho (8) años de edad, los niños eran aprisionados en el edificio de la comunidad y de allí los retiraba el ejército. El sistema se hizo más riguroso durante la Guerra de Crimea (1854) cuando la cuota se fijó en treinta conscriptos por cada mil judíos, y las bandas de jápers acechaban para cazar a sus víctimas.

De la Zona de Residencia, los niños eran transferidos hasta Siberia, en viaje de varias semanas. El pensador ruso Alexander Herzen registró su encuentro con un convoy de cantonistas en 1835, y la explicación que recibió del oficial a cargo: "un muchachito judío es una criatura debilucha y frágil… no está habituado a marchar en ciénagas por diez horas diarias, ni a comer galleta entre gente extraña, sin madre ni padre que lo mimen; por ende tosen y tosen hasta que se tosen ellos mismos a la tumba… Ni la mitad llegará a destino; mueren así nomás como moscas… Ya dejamos un tercio en el camino" dijo, señalando la tierra.

Durante las tres décadas en que hubo cantonismo, cuarenta mil niños judíos fueron reclutados. El nombre bíblico Be-emek Ha-Bajá, En el Valle de Lágrimas, que mencionamos hace tres clases, también fue el título de una novela del escritor ídish Mendele Mojer Sforim (m. 1917), en la que se narra ese horror (Peretz Smolenskin y otros escritores también incluyeron páginas escalofriantes sobre el tema).

Una vez en las barracas, los niños que sobrevivían eran entregados a sargentos que habían sido entrenados para "influir" en la religión de los mancebos. Los "educadores" usaban hambre, privación de sueño, azotes y varios otros tormentos hasta que se alcanzaba el bautismo, o la muerte. Después de la ceremonia, los jovencitos debían cambiar sus nombres, eran registrados como hijos de padrinos designados, y comenzaban el entrenamiento propiamente dicho. Sus nuevos camaradas frecuentemente les hacían recordar su origen judío por medio del maltrato y la humillación. El zar Nicolás I definía el cantonismo como "el método para corregir a los judíos del reino".

Un efecto colateral del sistema fue que muchos padres optaban (aunque reticentemente) por enviar a sus hijos a escuelas públicas o a colonias agrícolas, ya que así se los eximía de la conscripción. Por ello éstas pasaron a ser financiadas por el impuesto de vela, un gravamen sobre las velas para rituales judíos, tales como recordatorios y casamientos.

El Baile Y Su Fin

La deplorable situación de los judíos de Rusia hizo que creyeran que un zar con nuevas ideas personificaría un promisorio amanecer. Alejandro II es todavía llamado el Zar Libertador en la historiografía rusa, debido a su política liberal, la Era de las Grandes Reformas. En lo que se refiere a los judíos, el cantonismo fue abolido y la Zona de Residencia mitigada. Como escribe Jaim Potock en su historia de los judíos, los iluministas judíos en Rusia supusieron que comenzaba la Emancipación según el modelo occidental "y el baile comenzó". Pero no calcularon que el proceso liberador desataría un violento contragolpe.

Ya avanzados en el curso de judeofobia, podemos prever lo que ocurrió: como en Francia y Alemania, los judíos ingresaron en las artes y el periodismo, fueron abogados y dramaturgos, críticos y compositores, pintores y poetas. De súbito se los percibió notorios y ubicuos en la vida política y cultural del país. Y no a todos los gentiles los entusiasmó esta repentina participación judía en la vida de la patria. Estereotipos judíos repulsivos comenzaron a aparecer en las obras de Lermontov, Gogol y Pushkin. Dostoievsky fue más lejos y en La Cuestión Judía (1873) justificó la repulsa, acusando a los judíos de "explotadores, chupasangres de la población que los rodea, en especial de los pobres e ignorantes campesinos… Los rusos, ciudadanos del único país donde el cristianismo es aún fuerza dominante, son considerados por los judíos como bestias de carga". Para él, los judíos, sentados sobre sus bolsas de oro, tramaban contra Rusia desde el Oeste.

