Archivo de la categoría: bíblico

Siete preguntas que todo noájida debe responder

En la actualidad hay un creciente movimiento mundial llamado Benei Noaj o Noajidas – no judios que aceptan la verdad de la Torá y practican fielmente las Siete Leyes dadas a Noaj. Maimónides explica que cualquier ser humano que guarda fielmente estas leyes gana un lugar apropiado en el Mundo Venidero.

Las preguntas son:

1. ¿Cómo llegaste a saberte noájida?

2. En términos prácticos, ¿qué significa ser un noájida practicante de las Siete Leyes?

3. Si crees que la Torá es verdad, ¿por qué no te conviertes al judaismo?

4. ¿Cuántos noájidas practicantes crees que hay en la actualidad?

5. ¿ Historicamente, por qué ha sido unicamente en tiempos recientes en que se ha visto el “comienzo” del movimiento noájida?

6. Tomando en cuenta la pregunta anterior, ¿qué hace que hoy en dia sea distinto?

7. Como noájida, de haberlo, ¿quién es tu modelo bíblico a seguir?

Espero todos podamos participar de esta entrevista.

Abrazos

Resp. 712 – Actitud ante la vida e influencias del entorno

Buen día estimado amigo, Gracias por su pronta respuesta y apoyo.
Dejeme decirle que no es nada fácil lidiar con mi familia que sigue en el cristianismo, y peor cuando a uno no le está yendo del todo bien en los negocios. a más integra.
Ellos insisten para que me congregue para que vuelva a rebaño y no paran de insistir.
Pido a Dios que me ayude, que me de sabiduría de lo alto para lidiar con esta situación. Saludos,
Oscar, Guatemala

Seguir leyendo Resp. 712 – Actitud ante la vida e influencias del entorno

Resp. 711 – La Salvación para el gentil

quisiera saber si me pueden ayudar mediante la biblia ya que no entiendo hebreo de que manera seremos los gentiles salvos sin tener que convertirnos al judaismo ,grcias.
maria alejandra vega
35 años
ama de casa ,
ciudad de magdalena , argentina

Seguir leyendo Resp. 711 – La Salvación para el gentil

Resp. 703 – Leyes Noájidas en la Torá?

Bachita nos consulta:

Hay alguna razón por la que las 7 Leyes Universales no son explícitas en la Toráh , igual que los 10 Mandamientos?.
Bachita Calahorrano, 63, comerciante, Quito,Ecuador

Seguir leyendo Resp. 703 – Leyes Noájidas en la Torá?

Resp. 691 – ¿Con quien casarse?

Angelica nos consulta:

Siendo parte de una comunidad no muy grande en México, como lo es la noajida, ¿cuales son las opciones para casarse para un noajida?
Angélica Jiménez 43 años Lic. en la Enseñanza de Inglés Veracruz Mex

Seguir leyendo Resp. 691 – ¿Con quien casarse?

Ayyyy FIN DEL MUNDO 2012 PROFECIAS MAYAS SAN MALAQUIAS APOCALIPSIS AYYYY

Le presento una traducción de un artículo de National Geographic que nos cuenta 10 “profecías” de fines del mundo, ahora que está tan de moda con 2012, los mayas, los anunakis, Nibiru el planeta asesino, el milenio, la conjunción planetaria, la tormenta solar, el apocalíspsis con el cristo y el anticristo y los caballitos con sus jinetes, y otras demenciales “premoniciones” más,que finalmente se quedaron en lo que son: falsas profecías, pero certeros intentos para llenar de parálisis e idolatría al corazón de los ingenuos.


1.  De la misma manera en la que hoy existe gente que cree que el 2012 es la fecha del fin del mundo, algunos romanos ancianos vieron en el año 79 d.C. la erupción del Vesuvio como un signo de un próximo apocalipsis. Esto fue debido a que Séneca, filósofo romano, había predicho que la Tierra desaparecería como el humo:”Todo lo que vemos y admiramos arderá en el fuego universal que nos llevará a un nuevo, justo, y feliz mundo” .

El fin nunca llegó, pero eso nunca ha parado a la gente a lo largo de los siglos y en todas las culturas para predecir nuestro final catastrófico.

2. Muchos cristianos europeos empezaron el año 1666 con temor. La Biblia describe el 666 como el número de la bestia. Una prolongada plaga que asoló Londres en 1665 no ayudó a calmar los temores, y cuando el gran incendio de Londres ocurrió, muchos creyeron que el fin había llegado. Por ejemplo, los londinenses vieron en el fuego una terrible sentencia en el que la ira de Dios castigaba a un mundo pecaminoso.

3. La aparición del cometa Halley, que visita la tierra cada 76 años ha sido históricamente un presagio de desastres. Por ejemplo, la inminente llegada del cometa en 1910 desató la histeria apocalíptica en Estados Unidos y Europa, al creer que la cola del cometa contenía un gas “que impregnaría la atmósfera y que terminaría con toda la vida en el planeta” según el astrónomo francés Camille Flammarion.

Algunos sacaron beneficio del pánico vendiendo máscaras y píldoras anticometa, así como bombonas de oxígeno, especialmente en Roma, donde la gente pensaba mantenerse de aire embotellado hasta que se pasase por la cola del cometa.

4. Desde su fundación en la década de 1870, los testigos de Jehovah, una variante del Cristianismo, profetizaron que el mundo acabaría en 1914. Nada pasó entonces, pero desde ese momento sus adeptos han estado prediciendo el fin del mundo estaba próximo.

5. El alineamiento planetario ha sido protagonista de numerosas predicciones de fin del mundo. Como la que ocurrió el 5 de mayo del 2000 en la que Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno se alinearon con el Sol y la Luna. El arqueólogo Jeffrey Goodman aseguró en 1977 en su libro “We Are the Earthquake Generation” que en esa fecha ocurrirían numerosos terremotos y erupciones volcánicas y que la Tierra se fracturaría a causa de la tensión originada por la gravedad originada por el alineamiento.

6. El televisivo evangelista Pat Robertson predijo que en algún momento de la década de los 80 Jesucristo volvería a la Tierra. El acontecimiento fue predicho partiendo de textos bíblicos. Los creyentes y los muertos ascenderán a los cielos con Dios y los no creyentes y Satán se quedarían en la Tierra en un lago de fuego en el que serían atormentados día y noche hasta el fin de los tiempos. Los creyentes y los redimidos irían a un nuevo paraíso terrenal en el que vivirían para siempre.(Nota de lmeaf: eso si que es una buena manera de ganar share)

7. EL brillante cometa Hale-Bopp descubierto en 1995 y que visitó la Tierra en 1997 vino acompañado de predicciones catastróficas. 39 personas que formaban parte de una asociación religiosa llamada “la puerta del  cielo” se suicidaron en California cuando el cometa estaba en su punto más cercano a la Tierra. Creían que un OVNI que viajaría en la cola del cometa les rescataría de un mundo condenado a muerte, en el que Lucifer destruiría todo por medio de un fuego apocalíptico.

8. Richard Noone predijo en 1997 en su libro “Hielo: el último desastre” que el 5 de Mayo de 2000 y como consecuencia de la alineación planetaria se produciría un desplazamiento del eje magnético de la Tierra con consecuencias calamitosas y que produciría una nueva época glaciar. Nada ocurrió. Más bien al contrario, en vez de una glaciación, ahora los científicos están preocupados por el calentamiento global.

9. En 1984 una publicación informática advirtió por primera vez del cataclismo que ocurriría el 1 de enero de 2000. Posibles errores causados por una programación que no contemplase el cambio de milenio podría sumir a la humanidad en un caos. Los evangelistas advirtieron a sus fieles que hiciesen acopio de víveres y agua para estar preparados para lo peor. Algunos de ellos como Jerry Falwell o Pat Robertson insinuaron que el cambio de milenio traería a Cristo.

10. Cuando el Large Hadron Collinder (LHC) fue puesto en marcha en Septiembre de 2008 algunos críticos especularon con la posibilidad de que el mayor acelerador de partículas del mundo podría generar una colisión atómica que produjese un agujero negro que devorase a la propia Tierra. Un grupo de científicos aseguraron que la producción de un agujero negro era muy remota y que caso de producirse se colapsaría en si mismo. Numerosos grupos protestaron contra la puesta en marcha de este dispositivo y creían firmemente que ocasionaría el fin de nuestro sistema solar. Sin embargo todo quedó en nada. El acelerador funcionó, aunque eso sí, solo una vez y se estropeó.

Nov. 2009 Peter V. Bianchi, National Geographic Stock

Es hora de despertar, de promover la conciencia noájica y su estilo de vida, para que estos fraudes peligrosos no sigan corrompiendo más el alma de las personas.
Que se terminen los papanoeles, arbolitos, jesusitos, virgencitas, diosesitos, reyesmaguitos y toda la otra sarta de incongruencias, que no por ser corrientes dejan de ser mortales y terribles.

A despertar gente.

Animo a los noájidas, en su camino de búsqueda de servir al Eterno

La búsqueda, de la conexión con Dios; es necesaria para los gentiles de las naciones. El temor reverente al Eterno, y la humildad y el esfuerzo en aprender y cumplir mejor, es necesario para nosotros los noájidas fieles a Dios. En nuestro camino, los gentiles de la actualidad tenemos la ayuda de Dios y de los hermanos judíos que nos informan y guían (y algunos hermanos noájidas… también hacen esto). Vamos pasito a pasita, construyendo shalom; pero


Maestro y amigos, a algunos puede parecerle raro que la gente cambie de religión; especialmente si su entorno familiar “religioso” es homogéneo. En ese sentido entiendo más al moré, más que a las personas que nacieron con una religión y luego han evolucionado; a uds. no debería serles tan difícil de entre esta búsqueda del camino correcto, de adoración a Dios.


Pero, la gente que cambia de religión e incluso la que búsqueda a Dios, no es tanta… a mi entender. Mucha gente está cómoda con seguir su tradición familiar y nacional, cumpliendo como religioso o como laico, incluso algunos abandonan toda religión y se hacen irreligiosos descreídos o antirreligiosos viscerales. Yo, por mi mismo… me planteé la veracidad y coherencia de la religión en que nací y fui educado, formalmente…. hasta los 14 ó 15 años. Y me planteé mi situación relativa y como ser mas verídico con Dios.