Pero el baile continuaba. La prensa y la literatura judía florecieron, especialmente en hebreo y en ídish; también en ruso. Zvi Dainow publicó en hebreo un sermón en honor del zar, y Lev Levanda llamaba a los judíos a "despertar bajo el cetro de Alejandro II". Y de golpe se apagaron las luces.

El 31 de marzo de 1881 fue una de las fecmás fatídicas de la historia judía. Marcó el mayor éxodo de judíos de la historia, cuando dos millones de ellos establecieron las comunidades judías de los EE.UU., de Latinoamérica, y de la Tierra de Israel.

El asesinato de Alejandro II, fue el trampolín para una furibunda reacción judeofóbica, so pretexto de que en la célula revolucionaria que asesinó al zar había una joven judía. El nuevo y precario régimen convocó a las masas culpando a "los judíos" del regicidio. Las viejas formas de la judeofobia rusa (Zona de Residencia, cantonismo, etc.) fueron reemplazadas a partir de Alejandro III por otras más temibles aún, como los pogroms ("embestida" en ruso) que eran ataques del populacho contra la población indefensa, con saqueos, incendios, violaciones y asesinatos.

El bao de sangre inspirado por el gobierno ocurrió en tres olas de furor creciente, y dejó decenas de miles de muertos, e incontables mutilados y heridos. El primero de los pogroms tuvo lugar en abril de 1881 en Yelizavetgrad. El nuevo ministro de interior, conde Nicolás Ignatiev, los denominó "actos de justicia espontánea del pueblo ruso explotado".

Por un lado, los grupos revolucionarios redoblaron su accionar; por el otro, surgieron organizaciones ultraconservadoras para combatirlos, y para que se revirtiera la liberalización de Alejandro II. Entre ellas la Liga Sagrada, la Unión del Pueblo Ruso, las Centurias Negras, la Nobleza Unificada. Su lema era "Golpea al judío y salva a Rusia". En cuanto a los bolcheviques y anarquistas, muchos aceptaron los pogroms, en los que veían un medio para despertar al pueblo, que eventualmente se volcaría contra el régimen. Su lema revolucionario era "Golpea a la burguesía y al judío!"

Ignatiev informó al zar acerca de la violencia desatada: "durante los últimos veinte años -escribe- los judíos gradualmente ganaron el comercio y la industria… hicieron todos los esfuerzos para explotar a la población general… Así han fomentado una ola de protesta, que cobró la infortunada forma de violencia… La justicia exige normas severas que alteren las relaciones entre los habitantes generales y los judíos, y protejan a los primeros de la dañina actividad de los últimos".

Estas "normas severas" fueron conocidas como las Leyes de Mayo, decretos "temporarios" que se aplicaron a los judíos hasta la revolución de 1917, y que les prohibían residir fuera de ciertas ciudades y aldeas (cien en total) y cancelaban todo contrato de compraventa con judíos en las áreas prohibidas. De este modo los comerciantes rurales se libraron de la competencia de sus colegas judíos, y los policías fueron dotados de un instrumento permanente de extorsión y maltrato a los judíos que aún vivían en regiones vedadas.

Gracias a presión internacional, un decreto proyectado fue abortado: la expulsión de todos los judíos a las planicies de Asia Central. Pero una restricción que sí se agregó en la nueva Rusia fue el Numerus Clausus ("números cerrados") para estudiantes judíos (esta práctica restrictiva prevaleció en muchos países, incluso en los EE.UU.). En julio de 1887 el Ministerio de Educación estipuló para los establecimientos secundarios y terciarios, un tope de 10% de judíos en las ciudades de la Zona de Residencia, 5% afuera de ella, y 3% en Moscú y Petersburgo. A veces estos topes incluían aun a judíos que se habían convertido al cristianismo.

Uno de los propulsores de estas restricciones fue el conde Constantino Pobedonostev, cuyo cargo era similar al de un ministro de religión. Como opinaba que los judíos tenían más talento que los rusos, temía que los dominaran. Por ello bregaba por la total rusificación y vaticinó el destino de los judíos de Rusia: "Un tercio morirá, un tercio emigrará y un tercio se asimilará".