Fruto del cuestionamiento y de búsqueda, estando en el camino noájico miré en varios lugares, y ví las contradicciones de varias religiones; mirando y examinando religión a religión, con su tiempo y con la formación y conocimiento bíblico y personal que iba adquiriendo. No veo tan mal cuestionar las religiones, el contenido de las santas escrituras que se tienen, la coherencia de lo que se cree, los comportamientos de los líderes y profetas y otros fieles y de nosotros mismos (de cada sujeto y de nuestra familia y amigos). Y fruto de ello es irse rectificando, y acercando a Dios (mayormente, aunque también alguien puede separarse de lo apropiado, para ir a lo peor… -quiera Dios que eso no nos pase-).


El dejar las religiones, dejar el cristianismo y tomar el camino de fidelidad a Dios (esforzadamente, pero con fallos… pues no somos perfectos); lleva a perfeccionarse, mejorarse… respecto a uno mismo. Fruto de ello, en mi camino que miré varias religiones llegué al camino del gentil justo… (pues Hashem me lo permitió, y puso medios que un servido he tomado y adoptado).


No es malo, que los religiosos de las religiones, se cuestionen lo que hacen…; es más yo creo que es bueno, pues si no cuestionan y buscan sinceramente, humildemente y con temor a Dios… entonces seguirán complacidos en sus religiones (los religiosos), o complacidos en su laicidad o agnosticismo o antirreligiosidad… otros tantos.


Y tampoco es que uno tome un tiempo una religión y luego otra, y luego vuelva a la primera y luego tome a una tercera religión. Es un proceso muy larga, e incluso de por vida… de cada persona. Y el buscar estar más conectado a Dios y/o conectado adecuadamente, conforme a la espiritualidad “apropiada” a nuestra naturaleza, eso está bien. Las religiones, son consecuencia… negativa y mutiladora, de que nuestros ancestros gentiles… descuidaron el noajismo o el camino de fidelidad que nos es apropiado, y fueron inventando cosas y abandonando las apropiadas.


Quiera Hashem, que haya una progresivo despertar noájico… y que la gente de las religiones oigan y lean la información que les demos, del noajismo fiel al Eterno; fruto de ello algunos y algunas adoptarán cambiar para bien y adoptar el camino de fidelidad al Eterno, adoptando los Siete Mandamiento Universales, y siendo leales al Pueblo de Jacob, adorando solidariamente a Nuestro Padre Celestial. Paz y solidaridad noájica, con retorno y permanencia en el camino del gentil justo. Amén.

El valor de la vivencia

El valor de la vivencia

Vale preguntarse si para hablar de la vida noájida cada idea deba ir acompañada de un versículo del Tanaj que sustente lo que estamos planteando. Existe la tendencia de creer en algo o todo, si y solo si, está acompañado de algunos versos bíblicos o citas de Sabios Judíos. ¿Por qué? Vestigios religiosos, no hay más.

Se tiende a menospreciar aquellas ideas planteadas desde la vivencia, pero carentes de un texto del Tanaj que “demuestre” que es verdad. La gran mayoría de nosotros dependemos de versículos que avalen lo que otros plantean respecto de la vida noájica. Si tiene sustento bíblico, entonces es verdad, si no lo tiene, entonces es tan solo una simple y pobre vivencia de algún emocionado noájida de esos que se ven pasar constantemente.

Ejemplo: Si quiero hablar del valor de un maestro para la vida, puedo hacerlo citando aquella máxima del Talmud: “hazte de un maestro…”, y le sumo una pequeña explicación de lo que dijeron los sabios acerca de esa frase. O más bien “noajizo” la frase.

O puedo hablar del importante rol que ha desempeñado mi maestro desde hace aproximadamente cuatro años, contar cómo me ha ayudado, mostrar los resultados de seguir sus consejos, enseñar por qué ante una decisión lo primero que hago es consultarle, y más.

Alguno creerá que es la manipulación del maestro que quiere hacer ver a sus discípulos sus grandes capacidades para ayudar a otros.

Otro ejemplo seria hablar de la importancia de dar caridad. Si quiero persuadir a otros a que aparten algo de su dinero y lo donen a una buena causa, debo presentar una larga lista de argumentos bíblicos y judaicos para demostrar que lo que planteo es verdad, y que por tal razón es bueno hacerlo. ¿Por qué? Religión.

Pero si quiero hablar acerca de lo grandioso de la caridad, sin depender de citas bíblicas, entonces no tendré muchas oportunidades de que me crean. No importa que presente un estado de cuenta basado en “Antes de dar caridad – Luego de dar caridad”. Incluso podría mostrar fotos que enseñen cómo vivía cuando no practicaba la caridad, y fotos desde que la practico. Aun así no me creerían.

Incluso muchos osarían creer que el maestro me mandó a pedir dinero porque su bolsillo está roto. (En lo personal, comencé a dar caridad luego que lei que los grandes millonarios del mundo la practican y la aconsejan a todo aquel que desee aumentar sus ingresos. No lo hice porque “la biblio o rabino tal lo dijo”).

Va a ser obvio que si fundamento mi práctica con algunas frasecitas, entonces tendré más posibilidades de hacer que otros hagan lo sugerido. Es para pensar.

Otra tendencia que se deja ver constantemente es aquella que menosprecia las máximas de algún personaje nacido de entrañas gentiles y que nada tiene que ver con lo judío. Puedo citar a Henry Ford, Simón Bolivar, Aristóteles, Mao, etc, y saber que a muchos les costará comprender sus palabras como consejos para aplicar a nuestras vidas.

Pero si cito a Maimonides, Rashi, Rabi Akiva, Hillel, Najman, o algun otro sabio judío, entonces puedo tener la seguridad que mi idea será bien vista. ¿Por qué? Religión.

Y es que la religión (sea cual sea) condiciona a sus seguidores a hacer todo lo que se les ocurra basado en su libro sagrado o en las palabras de los personajes significativos de su haber.

Como noájida que ha procurado purgarse de cualquier parásito proveniente del consumo de la comida podrida de las religiones, me he visto en la diaria y constante obligación de comprender mi identidad espiritual basado, mayormente, en las experiencias cotidianas, en lo real, en la práctica, en el constante ejercicio y mejoramiento de los 5 planos de mi existencia.

Es una dura tarea desaprender y aprender un sinfín de pautas que permitan al alma gentil desarrollarse a plenitud, de manera balanceada.

Para muchos podría sonar ofensivo saber que para ser noájida pleno no es necesario andar pendientes de Dios, o lo que es, espiritualizar hasta la taza de café. Y para eso no me baso en mi pobre percepción de la vida. Me baso en prestar atención a aquellos que siempre han andado con Dios a lo largo de la historia. Explico: entra a una página judía y cuenta cuántos artículos se tratan de Dios, y cuántos se tratan de la vida, de ser mejor persona, de vivir con los pies en la tierra, sabiendo que todo lo que se hace en Esta Vida repercutirá para la Otra.

Ser noájida no es sinónimo de ‘endiosar’ al noajismo. Quien así vive, aun a sabiendas de su identidad, tiene la gran labor de dejar de creer que está en una religión. Y es que se puede ser noájida, creer que se es libre de las religiones, y al mismo tiempo creerse parte de LA RELIGIÓN VERDADERA.

Si hay algo que debemos y podemos aprender del judaísmo es que este nunca se ha mostrado como una religión. Quienes ven al judaísmo como religión son aquellos propios o ajenos que nunca se han comprometido a pleno con su identidad espiritual. (Saber que el noajismo existe no es sinónimo de estar comprometido con él).

Lo cierto es que mientras más nos comprometemos con nuestra identidad, menos la veremos como una religión en la cual nos inyectamos una dosis de “religiosina” y ponemos cara de santos, y salimos a la calle a dejar una estela de estrellitas mientras caminamos.

La vivencia, la praxis noájida, el diario vivir, lo que hacemos, tiene tanto o más valor, peso y autoridad como cualquier frase, versículo o máxima que podamos aprender y repetir a otros para demostrar que no somos del común. Mientras esas vivencias estén basadas en principios eternos, entonces tienen peso.

Pasar de lo teórico a lo práctico, sin caer en falsas espiritualidades, sin creernos algo más que humanos, es una responsabilidad que cada uno debe decidir si asumir o dejarla de lado.

Tenemos 5 planos por explotar, por vivir, por experimentar. En cada plano podemos hacer grandes cosas que repercutan en pro de la vida de quienes nos rodean. Pero si no salimos de la mentalidad de “si no está en la biblia, entonces no es verdad”, o “si no lo dijo algún sabio entonces no lo creo”, “si el moré no lo dice entonces quien lo diga es un mentiroso”, el noajismo no pasará de ser un bebé que falla cada vez que intenta levantarse, o una moda que depende de con qué pie nos levantamos ese día.

Por tal razón nos corresponde vivir noájidas, y contar a otros qué hacemos con nuestra vida, cómo lo hacemos, para qué, con qué fin, sin que eso signifique imponer a otros nuestras prácticas, pero que tampoco lleguemos a pensar que quien cuenta lo que hace con su identidad sufre de déficit de atención y requiere que le den aprobación ajena. O incluso creer que miente y que nos quiere embutir su embuste.

Y también nos corresponde aprender a apreciar aquello que otros (basados en su esfuerzo, basados en su constante asesoría con el maestro que se hicieron para la vida) intentan ayudarnos a ver a través de sus experiencias.

Personalmente estoy más abierto a aprender de aquellos que hablan desde lo vivido que de aquellos que hablan desde una frasecita sacada de algún libro por demás ajeno. Y lo hago entendiendo que aquel que cuenta lo que ha hecho, lo hace con el único propósito de enseñar a otros que ser noájida comprometido con la vida, vale la pena.