Además de lo antedicho, la faceta de la judeofobia rusa que tuvo mayor influencia a largo plazo fue su modo de justificarse. La Ojrana, policía secreta del zar, procuraba explicar ideológicamente sus acciones por medio de un libro actualizara la vieja tradición demonológica. Había buenos precedentes.

El primero de ellos, según vimos, era la obra en cinco tomos del abate Barruel (el mismo que frustró el Sanhedrín de Napoleón) en la que mostraba la detestada Revolución Francesa como la culminación de una milenaria conspiración secreta. Tres libros que emparentaban la conspiración con los judíos aparecieron en 1869: uno alemán (El discurso del rabino de Hermann Goedsche), uno francés (El judío, el judaísmo y la judaización de los pueblos cristianos de Gougenot de Mousseaux, quien recibió "por su coraje" la bendición papal de Pío IX), y uno ruso (El libro del Kahal de Jacob Branfman).

También se citaba una fuente inglesa, que no surgía de textos judeofóbicos sino de una travesura literaria. Me refiero a Coningsby, la novela de Benjamín Disraeli publicada en 1844. En un párrafo el rico y aristocrático judío Sidonia refiere cómo durante sus travesías por Europa en busca de un préstamo, comprobaba que en cada país el ministro al que entrevistaba, era indefectiblemente judío. Y concluye con el siguiente comentario: "Ya ves, entonces, mi querido Coningsby, que el mundo está gobernado por personajes muy diferentes de los que imaginan quienes no están detrás del escenario" (capítulo XV del libro tercero). ¡Y esto había salido de la pluma de un judío que llegó a ser Primer Ministro! (Innecesario aclarar que quienes lo citaban para "demostrar el poder de los judíos" salteaban el hecho de que los varios ministros mencionados en la novela en rigor no eran judíos).

El mito reaparece hacia 1850 en muchos diarios alemanes que buscaban misteriosas raíces para la revolución de 1848. En la novela Biarritz de Goedsche, el capítulo En el cementerio judío de Praga refiere una reunión secreta nocturna durante la Fiesta de los Tabernáculos, en la que los delegados de las doce tribus de Israel planeaban una vez por siglo la toma del planeta.

Otra publicación en alemán, que para 1875 ya iba por la séptima edición, fue La conquista del mundo por los judíos, de un tal Millinger (alias Osman-Bey). Allí se señalaba como fuente del mal a la Alliance Israélite Universelle (aunque fundada en 1860, se la presentaba tan antigua como los judíos) y se auguraba que "En un mundo sin judíos las guerras serán menos frecuentes porque nadie lanzará a una nación contra la otra; cesarán el odio entre las clases y las revoluciones, porque los únicos capitales serán nacionales que jamás explotan a nadie… Tendremos ante nosotros la Edad de Oro, el ideal del progreso en sí. ¡Arrojad a los judíos al Africa! ¡Viva el principio de las nacionalidades y de las razas! ¡La Alliance Israélite Universelle sólo puede ser destruida mediante el exterminio total de la raza judía!".

Como varios señalaban a la Alliance de París como centro de la confabulación, allí fue donde la Ojrana (policía política del zar) instaló al agente Orgeyevsky con el objeto de "documentar" las siniestras actividades judías. El ministro Peter Stolypin descartó varias propuestas por "propaganda inadmisible para el gobierno", pero terminaron por aceptar un panfleto del místico Sergei Nilus, escrito por 1902.

El libro supuestamente contenía los "verdaderos" protocolos del congreso efectuado en Basilea (Suiza) un lustro antes (el Primer Congreso Sionista Mundial) que, aunque supuestamente había fingido el objetivo de establecer un hogar nacional para los judíos, en realidad se había convocado para un plan de dominación mundial. En dichos Protocolos de los Sabios de Sin, rabinos y líderes expresan sin vueltas su sed de sangre, maquinaciones y ansias de poder. La historia completa de cómo se fraguó el libro fue explicada por Norman Cohn en El mito de los Sabios de Sión (1967).