Aprecio los versículos, aprecio las frases judías, jasidicas, etc, las respeto, PERO amo y admiro el gran valor de muchos para dejarlas donde deben estar y comenzar a vivir su identidad, y hablar desde ella.

Finalmente,

¿Será que tienes algo qué contarnos basado en tu vida noájida o acaso sabes que eres noájida pero aun no has empezado a vivir el noajismo? Si no tienes nada bueno que contar, si lo que tienes para decir es algún cliché o algún texto modificado que encontraste en una página judía, entonces no has comenzado a vivir la grandeza de ser noájida, o si sospechas que dependes de lo bíblico para creer en el consejo de otro, ya es momento de asumir el compromiso de vivir tu identidad y ocuparte de los 5 planos de tu existencia.

¿Lo harás? ¿Nos contarás?

Recuerda, somos constructores de shalom. Un constructor CONSTRUYE. Y contar lo vívido es una forma de construir shalom.

Nota: No tengo ningún versículo que de peso a lo anteriormente expuesto. Si lo crees, bien, si no lo crees, bien.

Aclaratoria: el texto no es un ataque a los estudios y exposiciones sustentadas con versículos y fuentes judías, para muestra ver los artículos que he traducido al respecto, y cuya aprobación ha sido dada por el Profesor Yehuda. Como dicen por ahí: “el que tiene ojos para ver…”

El arca de Noaj en el 2009 – 5770 –

 

Un nuevo Arca de Noé

Un nuevo Arca de Noé.

Puede que no un diluvio universal, pero quizá el deshielo causado por el calentamiento global hagan algún día necesaria la obra del holandés Johan Huibers: una réplica del Arca de Noé de 150 codos de eslora -la mitad de tamaño que la embarcación referida en la Biblia- y en la que, según las Escrituras, Noé salvó a una pareja de cada especie animal de sucumbir ante la ira divina.

Huibers, que según cuenta hoy la BBC es “creacionista” (no cree en la teoría de la Evolución), ha fabricado el Arca en la ciudad de Schagen con réplicas de animales; todo con el fin de dar testimonio de su fe. El barco abrió sus puertas al público ayer sábado, amarrado en un canal de la ciudad.

El autor del Arca indica que comenzó a construirla en 2005, pero que todo arrancó cuando en 1992 soñó que Holanda se inundaba. “El diseño es de mi mujer, Bianca”, cuenta Huibers a la BBC. “Ella en realidad no quería que yo hiciera esto, pero dijo: ‘si vas a hacerlo de todas todas, debería tener esta pinta”, indica. En el interior de la embarcación se pueden ver réplicas a escala real de parejas de jirafas, elefantes, leones, cocodrilos y cebras, además existe un auditorio donde se proyectan pasajes bíblicos.

“Extraido de ElPais.com”

A crecer en el Noajismo!!!!

Los siete mandamientos para las naciones

Cuando Di-s salvó a Nóaj (Noé) y a su familia del Diluvio, Él les dio siete Mitzvot, Preceptos. Estas Mitzvot se mencionan como Las “Sheva (Siete) Mitzvot Bnei Nóaj”, o los Siete Mandamientos Noájicos.

Los Siete Mandamientos son:

1. No adorar a dioses falsos.
2. No blasfemar o maldecir a Di-s.
3. No asesinar.
4. No ser sexualmente inmorales.
5. No robar.
6. No comer un miembro extraído de un animal vivo.
7. Establecer tribunales de justicia y enjuiciar a los infractores.

Estos Mandamientos son bastante simples y claros, y la mayor parte de ellos son reconocidos como principios morales sanos. Cualquier no judío que sigue estas leyes porque el Todopoderoso las ordenó, tiene un lugar en el Mundo Venidero y es llamado un “Jasíd de las Naciones del Mundo” o un “Ben Nóaj” (Hijo de Noé).

Estas Mitzvot conciernen a todos los seres humanos, tanto judíos como no judíos, porque todos somos descendientes de Nóaj y su familia. Las 613 Mitzvot de la Torá, por otra parte, conciernen solamente a los descendientes de aquellos que aceptaron los Mandamientos en el Monte Sinaí y aquellos que han aceptado los Mandamientos voluntariamente (por la conversión).

Las Siete Leyes de Nóaj demuestran que las leyes y las reglas del Todopoderoso se aplican a todos los seres humanos y que Él nos ama a todos, judíos y no judíos. Estas leyes proporcionan la dirección que la humanidad ha que seguir, tanto los judíos como no judíos.

Según el Rambam (Maimónides, el Rabino Moisés Ben Maimón, el gran erudito judío del siglo XIII): “Toda persona entre las naciones que sigue los Siete Mandamientoos para servir a Di-s, pertenece a los Justos entre las naciones y tendrá su parte en el Mundo por Venir.”

¡Házlo como se debe!

El Talmud se refiere a un no judío como un Ben Nóaj, “un hijo de Nóaj” ya que todos los seres humanos son descendientes del Patriarca Bíblico Nóaj. Antes de que el pueblo judío naciera, la humanidad fue ordenada a cumplir ciertos Mandamientos – seis de la época de Adán y siete a partir de la época de Nóaj. Para los judíos, las 613 Mitzvot de la Torá reemplazaron a las Siete Mitzvot dadas a Nóaj. Para no judíos, sin embargo, estas Siete Mitzvot permanecen obligatorias. Es importante saber que Di-s juzgará a todos los no judíos sólo según cómo cumplieron aquellas leyes.