Durante los primeros tres lustros los Protocolos tuvieron poca influencia. Luego los rusos, motivados por un artículo publicado en el Morning Post de Londres (7/8/1917) que sugería la existencia de un gobierno judío secreto e internacional, decidieron enviar copias de los Protocolos a numerosos diarios europeos para "corroborar" la hipótesis.

El éxito de la patraña no tuvo precedentes. Millones de ejemplares se vendieron en más veinte idiomas. En los EE.UU. su gran mentor fue el magnate del automóvil, Henry Ford, quien durante los años veinte difundió la mentira en su diario The Dearborn Independent. También The Spectator londinense requirió en 1920 que se designara una Comisión Real para revisar si existía una confabulación judía internacional para destruir el cristianismo. De ser probada su existencia, "se justificará nuestra cautela para admitir judíos a la ciudadanía… Debemos arrastrar a los conspiradores a la luz, y mostrarle al mundo cuán malvada es esta plaga social".

¿Suena al Sínodo de Conversos del año 1235? ¿Beben los judíos sangre cristiana? ¿Nos dominan secretamente? La Comisión Real nunca fue erigida, gracias a que un corresponsal del diario The Times, Philip Graves, descubrió casualmente la novela en base de la cual se habían fraguado los Protocolos. Era una sátira contra Napoleón III escrita medio siglo antes (en 1865), Diálogos en el infierno de Maurice Joly, en la que los franceses (no los judíos) acumulaban poder. De 2.560 renglones, 1.040 habían sido copiados literalmente por Nilus, palabra por palabra. El editorial del Times del 18 de agosto de 1921 fue una resonante admisión del macabro error. Los Protocolos eran falsos y la conspiración judía mundial un nuevo mito judeofóbico.

Pero tal como había sucedido con el libelo de sangre, el hecho de que la patraña fuera racionalmente desenmascarada no disminuyó el odio. Los Protocolos siguieron difundiéndose y creyéndose como ninguna obra anterior. Aun en 1992 salió en primera página del diario Sovetskaia Rossiia una serie de artículos de Yoann (Metropolitano Ortodoxo Ruso de Petersburgo) que denunciaba con los Protocolos un complot judío del que Rusia era el primer blanco.

Nueva Esperanza, Nueva Frustración

Otra vez el déja vu. Nos hace recordar las esperanzas que despertó el iluminismo después de siglos de judeofobia cristiana. ¿Qué vemos ahora en el horizonte? Parece nuevamente la salvación de los judíos de los mitos acumulados, de la discriminación y el desprecio, las mentiras y leyendas. Es la Rusia del siglo XX en cuyo aire flotan racionalismo y socialismo, en la que los revolucionarios que luchan por la igualdad se mofan de las supersticiones del pasado y planifican la religión de la razón en un mundo de confraternidad. La revolución bolchevique pondría fin a la discriminación y la violencia de los zares… Pero oh sorpresa, muchos de sus portaestandartes mostraron ser ellos mismos judeófobos.

Entre ellos, los teóricos del anarquismo, quienes propugnaban la destrucción de todo el viejo régimen, salvo una parte. Así escribía en 1847 el francés Pierre Proudhon acerca de los judíos: "Esta raza lo envenena todo al entrometerse por doquier. Exigid su expulsión de Francia, a excepción de los hombres casados con mujeres francesas. Prohibid las sinagogas, no los admitáis en ningún empleo, procurad la abolición final de esta secta… El judío es el enemigo de la raza humana. Uno debe devolver esta raza al Asia o exterminarla… Por fuego o expulsión el judío debe desaparecer… Lo que los pueblos de la Edad Media detestaban por instinto, yo detesto por reflexión, y de modo irrevocable".

El principal teórico de la revolución, Carlos Marx, nació judío y fue bautizado a los seis años por su padre, Hirschel, hijo, yerno y hermano de rabinos, y descendiente de sabios talmúdicos. Hirschel cambió su nombre por Heinrich y se hizo protestante cuando un edicto prusiano de 1817 prohibió a los judíos ejercer la abogacía (fue uno de los miles a los que nos referimos, que se convirtieron al cristianismo con la reversión post-napoleónica de la Emancipación).

El primer ensayo de Carlos Marx, La Cuestión Judía (1844) fue en respuesta a Bruno Bauer, quien había condicionado la Emancipación de los judíos a que éstos abjuraran de su religión. Para Marx ni la apostasía era suficiente: "La nacionalidad quimérica del judío es la del comerciante… La base secular del judaísmo es la necesidad práctica, el interés propio. ¿Cuál es el culto mundano del judío? El chalaneo. ¿Cuál es su dios mundano? El dinero. La sociedad burguesa crea continuamente judíos… La emancipación del chalaneo y del dinero, y consecuentemente del judaísmo real, será la autoemancipación de nuestra era". La emancipación humana es, en el libro de Marx, un sinónimo de la abolición del judaísmo.

Hemos trazado dos contrastes. Uno, el del enciclopedismo con el contexto medieval del que provenía; otro, el del socialismo con su telón de fondo zarista. La pregunta es por qué estos dos movimientos basados en el racionalismo y la confraternidad estuvieron infestados de la judeofobia que caracterizaba el viejo orden. Aparentemente, las sociedades europeas estaban tan saturadas por siglos de odio antijudío, que fueron incapaces de producir un iluminismo o un socialismo libres del mal.

En un abarcador estudio, el historiador Zosa Szajkowski no pudo encontrar una sola palabra en defensa de los judíos en la literatura socialista francesa entre 1820 y 1920, aun cuando la mitad de ese lapso estuvo repleta de seiscientos pogroms. Como ejemplos de la judeofobia izquierdista, mencionamos a Toussenel, Fourier y Proudhon. Saint-Simon es la notable excepción. En cuanto a Marx, a partir de sus escritos y biografía, podemos reflexionar acerca de cuatro aspectos de la judeofobia, a saber:

A) Los judeófobos inflan la importancia de los judíos de los que disgustan, y enfatizan su judeidad aun cuando sea virtualmente inexistente. Así, para los nazis el comunismo era una ideología judía. Y dentro de la izquierda, el anarquista Mikhail Bakunin (quien consideraba a los judíos "una nación de explotadores") llamaba a Marx "un Moisés moderno". Por el contrario, cuando hay judíos importantes para su causa, los judeófobos se esmeran en empañar la judeidad. Así, el origen judío de Marx fue soslayado por los regímenes comunistas. En la edición de 1952 de la Enciclopedia Soviética se omitió toda mención al respecto.

B) Como los judíos eran acusados desde los dos flancos del espectro político con argumentos contradictorios, no tenían ninguna posibilidad de salir airosos de la acusación (como cuando se les censura a un tiempo el ser avaros y ostentosos, o entrometidos y muy cerrados). A pesar de su sufrimiento bajo los estados cristianos, los judíos fueron ulteriormente vistos por muchos librepensadores como el germen del cristianismo. Del mismo modo, la judeofobia de Marx y los marxistas no disuadió a los judeófobos anticomunistas de acusar a "los judíos" de haber creado el marxismo. Por esta razón, durante la guerra civil que siguió a la revolución bolchevique, las bandas de combatientes anticomunistas en Ucrania asesinaron a cincuenta mil judíos inocentes que residían en Ucrania.

C) Otro rasgo típicamente judeofóbico de Marx fue pasar por alto tanto el sufrimiento de los judíos como la existencia del odio antijudío en su época. Su antagonismo hacia los judíos se expresó en sus ensayos como en su correspondencia privada. Nunca tuvo una palabra de solidaridad para las víctimas de los pogroms, cuya inmigración a Londres comenzó mientras Marx vivía allí. Este "humanismo selectivo" es una característica de los judeófobos de izquierda, judíos y no-judíos por igual. En 1891 la reunión de la Segunda Internacional Socialista en Bruselas (que incluyó a muchos delegados judíos) rechazó una moción de condena a la creciente judeofobia. Cuando queramos desenmascarar tendencias judeofóbicas, debemos preguntar al sospechoso si la judeofobia realmente existe en el presente. Una respuesta negativa sería muy elocuente.