¿Ya que las Siete Mitzvot de Bnei Nóaj parecen ser la base de los valores éticos básicos, respetarlos no es suficiente para desear ser seres humanos buenos, éticos?

La intención subyacente es extremadamente importante porque si una persona se comporta según estos principios porque ellos apelan a su sentido de hacer el bien o el mal, o a su intelecto, o su sentido de la justicia, en lugar de que el Todopoderoso lo ordenó, entonces el no cumple los Preceptos correctamente y no es considerado un “Ben Nóaj”. El Rambam declara que un gentil debe aceptar estos Mitzvot expresamente porque ellos fueron revelados por Di-s mediante Moshé (Moisés) a los hijos de Israel en el Monte Sinaí.

En otras palabras, las Siete MitzvotBnei Nóaj no son sólo agradables y éticas “cosas para hacer”. Ellas son Leyes Divinas, Halajót. Y, como declara el Talmud: “Desde que el Sagrado Templo fue destruido, Di-s se complace solo con las leyes de la Halajá”. Para que estas Mitzvot sean contenedor Divino, deben ser observadas adecuadamente, lo que significa que deben ser observadas según la Halajá.

Tal como los judíos deben observar la Halajá cumpliendo sus 613 Preceptos, hay Halajót en la observación de las Siete MitzvotBnei Nóaj. Obviamente, los detalles de la Halajá están más allá del alcance de este artículo. Hay, sin embargo, muchos recursos para la exploración adicional en Internet.

El descubrimiento de Di-s en nuestro mundo

De las palabras de nuestros Sabios …

La Torá declara: “Y ellos acamparon en el desierto” (Éxodo 19:2).

Y comenta el Midrash: “La Torá fue dada en un lugar sin dueño, ya que si hubiera sida dada en la Tierra de Israel, las naciones del mundo dirían que ellos no tuvieron parte en ella. Por lo tanto, fue dada en el desierto y alguien que desea recibirla debería venir y recibirla” (Midrash Mejílta, 20).

Dice el Talmud: “Cada palabra que salio de la boca de Di-s fue dividida en setenta lenguas” (Tratado Shabát, 88b).

Explica el Midrash: “El Rabino Yojanan dijo, la voz del Señor fue divida en setenta voces para las setenta lenguas básicas, de modo que cada nación pudiera oír la voz en su propia lengua” (Midrash Raba sobre Éxodo 85:19).

El gran Sabio, el Meiri, agrega: “Si él [un no judío] aprende las Siete Mitzvot Bnei Nóaj con sus detalles y todo lo que puede ser extraído de ellas, entonces … es adecuado honrarlo como se debe honar a un Sumo Sacerdote (Kohén HaGadól).”

La contemplación conduce a la creencia

Toda la gente, tanto los judíos como los no judíos tiene sed de espiritualidad, de verdad. “Desde donde el sol sale hasta donde se pone, alabado es el Nombre del Señor” (Salmos, 113:3).

El Rabino Eliyahu Lupian plantea una pregunta: Cuando el Rey David escribió el libro de Tehilím (los Salmos), el mundo estaba lleno de ídolos y sólo la gente judía adoró al Todopoderoso. ¿Si el mundo estaba repleto de ídolos, entonces cómo fue el nombre de Di-s alabado “de la salida del sol hasta su puesta”?

El Rabino Lupian explica que el alma naturalmente anhela al Creador, como esta declarado “Mi alma está sedienta de Ti” (Salmos, 63:2). Aunque una persona pudiera intentar apagar la sed por medio de la adoración de ídolos, él seguirá ansiando la verdad. Si el persigue aquel deseo, encontrará finalmente al Creador, del mismo modo que nuestro Patriarca, Avraham (Abraham) encontró al verdadero Di-s.

¿Cómo descubrió Avraham al verdadero Di-s? “Comenzó a pensar día y noche, estaba asombrado como era posible para una constelación en el cielo moverse sin nadie conduciéndola. ¿Quién podría moverla, porque le es imposible moverse sola? Avraham no tenía ningún maestro, o alguien que pudiera informarle, vivía en Ur Kasdím, una ciudad de idólatras. Sus padres y toda la gente a su alrededor adoraban ídolos, y el también los adoró junto a ellos. Pero se sentía tan inquieto, que su poder de razonar lo condujo al verdadero entendimiento de que existe un solo Di-s que mueve las constelaciones, Quién creó todo, y que no hay ningún otro Di-s fuera de Él” (Rambam, Leyes de la idolatría).