D) Marx también ejemplifica un fenómeno que exacerba la judeofobia: el que dio en llamarse judío ajudaico (como en el título del libro de Isaac Deutscher publicado de 1968, un año después de su muerte. El judío ajudaico es un revolucionario radical quien, aunque no tiene conexión alguna con el judaísmo, es percibido como "el judío" por la sociedad que aspira a destruir. El judío ajudaico simpatiza con todo perseguido, siempre y cuando no sea judío. Así lo definía Rosa Luxemburgo en una carta de 1916: "¿Para qué vienes a mí con tus penas judías? Me sicerca de las desdichadas víctimas de las de las plantaciones de caucho en Putumayo, o de los negros del Africa con cuyos cuerpos los europeos juegan a la pelota… No tengo un rincón para el ghetto reservado en mi corazón: me siento en mi hogar en todo el mundo, doquiera que haya nube, y pájaros y lágrimas humanas". En retrospectiva, esos judíos del ghetto en 1916 habrían gustosamente cambiado su destino con los trabajadores brasileños o africanos. Pero como lo dijera Irving Howe "aún en el más cálido de los corazones hay un lugar frío para los judíos".

En cuanto a los seguidores de Marx en la Rusia comunista, estudiaremos su judeofobia en nuestra próxima clase.

El Nimrod del Siglo 21

"> La idolatría provoca dolor y odio. Puede ponerse máscara de Batman, de pseudo-mesías, de progresista, etc. pero no puede dejar de expandir su veneno.

La idolatría tiene la capacidad de destruir naciones. Esto es especialmente peligroso cuando un porcentaje elevado de la población está fielmente aferrada a su ídolo y es peor aún cuando el objeto de veneración es un tiranuelo.

Como en el caso de Nimrod (que en la época de Abraham se declaró a si mismo objeto de veneración), el hombre-dios decreta que quien hable de manera distinta – quien busque el camino de Dios, la moderación – deberá ser tildado de traidor (en el mejor de los casos) y (en el caso más oscuro) será aplastado

Aplastado si ante toda esa barbaridad no hace lo correcto (como lo hizo Abraham a su tiempo) y confronta con valentía y madurez las consecuencias que pudieran sobrevenir.

Voy a decirlo sin tapujos: el Chavismo es un culto idolátrico y Latinoamérica está siendo absorvida por esa cloaca; pues, entre otras razones, quienes ejercen la oposición política en los diferentes países donde el Coronel Nimrod ya ha puesto su bota, están en su mayoría bañados de corrupción y de una falta total de autojuicio.

¿No se convence usted de que el Chavismo es un culto idolátrico? Lo invito a leer el siguiente artículo del fotoperiodista Pablo Corral Vega, publicado en el periódico El Comercio de Ecuador y juzgue por sí mismo:

*********************************

La Caracas de Chávez

 Por Pablo Corral Vega

El fotoperiodista Pablo Corral Vega viajó a Venezuela para constatar lo que estaba pasando en el país que había visitado en los años 90. ¿El resultado? Encontró una nación polarizada, en la cual todos deben pertenecer a un bando: escuálidos o rojos rojitos. Los que apoyan a Chávez lo hacen con fervor religioso, y los que están en contra se sienten aplastados.

Caracas está dividida, marcada, ya no es la misma que conocí en los años 90. Mis viejos amigos se han distanciado entre sí por razones políticas, hay municipios chavistas y municipios anti-chavistas.

Los que apoyan a Hugo Chávez lo hacen con fervor religioso, y los que están en contra se sienten aplastados, cansados, hablan de emigrar, de dejar el país que aman.