El Rabino Yeshaaya Karelitz, conocido como el Jazon Ish, explica porque la contemplación de la creación conduce a la creencia en Di-s:

“El atributo de fe es una fina y delicada calidad del alma. Si una persona tiene el sentimiento de poseer un alma y tiene un ambiente tranquilo, cuando contempla las alturas de los cielos y las profundidades de la tierra, no puede dejar de estar asombrado, ya que el mundo le parecerá como un enigma insoluble. Este misterio le enreda la mente y el corazón, hasta tal punto que no puede pensar en nada más, se siente débil y sin aliento en su apasionamiento para encontrar una solución. El pasaría voluntariamente por fuego y agua para alcanzar la respuesta, porque ¿qué es la vida para él sin saber cual es su finalidad?” (Creencia y Confianza, ensayo I).

El Rabino Eljanán Wasserman explica: “Las maravillas de la Creación demandan del ser inteligente llegar a la conclusión que ellos fueron creados por una Divinidad. Por consiguiente, cada hombre será juzgado si no hace lo que es esperado de él por causa de esta inteligencia innata” (Kovetz Maamarim).

Para un judío, esta conclusión “cada hombre será juzgado si no hace lo que es esperado de él por causa de esta inteligencia innata” obliga a la observancia de la Torá; para un no judío, esta conclusión obliga a la observancia de las Siete Mitzvot Bnei Nóaj.

¿Cómo puedo observar las Siete Mitzvot?

Vamos a estudiar las Siete Mitzvot y lo que ellas implican.

1. No adorar a dioses falsos

La esencia de las Siete Leyes de Nóaj es la prohibición de la adoración de ídolos o idolatría. tenemos prohibidos servir o adorar toda cosa creada – ningún ser humano, ningún ángel, ninguna planta, ninguna estrella, ni los cuatro elementos fundamentales (tierra, agua, fuego y aire), ni algo derivado de ellos. Para observar correctamente la prohibición de la adoración de ídolos, debemos ser conscientes de la unidad de Di-s.

¿Qué implica esto?

1. Está prohibido pensar que hay otra deidad además de Di-s.
2. Está prohibido poseer un ídolo, hacer un ídolo, o hacer que alguien nos haga uno.
3. Está prohibido adorar un ídolo.
4. Está prohibido doblegarnos ante un ídolo, hacer un sacrificio ante él, aún cuando esta no sea la manera acostumbrada de la adoración de un ídolo.
5. Está prohibido dirigirnos a la idolatría, no en palabra, pensamiento, hecho o por medio de cualquier observancia que podría atraernos a su adoración.

2. No blasfemar o maldecir a Di-s

Maldecir al Creador – o utilizar Su Nombre para maldecir una de Sus creaciones – es una expresión de fe incompleta en Di-s (o una creencia incompleta en Su Unidad Absoluta). Es la única prohibición que implica al habla más que a la acción y que prueba la importancia de este atributo humano único.

3. No asesinar
Está prohibido cometer un homicidio. Di-s nos encargó proteger y salvaguardar la vida humana, la nuestra como la de otras personas. A excepción de casos de legítima autodefensa y acciones que son cometidas durante las guerras, la pena para el homicidio es la pena capital, y como está escrito: “Todo aquel que derrame sangre del hombre, por el hombre se derramará su sangre; pues en la imagen de Di-s Él creó al hombre” (Génesis 9:6).

Está también prohibido hacer daño a otra persona, incluso a un feto. Es por esto que el aborto está prohibido. A propósito del versículo que acabamos de citar, el Talmud nos enseña que esto concierne también “a aquel que derrame sangre del hombre dentro un hombre. ” (Tratado Sanhedrín, 57b).

Está prohibido acortar la vida de una persona enferma o herida. “Y de la mano del hombre que golpea a su hermano, demandaré cuenta de cada vida humana” (Génesis 9:5). Esto quiere decir que aunque sentimos muchísima compasión para una persona que sufre, como si fuera nuestro propio hermano, está prohibido acortarle su vida. En otras palabras, la eutanasia y el “homicidio por misericordia” están prohibidos.

Di-s nos encargo proteger la vida humana, incluso la nuestra y como está escrito: “Ciertamente la sangre de vuestras vidas demandaré” (Génesis 9:5). Por consiguiente, el suicidio está prohibido.

La masturbación masculina (difundir su semilla en vano) también está prohibida porque es considerada como un acto de asesinato, como se lo ve en la historia de Er y Onan que debían cumplir las Siete Mitzvot de Bnei Nóaj. La masturbación está castigada por la Mano Divina.

4. No ser sexualmente inmorales

Una conducta sexual inmoral está prohibida; Di-s ha dado órdenes a la humanidad acerca del apropiado comportamiento sexual y relaciones. En toda la Creación, no existe ninguna ley que permita a cualquier individuo de infringir las leyes sexuales debido a su “propia verdadera naturaleza”. El Rabino Yirmiyahu Bindman, el autor de la obra (en inglés) “Los Siete Colores del Arco” explica, que no existe tal cosa como “un adúltero” o “un homosexual”, como que no puede existir tal cosa como “un ladrón”. Si un hombre realmente desea respetar las leyes de Di-s, sería capaz de resistir la tentación de hacer una acción que es mala según el Creador.

¿Qué significa esto?

1. Un hombre no debe tener una relación con su madre.
2. Un hombre no debe tener una relación con su hermana.
3. Un hombre no debe tener una relación con la mujer de su padre (aunque no es su madre biológica).
4. Un hombre no debe tener una relación con la esposa de otro hombre.
5. Un hombre no debe copular con un animal.
6. Un hombre no debe tener una relación carnal con otro hombre.
7. Debemos abstenernos de un acto que nos conduciría a tener una relación prohibida.

El lesbianismo, la homosexualidad femenina, es también considerado como una “abominación”.

Aunque los no judíos no están ordenados a no tener relaciones sexuales antes del matrimonio, son alentados a evitarlas. Mediante al matrimonio, cultivamos los elementos más finos en nuestro comportamiento sexual, y el desarrollo de un matrimonio fuerte y cariñoso. No sólo realzamos nuestras propias vidas, sino que proveemos a nuestras futuras generaciones de los fundamentos necesarios para tener vida con una base espiritual, es decir, con una conexión a Di-s.

5. No robar

Está prohibido robar dinero así como cualquier otra cosa (si es animado, violar o seducir a una mujer, u objetos inanimados, hasta robar el tiempo de un empleador, o causar una pérdida física o psicológica), o secuestrar a una persona. La prohibición de robo puede ser, de hecho, la más difícil de obedecer de todas las Siete Mitzvot Bnei Noaj ya que la oportunidad de robar se nos presenta casi constantemente.

¿Qué significa esto?

1. No se nos permite robar.
2. No se nos permite engañar.
3. No se nos permite negar deuda de dinero que debemos.
4. No se nos permite sobrecargar
5. No se nos permite secuestrar.
6. No se nos permite usar o hasta poseer instrumentos falsos de medidas.
7. Si hemos robado, debemos devolver o pagar el objeto robado.

6. No comer un miembro extraído de un animal vivo

Esta prohibición no tiene nada que ver con la salud física o la higiene. Esto tiene que ver con la constitución espiritual, porque la comida de carne viva es la raíz de la crueldad y egoísmo. Comer hasta una cantidad diminuta de carne viva (carne tomada de un animal vivo), cocinada o cruda, viola la prohibición. La intención de esta prohibición no es promover prácticas vegetarianas. Antes del Diluvio, la carne de cualquier clase estuvo prohibida como alimento. Después del Diluvio, Di-s le dijo a Nóaj que la carne sería autorizada solamente manteniendo esta condición en la preparación. Las interdicciones alimenticias que se encuentran en la Torá poseen un profundo y místico significado y la prohibición de comer carne viva es explícita, como esta escrita en el libro de Génesis (9:3-4): “Todo ser que se mueve, que vive, será alimento para vosotros; como las verdes hierbas, os he entregado todo. Pero de la carne, con su alma, su sangre, no comeréis..”

¿Qué está implicado en esta prohibición?

1. No se nos permite comer un miembro que fue cortado de un animal vivo, bestia, pescado o ave.
2. No se nos permite comer la carne de cualquier animal que fue dañado por una bestia salvaje, el cual adoptó parte a la prohibición de comer un animal que ha sido despedazado mientras vivía.

7. Establecer tribunales de justicia y enjuiciar a los infractores.

Cuando Di-s creó al hombre, le confió el establecimiento de Tribunales de Justicia, con el fin de preservar las siete leyes de Nóaj. El mundo no puede ser abandonado a la anarquía. Un sistema organizado de leyes y de tribunales es indispensable para que todo el mundo pueda ser juzgado de modo equitativo y que nadie pueda tomar la ley con sus propias manos.

Nuestros Sabios declararon: “Alguien que juzga sinceramente es como si se hubiera hecho compañero con Di-s en la Creación del mundo.”

Aspiraciones

Aunque honrar a nuestros padres no forma parte de las Siete Mitzvot Bnei Nóaj, cuando un no judío honra a sus padres, es recompensado por hacer del mundo un mejor lugar. Jam – uno de tres hijos de Nóaj – fue castigado duramente para degradar a su padre (Génesis 9:22). A la inversa, cuando un Ben Nóaj honra a sus padres, es recompensado por el Cielo.

De la misma manera, Lot fue elogiado por haber arriesgado su vida recibiendo visitas en la ciudad de Sodom, la ciudad que había proscrito toda hospitalidad (Génesis 19:1-10). Por otra parte, el Midrash cuenta que Abraham visitó a su hijo, Ishmaél, para comprobar si era hospitalario con sus invitados. Cuando la esposa de Ishmaél no lo acogió con toda el alma, Avraham le aconsejó a Ishmael divorciarse de ella.

La responsabilidad de Bnei Nóaj consiste en poseer buenos rasgos de carácter y en esforzarse por acercarse al Todopoderoso mediante la plegaria y aportando ofrecimientos al Beit HaMikdash (el antiguo Santo Templo de Jerusalén); que sea reconstruido rápidamente y en nuestros días, como está declarado:

“También a ellos los traeré a Mi montaña sagrada, y los haré alegres en Mi Casa de oraciones. Sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptados sobre Mi altar, porque Mi Casa será llamada la Casa de oraciones para todos los pueblos” (Isaías 56:7).

Fuente: www.breslev.co.il