Venezuela vive un  momento de efervescencia. Los ‘rojos rojitos’ ven en Chávez al salvador, lo cuidan, lo idolatran, hablan de él con pasión y ternura. Cuando le pregunto a una mujer que reparte posters del presidente en la Plaza Bolívar  qué significa Chavez para ella, me abre su billetera.

Ahí guarda una estampa de la Virgen, una foto de su madre fallecida y otra del Comandante. “Yo le rezo al Comandante y le pido que nunca nos abandone, que siga cuidando de los pobres”, me  dice emocionada.

“El chavismo se  apropió de los símbolos  venezolanos”, me dice un fotoperiodista amigo. “Se ha apropiado de Dios, de la Virgen de Coromoto, de Simón Bolívar, de los próceres, de la bandera”.

Los alrededores de la Plaza Bolívar y el Palacio de Miraflores están cercados por ‘rojos rojitos’. Se acerca uno y otro a preguntarme qué hago, para qué son las fotografías. Solo cuando muestro el permiso de trabajo del Ministerio de Educación de Venezuela se alejan unos metros, pero me vigilan desde lejos.

La relación con los periódicos es pésima. Y los fotógrafos son el brazo visible de esos medios que, de acuerdo a los ‘rojos rojitos’ han sido injustos. “Son los medios los que han polarizado las cosas”, me repiten una y otra vez. “Esos escuálidos (opositores)  siempre le buscan errores a la Revolución, pero esta es una revolución eterna”, me dice un hombre que alimenta  palomas en la plaza.

Ahí cerca está Anita Urdaneta,  la dueña de la peluquería bolivariana. Sus precios son bajos, esa es su manera de ser solidaria. A todos sus clientes les habla del Comandante como si fuera un viejo amigo. Ella dice que haría cualquier cosa por defenderlo; “cualquier cosa”, me repite mirándome a los ojos. “¿Seguro  que  no eres un escuálido?”.

Los dominios de Chávez

Llegué a Venezuela con gran curiosidad, quería ver directamente qué estaba sucediendo. La política es el único tema de conversación, y todos quieren que uno se identifique, que diga a quién apoya. Los matices han  haparecido.

Hay comederos chavistas y comederos anti-chavistas, incluso los lugares de baile que eran tan democráticos en Caracas -se veía gente de toda clase social- ahora son extremadamente selectivos.

“Es para evitar las peleas”, me dice un buen amigo que me lleva a recorrer la Caracas nocturna. Terminamos en  “El Maní es así”, uno de los pocos sitios en que se juntan gobiernistas y opositores.

Baile, risas y la orquesta que no se detiene.  A la madrugada hay una pelea. “Es siempre por política”, me dicen. “Se ha cultivado el odio entre los que no tienen nada y los que tienen algo, y el que tiene un carro viejo ya es un oligarca”.

Al otro lado de Caracas, en La Vega, vive Félix Caraballo. Uno de los millones de seguidores incondicionales de Chávez. Su barrio no tiene alcantarillado y ese día los vecinos van a limpiar una acequia que lleva los desperdicios cuesta abajo.  Millones de personas viven en esas condiciones en Caracas. En La Vega, los vecinos agarran picos y palas, todos visten de rojo; en cada casa  hay una bandera roja o una foto de Chávez.

Gerónimo González, resalta por su camisa verde, es el único que habla en contra. “¿No se dan cuenta de que es la misma mentira? Este gobierno tampoco nos va a sacar de este lugar?  ¿Qué nos ha dado este gobierno? Solamente caraotas más baratas”, dice.  Félix me mira e insinúa que Gerónimo está loco.

Aunque de otra manera, la oposición también acusa al Presidente. Dicen que usa los  recursos petroleros del Estado para financiar programas de subsidio, que no  solucionan nada, porque no impulsan la productividad.

En todo caso, las misiones (programas de salud, educación, tenencia de tierra, cedulación…) han servido para fortalecer la imagen del Presidente entre los más pobres. Son la estrategia de campaña más poderosa del Gobierno.

“La democracia no nos da de comer, el Gobierno sí”, me dice un vecino de La Vega. Los productos subsidiados, que se venden en los Mercales (tiendas del Estado), llevan propaganda del Gobierno y son considerablemente más baratos.

En la oposición está Teodoro Petkoff, uno de los líderes más respetados, incluso por Chávez. Fue guerrillero y activista de Izquierda. Hoy, dirige el periódico Tal Cual. Durante la media hora que estoy con él ofrece audiencias de cinco minutos a una cantidad de personas.

Habla con mesura, pero mueve las manos, gesticula, se le nota una cierta angustia en el rostro. Es el único candidato que podía hacerle frente a Chávez porque es un izquierdista y no va a desmantelar lo  positivo de la Revolución. Pero él no está de acuerdo con el autoritarismo y el militarismo latentes.

En medio de todas las prevenciones, consigo asistir a una reunión de un comité de tierras, en la que se habla de manera apasionada de los títulos de propiedad que el gobierno dará a los que hayan ocupado tierras. Con mucha dificultad, también obtengo la autorización para visitar una escuela bolivariana en el barrio 23 de Enero, uno de los más pobres y conflictivos de Caracas.

Llego a tiempo para el desayuno subsidiado por el Estado y preparado por voluntarias. Los niños rezan antes de desayunar;  dan las gracias a Dios y le piden que siempre proteja al Presidente.

Cerca de la escuela está uno de los consultorios atendidos por médicos cubanos.  Es imposible fotografiar a los médicos, se necesitaría un permiso expreso del Ministro de Salud, me dice una secretaria muy displiscente.

Un vecino me cuenta que las mañanas los médicos atienden en los consultorios y las tardes salen a hacer visitas, hablan de medicina preventiva y de las bondades de la Revolución. Es un trabajo de hormigas en respaldo de la causa socialista, casa por casa, enfermo por enfermo.

Pero la influencia cubana se ve ante todo en una organización celular, barrial, que en Cuba se llama Comité de Defensa de la Revolución y en Venezuela se  llaman Círculos Bolivarianos.

Devotos de la Revolución

Los Círculos son uno de los temas más controversiales. Se los acusa de ser el brazo armado de la Revolución, la fuerza de choque del Presidente. Están conformados por partidarios radicales de Chávez,  dispuestos a defender  con su vida el proceso político. Son organizaciones culturales o deportivas, pero su misión principal es defender la Revolución.

Los Círculos están listos para acudir al llamado del Presidente. Los periodistas les temen porque ha habido varios ataques y amenazas en su contra.

Este tema me interesó especialmente y quise conocer a Lina Ron, una de las principales dirigentes de los Círculos Bolivarianos y líder del Partido Unidos por Venezuela. Lina es el personaje más odiado por los anti chavistas. Ella tiene un programa incendiario en la radio, en el que se burla de los escuálidos y de quienes hablan inglés.

Lina defiende la revolución socialista a ultranza, y asegura que si las mafias que han gobernado Venezuela durante décadas -es decir todos los que no están con Chávez- no aceptan la voluntad del pueblo, la Revolución los aplastará. Para ella, el mundo está dividido entre buenos y malos, ciudadanos y oligarcas, progresistas y retrógrados, bolivarianistas e infiltrados, humanistas e imperialistas.

Después del programa de radio Lina baja la guardia. Es una mujer inteligente, con un gran sentido del humor, fogueada en política. Me paso con ella una tarde entera tomando cerveza y hablando del proceso venezolano.

Ahí me dice que la Revolución Bolivariana es el sueño que muchos han abrazado por décadas y que nadie va a detener el proceso.  Le pregunto qué piensa del autoritarismo del Presidente. Para ella, no existe un Presidente más comprometido con la democracia, extraordinariamente tolerante con los escuálidos. 

Además, me dice que la democracia de antes no era democracia, era el instrumento de la oligarquía para oprimir al pueblo. Afirma que ahora vendrá una nueva etapa en la que lo más importante será la Revolución.

El tiempo dirá si Lina tenía razón. Por ahora, salgo de Venezuela con una  certeza: es un país totalmente polarizado, dividido, donde no caben los matices…